Ley natural: Historia, significado y concepto

A medida que ha transcurrido la historia, el hombre ha buscado siempre la manera de relacionar su existencia con el medio natural que lo rodea. Inspirado en éste, ya sea por causa divina o siguiendo un método empírico, ha fomentado los más grandes principios científicos y humanos, siendo las bases de todas las actividades que este realiza, sin embargo, su origen y validez fue razón de un debate muy discutido a través del tiempo.

ley natural

Definición

Basado en principios éticos dentro del derecho, que abarcan fundamentos teológicos y del comportamiento social, remite a lo que se supone que puede definir a la naturaleza humana, las cuales apoyan la existencia del individuo y del colectivo.

Aunque se considera un mandamiento universal fijo e invariable, al regir a un medio tan cambiante como es la naturaleza, permite el debate sobre ella. De manera más simple, puede ser entendida la ley natural como el ideal por el cual se rigen los seres humanos en su accionar; este principio se encuentra enmarcado en la sabiduría y la virtud del hombre.

A fin de hacer la idea aún más fácil, es un modelo de normas basados en la filosofía de la ética y la moral, que se ha mantenido a través de los tiempos con los cambios persistentes en la sociedad, mediante el cual podemos escoger entre las buenas y malas costumbres, así como en las acciones y las causas que la provocaron, en primera instancia. Para dar más valor al concepto, se definen en la ley natural como ejemplos los términos de Ley y jurisprudencia:

  • Ley: Corresponden al conjunto de reglas y acciones discutidas y aprobadas por un poder o autoridad establecidas, las cuales guardan carácter de cumplimiento obligatorio por parte de los ciudadanos para así, garantizar el orden en la sociedad.
  • Jurisprudencia: Se entiende como la base en la que puede estar fomentada una ley en particular.

Muchos pensadores, considerados universales en la historia por sus aportes en temas como la filosofía, el derecho y la sociología, definían la ley de acuerdos a las cambiantes perspectivas que tenían quienes las cumplían, el pueblo, pero también de quienes las proponían. Citando una frase de Emmanuel Kant, en el cuál prestaba la interrogante sobre el significado de la palabra ley:

¿Qué es ley? puede decirse que es tan embarazoso para el jurista como la conocida pregunta de ¿Que es Verdad? lo es para el experto en lógica”.

ley natural

Según esto, la ley natural está sujeta a muchos criterios de carácter subjetivo de acuerdo a que esta puede ser aprobada o rechazada por el individuo o el colectivo en función a las costumbres y tradiciones que existan en cada sociedad, el medio en el cual la persona pueda crecer y desarrollarse, las enseñanzas que reciba y todo lo que pueda estar en su libre albedrío. Aunque ilógico, pero no incorrecto del todo, pareciera que se estuviese hablando de “garantías naturales” más que de un mandato que rige.

Lo que si resulta cierto es que por medio de la ley natural se fundamentan los derechos y deberes que tiene y debe ejercer el individuo para con la sociedad y el entorno. Parte de esto, lo definía Aristóteles, filósofo griego, en su obra “La Política” en el cual explica que el hombre debe, al momento de formular y hacer cumplir leyes, cerciorarse de que sean justas y estar basadas en criterios sabios y en la virtud:

El hombre ha recibido de la naturaleza las armas de la sabiduría y de la virtud, que debe emplear sobre todo para combatir las malas pasiones. Sin la virtud es el ser más perverso y más feroz, porque solo tiene los arrebatos brutales del amor y del hambre. La justicia es una necesidad social, porque el derecho es la regla de vida para la asociación política, y la decisión de lo justo es lo que constituye el derecho”.

Un ejemplo de una ley natural puede ser:  al ser el hombre de naturaleza sociable, está obligado a interactuar con otros para el logro de objetivos y no encontrarse fuera de ella y no ser degradado. Así como éste, puede encontrarse principios como el de la igualdad, sin importar la corriente de pensamientos, el derecho a la vida, el de pertenecer a una región en una geografía conocida, entre otros.

Desde el punto de vista científico, la ley natural trata acerca de los principios y criterios científicos, formulados mediante métodos cuantitativos y empíricos, basado en los fenómenos físicos que ocurren en la naturaleza. Basado en esta idea, gran parte de los teoremas, axiomas y corolarios que se establecen en las ciencias puras son productos de experimentos corroborados bajo este fundamento.

Antecedentes de la Ley Natural

Bajo la necesidad de conocer la relación que guardaba el individuo con el entorno, usando su pensamiento y habilidades racionales, las primeras civilizaciones como la egipcia, la mesopotámica y la griega empezaron a interesarse en cómo la naturaleza influía en el desarrollo de las actividades del hombre.

Tanto así, que después de entender las diversas leyes naturales, el ser humano buscaría la manera de cómo sacar ventaja de ellas y usarlas en su beneficio, desde el punto de vista ético, legal y científico, este último pilar para la discusión de las ciencias y desarrollo de tecnologías.

Visto desde el punto de vista religiosos, se entendía que el humano se regía primero bajo la voluntad de las deidades y éstos, le daban acceso al uso de la razón. Al ser fundado el cristianismo, tiempo después de la muerte de Jesucristo, se entendía que todo el conocimiento se basaba en la fe y en la dependencia del hombre con las Escrituras Sagradas (La Biblia) y que todo fundamento científico y humano provenía de la gracia de Dios. De acuerdo a esto, se nombran las civilizaciones que sentaron el principio de la ley natural:

Civilización Griega:

Los grandes filósofos y padres en los fundamentos de lo que correspondía a ser ley natural fueron Aristóteles, Sócrates y Platón, siendo el primero el que hizo más aportes para ésta, por lo cual se le considera el padre de esta filosofía.

Entre ellos, plantearon, cada uno con su enfoque, las diferencias existentes entre lo natural, la ley, la costumbre y la convención; el principio reza quelo que la ley ordenaba que un fenómeno podía variar de acuerdo al sitio, pero debía ser constante de cualquier manera aquello que ocurriera de forma natural.

Civilización romana con fundamento estoico:

Guiados bajo el estoicismo, que no es más que una doctrina basada en la austeridad, en donde se mantiene el bien soberano obedeciendo solo a la razón, y en ser indiferente al placer o al dolor, los estoicos creían en la equidad entre el pensamiento racional y lo que albergaba el universo entero.

Básicamente, lo que podían ver, ser percibido por los cinco sentidos y comprobar bajo el método científico, era considerado como ley natural; no creían que las fuerzas divinas y naturales eran responsables ni de los fenómenos físicos ni de los criterios intelectuales, no debía existir un ente superior que ofreciera un conocimiento y amplio de manera única.

Civilización bajo la doctrina del cristianismo:

Aquí llega a plantearse que la ley natural es un estilo de vida, basado en lo terrenal sin la existencia de Dios Padre. Existieron grandes hombres de fe que aprobaron, refutaron y hasta combinaron los principios naturales con los mandamientos divinos, siendo algunos de ellos San Agustín y Graciano, dos de los más influyentes.

Ambos afirmaban que la raza humana se gobierna por los principios naturales y los usos de ellos a través de la razón y el libre albedrío, pudiendo ser usados a favor o en contra del prójimo, aspecto que estaba mal porque carecía del amor y de las enseñanzas de Cristo. Que la verdadera ley natural estaba contenida en las Sagradas Escrituras.

ley natural

Teorías relevantes de la Ley Natural

Ahora conoceremos a detalle cada una de las teorías más relevantes sobre la Ley Natural.

Teorías clásicas

Basado en los fundamentos de la civilización griega y los principios del estoicismo. Como bien se refirió en los antecedentes, el origen del concepto fue elaborado por los griegos, siendo sus principales figuras Aristóteles, Sócrates, Platón y Heráclito. Este último afirmaba que “Todas las leyes humanas se nutren de una, la divina”.

Por su parte, el padre de la ley natural describía dos maneras de interpretar la justicia:

“Una norma de justicia es natural cuando tiene la misma validez en todas partes, y no depende de que la aceptemos o no; una norma es legal cuando en primera instancia puede ser fijada en un sentido u otro con indiferencia”.

Por su parte los estoicos, interpretaban la ley natural como un principio racional accionado por el poder que ejercía el cosmos sobre ello; no creían en que en los procesos naturales participaban las deidades, ni podía existir en ellos pasión o emoción, solo aquello que sustentara un resultado lógico. Uno de sus grandes voceros fue Marco Tulio Cicerón, orador por excelencia dentro de la historia del imperio romano, quien en su obra “De Republica, plasmó un interesante concepto:

“La ley verdadera es la razón justa de acuerdo con la naturaleza; es de aplicación universal, invariable y eterna; requiere el cumplimiento de sus mandatos, y aparta del mal por sus prohibiciones (…)”.

Bases cristianas

Dentro de los grandes cristianos defensores de la relación de la ley natural con las enseñanzas de Jesucristo, se encuentran el apóstol San Pablo, Santo Tomás de Aquino y San Isidoro. Cada uno refería a que la razón proviene de la voluntad de Dios, que es el único que puede proveer la orientación en las acciones que el hombre puede ejecutar. En La Biblia, San Pablo refiere a las personas, que no asumían la ley de Moisés, sino que cumplen “por naturaleza lo que la ley exige” (Romanos, Capítulo 2, Versículo 14).

Esto quiere decir que el hombre, aún estando guiado por su instinto más que por su fe, debía recurrir a Dios para la completa guía en su andar, procurando que estos principios naturales fuesen sustentados por el evangelio

ley natural

Fundamentos modernos y contemporáneos

En la filosofía moderna, el fundamento era usado mayormente para realizar reformas y leyes, de acuerdo a los sistemas de gobierno imperantes. Uno de los más influyentes en la definición de ley natural fue el jurista holandés Hugo Grocio, considerado el fundador de esta doctrina en la Era Moderna, en el que establecía que estaba formado por un conjunto de fundamentos propios de la razón, sin la influencia de alguna doctrina religiosa.

Por su parte, Samuel von Pufendorf, jurista alemán, la trató como un orden que se debía alcanzar o el “status quo” mediante leyes convencionales, en cambio Thomas Hobbes y John Locke, filósofos ingleses, exponían que cada uno de los seres humanos había sido dotado de derechos universales inviolables, y aquel que los intentara violar estaría en contra de la naturaleza, de la libertad del individuo y de sus garantías.

Esta filosofía sentó bases para movimientos independentistas y de cambio social como lo fueron, por mencionar algunos, La Revolución Francesa y la Independencia de los Estados Unidos.

La lectura es uno de los pasatiempos que genera mas frutos en la vida, por eso te invitamos a visitar mas artículos de interés:

(Visited 45 times, 1 visits today)

Deja un comentario