Islam en la Edad Media: origen, características, aportaciones, importancia y más

El islam, siendo una de las tres grandes religiones monoteístas, registra un gran número de seguidores en diferentes países del mundo. Sus orígenes se remontan a las primeras civilizaciones de la humanidad y muchas de sus características provienen de esos tiempos. En este post nos referimos específicamente al islam en la Edad Media. Revisaremos sus particularidades, funciones, aportes y sus más importantes exponentes.

Islam en la Edad Media

¿Cómo se originó el islam en la Edad Media?

El islam fue fundado por el profeta Mahoma alrededor del siglo VII d. C. en la península arábiga y, a medida que fue creciendo en adeptos, se extendió por toda la región del Medio Oriente y norte de África, llegando a la Península Ibérica y a Asia Central.

La historia del islam está íntimamente ligada con la historia política, económica y militar de la región y, por ende, ha tenido gran impacto en el desenvolvimiento general de los pueblos donde se profesa esta fe. Esto dio lugar a la formación de lo que se llamó el “mundo islámico”, que incluía no solo a todos aquellos países que tenían y aún conservan como fe mayoritaria el islam, sino que constituían formas de gobierno muy diversas, entre ellas varias monarquías absolutistas y parlamentarias.

Antes de la fundación del islamismo, la región arábiga vivía en una especie de barbarismo, en donde existían muchos dioses según la zona y según la temática, cada uno con postulados, reglas y costumbres totalmente contrarias entre sí. A ese período de confusión barbárica, se le conoció como Yahiliya. Convivían allí árabes paganos, judíos, árabes cristianos y algunos otras comunidades con religiones menores.

Alrededor del siglo VI se produjeron una serie de enfrentamientos entre las distintas tribus habitantes de la zona, por motivos de sus creencias religiosas, así como también por querer tomar el control comercial y territorial del área. Uno de los objetivos era dominar la ciudad de La Meca que se había convertido en un centro de poder económico y religioso.

Islam en la Edad Media
En una batalla por conquistar La Meca, en el año 570, un gran ejercito etíope, defendiendo la causa de los árabes cristianos, provisto de una caravana de elefantes se disponía a invadir la ciudad cuando por una acción catalogada por los historiadores como milagrosa, se aparecieron en el cielo de la zona millares de pájaros que atacaron duramente a los guerreros y a los elefantes creando un gran caos.

Se dice que estos pájaros fueron enviados por Alá, que sería el Ser Supremo del islam, y lograron que huyera el ejercito etíope.

Este evento se conoció como el Año del Elefante y según algunos fue la señal del nacimiento del profeta del islam, Mahoma, quien más tarde fundaría la religión musulmana del islamismo.

Mahoma

Mahoma fue el profeta árabe fundador del islamismo. Nació en La Meca y vivió entre los años 572 y 632 d. C. Se le considera “el último de los profetas”, que envió Dios a la tierra a predicar su mensaje. Entre sus muchos profetas predecesores se encuentran Abraham, Moisés y Jesús de Nazaret.

En su juventud fue un exitoso comerciante hasta el año 610 d. C. cuando tuvo la revelación de Alá a través del Ángel Gabriel, para que comenzase la peregrinación en la cual debía difundir la auténtica verdad de Dios. Mahoma estableció este nuevo credo monoteísta tomando fundamentos del judaísmo y del cristianismo, adaptándolos para su religión según las revelaciones dictadas por el Ser Supremo Alá.
Islam en la Edad Media
Su labor predicadora por esta fe islámica logró captar adeptos que pertenecían a otras corrientes religiosas e incluso de las paganas. Como preceptos básicos de la fe, Mahoma instauró los llamados cinco pilares del islam, que son de completa obligatoriedad para todos sus seguidores musulmanes. Estos preceptos se basan en la creencia suní, grupo mayoritario del islamismo mundial. Los cinco pilares son:
  • Profesión de fe: Es la fórmula ritual mediante la cual los creyentes expresan su adhesión a la fe.
  • Oración: Son las cinco oraciones que todo musulmán debe dirigir a Dios en posición orientada a La Meca.
  • Azaque: Es una porción fija del ingreso personal que todo creyente de esta fe debe tributar para ayudar a pobres y necesitados, pagar a los recaudadores de este tributo y para obras de beneficencia​. Equivale a los conocemos en otras religiones como diezmo o limosna.
  • Ayuno: Es el ayuno diario que deben hacer los musulmanes en el mes de Ramadán, el noveno mes del calendario musulmán. Lo hacen desde el amanecer hasta la puesta del sol.
  • Peregrinación a La Meca: Todo creyente del islam debe peregrinar a La Meca al menos una vez en su vida, siempre y cuando cuente con los recursos económicos y tenga la salud para lleva a cabo la peregrinación.

Islam en la Edad Media

Se ha señalado que Mahoma es el creador de las 99 excelencias, que son los diferentes nombres con que los musulmanes se dirigen a Alá y los cuales deben memorizar. Sus devotos le profesan un gran respeto en virtud de que lo identifican como el que debe juzgar a todo ser humano al final de sus días. Mahoma murió producto de una malaria, pero según las escrituras, al igual que Jesucristo subió al cielo en compañía del Arcángel Gabriel.

Durante toda su vida, llevó a cabo múltiples obras religiosas entre sus devotos. No se conoce que haya hecho milagros, pero dejó documentadas mediante escritos propios todas sus obras. Todos sus creyentes lo invocan para que interceda por ellos ante el dios Alá. Gracias a su trabajo se alcanzó la unión de los pueblos árabes y que muchos se convirtieran al islamismo. Estableció en La Meca el centro religioso y de peregrinación del islam.

Características

En primer lugar, debemos señalar que la palabra islam significa “entrega”, en la que se pide a sus fieles entregarse a los cinco preceptos que exige la fe y cumplirlos a cabalidad. También el vocablo está referido a la salvación, a la paz, pureza, sumisión y obediencia a Dios.

Como sabemos, es una de las tres religiones monoteístas del mundo. Se inició en el siglo VI d. C. en la península arábiga. Su centro religioso está ubicado en La Meca y es la mezquita de Masjid al-Haram  el lugar sagrado musulmán más importante de la ciudad. Los entendidos han indicado que esta mezquita es la más grande del mundo.

La edificación actual de la mezquita se remonta al año 1570. Está conformada por un cubo negro central rodeado de muros de piedra. En el núcleo del patio central se halla la “Casa de Dios” o la Kaaba, el templo sagrado del islam, dentro del cual se resguarda la Piedra Negra o aerolito que el Ángel Gabriel entregó a Abraham. Como parte del rito que rodea al peregrinaje que todo musulmán debe hacer, es obligatorio dar siete vueltas a la Kaaba.

Por otra parte, el imperio islámico se convirtió en un estado teocrático, en el que el califa tenía control político y religioso. En la actualidad está el dividido en provincias y los cargos se denominaban: califa, visir, emir, cadí y diwan. En ese entonces, contaba con funcionarios en el gobierno para poder regir el inmenso imperio.

Después de la muerte de Mahoma, el islam se dividió en dos ramas, que son:

  • Los sunnies o sunitas: siguen a los primeros califas, su único líder es Mahoma, lo componen el 90% de los musulmanes.
  • Los chiíes o también señalados como chiitas: siguen al yerno de Mahoma, el esposo de su hija Fatima, llamado Alí. Sus líderes eran los imanes. Lo componían el 10% de los musulmanes y se localizaban mayormente en Irak.

 Islam en la Edad Media 8

Es de señalar que aun cuando existen algunos aspectos coincidentes entre el cristianismo y el islam, son varias las diferencias que separan a ambas religiones. Por ejemplo, el islamismo no reconoce  a la Santísima Trinidad, así como tampoco la naturaleza divina de Jesucristo. Si comparten la creencia en la vida eterna, la resurrección y el Juicio Final.

Destaca la peculiaridad de que para convertirse al islam solo se requiere expresar solo una vez en la vida con mucho fervor y comprensión: “No hay más Dios que Dios (Alá), y Mahoma es su profeta”.

El Corán

El islam cuenta desde la época medieval con el Corán, el cual es el libro sagrado, que Alá le dictó a Mahoma, a través del arcángel Gabriel, según lo que referencia la tradición islámica.

Islam en la Edad Media

Su recitación se considera uno de los cinco pilares del islam, según la concepción suní. Cuando se pronuncia sinceramente, en voz alta y ante los dos testigos requeridos por la tradición, quien la ha manifestado puede considerarse como musulmán.

Autores como J. Marín han aseverado producto de sus estudios que el Corán es un “código religioso, ético, moral, civil, que involucra el ordenamiento completo de la comunidad o Umma”. Según estos estudios fue escrito por hombres con pensamientos enviados en forma divina, a través de la palabra de Mahoma. Está dividido en suras, que son los capítulos y aleyas o versículos.

Expansión

La religión musulmana rápidamente fue creciendo después de su fundación y se expandió por lo que hoy se conoce como el mundo islámico. Revisemos como fue ese proceso de expansión.

La expansión de la religión en la Edad Media se sucedió en tres etapas; a saber:

  1. Etapa de La Meca: el liderazgo lo llevó a cabo en una primera fase Mahoma hasta el momento de su muerte en el año 632, expandiéndose por toda Arabia y luego tomaron las riendas los primeros cuatro califas entre el año 632 y 661, conquistando Libia Egipto y Oriente Medio.
  2. Califato Omeya: ocurrido entre los años 661 y 750, el cual logró la mayor expansión del islamismo llegando a toda la zona mediterránea (norte de África y península ibérica) y su centro se ubicó en la ciudad de Damasco.
  3. Califato Abasi: una nueva dinastía musulmana, que tuvo como capital Bagdad y que se extendió entre los años 750 y 1258.

Islam en la Edad Media

Aportes del islam en la Edad Media

Fueron muchos los aportes que la religión musulmana ha producido en los tiempos medievales. Dichos aportes se materializaron en diferentes campos entre los que se pueden mencionar: la física, las matemáticas, la astronomía, la química, la medicina, entre otros.

Física: Fueron los fundadores de principios básicos de física, por ejemplo en el campo de la óptica, sobre el tamaño de los objetos, la refracción,  el uso de la cámara oscura. Así mismo se les atribuye el descubrimiento de los relojes de péndulo y la brújula con aguja magnética para la navegación.

Matemáticas: Gracias a los estudios matemáticos musulmanes se llevaron a cabo muchos hallazgos en las áreas de álgebra, geometría y aritmética. Los árabes fueron los que inventaron el álgebra y en la aritmética introdujeron los números y el método de contar.

En el campo de la trigonometría se destacaron debido a la aplicación de sus  principios en la astronomía.                        Sobresalen los trabajos del investigador Al Batani, quien implementó el uso del seno y el coseno, así como el de            la tangente. También inventaron el signo “cero”, hecho por Mohamed Ben Ahmad, en el año 976.

Astronomía: Los musulmanes siempre se sintieron atraídos por esta ciencia, por lo cual construyeron observatorios para llevar a cabo sus estudios e invenciones en distintos sitios del imperio islámico. Entre ellos destacan los de Toledo, Córdoba, El Cairo y Bagdad.

Entre los logros más resaltantes se encuentran sus estudios sobre la duración del año, sobre los movimientos                del sol, la presencia de las manchas solares, la aparición de los cometas y la naturaleza de los eclipses, se                        corrigieron los errores de Ptolomeo y de la tablas griegas, entre muchos otros.

Química: Dieron aportes importantes con el descubrimiento de sustancias como el ácido nítrico, ácido sulfúrico, el agua regia, el alcohol, entre otros. Así también trabajaron con la sal, el potasio, el amoniaco. También resaltan sus hallazgos en materia de corrosión de los materiales y preparación del mercurio. Descubrieron el proceso de la destilación, aplicaron por primera vez sublimación, la coagulación, la cristalización y copelación para extraer y mezclar sustancias.

Varias de las nomenclaturas en esta área son de origen árabe; a saber: elixir, álcali, alcohol, etc. También                      introdujeron la descripción de hacer el ácido sulfúrico y el alcohol que se obtenía “destilando el almidón o la                glucosa fermentada”. Por otro lado, una gran cantidad de sustancias farmacéuticas son fruto de los trabajos de los musulmanes. Productos como el alcanfor, jarabes, ungüentos, agua destilada se deben a ellos.

Medicina: Fue una de las ciencias en la que más aportaciones hicieron los musulmanes. Esta disciplina era parte de la educación del árabe musulmán. Los trabajos de muchos de médicos Abul Cassis, Rhases, Ibn Zohar Como y Avicena constituyeron la base de numerosas investigaciones de universidades europeas.

También son muchos las aportaciones musulmanas en cirugía, por ejemplo sobre la extracción del cristalino,                las cataratas por prolapso, las hemorragias, sobre la cauterización, la anestesia. Como particularidad en este                campo, los médicos musulmanes observaron en todo momentos las normas de higiene al tratar las                                  enfermedades.

Filosofía: Desde sus inicios islámicos, el área filosófica tuvo preponderancia. Fueron varias las escuelas fundadas para el estudio y el pensamiento filosófico. Son famosos los trabajos sobre la comparación y e integración de las teorías de Platón y Aristóteles. También destacan los estudios de escolástica cristiana basados en escritos árabes. El pensamiento musulmán se empleó como parte fundamental entre el pensamiento de la edad antigua con la filosofía más moderna.

Islam en la Edad Media

Aspectos económicos

La base de la economía de los pueblos árabes en los inicios eran la ganadería y la agricultura. En este campo también han sido varios los aportes de la cultura islámica. Así tenemos la implementación de los sistemas de regadíos y la introducción de nuevos tipos de cultivos desconocidos en la región, tales como arroz, naranja y algodón, provenientes de países exóticos.

Gracias a su expansión en el área económica, instauraron las rutas comerciales árabes a través de desiertos, mares, ríos y poblados, desde la misma China hasta la Península Ibérica. En dichas rutas se mercadeaban materias primas, especias, productos terminados y hasta esclavos. Se constituyeron para esa época en los intermediarios entre el mundo oriental y el occidental.

Islam en la Edad Media

Por otro lado, inventaron un sistema monetario para que pudiera funcionar el comercio que llevaban a cabo. El sistema incluía monedas de oro y plata (dinar y dirham, respectivamente), que fueron acuñadas por los califatos de Bahdad y Córdoba y fueron empleadas en toda el área mediterránea.

Existía un gran movimiento artesanal con productos de orfebrería, cuero, papel y alfarería, comercializaban en ciudades y poblados esparcidos dentro y fuera de las fronteras un imperio islámico.

Importancia del islam en la Edad Media

La corriente religiosa islámica se identifica plenamente con la comunidad, según los preceptos expresados en sus escrituras sagradas y en los documentos escritos por sus líderes, y dichos preceptos son plenamente seguidos y obedecidos por sus creyentes. Se desarrolla y desenvuelve esta fe inmersa en el pueblo. Está íntimamente ligada a los distintos eventos de la sociedad, así como de la historia política, económica y militar.

Como religión el islam tuvo relevancia porque vino a llenar expectativas del pueblo pagano, que no profesaba con las corrientes religiosas existentes.

Imperio islámico

La fe islámica estimulada en las distintas campañas expansionistas de los árabes por todo la región arábiga lograron no solo el crecimiento de la feligresía, que se identificaban con las creencias y preceptos religiosos, sino la anexión de los territorios, que conformaron un gran imperio. Este imperio llevó a cabo muchos logros en todos los territorios conquistados en el campo económico, político, cultural y militar.

Su poderío a terrenos más allá de la península arábiga comenzaron en el año 633, durante el cual se penetraron las áreas de Palestina, Siria y Mesopotamia. Más tarde incursionaron en tierras persas, para luego una vez consolidado su liderazgo, se embarcaron en la anexión de Asia Central.

Ya plenamente establecidos en el Oriente Medio, iniciaron sus campañas de conquista de los países del Norte de África, conquistando la importante ciudad de Alejandría en Egipto, para seguir a Argelia, Libia, Marruecos,Túnez y todo el Sahara Occidental. Finalmente llegaron hasta la Península Ibérica, cuyo dominio duró por ocho siglos, tiempo durante el cual se impusieron muchas costumbres, tradiciones y prácticas árabes que aún persisten.

Islam en la Edad Media

Arte islámico

La religión islámica fue muy fructífera en lo que al arte se refiere y esto es debido a la diversidad de adeptos que la conformaban y a las distintas culturas y tradiciones que se fueron anexando creando una mezcla interesante de expresión artística muy particular. Se creó entonces lo que se denominó arte islámico.

Un aspecto característico de este arte islámico es el empleo de una escritura común en todo lo que se comenzó a formar ya desde tiempos medievales el llamado mundo islámico. Se desarrolló así una caligrafía propia que fue usada por todos en ese mundo islámico creando una idea de unidad. Esta forma de escritura se llamó “caligrafía cúfica”, y es un estilo de escritura árabe muy antigua, que se desarrolló en la ciudad de Kufa de la cual toma el nombre.

Islam en la Edad Media

En otras ramas del arte el islam se destacó desde épocas medievales. Así tenemos:

  • En arquitectura: Se construyeron edificaciones con funciones específicas. Nos encontramos las famosas mezquitas y madrazas.
  • En escultura: Objectos elaborados en metal, marfil o cerámica, con muchos rasgos y detalles bien definidos.
  • En pintura:  Mayormente utilizada para la decoración de las grandes edificaciones, en las que se muestran dibujos geométricos, vegetales y en ocasiones imágenes humanas y de personas. También se observan las pinturas en los libros tanto sagrados como profanos.
  • En música: La música no estaba bien vista en la era musulmana. Se consideraba denigrante pues se asociaba a prostíbulos, que eran centros de pecado. Pero con el surgir de la religión islámica, el arte musical se incluyó como componente importante de los rituales y de allí fue expandiendo su inclusión en otro tipo de actividades.
  • En literatura: Se inició de manera más fecunda en el siglo VI, considerándose al Corán como la principal fuente literaria. Se conocen también obras literarias importantes en la poesía, en obras teatrales, en las novelas en el campo filosófico y los documentos de las artes marciales y las educativas.

Islam en la Edad Media

Como sabemos la sociedad en la era islámica era un mundo mayoritariamente patriarcal en el que la mujer tenía muy poca oportunidad de surgir más allá de su papel en el ámbito doméstico. Es un tema que se ha abordado muy a menudo en cuanto al islam y la mujer en la religión.

Como sabemos, la mujer no tenía presencia alguna en la vida pública. Siempre estaba bajo la custodia y vigilancia del hombre.  De allí que oficios y forma de vestir no tuvieran relevancia en virtud de la poca comparecencia en público y a que no tenía oportunidad de compartir públicamente.

Oficios

Como oficio que pudiera ejercer la mujer islámica en la Edad Media estaba el de sostén del hogar, del esposo y de los hijos. A ellos estaba limitada mayormente su vida. Había otras que podían incursionar como cantoras en los actos que organizaba su jefe, esposo o concubino, también como danzarina.

Vestimenta

La vestimenta muy particular de la mujer islámica y, en general de la mujer árabe, en épocas medievales e incluso en nuestros días, tenía un trasfondo eminentemente religioso. Todo venía ligado a los preceptos del Corán.

Islam en la Edad Medi

Se observa así diferentes tipos de vestidos y largos velos que por lo general cubrían completamente el cuerpo de la mujer musulmana.  Se debía vestir de una manera sencilla con prendas de colores sobrios, oscuros y según la ocasión.

Productos e inventos del islam en la Edad Media

Son muchas las invenciones logradas por la cultura islámica desde su instauración. En la sección Aportes del Islam en la Edad Media ya adelantamos parte de esas contribuciones. No obstante en este apartado destacaremos algunos otros que aún hoy está vigentes.

Álgebra: Es el término álgebra que introdujo el matemático persa al-Khwarizmi en tratado “El libro de la reducción y comparación”, en el que planteó un nuevo patrón de unificación de números racionales, los irracionales y las magnitudes geométricas. Igualmente estableció el concepto de elevar un número a la potencia.

Óptica: En este campo se implantaron la noción de que los humanos ven los objetos a partir de la luz que ellos reflejan, concepto que mantiene en la actualidad. También se descubrió el fenómeno de la cámara oscura que describe el proceso de cómo las imágenes son vistas por el ojo en virtud de la conexión entre el cerebro y el nervio óptico.

Cirugía: Es famosa la enciclopedia ilustrada del doctor Al Zahrawi que fue usada como referente en diversas instituciones europeas. Él también es el creador de los puntos de sutura autodisolventes en el cierre de heridas, del instrumento quirúrgico forceps y de la operación de cesárea.

Música: Son de mucha apreciación musical los instrumentos laúd y rahab (antecesor del violín) ideados por músicos musulmanes- Asimismo se asevera que las partituras musicales actuales provienen del alfabeto árabe en la época de iniciación del islam.

Higiene bucal: Se dice que Mahoma fue el precursor del cepillo dental, al usar en su momento una ramita del árbol del Arac para asear sus dientes y al mismo refrescar el aliento.

Hospitales: Son edificaciones cuya primera concepción surgió en el año 872 en territorio del imperio islámico, en donde por primera vez se implantaron espacios con camas y personas dedicadas al cuidado de enfermos en forma gratuita. También se impartía en dichos lugares enseñanza médica.

Máquina voladora: En el siglo IX se hizo el primer intento de volar en una máquina con alas construida por Abbas ibn Firnas, quien personalmente llevó a cabo la primera experiencia. La historia relata que la máquina se mantuvo breves instantes en el aire antes de caer estrepitosamente al suelo. Muy probablemente este aparato fue inspiración para el inventor italiano Leonardo da Vinci años más tarde.

(Visited 473 times, 1 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario