Historia del islam: origen, periodo, estado, y mucho más

Considerar la historia del islam sin los sincretismos con los cuales han transcurrido los principales hechos que ahondan en el islamismo, bien vale para que a través de este artículo se reconozcan cada uno de ellos. Puesto que, se destacan elementos trascendentales que rompen los esquemas con los cuales se trata de discriminar el carácter ético, moral e histórico del Islam, a través de su pasado y su apreciación en el presente. Aquí aprenderás como se inició esta religión.

Historia del Islam

Origen y Expansión del Islam

Para comenzar la historia del islam, es necesario conocer el origen de esta religión y la fuerza con la que a través del tiempo y de sus hechos la misma se ha consolidado a lo largo del mundo. En sus orígenes, los árabes como territorios eran muy poco reconocidos en los espacios geográficos, pues por su división social, hecha en tribus o sectas, se encontraban divididos de manera dispersa sin parecer un estado homogéneo.

De tal manera, en este espacio geográfico, al comienzo del siglo VII en un territorio conocido como la Meca, un hombre, de profesión camellero apareció con información a la cual refería haber recibido a manera de revelación celestial, la cual de manera impositiva se le había ordenado instituir una nueva religión. Mahoma, (570 al 632) es el hombre que se consideraba el último y más grande profeta de Dios, luego de Abraham, Moisés y Jesús.

Este sujeto en su concepto religioso, no permitía el uso de altares, ni mucho menos la presencia de sacerdotes e imágenes religiosas. Ante ello, se preocupaba por entregar a sus seguidores las maneras en las cuales se debería vivir de forma correcta. Gracias a la oración frecuente en el día, como también llevar consigo lealtad ante la conducta hacia el prójimo, también proteger a los débiles y estar en sumisión absoluta a Dios y su voluntad.

Sin embargo, expandir las ideas primitivas del Islam fuera de la Meca fue una tarea difícil. Motivado a las ideas politeístas y paganas de este pueblo, el mismo rechazó las predicaciones de Mahoma, lo que incidió en que tuviera que marcharse a Medina o Yatreb en el año 622 después de Cristo.  Este escape se conoce como Hegira, el cual para aquellos quienes creen en Mahoma (Musulmanes) significa una razón similar a las Pascuas de Resurrección.

Correspondiendo ante este hecho, en Medina, Mahoma ejerció un poder enmarcado en un sistema político y religioso, puesto que se sustituyeron las tribus antiguas por las Umma. Estas, significan una comunidad de practicantes enmarcados en el vínculo religioso. Ahora bien, el poderío de Mahoma fue en crecimiento, gracias a la expulsión de judíos en el territorio de Medina y ocho años luego, con el apoyo de un ejército se hizo con La Meca.

Es entonces que, la expansión se inicia tras la conquista de la ciudad que en un principio lo rechazó. Comienza entonces a expandirse la religión musulmana y con ello los sucesores con fuertes ideales dispuestos a entregar sus vidas por la religión, pues se les concedería el acceso al paraíso. También te recomendamos hacer lectura sobre la Liturgia Cristiana.

De este modo, se comenzaron a realizar conquistas hacia otras latitudes muy próximas a La Meca, tales como Siria, Irán, Iraq, Palestina, Constantinopla, Egipto, África Septentrional y la India. Tal como penetró en el mundo cristiano así como en el greco-romano una vez fallece su instaurador. A España llega en el siglo VII y con ella la aplicación de conquistas, impuestos a los no musulmanes y a su vez colegios para aprender sobre el Corán.

Períodos en la Historia del Islam

Dentro de lo que corresponde a la historia del Islam, los tiempos en los que se presentan las distintas liturgias y creencias son de especial valor para esta comunidad, es decir que algunos tiempos son más valiosos en lo que respecta a otros. Para bien de ello, todos los días son sagrados por y para Allah además que por el Profeta Mahoma. Para ello, uno de los periodos a considerar es el correspondiente al mes de Ramadán.

En este sentido, vale mencionar a la noche del destino, así como el viernes en el periodo de tiempo para con este día, tanto como cuando se aceptan las oraciones para ser sagrados dentro del Islam. Cada uno de ellos se atribuye en el Corán y en los hadices, los cuales representan al Profeta. Entendiendo esto, entonces se destacan los días y noches sagradas del Islam por su sabiduría para con los siervos de Allah, para que pidan perdón, aumente las recompensas y ganancias espirituales.

Por lo tanto, los periodos de la historia del islam se intensifican en días, meses y las horas nocturnas consideradas sagradas, según para aumentar el arraigo religioso en consideración a la voluntad de los creyentes. En tal sentido, los meses del Ramadán, Rayab y Shan´abán se conocen como los tres meses en el calendario musulmán lunar. Mahoma dirime que durante estos meses se deba intensificar la oración. (Te recomendamos leer todo sobre las Creencias Cristianas).

En tanto, los meses de mayor relevancia dentro de la historia del islam se mencionan el Ramadán, además del mes de ayuno y el Du-l-hiyya que considera la peregrinación musulmana o la llamada Hajj, el cual es obligatorio realizarlo una vez en la vida, mientras que el ayuno solamente se realiza un mes en un año. De tal modo que los días viernes son los más virtuosos de la semana, es un día especial de reunión y fiestas.

En el Corán, los viernes se elogia los números del hadice, entre los que se destacan el día en el que el sol se levanta, el día en que fue creado Adán, tanto como también este ingresó al paraíso, por lo que es el día mas virtuoso. Los viernes el musulmán en oración pide a Allah lo que desee. Para comprender los periodos de la historia del islam, se mencionan los siguientes días especiales:

  • La Ashura.
  • La Arafah.
  • Los días del Sacrificio y las fi.stas de Ramadán.
  • La noche del destino o como se conoce Lailat Al Qadr.
  • La noche de la salvación o Lailat Al Barat.
  • Lailat al Miraj o la noche de ascenso del Profeta Mahoma.
  • El natalicio de Mahoma o Mawlid an-Nabi.

En cuanto a la virtud de estos días y noches, la noche del destino es sin duda la más significativa, puesto que el Corán se hizo revelación durante esta noche. Ya lo menciona el profeta Mahoma, quien comentaba que la misma era la noche más especial del mes. Ahora bien, las horas dentro del periodo del Islam no poseen el mismo sentido religioso, por ejemplo, en tiempo de Sahar, el momento antes del alba, es el más valioso durante la noche.

Si se realiza una oración durante este tiempo se le conocerá como Tahajjud. Para los periodos del islam, el musulmán se forma según el Corán y  la Sunnah. Para ello, el creyente debe considerar que su tiempo es para servir a la conciencia, para el bien y lo sagrado del islamismo, y de cada tiempo sagrado. Estos periodos son considerados entonces una inversión para llegar al más allá de manera prospera.

Historia del Arte Islámico

Correspondiendo a la historia del islam, en relación a la historia del arte islámico, el mismo puede definirse a partir del siglo VIII, el cual fue originado por los grupos sociales en el cual habitaban las poblaciones que ya estaban atañidas al Islam. Estas artes van a estar realizadas por artistas para quienes cuyas vivencias dentro de los comercios, patrocinadores y obras resultan interesante para producir el contexto del mundo islámico.

Historia del Islam

Parece interesantes entonces argumentar que la escritura islámica única en la civilización, refuerza la unidad con la que la religión se establece. Lo decorativo, su geometría y las decoraciones se destacan con especial atención pues son estos elementos los que permiten resaltar a los mismos como una expresión artística. Es por ello que algunos autores afirman que referirse al arte islámico, es sinónimo de actitudes y creación.

Por ello, dentro del campo de la historia del islam y en su relación artística, es importante destacar entonces las majestuosas obras arquitectónicas islámicas, así como también la pintura, la caligrafía, el uso y detallado del vidrio, la cerámica, como también la realización de artes textiles, tales como bordados y alfombras. Te recomendamos leer este maravilloso artículo sobre Templos Cristianos.

El arte islámico es un arte religioso. Por ello, incorporan elementos del tipo secular y otros que son censurados y hasta prohibidos. Tanto como también las caligrafías omnipresentes, este tipo de arte se expresa en complejas mezquitas con grandes edificios circundantes a ellos. En cuanto a la pintura, esta representa escenas mayormente religiosas en situaciones seculares, tales como en paredes o libros de poesía.

También, la caligrafía se encuentra como decoración del Corán como también en otras obras religiosas tales como en las lámparas de las mezquitas, como también en accesorios dentro de las mezquitas tales como las baldosas, maderas y alfombras. Todas estas con estilos y motivos de secular el arte contemporáneo secular, como también de incorporar inscripciones religiosas prominentes.

Sin embargo, es de considerar que el arte islámico comenzó incorporando diseños geométricos tales como en florales o vegetales, al mejor estilo arabesco. Este, se utiliza para simbolizar la naturaleza de modo trascendente a Dios, así como también de manera indivisible e infinita. Para los artistas, los errores en las repeticiones son traducidos como una muestra de humildad, puesto que se cree que Dios es el único que produce perfección.

La representación de la forma humana también se ha hecho presente en el marco de la historia del arte islámico. De manera idolatra, los musulmanes temen en hacerla visible motivo por el cual puede ser considerado un pecado contra Dios y contra el Corán. Sin embargo, las mismas pueden encontrarse en las eras del arte islámico en formas de miniaturas. También te recomendamos leer sobre la Moral Cristiana.

Es entonces cuando las representaciones de figuras humanas se realizan sin intenciones de idolatría, pues se encuentran totalmente prohibidas tal como la ley de la Sharia lo establece en el Islam. Es más frecuente observar figuras pequeñas a manera de decoración de humanos con animales, en especial si demuestran los momentos de cacería. Estos se expresan de manera secular tal cual es típico del arte islámico.

La Historia del Islam y su Influencia en España

Si es de consideras que la historia del Islam ha sido de gran impacto en las culturales mundiales, en España ha tenido una presencia orientada particularmente a la cultura e historia de España. En tal sentido, actualmente existe en relación a la población española un 3% de musulmanes en el país, por lo que la influencia del Islam en la España se refleja en cada vestigio del pasado ligado a la civilización al-Andalús.

La misma se ve reflejada en el atractivo del periodo medieval,  que fue en la cual se divulgó el saber de la cultura islámica. Hoy en día es muy evidente la influencia del Islam en elementos de la cotidianidad española. Por tal motivo, los nueve siglos de incidencia de la historia del Islam en España se vislumbran particularmente en la lengua, sus costumbres, como también aspectos como la religión, el arte y las letras, e inclusive los rasgos del carácter.

La lengua es uno de los referentes más evidentes del choque de civilizaciones islámico-español. A través del Corán, la lengua árabe se percolló en los habitantes del país. En tal sentido, muchos vocablos árabes se reflejan en la lengua española. Los arabismos que han perdurado en el día a día son utilizados por muchos españoles sin saber que son de origen arábigo. Un ejemplo claro de ello es la expresión “Ojalá”.

Asimismo, se destaca la gastronomía originaria, la cual comenzó tras la llegada de los musulmanes a unas tierras con escasos recursos. Lo cual incidió en que comenzarán a realizar aportes al desarrollo agrícola, con el sistema de regadío así como la construcción de huerta, que permitían una producción agraria que los llevaría a ubicarse en el mercado del comercio mundial, generando así una economía solida en conjunto a una cultura urbana de comercialización.

La alimentación basada en el consumo de cereales, como el trigo, la cebada, e inclusive garbanzos, habas y lentejas son producto de la influencia islámica. Tanto como las técnicas para conservar las frutas tales como los higos y las uvas en recipientes como jarras, vasos, orzas y envases de vidrio. Por otra parte, pero correspondiendo a la historia del Islam y su incidencia en España, la vestimenta es otro resultado que se debe mencionar.

Ahora bien, la idiosincrasia islámica se ha mezclado en la vida de la España moderna. Esta se refleja en las actitudes y rasgos, así como los sentimientos y carácter del español. En este sentido, las formas de vida como las expresiones han marcado el estilo de España, por lo que es frecuente escuchar expresiones tales como “Si Dios Quiere”, y tal como se mencionó en párrafos anteriores “Incha´a-l-lah” equivale al Ojalá de nuestro americanismo.

Ya por último, la arquitectura española se constituye por una fuerte herencia islámica, la cual es visible en los distintos monumentos históricos que se pueden ver en la mayoría de las ciudades y pueblos, cuyos origines poseen vida musulmana. De tal modo, que las muy conservadas edificaciones como la Mezquita de Córdoba, así como el Alcázar y la Torre Giralda, son representaciones de la muy consolidada influencia islámica.

Siendo así, es también de mencionar que las estructuras de las viviendas mantienen el modelo de construcción islámica, con un patio central y una entrada reducida, las cuales se adaptaran a los modelos de familia que se consoliden. En los patios se organizaban las estancias tales como la cocina y la despensa. En esta última se almacenaban los productos alimenticios para el año.

Historia del Derecho Islámico

En cuanto a la historia del Islam, es importante reconocer el derecho islámico en conjunto a El Corán y la Sunna como otras fuentes legales y formales de la cultural. Existen otras fuentes de racionalidad como el consenso (laiýma), la analogía (qiyas), y la costumbre (´urfk), las cuales corresponden a los hechos en cuanto a jurisprudencias. Por tal motivo, este se comienza a formar en el siglo I de la Hégira o siglo VII después de Cristo en Arabia.

La plenitud de esta se consolida en la zona de Mesopotamia ya para el siglo VIII después de Cristo. Influenciada profundamente por la filosofía y lógica griega, las ciencias jurídicas islámicas poseen un basamento en el principio de continuidad, o como se le conoce el Ististab, como también el ratio utilitatis o el Kististah y el razonamiento de modo analógico, conocido como e qiyas. Posee también relictus del derecho romano.

El derecho islámico comprende una introducción, dos apartados y un apéndice. En la introducción se relata el contenido del Figh, haciendo citados breves de las costumbres y distintos reglamentos. El primero de ellos trata sobre el Corán, Sunna y Consenso, además del razonamiento. Mientras que el segundo de los citados menciona los apartados jurídicos y moralistas en relación a los actos humanos. Mientras que el apéndice indica que metodología utilizar.

Estado Islámico

Si existe un elemento particular dentro de la historia del islam que genere polémica es sin duda, el conocer sobre qué es el estado islámico. A su nombre se puede referir también como Califato Islámico a manera oficial, o como ISIS o EI, también como Dáesh o Daish. Este es un grupo terrorista, a modo paramilitar totalmente insurgente, quien a modo de protesta actúa por su naturaleza fundamentalista y yihadista de manera rígida al Islam.

A modo heterodoxo, este grupo radical es fiel a Abu Bakr al-Baghdadi, quien a su vez les exige lealtad a todos los musulmanes en el mundo. Este grupo ha sido reconocido por la O.N.U. como una organización terrorista, conocida por sus acciones llevadas a video en donde muestran las ejecuciones y decapitaciones de civiles, soldados, periodistas y miembros de distintas ayudas humanitarias en el mundo, así como por destruir monumentos históricos.

Esta organización monoteísta, se originó en alianza con Al Qaeda después del 2003. Este grupo se proclamó como un califato, siendo autoridad entonces sobre todo ser musulmana que exista en el mundo, tanto como también de su religiosidad, de la política y el sistema militar. Este grupo, ha llegado a controlar los territorios de Irak y Siria, dominando ciudades que posteriormente perderían gracias a la intervención militar extranjera.

El califato es un poderío inminente, el cual pretende declarar como propia las tierras en donde residan musulmanes, pues pretenden hacerse con el control de todo. Los mismos interpretan el Islam de manera fundamentalistas, con harta violencia contra aquellos que divergen de la doctrina musulmana, así como también hacia aquellos quienes ellos consideren falsos practicantes, a quienes ejecutan públicamente.

Además de ello, expulsan a los cristianos que no deseen convertirse en musulmanes. Ahora bien, estas tropas se componen por más de 30 mil militantes originarios de las tierras árabes, de los cuales, el 10 % de ellos son europeos. Estos individuos son capaces de actuar sanguinariamente, pero también, producto de la dinámica de ingreso que posee este grupo, posee una económica dinámica con base al comercio petrolero, al tráfico de órganos, como también a la recolección de impuestos, secuestros y robos.

Historia del Velo Islámico

Dentro de lo que corresponde a la historia del islam, el velo islámico es un referente para determinar que la persona, en este caso las mujeres, son practicantes y profesantes de la doctrina musulmana. Su origen se remonta según el diccionario de islamismo al termino Hiyab, con el cual el velo femenino es de vital uso según el Corán y el Hadiz o los dichos de los profetas. Para ambos, el Hiyab o velo representa la preservación de la pureza.

Los creyentes entonces mantienen la armonía frente a aquellos que no creen en la doctrina musulmana. Esta palabra significa cortina, las cuales en el periodo histórico de los califas, se impuso el uso de estas cortinas para separar el lugar en el cual se encontraban los grandes califas del espacio que estaba siendo ocupado por los pueblos. En el Corán, se remite el Hiyab como una barrera entre dos hombres, no entre mujer y hombre.

Este velo islámico, nace para proteger la intimidad de cada persona en relación al profeta. Este elemento es un pañuelo o velo que las mujeres practicantes de la doctrina musulmana o Islam, utilizan para resguardar sus cabellos, frente y en ocasiones el cuello. Este, se deja al descubierto el ovalo del rostro sin impedir que la persona se comunique. El tamaño, como el color y colocación del Hiyab depende de cada cultura que posea la comunidad y sus intenciones.

Para la historia del Islam, el velo musulmán es significativo puesto que desvela algunas cuestiones inherentes dentro del islamismo en sí, de su evolución y adaptación a los territorios culturales. Para sus orígenes dentro del Corán, este cumple una función correspondiente a mostrar lo que el individuo lleva por dentro en relación a su aspecto exterior. Esta también hace referencia a los varones según la Qur 21.30-31.

Por ende, el velo islámico es una forma para identificar además de proteger a la mujer musulmana. La cual, desde el periodo de la pubertad femenina, deberá cubrir su cabeza. En tal sentido, las vestimentas amplias, sin ser refinadas, deben ir con cónsono con el Hiyab, cubriendo el cabello, dejando las manos y la cara de manera visible al ojo humano. Esto con la finalidad de ser distinguidas en la sociedad, y no ser molestadas por otros hombres.

De este modo, a lo largo del mundo se utilizan distintas versiones del velo islámico. Por ejemplo en Pakistán, se incorporan colores vistosos y pueden dejar las mujeres el mostrar parte del cabello. En el periodo del Islam conocido como el Magreb, se pueden utilizar colores más serenos y pañoletas mas tupidas. En el Yador, los colores son negros y debe cubrir de pies a cabeza, dejando únicamente el rostro libre. El Niqab saudí, únicamente permite mostrar los ojos.

La Burkha, comúnmente utilizada en Yemen y Afganistán, debe ocultarse toda la cara, dejando solo una rejilla que les permite ver, sin que sus ojos se reflejen al exterior. Por lo que las mujeres musulmanas deben utilizar este elemento según el Corán, puesto que debe reflejar el ideal de una mujer recatada, coherente, con una actitud certera y comprometida fielmente a las creencias religiosas.

Sin parecer una imposición, es un acto voluntario, totalmente acorde a la decisión de la mujer y en su libertad, puesto que la protege y demandara respeto a su feminidad.  Es por ello que la mujer islámica y musulmana debe reflejar respeto, puesto que para su integración en la sociedad, la misma debe ir en consonancia a los distintos valores morales, religiosos y culturales con los cuales el Corán expresa el deber ser.

La expresión entonces del Hiyab, derivado del Islam, se determina con la creencia y la civilización tanto por su carácter particular, como por los espacios geográficos e históricos en donde las mujeres residan.

(Visited 773 times, 2 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario