Arquitectura islámica: ¿Qué es? características, países y más

El arte islámico está íntimamente ligado a la religión y desde la misma concepción del islam se ha manifestado a través de las distintas disciplinas artísticas. Son muchas las obras que se observan, no solo en la cuna de esta fe, en el Oriente Medio, sino en cada una de las regiones a la que se ha expandido. Una muestra fehaciente de este arte la observamos en la arquitectura islámica. Sobre ella revisaremos en este post sus características, lugares, ejemplos y la actualidad de la misma.

Arquitectura islámica 2
Interior de una mezquita

¿Qué es la arquitectura islámica?

El arte es la habilidad que tenemos los seres humanos de plasmar nuestras emociones, pasiones, percepciones y sentimientos de las experiencias que vivimos en el día a día en una obra. Para ello se requiere de una gran dosis de inventiva y creatividad.

Ahora bien, en el mundo islámico, la cultura musulmana, y específicamente el arte, se ha visto completamente inspirada en todos sus aspectos por el hecho religioso, a través del cual el musulmán refleja su fe,el islam en el mundo, expresa sus creencias y su devoción a Alá, su Dios, y lo plasma como una forma de vida.

La arquitectura no escapa a esa inspiración religiosa y ello es lo que ha dado lugar a la creación de grandes obras maestras que son motivo de elogios del que tiene la oportunidad de apreciarlas de manera directa.

Características de la arquitectura islámica

La arquitectura pertenece al grupo de las artes visuales y a través de ella se busca proyectar las construcciones con las particularidades y estilo que el arquitecto desea expresar. Además, espera que su obra perdure en el tiempo no solo en cuanto a su estructura, sino también en cuanto a su belleza, a la utilidad y servicio que pueda prestar y la  inspiración que pueda producir en el que la observa.

Como aspecto a destacar es que muchas de las construcciones islámicas han adoptado las formas arquitectónicas de los pueblos conquistados en el pasado. Es así como podemos observar edificios con características visigodas, romanas o persas, así como elementos bizantinos, cristianos, coptos, entre otros, en muchas de la edificaciones mulsumanas tanto en el Medio Oriente como en el resto del mundo.

Son muy variadas las estructuras de las edificaciones, así como los materiales y métodos empleados, las formas de las aplicaciones empleadas y los colores usados en esta arquitectura. Igualmente, es de señalar la diversidad de usos de dichas construcciones.

Los principales tipos de construcciones que distinguen a la arquitectura islámica de las demás son: las mezquitas, los palacios, los mausoleos o monumentos funerarios, los palacios y los fuertes. Asimismo podemos mencionar otras estructuras que también se destacan arquitectónicamente, tales como los baños públicos y las fuentes. Existen muchos otros edificios que en su estructura incluyen elementos básico de la arquitectura islámica y que se han empleado para albergar escuelas y hospitales, pero también para instituciones privadas y públicas y como lugares de esparcimiento y relax como hoteles, clubes y centros comerciales.

Arquitectura islámica
Baño público musulmán

Materiales y métodos utilizados

De los distintos tipos de materiales empleados en la construcción, los más usuales son: el ladrillo o el mampuesto, el yeso, la madera y la piedra. Estas últimas en menor cantidad por el trabajo que implica su manipulación.

En la actualidad para la construcción se utilizan los métodos más avanzados, ya que muchos de esos proyectos son financiados por grandes corporaciones tanto comerciales como de tipo religioso, que dedican por razones de fe y buscan alcanzar el esplendor de la obra y cumplir así con su fervor hacia su dios.

Tipo de edificaciones

Las edificaciones que se observan a lo largo de todo el mundo en los que países en los que se profesa la fe islámica, siguen el patrón que la religión dicta desde su núcleo central islámico. Entre sus peculiaridades más resaltantes están:

Arquitectura islámica

    Arco de herradura musulmán

Son edificaciones de poca altura, lo cual se dice que es para que exista armonía e integración con el entorno, que por lo general se trata de zonas planas. Señalan que esto se debe a que: “el desierto impone su horizontalidad”.  

  • También se construyen palacios, mausoleos y madrasas (nombre dado a las escuelas, sea religiosas o seculares).
  • Los edificios suelen ser de volúmenes cúbicos, con cúpulas en semiesferas, torres altas y con minaretes, que son las torres anexas a una mezquita desde donde se convoca a los fieles para que acudan a la oración.
  • Se emplean columnas y pilares como soportes, generalmente delgados en vista de que las techumbres son de madera ligera.
  • Utilizan el arco de herradura del arte visigótico español.
  • A menudo se observan arcos polilobulados, de herradura apuntalados, así como también arcos entrelazados.
  • Se usan cubiertas interiores con bóvedas de crucería califal y mocarábes.
  • En cuanto a las cúpulas exteriores son de diversos tipos: acostilladas, bulposas, cónicas.
  • Emplean un elemento propio de esta arquitectura que es el iwán, que es un pórtico amplio y poco profundo. Se observa a menudo en los edificios en Asia Central y zonas persas.
  • Se incluyen la decoración geométrica, llamada lacería y el empleo de arabescos.
  • Igualmente, se puede ver y apreciar el uso de la caligrafía árabe para decorar en lugar de utilizar pinturas que en algún momento habían sido prohibidas en las mezquitas.
  • Mucha decoración interior con tallas en piedra y yeso coloreadas con vivos colores y elementos en madera.
  • También se utilizan piezas de cerámica de mucha policromía.

La mezquita

Capítulo especial se merece la edificación de la mezquita, en virtud de que se trata del centro de reunión y oración de todo musulmán. Además, se podría señalar que son la expresión máxima del arte islámico.

Además de ser su casa de culto, la mezquita también le sirve a sus devotos como centro social, político y educativo de toda la comunidad. Por tradición, los días viernes se celebra allí el sermón, que políticamente se constituyó es un evento importante pues se mencionan allí los nombres del soberano o gobernador como muestra de su autoridad.

La mezquita está constituida por:

  • Un salón de reuniones cubierto por una cúpula
  • Al lado una torre o minarete, desde donde, como ya se mencionó, se hace el llamado a la oración.
  • Un recinto de oración (Haram) con espacios tipo calle separados por columnas desde el cual se hace la oración en dirección a La Meca.
  • Este recinto da hacia un patio abierto (Sahn).
  • El recinto se orienta hacia el muro o Qibla, que es el que indica la orientación hacia La Meca.
  • En dicho muro se encuentra un nicho o Mihrab, lugar santo de la mezquita, que por lo general esta profusamente decorado.
  • Frente a la Mihrab se sitúa la Maqsura, que es el lugar donde ubica el califa o el imán.
  • Al lado de la Maqsura, se coloca un púlpito o Mimbar desde donde se hace el sermón.
 Arquitectura islámica
Púlpito o mimbar de la mezquita

Hay tres tipos de mezquitas que hasta la fecha han sido diseñadas; a saber:

  1. Mezquita de planta central con cúpula cubierta
  2. Mezquita de sala hipóstila
  3. Mezquita de patio central al aire libre con cuatro iwanes.

Según se dice que la estructura de la mezquita se originó de la forma que tenía la casa en la que por mucho tiempo habitó Mahoma en Medina.

Entre las mezquitas más importantes están:

  • Mezquita Masjid al-Haram, La Meca, Arabia Saudí
  • Mezquita Al-Masjid an-Nabawi, Medina, Arabia Saudí
  • Mezquita Santuario del Imam Reza, Mashhad, Irán
  • Mezquita Faisal Islamabad, Pakistán
  • Mezquita Taj-ul-Masajid, Bophal, India
  • Mezquita Istiqlal, Jakarta, Indonesia
  • Mezquita de Hassán II, Casablanca, Marruecos
  • Masjid-i Jahān-Numā, Nueva Delhi, India
Arquitectura islámica
Masjid-i Jahān-Numā, Nueva Delhi, India
  • Mezquita Badshahi, Lahore, Pakistán
  • Gran Mezquita de Surabaya, Surabaya, Indonesia
  • Mezquita de Kairouan, Tunez
  • Mezquita Azul, Istambul, Turquía

Arquitectura islámica y el dios Alá

Como es sabido por muchos, el arte islámico es iconoclasta, en virtud de que no es aceptado el culto de imágenes sagradas y porque según sus creencias, el dios Alá no se puede representar en imágenes.

No obstante, como una forma de rendir pleitesía a su dios, ya que no lo pueden hacer ante una imagen, los creyentes musulmanes se esmeran en construir y decorar las mezquitas. Se puede decir que es su forma de transmitirle a Alá su fe.

En el Corán no se hace una prohibición expresa en cuanto al uso de imágenes religiosas, no obstante, los fieles evitan emplearlas, pues señalan que el hecho de “crear” figuras solo le corresponde a Dios. De allí que no se observen este tipo de representaciones en las mezquitas.

Arquitectura islámica
El Corán

Países con arquitectura islámica

Podemos encontrar distintos países con la arquitectura islámica alrededor del mundo, a continuación presentaremos algunos de ellos.

Irán (antigua Persia)

En este país fue en el que por primera vez se propagó el islam, en virtud de la proximidad. La población persa adoptó algunas de las tradiciones musulmanas, dejando huella en sus costumbres. Asimismo, en la arquitectura se hizo sentir la influencia de la religión musulmana debido al número de seguidores que comenzó a crecer en los pueblos y ciudades persas.

Se observa en la actualidad vestigios de las construcciones, no solo en Bagdad, sino también en la provincia. Muchas de las construcciones fueron contratadas y ejecutadas según el diseño y estilo islámicos. Y las edificaciones religiosas de hoy en día ofrecen detalles propios del islam.

Turquía

La arquitectura en Turquía, denominada también otomana, es la que se derivó de las construcciones dejadas por Imperio otomano en todos los territorios donde tenía control y en los cuales el islam había penetrado. Se observan en sus estructuras grandes espacios interiores, terminados con elevadas cúpulas, con lo cual se ofrece amplitud de acción al que acude a esa instalación. Los arquitectos efectuaron un trabajo de armonía entre luces y sombras. Ejemplo de ello es la Mezquita Azul en Estambul.

Agregaron a la arquitectura religiosa islámica el uso masivo de bóvedas, pilares y semicúpulas en sus mezquitas. Aplicaron a sus estructuras diversos arabescos de formas definidas y variada coloración. En cuanto a los santuarios, los otomanos les aportaron un toque elegante, sobrio y refinado, el cual invita al recogimiento, la reflexión y la meditación divina. Se nota también en los edificios otomanos la influencia de la época bizantina.

​En general, se ha señalado que la arquitectura otomana surge de la combinación de la arquitectura bizantina con las tradiciones arquitectónicas del Medio Oriente y de las zonas mediterráneas.​

Egipto

El islam logró un gran impacto en la cultura egipcia y, en particular, en la arquitectura, a la cual se designó como mameluca, en virtud de que coincide con el dominio del sulfanato mameluco.

Aún en la actualidad se observa la influencia del estilo de la arquitectura islámica. En el Cairo, siendo una de las poblaciones más ricas de la región del Cercano Oriente, se convirtió también en centro de mucha actividad artística. En lo que a edificaciones se refiere, se observan aún esplendorosas cúpulas, amplios patios en sus mezquitas, cuidadosamente decorados, minaretes de mucha altura y majestuosidad en muchos sitios de la ciudad, que invitan a los fieles al culto y a la conmemoración.  El gobierno mameluco, gracias a su pasión religiosa, dio apoyo constante a todo lo relacionado con el arte y la arquitectura.

Arquitectura islámica
Patio de la Mezquita al-hakim

Se conservan muchas obras de decoración del período mameluco realizadas en vidrio esmaltado y dorado, de metalistería con incrustaciones. Asimismo, se cuentan entre las principales estructuras arquitectónicas islámicas la construcción de madrasas, mausoleos, minaretes y hospitales, así como también el complejo en Qaitbey en el Cementerio del Norte, en El Cairo, la cual es considerada la edificación más conocida y admirada de ese período mameluco.

Norte de África

Los países que conforman el Norte de África (Argelia, Libia, Marruecos, Sudán,Túnez y Sahara Occidental) desarrollaron lo que se denominó la arquitectura fatimí, la cual fue un estilo arquitectónico particular que surgió durante el califato fatimí , de allí su nombre. Fueron centro de una gran producción cultural en sus distintas disciplinas y en el área arquitectónica se cuenta la construcción de majestuosos palacios, así como mausoleos, mezquitas y murallas.

En estas obras se observa una combinación de elementos de la arquitectura oriental y de la occidental, fundamentados en las tradiciones norteafricanas. Asimismo, se pueden ver detalles provenientes de la arquitectura bizantina y copta. Se distingue una asimilación de la arquitectura islámica medieval con innovaciones propias, tal como el arco en quilla y las triángulos curvilíneos en las cúpulas, llamados pechinas. Se utilizó en las edificaciones pórticos y domos sobre mihrabs y quiblas.

También se construyeron muchas fachadas decoradas con iconografías y aplicaciones en estuco. Para los portones y puertas se emplearon delicados grabados en madera. Se usó el tipo de mezquita planta hipóstila, el cual incluye un patio central rodeado por arcadas. Otro tipo de edificio muy común de esta arquitectura son los mausoleos, siendo el mashad, uno de los altares más reconocido pues se construyó en conmemoración de un descendiente de Mahoma.

China

En China se ubican varias obras arquitectónicas que reflejan la influencia islámica. Así, por ejemplo, se registra la construcción en el siglo VII de la primera mezquita china durante la Dinastía Tang en Xi’an, y cuya modificación data de la Dinastía Ming. Esta fue denominada la Gran Mezquita de Xi’an.

Arquitectura islámica
Gran Mezquita de Xi’an
Muchas de las mezquitas construidas hacia el oeste del territorio chino incluyen gran cantidad de componentes de mezquitas de otros países del mundo, es por ello que en ellas se pueden ver minaretes y bóvedas. Las mezquitas del lado oriental chino tienden a parecerse más a una pagoda.
​Hacia el suroeste de Beijing, la localidad de Tsi nan era sitio de visitas frecuentes de viajeros y de las caravanas de comerciantes musulmanas desde el siglo X, por lo que se convirtió en sitio de contacto entre el islam y la cultura china. Es por ello que se construyó allí la mezquita de Tsi o Xi nan, la cual se constituyó en ícono de ambas culturas.
La arquitectura islámica china presenta mucha simetría en la estructura de sus edificios. Ello se observa tanto en los palacios como en las mezquitas. Tal característica le imprime un cierto sentido de grandeza y orden visual a las construcciones. Para los chinos siempre ha sido prioridad el diseño de espacios abiertos para el relajamiento y de jardines, para lo cual emplea un estilo sencillo pero definido al disfrute de la naturaleza y sus elementos.
En cuanto a los materiales empleados, en la arquitectura china se prefieren ladrillos rojos o grises, al igual que la madera, con la idea de que sea más resistente en caso de terremotos, aun cuando son más vulnerables a los incendios. Con respecto al último piso o azotea de los edificios chinos, por lo general es curva y en ocasiones se observan terminaciones tipo aguilón, lo cual se asemeja a los órdenes clásicos de las columnas europeas.
Las mezquitas incluyen entre sus componentes que coinciden con las otras mezquitas islámicas, pero siempre tiene un elemento distintivo local chino. Estas  mezquitas chinas son muy parecidas a los templos. Algunos de estos componentes coincidentes son los minaretes altos, de columnas delgadas, los arcos son curvos y las azoteas tipo cúpula.

África Central

La influencia de la arquitectura islámica ha llegado hasta los países de África Central. Encontramos ejemplo de ello en la  Gran Mezquita de Djenné, que está localizada en la República de Malí. Esta mezquita constituye  un ejemplo del estilo arquitectónico que se desarrolla por toda esa zona, en donde también se encuentra Sudán y el desierto del Sahara.

Arquitectura islámica
Gran Mezquita de Djenné, Mali

También se ubica en esa región la mezquita de Sanskore en Timbuktu. Esta mezquita es bien particular por su diseño de construcción que fue hecha en barro, utilizando elementos en madera tanto en la estructura como para la decoración mediante tallas de diferentes formas y tamaños. También se empleó la piedra para construcciones más resistentes.

La mayor cantidad de obras arquitectónicas del África Central que aún permanecen a pesar del tiempo datan de la época del Imperio de Ghana, el cual fue una fase intensa de la conquista islámica en territorio africano, implantando no solo la fe religiosa, sino también un estilo cultural reflejado en la arquitectura y en la forma de vida del habitante de esa región.

En España

Durante los casi ocho siglos que los musulmanes duraron en territorio español dejaron profundas huellas tanto en las tradiciones, como en la forma de vida, en el idioma y también muchas en la arquitectura. Ésta es conocida también como la arquitectura hispano-musulmana.

Esta arquitectura cuenta con una edificación emblemática como es la gran Mezquita de Córdoba. Su construcción se inició en el año 785, lo cual vino a identificar el comienzo de la arquitectura islámica en España. El estilo empleado en esta mezquita incluye elementos distintivos del diseño islámico, tales como diversos arcos interiores en forma de herradura y profusión de arabescos.
Otra de las grandes obras islámicas en suelo español es la construcción en la ciudad de La Alhambra, del gran palacio tipo fortaleza de Granada. Esta obra cuenta con espacios abiertos y ventilados, de muchos adornos elaborados en colores azul, rojo y dorado. Para la decoración se utilizaron paredes cubiertas con azulejos vidriados con múltiples elementos y aplicaciones estilizadas, figuras de follajes, caligrafía árabe y diseños con arabescos.​

El estilo más empleado en la arquitectura islámica española es el mudéjar, el cual es estilo artístico proveniente de los reinos cristianos de España. En él se pueden ver elementos o materiales islámicos asimilados al estilo hispano. Esto se derivó de la convivencia entre españoles medievales y la influencia traída por los musulmanes. Se mezclan allí corrientes artísticas cristianas (como son la gótica, la románica y la renacentista) con musulmanas de la época. Esto constituyó el enlace cultural entre el cristianismo y el islam. Ejemplo del estilo mudéjar es el Real Alcázar de Sevilla, que es el conjunto palaciego construido entre murallas, cuya terminación se hizo en diferentes etapas históricas.

En la India

La arquitectura islámica en la India proviene principalmente de la llamada arquitectura mogol(a), debido a que surgió durante la vigencia del imperio mogol, el cual tuvo su mayor dominio del siglo XVI al XVIII. Se dice que esta arquitectura es una combinación de reminiscencias de las arquitecturas turca, persa e india.

Las edificaciones de esta arquitectura incluyen salones amplios, puertas abovedadas, cúpulas bulbosas, altos minaretes. En cuanto a la decoración, se emplearon elementos sobrios, delicados, elegantes. Se observa uniformidad en la estructura y en la apariencia.

Entre los tipos de edificios que se presentan con esta arquitectura, se encuentran mezquitas de gran tamaño, mausoleos, jardines, fuertes y diseño de ciudades enteras. Ejemplos específicos de estas construcciones son el fuerte de Agra, la tumba de Humayun, la fortaleza-ciudad real de Fatehpur Sikri, el Buland Darwaza, que es una puerta monumental que ordenó construir el emperador mogol Akbar en conmemoración de su victoria sobre la provincia de Guyarat. Esta puerta es la que da entrada al palacio de Fatehpur Sikri.

Las obras más destacadas de la arquitectura islámica en la India se lograron durante el reinado de Shah Jahan, famoso constructor, quien llevó a cabo las edificaciones de Jama Masjid (mezquita de Dheli), el Fuerte Rojo, los jardines de Shalimar en la población de Lahore y el monumento mogol más famoso, el Taj Mahal. Todos inspiración del islam.

Arquitectura islámica
Jardines de Shalimar, Lahore

Tal ha sido la majestuosidad de muchas de las obras arquitectónicas de la India, que seis de ellas han sido distinguidas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Estas seis obras son:

  • El fuerte y jardines de Shalimar en Lahore (1981),
  • El fuerte de Agra (1983)
  • El Taj Mahal (1983)
  • La capital Fatehpur Sikri (1988)
  • La tumba de Humayun (1993)
  • El fuerte rojo de Delhi (2007).

Arquitectura islámica moderna

El arte que involucra la arquitectura es un arte que queda reflejado a lo largo del tiempo. En muchas de las obras arquitectónicas desarrolladas dentro de la corriente religiosa islámica desde su misma concepción, se puede constatar la belleza y perdurabilidad de dichas construcciones, inspiradas en su gran mayoría por fervor a su Dios. Son recintos cuyas infraestructuras, además de cumplir con su objetivo de lugar de oración, son dignas de ser contempladas.

Por otra parte, la arquitectura ha logrado además cubrir con sus construcciones muchas de las necesidades fundamentales del ser humano y satisfacer las nuevas inquietudes que se la han ido presentado a sus fieles en el transcurso de su historia.  Es por ello importante, que a pesar de la modernidad, se mantienen intactas muchas de las raíces que la originaron.

Esta realidad es indudable cuando se admira  el imponente Taj Majal, en la India, así también se puede constatar en el Museo de Arte Islámico, localizado en la población de Doha, Qatar, La Alambra y la Mezquita de Córdoba en tierras españolas. Estos son ejemplos fehacientes de que la modernidad no puede desplazar el origen, pues además son inspiración para las nuevas creaciones. Y este hecho totalmente comprobable en las primeras edificaciones islámicas en los países de creencias musulmanes, es también reconocido en los otros países hacia donde se ha extendido el islam y los cuales sus obras son de más reciente data.

Arquitectura islámica
Mezquita badshahi masjid, Lahore, India

Incluyen estas últimas, fachadas de gran esplendor, empleo de las formas geométricas puras de una forma impecable e impresionante, logrando edificios modernos, que ya son íconos arquitectónicos. Se han implementado nuevas formas circulares que le dan una nueva dimensión a las construcciones y mejor aprovechamiento de los espacios. Se obtiene así una mayor disposición de los oficios y servicios que se ofrecen en estos recintos. Se conjugan así formas cuadriculadas en los exteriores y los círculos en los interiores, haciendo que el Arte Islámico se adapte a las nuevas tendencias arquitectónicas. Ver: cultura islámica

(Visited 663 times, 2 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario