Conoce aquí todo sobre el Cristianismo en Corea del Norte

Corea del Norte es un país perteneciente al continente asiático en el que la mayoría de las personas que conforman la población son ateos, es decir que no son creyentes de Dios ni de ninguna religión; y aquella parte de la población que si son creyentes del Cristianismo en Corea del Norte sufren persecuciones, en el siguiente articulo encontraras mucha mas información sobre este tema tan delicado e importante.

La historia del cristianismo en Corea del Norte

Cuando se acercaba el final del siglo XVIII comenzó a popularizarse la religión cristiana, esto duró hasta el siglo XIX aproximadamente, durante el año 1794 llegaron a Corea del Norte los primero misioneros católicos.

Estos misioneros comenzaron a predicar las costumbres cristianas entre la población, esto sucedió justo una década después de que el diplomático Yi Sung-hun volviera a pisar tierras Coreanas, este fue el primer hombre de esta nacionalidad en recibir el bautismo el Pekín, capital de China.

Yi Sung-hun logró entablar un cimiento firme sobre el movimiento del catolicismo laico dentro de la península, pero a pesar de esto todas las escrituras que se encontraban en la corte imperial perteneciente a Pekín y las cuales les pertenecían a Matteo Ricci, un misionero jesuita, fueron trasladados en el siglo XVII desde China hacia Corea.

En cuanto a la distribución y expansión de la fe católica en corea, durante 1790 existió un factor que fue fundamental para que esto fuera posible, este factor se relaciona con la unión de los estudiosos de los conocimientos prácticos conocidos como silhak con la disciplina del catolicismo.

La incursión de todas las ideas provenientes del occidente y del cristianismo como tal dentro de Corea comenzaron a reconocerse bajo el nombre de seohak, lo que se podría traducir como conocimiento occidental. En el año 1801 se realizaron estudios, los cuales demostraron que más del 50% de todas la familias que habían hecho una conversión al catolicismo, se habían relacionado anteriormente o seguían manteniendo relación con la escuela silhak.

Esto se debe a que la mayoría de estas personas se habían rehusado a llevar a cabo ciertos rituales de tipo ancestrales que provenían de Confucio, en aquel tiempo bajo el gobierno de Joseon fue prohibida y desaprobada la divulgación del cristianismo, incluso durante el siglo XIX se dieron varias ejecuciones a los coreanos católicos pues no eran aceptados entre la sociedad. Sin embargo la ley que restringía el cristianismo en esta época aún no se cumplía de forma estricta y completa.

En el año de 1880 ingresaron a Corea los misioneros protestantes, quienes unidos a los sacerdotes del catolicismo se hacen notar con una población aún más grande de coreanos cristianos, y quienes esta vez contaban con el soporte implícito del gobierno de la realeza.

Los más exitosos en especial fueron los misioneros metodistas y los misioneros presbiterianos, ellos lograron fundar e instituir diversos hospitales y centros de salud, escuelas, orfanatos y universidades, además representaron un foco importante dentro de la tarea de modernizar dicho país.

La principal línea de defensa y lucha por la independencia de Corea se conformaba por cristianos en la época de la ocupación colonial Japonesa, además existieron varios factores y sucesos que dieron paso a que el protestantismo se extendiera aún más.

Entre estos motivos se encuentra el apoyo que se les dio por parte de la élite intelectual, la decadencia que se daba en este momento sobre el budismo dentro de Corea y finalmente el sostén de la ayuda que se les otorgaba tanto de parte del gobierno autónomo como de los miembros pertenecientes a la iglesia coreana, así mismo también el hecho de que se relacionara e identificara el nacionalismo coreano con el cristianismo.

Un área que formaba parte del Avivamiento Manchú era la mitad norte de la península, en este lugar habitaba un grupo grande de cristianos, allí había una menor cantidad de influencia confuciana que en el sur y por este motivo Pionyang se convirtió en un centro cristiano importante antes de la llegada del año 1948, contando específicamente 300 mil personas que se habían convertido al cristianismo, gracias a esto se le llegó a conocer como la ciudad de Jerusalén del Este.

Durante el año de 1945 existió un grupo grande de cristianos perseguidos, los cuales se vieron obligados a huir hacia el otro extremo de Corea, específicamente hacia el Sur debido a que en el norte ya se había establecido el régimen del comunismo, y cómo el gobierno de este país asiático relacionaba a Estados Unidos con la religión cristiana, se acentuó en el país asiático la desaprobación del cristianismo el Corea del Norte

Traducción de la Biblia

Varios años después, en 1980 se elaboró en Corea del Norte una traducción de la Biblia la cual fue la herramienta utilizada por los misioneros que venían desde el Sur y buscaban expandir el evangelio dentro del Norte de Corea.

Posterior a esto, cuando este año iba finalizando se evidenció el hecho de que las personas que formaban parte del cristianismo se encontraban participando de forma activa dentro del gobierno élite, a la par con este hecho y durante los años cercanos se logró la primera fundación de la iglesia católica y un poco después, la fundación de dos iglesias cristianas más en la región de Pionyang, de las cuales una era iglesia católica y dos pertenecían al evangelio.

En el año de 1988 se celebró el Seminario Internacional de los Cristianos del Norte y del Sur para la Paz y la Reunificación de Corea, esto se llevó a cabo en Suiza y fue una especie de señal que se dio para el mundo relacionado a el cambio que se estaba dando de parte de régimen y su actitud para con el cristianismo.

Esto ayudó a que se lograra una participación en la apertura de la catedral de Changchung, encontrada en Pionyang por parte de los representantes papales durante el mismo año en el que se dio el seminario, al igual que la permisión de estudio para dos sacerdotes novicios que fueron enviados desde Corea del Norte hasta Roma.

Durante Junio de 1988 se estableció una asociación nueva dentro del catolicismo, un año después en 1989 durante una reunión que realizó el Consejo Nacional de Iglesias en el estado de Washington, Estados Unidos, un pastor del evangelio perteneciente a Corea del Norte dio a conocer que los protestantes de dicho país eran aproximadamente 10.000 personas mientras que los católicos eran solo 1.000, los cuales asistían a misas en distribución a 500 iglesias cercanas a sus residencias.

Posteriormente, en el año 1992 Billy Graham, un evangelista estadounidense viajó hacia Corea del Norte con el fin de predicar dentro de la Universidad Kim Il-sung y regreso varios años después en 2008.

Además existe un organismo llamado Federación Cristiana Coreana, la cual es la representante oficial de dicha religión en ese país. El control de dicho organismo está bajo el criterio del estado y se encarga de contactar a las iglesias con los gobiernos del extranjero, es importante destacar que existen cinco establecimientos o edificaciones de tipo religioso ubicados en Pionyang, estos son las tres iglesias del cristianismo evangélico, la catedral de Changchung y la iglesia rusa ortodoxa.

La persecución

Aun en la actualidad Corea del Norte, entre todos los países, se considera el lugar que más opresión aplica sobre los cristianos, pues en este país ningún creyente tiene la posibilidad de expresar su cristianismo con libertad sin ser perseguido.

Llega a tal extremo la opresión que se les aplica a los cristianos en este país que hasta llevar consigo una biblia implica peligro para ellos, de esta misma forma no pueden hablar públicamente sobre Jesús ni su fe en él, pues cualquiera que crea y adore a Dios puede ser víctima de una cantidad de torturas e incluso pueden llegar a ejecutarlos.

El mínimo castigo que se le aplica a una persona que rija su fe bajo el cristianismo en Corea del Norte y lo profese bien sea desde el evangelio, el catolicismo u otra rama del cristianismo puede llegar a ser sentenciado a quince años de trabajo dentro de los campos de prisión.

Sin embargo aunque esto es así y existen tantos peligros para los cristianos se ha demostrado que de toda la población norcoreana, un 36% aproximadamente son practicantes de la religión de forma clandestina.

Existen incluso personas que han sido condenadas a muerte solo por tener entre sus manos uno de los ejemplares de las biblias, que algunas personas del exterior del país introducen a modo de contrabando para el interior de Corea del Norte; y aproximadamente 70 mil de los 300 mil cristianos de este país han tenido que cumplir con la sentencia impuestas por el régimen de este país, debido a que los descubren practicando la religión cristiana.

Estos castigos provocan problemas de desnutrición pues son torturados y se les niega la comida en muchas ocasiones, por lo que pueden incluso llegar a morir antes de cumplir los 15 años de trabajo establecidos.

Se considera que el responsable principal de estos actos persecutorios es el Estado, Corea del Norte ha sido gobernada desde hace muchos años por la familia Kim, de hecho en la actualidad se encuentra la tercera generación de esta familia en el poder.

Bajo el pensamiento de este régimen los cristianos son una “plaga” con la cual se debe acabar de la manera más eficaz posible ya que resultan hostiles para ellos y para la sociedad según su opinión, por este motivo existe una vigilancia extrema para la población y si se observa cualquier actividad que resulte sospechosa, las autoridades del país deben ser informadas para tomar acciones.

Los niños de este país son adoctrinados desde sus primeros años de vida y se les enseña en las escuelas y en la sociedad que Dios no existe, gracias a esto se han dado muchos casos en los que los padres son delatados por sus propios hijos, pues estos creen que hacen lo correcto al revelar que su familia o en su hogar que existen personas que se rigen bajo el cristianismo.

Bajo la inocencia de un niño es correcto confesar este tipo de cosas si ser conscientes de las consecuencias que esto provocará, debido a esto existen muchas familias que mantienen en secreto su fe cristiana aun delante de los niños y jóvenes de su núcleo familiar.

Además los castigos o sentencias que sufren las personas cristianas provocaran repercusiones a su familias, pues no se les considera aceptables dentro de la sociedad; es realmente difícil encontrar concentraciones de cristianos orando y aquellos que sí tienen el valor de realizar este tipo de reuniones, lo hacen de forma extremadamente clandestina.

Por esto cuando se propagan imágenes de cristianos dentro de las iglesias que se encuentran en Pyongyang, se cree popularmente que esto es solo una forma de hacer propaganda, pero realmente no es un reunión cristiana verídica.

Misioneros

A pesar de todo esta persecución que han sufrido las personas creyentes, la fe cristiana no ha sido aplastada dentro del país y el cristianismo en Corea del Norte sigue vigente, para lograrlo los cristianos se reúnen de formas creativas y diferentes con la ayuda de misioneros.

Un claro ejemplo de esto es son las misiones como la del “Diente de León” esta es una técnica aplicada por los grupos cristianos que se encuentran en el Sur de Corea, quienes buscan la forma de facilitar biblias a los Coreanos del Norte por medio de globos que son cargados con ciertas páginas o fragmentos de la biblia.

Estos son enviados al Norte por las zonas desmilitarizadas, lo cual suele resultar bastante peligroso, sin embargo como las formas de facilitar biblias a los norcoreanos son escasas esta es una “solución” dentro de tanto comunismo.

Esta práctica de los globos se ha realizado desde el año 1991 por personas comprometidas con el movimiento, la forma de hacerlo es enviando globos de helio los cuales poco a poco lo van expulsando hasta llegar a la tierra de Corea del Norte, donde son recibidos por los cristianos que esperan esperanzados la cantidad determinada de capítulos de la biblia que se les comparte.

Por otra parte también existe el método de la transmisión de radial, de esta forma los norcoreano logran escuchar por medio de onda media una transmisión que se realiza en Corea del Sur, específicamente en Seúl predicando y realizando alabanzas.

Los ciudadanos de nacionalidad chica también son misioneros que arriesgan sus vidas con el fin de predicar el evangelio para los norcoreanos, sin embargo los misioneros y pastores han sufrido ataques que han acabado con la vida de muchos, estas muertes ocurren de forma misteriosa y aunque no está demostrado para muchos, es un hecho que la responsabilidad es de Corea del Norte ante tales actos.

Muchas otras personas, misioneros específicamente contribuyen con el contrabando de biblias con el fin de que todas aquellas personas que jamás hayan tenido acceso a una, logren conocer su contenido y esto fortalezca su fe dentro del cristianismo en Corea del Norte que tan perseguido es; estos misioneros se ponen en peligro pero sienten que realizar esta labor es necesario.

Iglesias del Cristianismo en Corea del Norte

En Corea del Norte existen Iglesias y Catedrales que se relacionan con el cristianismo, sin embargo muchas personas comentan que están manipuladas por el presidente de Corea del Norte, sea cierto o no estas iglesias tienen muchos años de fundadas.

Entre estas se encuentra La Iglesia Católica Romana de Changchung, que fue construida durante el siglo XIX, pero sufrió su destrucción gracias a la guerra de Corea y posterior a esto se fundó una nueva estructura en el año 1988.

La iglesia Protestante Bongsu y la iglesia Protestante Chilgol también abiertas para el año de 1988, y finalmente la Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad, la cual logró consagrarse durante el año 2006.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Deja un comentario