Descubre aquí todo sobre el Cristianismo y el Islam

Existen tres religiones las cuales son consideradas abrahámicas, entre ellas figuran el cristianismo y el islam, dos religiones con muchas características en común y algunas otras cosas notablemente diferentes; en el siguiente artículo conocerás todos estos datos, de que se tratan cada una de estas religiones y muchos datos más para nutrir tus conocimientos sobre este tema.

¿Qué es el islam?

Se conoce como islam o islamismo a una de las tres religiones abrahámicas que se basa en creencias de monoteísta, es decir de un solo y único Dios y se rigen bajo las escrituras sagradas del islam, es decir el Corán.

Dentro de este libro sagrado del islam existe la hipótesis principal de que para sus creyentes no debe existir otro Dios más que Alá, siendo esta la forma de nombrar y representar al ser máximo y superior dentro del Corán, tal como funciona en la biblia cristiana, además en las escrituras del Corán se especifica que el último mensajero enviado por Dios es Mahoma.

En cuanto a la forma en la que se conoce a los seguidores y practicantes de esta religión islámica, es como musulmanes o musulmán, que en el árabe se traduce como “que se somete” haciendo referencia a las creencias fieles de estos.

Pues según los sabios islámicos, esta religión se puede describir como una especie de sumisión ante Dios el creador, quien representa la máxima figura por medio de las creencias monoteístas, así como el acatamiento a su palabra y el despojo de la falsa idolatría a cualquier otro Dios o figura.

Cuando hablamos del comienzo de esta religión y la razón de la expansión de esta, existen diferentes opiniones, las cuales no coinciden entre los seguidores del islamismo y aquellos que no lo son, pues el islam tuvo su nacimiento gracias a la predicación que realizó Mahoma en La Meca durante el año 622.

Así mismo, su expansión quedó en manos de este profeta y de aquellos que comenzaron a seguirlo, tomando campo muy velozmente; y se considera que el motivo es un punto de discusión, porque no se sabe a ciencia cierta o existen diferencias entre los pensamientos de que se debió a una imposición el tipo militar, del tipo religioso o gracias a que los pueblos islámicos se convirtieron a la religión en algún punto de la historia.

Mahoma en el islam

Como se mencionó anteriormente, una de las creencias más destacables y características del islam es sobre Mahoma, pues según esta religión este fue el último profeta enviado por Alá. Según la historia del islam, todos los escritos encontrados dentro del Corán fue otorgado a Mahoma por parte de Alá a través de un intermediario, el cual fue el arcángel Gabriel, quien dentro de esta religión se conoce como Yibril.

Además de Mahoma también hay otras personas las cuales se les acepta bajo el concepto de profetas como por ejemplo Noé, Jesús, quien es llamado Isa por los musulmanes, Adán, Salomón, Moisés y Abraham. Por otra parte también existen otras escrituras sagradas realizadas por Mahoma, que son seguidas por los musulmanes que viven bajo la tradición sunita, estas son por ejemplo la sunna y los hadices, los cuales complementan al Corán según estos creyentes.

Estas forman parte importante del registro histórico relacionado con el comportamiento, pensamiento, lecciones y acciones del Profeta, otros libros también aceptados bajo el concepto de libro sagrados son la Torá y los libros del Nuevo Testamento, como por ejemplo los libros de los Evangélicos o los de Salomón.

Esta monoteísta y abrahámica religión llamada Islamismo, está básicamente dedicada al amor, fe y fidelidad a Alá sin tener ningún otro falso Dios a quien alabar pues él es el único, entre todas la religiones del mundo esta ocupa el segundo lugar de las más grandes entre todas, ocupando el primer puesto la religión del cristianismo.

 

Además el islamismo, también se puede considerar como la religión con un crecimiento mucho más amplio y extenso cuando se trata de las personas practicantes, aproximadamente llegan a rodear el 25% de la población total, lo que llegaría a ser 1.8 miles de millones de personas musulmanes, estos ocupan una mayor parte de la población total en aproximadamente 50 países diferentes en el mundo.

¿Qué es el cristianismo?

Esta también es una religión del tipo abrahámica como el islam, y así como esta se basa en una creencia meramente monoteísta, pero su característica principal y por la que se distingue de todas de las demás es que sus creencias se basa en la vida de Jesús de Nazaret o Jesucristo, incluyendo los milagros que realizó y las enseñanzas que impartió ante sus profetas y su pueblo en general.

Todo esto se refleja perfectamente dentro del nuevo testamento, la cual a su vez representa la parte secundaria de la biblia, el cual se considera el libro o las escrituras sagradas del cristianismo.

El cristianismo se considera la religión más grande de todo el mundo, pues posee 2400 millones de personas fieles y creyentes, por este motivo se entiende que 3 de cada cinco personas en el planeta son cristianas, estas personas basan sus creencias en Jesús como el único mesías, hijo de Dios y enviado a la tierra con el fin de impartir el amor, el respeto, la palabra y las ideas de Dios,

Este es considerado el profeta del antiguo testamento, escrituras donde se reflejan y se cuentan los sufrimientos que padeció Jesús, la crucifixión de la que fue víctima y posterior a esto su descenso al infierno, así como su resucitación de entre los muertos con el fin de otorgar la vida eterna a todo aquel que tenga fe, confianza y crea en él y en su padre, para así lograr ser redimidos de todo pecado.

El cristianismo se divide de cuatro ramificaciones diferente,s las cuales son consideradas las más importantes, entre estas podemos destacar las Iglesias ortodoxas orientales las cuales entre todas son las que menor cantidad de seguidores posee, específicamente 86 millones de integrantes.

Por el contrario la rama que más seguidores posee en el catolicismo con 1300 millones de personas, las otras dos restantes son la Iglesia ortodoxa y el protestantismo con 270 y 920 millones de adherentes respectivamente.

Origen y desarrollo

Por otra parte cuando se habla de la forma en la que se creó e inició el cristianismo, se destaca el hecho de su relación y origen del judaísmo; este nació en la mitad del siglo I, después de Cristo, dentro de la provincia de Judea. En cuanto al aspecto de los líderes existentes dentro de esta religión, se pueden observar a los apóstoles como los primeros que existieron, y quienes se ocuparon de esto después de ellos fueron los padres apostólicos.

A pesar de que ésta en sus inicios era una religión víctima de la persecución y se consideraba la religión más pequeña con el menor porcentaje de seguidores, este cristianismo original logró crecer significativamente, entre las regiones que persiguieron a los creyentes cristianos se encuentran Egipto, Judea, Mesopotamia, Etiopía, Siria, Transcaucasia, Anatolia y Europa.

Posteriormente durante el año 313, se logró legalizar esta religión dentro del imperio de roma gracias al Edicto de Milán, y varios años después en 325 el concilio de Nicea fue solicitado por parte de Constantino, un emperador que terminó convirtiéndose en cristiano, dentro de este concilio fue enunciando el credo de niceno.

Los concilios ecuménicos son aquellas asambleas realizadas por las iglesias, donde se reúnen los obispos para discutir las doctrinas dentro del catolicismo, la iglesia perteneciente a los primeros siete de estos concilios es reconocida mayormente bajo el nombre de la Gran Iglesia, esto se debe a que tanto la iglesia católica como la ortodoxa y las orientales se encontraban bajo comunión total.

A lo largo de los años existieron muchas separaciones entre las iglesias cristianas por diferentes razones, por ejemplo las desigualdades de opinión en el aspecto cristológico que tuvo el Concilio de Calcedonia con las iglesias orientales en el año 451, y la discrepancia que se dio en base a la autoridad del papa en el año de 1054, la cual provocó la separación de la iglesia ortodoxa con la iglesia católica.

En cuanto al protestantismo, se puede considerar como un grupo de designios el cual se originó en el siglo XVI, tiempo en el que existió la Reforma protestante.

Además de esto se pudo apreciar un significativo y extenso aumento del cristianismo dentro de América posterior a su descubrimiento en el año de 1492, observándose más adelante una contrarreforma por medio del Concilio de Trento influenciada por la iglesia católica, a la reforma protestante que inició en el año de 1545 y finalizó en 1563.

De esta misma forma se destaca una característica destacable entre el cristianismo y el judaísmo, pues algunas de sus sagradas escrituras son compartidas entre ambas religiones.

Un claro ejemplo de esto es la base principal de las distintas biblias cristianas fundadas del Antiguo testamento, la cual se compone tanto del Tanaj como de la Biblia Griega, la cual es entre ambas la más antigua; esta es la razón por la que se considera tanto el cristianismo como el judaísmo y el islam las religiones abrahámicas.

Jesús en el cristianismo

Se han obtenido datos durante el siglo XX, los cuales no comparten como indiscutible e irrefutable el hecho de que el fallecimiento de Jesucristo sucediera en el año 33 d.C.

Esto se debe a que existen diferentes personas las cuales investigaron las diferentes fechas, y concluyeron que existe la posibilidad de que se dé una falta de coincidencia entre los años en los que se considera el comienzo del cálculo perteneciente a la era del cristianismo, y la fecha en la que se dio el nacimiento de Jesús Cristo, que corresponde aproximadamente entre 4 a 8 años de diferencia.

Adicional a dichos estudios, tampoco existe una seguridad exacta, así como tampoco hay una aprobación por parte de los autores de estos estudios así como de las escrituras que especifique la veracidad de que la muerte de Jesús sucediera cuando él contaba con 33 años de edad, como lo especifican algunos textos dentro de la biblia.

Por otra parte, se destaca el hecho de que el cristianismo se consideró durante las primeras décadas como una ideología que partía de las tradiciones originarias del judaísmo ortodoxo. Así mismo una vez que dicha religión se transformó en la religión oficial dentro del imperio romano, se puede apreciar la gran influencia que ha tenido a lo largo de los años y hasta la actualidad dentro de diferentes culturas alrededor del mundo, incluyendo principalmente la cultura occidental.

Relación y conflictos entre el cristianismo y el Islam

Los musulmanes, es decir todos aquellos creyentes del islam en ciertos momentos se han identificado tanto a ellos como a los seguidores del judaísmo y del cristianismo como “la Gente del Libro”, esto se debe a que cada una de estas religiones mencionadas se basan de forma clave en los libros o escrituras, las cuales se consideran originalmente divinos.

Pero a pesar de esto, los cristianos no le han dado el reconocimiento al Corán como lo tiene dentro del islamismo, esto porque acotan que no es un libro original sobre las escrituras divinas, de esta misma forma no reconocen dentro de sus creencias a Mahoma como un profeta real.

En cuanto a la opinión musulmán existe otro punto de vista, pues según su criterio tanto los libros que hablan sobre las profecías como la Torá y los evangelios como tal, han sido víctimas de interpretaciones equivocadas o erróneas provocando que los seguidores de estos elementos distorsionen y olviden la realidad, como tienen esta opinión, ellos observan al Corán como una especie de salvación, y corrección a todas aquellas equivocaciones de la religión cristiana.

Un claro ejemplo de esto es el rechazo claro que se puede observar de parte de los musulmanes hacia la creencia de la Trinidad, así como de otro tipo de expresiones relacionadas con la divinidad de Jesús, pues según su opinión esto no coincide ni encaja con el concepto de monoteísmo por el cual se rigen estas religiones.

A lo largo de la historia se han dado una gran variedad de discrepancias, polémicas y debates entre el islam y el mundo cristiano, un claro ejemplo de esto son las cruzadas, sin embargo aunque esto ha sido así no quiere decir que son dos religiones enemigas, de hecho se han dado relaciones positivas mutuamente.

El primer papa que oró dentro de una mezquita, es decir el lugar de culto del islamismo, fue el papa Juan Pablo II en el año 2001, específicamente el día 6 de mayo este entrego en Damasco, dentro de la Mezquita de Omayyad una escritura, la cual indicaba la importancia de que los creyentes tanto de cristianismo como del judaísmo siguieran investigando juntos y en equipo, de todas las interrogantes existentes dentro de la filosofía y la teología de ambas religiones.

Pues esto sería de gran ayuda para lograr nutrir los conocimientos, y que estos se logren admirar de un punto de vista neutral y objetivo, lo cual llevará a respetar y comprender mucho mejor las creencias de la otra religión.

A su vez, todo este entendimiento adecuado y mutuo lograría dar como resultado de forma práctica una manera diferente de alegar que las dos religiones no son enemigas entre sí, situación que en la historia se ha dado en numerosas ocasiones y que por el contrario ambas se relacionan con el bienestar familiar y del mundo.

Semejanzas entre el cristianismo y el islam

A pesar de que se podría decir que hay más diferencias que semejanzas entre estas dos religiones, aun así es destacable el hecho de que muchas de las características de ambas coinciden entre si, dando también una especie de base en las creencias, en los valores inculcados y en lo que se comprende como el objetivo enseñado a los creyentes, tanto del islamismo como del cristianismo.

Entre estas semejanzas tenemos:

El monoteísmo: este es un aspecto que comparten estas dos religiones también con el judaísmo, a lo que se refiere principalmente es a que bajo el concepto principal ambas creen en un solo Dios todopoderoso y capaz de lograrlo todo, el creador del cielo y de la tierra y el único que merece la fidelidad y la alabanza de las personas.

Los libros: a pesar de las discrepancias antes mencionadas con los libros sagrados del islam y del cristianismo, esta se podría considerar otra semejanza, pues ambas religiones basan sus creencias y su forma de vivir en las escrituras que cada uno de ellos consideran sagradas.

Lugares santos: ambas religiones poseen lugares que consideran santos o de concentración divina, donde en ciertos momentos o días específicos se reúnen un grupo de creyentes para orar, seguir tradiciones, escuchar porciones de las escrituras sagradas y en general venerar a Dios.

Los profetas: una semejanza que se puede destacar es que para ambas religiones, tanto para los musulmanes como para los cristianos los profetas representaron y representan una figura de suma importancia, cada uno con su opinión sobre ellos, pero siempre dándoles una gran valor.

La vida después de la muerte: aunque en este punto también se podrían llegar a destacar algunas diferencias, se puede considerar a la vez como una semejanza pues, a su manera, cada una de estas religiones creen y tienen fe en la existencia de la vida después de fallecer.

Satanás y los ángeles: esta es otra creencia que comparten el cristianismo y el islam, pues dentro de sus religiones existen los seres que se conocen como ángeles, solo que la creación y objetivo de estos puede llegar a variar entre ambas creencias. Por otra parte también se destaca la creencia en un ser totalmente opuesto a Dios, maligno y el cual representa la perversidad en toda su expresión.

Sumisión hacia Dios: este se puede considerar otra semejanza pues ambas religiones profesan y aplican la sumisión ante Dios, esto debido a que la voluntad y la autoridad del creador es la máxima existente y es necesario aceptarla y respetarla.

Cielo e infierno: al igual que la creencia de los ángeles y el demonio, también el cristianismo y el islam comparten la creencia de que así como existe un cielo en el cual se encuentra el paraíso, también existe un infierno en donde todas las personas malas y pecadoras pagarán por las maldades y daños que han hecho en vida.

Madre María: dentro del cristianismo la virgen María es la representación de una figura de suma importancia, pues es la madre de Jesucristo, dentro de su vientre se desarrolló el hijo de Dios de forma milagrosa. Dentro del islam también se le da una importancia muy notable, dentro del Corán es nombrada una gran cantidad de veces, y su historia de hecho comienza a desarrollarse desde antes de su nacimiento.

Escrituras hebreas: ambas religiones de hecho basan tanto sus creencias como su aprendizaje de la historia de cada religión en escrituras de origen hebreo, las cuales son el antiguo y el nuevo testamento.

Alma inmortal: tanto los cristianos como los islámicos creen fielmente en la inmortalidad del alma, esto se refiere a que una vez que fallecemos lo que muere realmente es nuestro cuerpo, sin embargo el alma continúa existiendo, bien sea dentro de un cielo o paraíso o dentro de un infierno tormentoso, depende de tus acciones en vida.

Demonios: así como existen los ángeles que se pueden reconocer como los ciervos divinos de Dios, también dentro de estas religiones existe la creencia de los demonios, los cuales se podrían considerar sirvientes de satanás.

El juicio final: los cristianos y los musulmanes creen firmemente, en que esta vida que vivimos en el presente es una especie de prueba o preparación para una próxima la cual será eterna, el juicio final es el día en el que el mundo que conocemos acabará y que todos los fallecidos lograran resucitar, para que ocurra así el juicio de Dios y podamos gozar de la vida eterna.

Códigos morales y los valores: tanto en el islamismo como en el cristianismo existen una variedad de valores, los cuales son inculcados desde una edad muy temprana, así mismo también son muy estrictos con la moral.

Entre estos valores y prohibiciones morales se encuentran el amor y respeto a los demás, la bondad y colaboración para con las personas de recursos bajos, el respeto que se le debe otorgar a los padres y cónyuges, y finalmente la prohibición de mentiras, robos, asesinatos, adulterio, entre otros.

Nacimiento desde el Oriente: esta se puede reconocer como otra semejanza, pues tanto el islam como el cristianismo se fundaron y comenzaron a desarrollarse en Oriente medio, y tuvieron una expansión progresiva hasta el resto del mundo.

Abraham: otra característica en común en ambas religiones es la forma en la que se observa la figura de Abraham, pues este se considera el padre del cristianismo, del islamismo y del judaísmo, por este motivo se consideran religiones abrahámicas de fe monoteísta.

La creación: como ya se conoce, para estas religiones el único y omnipotente Dios es la figura sagrada más grande y respetable, ambas poseen la firme convicción de que él fue quien se encargó de crear todo lo que conocemos, el cielo, la tierra, el universo en general, además en ambas religiones se cree que esta creación ocurrió en seis días.

Adán y Eva: tanto para la historia del cristianismo como para la historia del islam Adán y Eva fueron los primeros seres humanos creados por Dios, de hecho en el islam Adam se considera el primero de los profetas del mundo y Eva la madre de los humanos, en el cristianismo son los primeros seres creados por Dios y también quienes representan a toda la humanidad.

Diferencias entre ambos

Así como el islam y el cristianismo tienen tantas creencias en común, también se debe destacar que dentro de ellas existen opiniones o puntos de vista diferentes, por eso algunas semejanzas a su vez se podrían considerar diferencias, dependiendo de cada una de estas religiones, la que se puede apreciar de forma más evidente, la manera de llamar a Dios, el cual dentro del islamismo se conoce como Alá.

Además entre estas diferencias podemos encontrar:

Los ángeles: dentro del cristianismo estos son considerados seres no humanos, sumamente poderosos los cuales llegaron a caer en la tentación de pecar convirtiéndose de esta manera en seres de mal, sin embargo también existen aquellos que no son ángeles caídos, que sirven a Dios como mensajeros y siervos celestiales de la voluntad de Dios.

Para los musulmanes estos son seres que nacieron y fueron creados a partir de luz, los cuales no poseen voluntad propia y tienen como objetivo servir a Alá, además en esta religión estos no son seres a los cuales se les deba rendir culto.

La Biblia: para los cristianos la biblia es el libro sagrado del cristianismo que contiene toda la verdad de la historia de Jesús, los apóstoles, los profetas y todo lo relacionado a la religión, esta es la palabra de Dios reflejada en el libro sagrado y por este motivo no necesita modificaciones o adiciones de ningún tipo.

En opinión de los musulmanes en cambio, la palabra de los profetas dentro de la biblia debe ser respetada y aquellas características que comparte con el Corán son aceptados, como por ejemplo los Evangelios, los Salmos y el Pentauco; sin embargo bajo su punto de vista la biblia ha sufrido modificaciones, las cuales no son aceptables.

El Corán: en cuanto al Corán también existe una discrepancia entre las dos religiones, pues para los cristianos esta no representa ninguna escritura sagrada, pues a su parecer no es verificado el hecho de que fuera escrito por Mahoma bajo la voz de Dios.

En cambio, a la vista de los musulmanes esta es la última y decisiva revelación por parte de Alá dirigida a la humanidad en su totalidad, la cual fue transmitida por medio del arcángel Gabriel; bajó los ojos de esa religión el Corán representa un libro sagrado libre de errores, y también la reivindicación de los errores de la Biblia.

Jesús: para los cristianos Jesucristo es considerado un ser divino, el hijo de Dios el cual nació de Santa María Virgen y representa a la segunda persona dentro de la trinidad, se considera la palabra de Dios reflejada en la tierra en su forma humana siendo hombre y Dios a la vez, además se considera como el salvador de las personas.

En el islam esto no es así, pues si bien también Jesús representa una figura importante no se puede considerar el hijo de Dios de ninguna manera, por lo tanto no se le considera divino, sin embargo si se considera uno de los profetas más importantes después de Mahoma, quien nació de la madre María virgen.

Crucifixión y resurrección: este es otro tema de controversia en el cual no existe un acuerdo sobre las opiniones, pues para la historia de los cristianos Jesús fue crucificado a modo de sacrificio con el fin de expiar los pecados, y de esta manera salvar a la humanidad.

Así mismo, posterior a su muerte, éste resucitó tres días después como signo de la victoria de Dios por encima del pecado y la muerte en sí, además esto significa dentro del cristianismo una condena para aquellos que no siguen y viven en cristianismo, y una salvación para quienes comparten la religión, pues lograran vivir y gozar la vida eterna.

Los musulmanes por su parte no creen en que realmente Jesús fuera crucificado, dentro de su historia realmente él se ocultó de forma segura con el fin de encontrarse con sus discípulos más adelante, y quien realmente fue crucificado en su lugar fue Judas, quien gracias a la intervención de Dios ante los ojos de los demás poseía un aspecto parecido al de Jesús, como esto sucedió de esta forma, los musulmanes no creen en la resurrección del mismo.

Mahoma: en cuanto a esta figura, las opiniones en ambas religiones son muy claras y precisas, pues dentro del cristianismo este no es considerado un profeta verdadero ni tampoco un ser que se relacione con la semejanza a Dios, y por este motivo no puede ser considerado una fuente teológica real o verídica.

Por otra parte en el islamismo esta es una de las figuras más importantes, es el creador y fundador de la religión, el último y más importante profeta entre todos y a su vez el creador del reflejo de la palabra de Dios, es decir el Corán.

La trinidad: en cuanto a la trinidad para los cristianos, se refiere a la representación de Dios dividida en tres seres, es decir el padre, el hijo y el espíritu santo que es Dios reflejado en la naturaleza, pero no significa que sean tres dioses diferentes ni nada que se le parezca. En cambio para el islam esto es una falta al concepto de monoteísmo, pues Dios es uno solo representado de una sola forma, Alá y no se debe creer en mas ningún otro Dios.

El hombre y el pecado: este es otro punto de vista que difiere entre una religión y otra, mientras que para el cristianismo el ser humano es un ser creado a la imagen y semejanza de Dios en el sentido del raciocinio y entendimiento, el cual peca por naturaleza; dentro del islam este es un ser creado por Dios en base al polvo y a la tierra, en el cual tomó forma por un soplo de vida de Alá y no tiene pecado alguno.

Con esto se refiere a que en el cristianismo el hombre es hijo del pecado gracias a la acción de Adán, y este hecho es un motivo de aflicción para Dios; en cambio para los musulmanes no, el hombre nace libre de pecado original, este se da una vez que el hombre reniega o desobedece revelándose contra Alá, sin embargo no existe una naturaleza pecadora en él.

Así como estas muchas otras diferencias como la forma de ver el juicio final, el infierno, el demonio, la palabra de Dios, las creencias, las tradiciones, las oraciones, la adoración, la razón, entre otras.

(Visited 276 times, 1 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario