Conoce ¿Por qué septiembre es el mes de la Biblia?

Para los católicos la biblia es la palabra de Dios, la forma en que Dios se comunica con nosotros los hombres. Es importante señalar que para nosotros la biblia no solamente es un libro, sino un compañero de vida por su riqueza, paz y sabio conocimiento. Conozcamos ahora porque septiembre es el mes de la biblia.

mes de la biblia

¿Por qué septiembre es el mes dedicado a la biblia?

En 1569 exactamente el 26 de septiembre se dio por terminada la impresión de la versión en español de la biblia, la palabra de Dios y en cuya portada estaba dibujado un gran oso comiendo miel.

Tal imagen quería hacer entender que la santa escritura era lo mas dulce que algún ser humano podía probar y poner en practica para el bienestar pleno de su vida, una vez que se conociera la vida del maestro que fue crucificado por nuestros pecados. Por esta razón queda el mes de la biblia fijado en septiembre.

Antes de tomar los alimentos nuestra obligación moral debería ser abrir la biblia y leer capítulos de sus escrituras y que aumentarán nuestro entendimiento y enriqueciendo para nuestras propias vivas. La palabra biblia viene del griego biblos que significa conjunto de libros. Pero no es uno solo, son muchos, en la sagrada escritura son 73 libros que hablan distintos momentos de la historia, es Dios mismo quien habla y nos hace llegar el mensaje que en ese momento necesitamos.

El antiguo testamento habla de lo que pasó antes de la venida de Cristo y el nuevo testamento narra lo ocurrido luego. Precisamente los dos testamentos se complementan. La constitución apostólica dice que el antiguo testamento prepara todo el camino para la venida de Jesucristo y el nuevo testamento nos habla de Jesucristo y toda la vida de la iglesia con la experiencia del maestro resucitado.

¿Por qué septiembre es el mes de la Biblia

Esa primera división es importante e interesante, en antiguo y el nuevo testamento por su complementación que hablan de la experiencia del pueblo de Dios al recibir la sagrada escritura.

Estas sagradas escrituras se fueron haciendo en distintas épocas, y las ediciones se iniciaron en el siglo XVI y actualmente las podemos tener disponibles en las herramientas tecnológicas, con la intención de acercar a la juventud a las sagradas escrituras, es decir, tratar de hacerlo atractivo y de fácil alcance, además de adherirse a los avances.

La biblia agrupa 66 libros en tres idiomas, hebrero, arameo y griego.  Fue escrita por unos 40 autores que vivieron en distintas épocas en un lapso de 1600 años antes y después de Cristo. Los libros se encuentran divididos en 1189 capítulos contenidos en el antiguo testamento y el nuevo testamento como se explicó anteriormente.

En sus inicios la biblia fue escrita en piedra, barro y cuero. Al transcurrir el tiempo para a ser escrita a mano en papiro, en la actualidad se conserva un fragmento del nuevo testamento de los años 110 después de Cristo, en el siglo IV para a ser escrita en pergamino y la producción de algunas copias demoraba 2 años. Para el año 1455 la biblia es el primer libro publicado por la imprenta en el idioma nativo.

Al principio la biblia lo tenían los religiosos los letrados, eran quienes solamente podían tener acceso a ella, hasta que apareció Gutember con el tema de la imprenta y pudo el pueblo o el ciudadano común tener en sus manos la sagrada escritura en lenguaje del pueblo, marcando un hito en toda Europa.

mes de la biblia

¿Por qué celebrar el mes de la biblia?

El mes de la biblia sirve para la reconciliación, encontrarse con uno mismo y ayudar al prójimo lo más que se pueda. En estos meses de cada año las organizaciones, fundaciones, iglesias y demás congregaciones promueven el encuentro y el entendimiento mediante actividades centradas en la lectura en el mes de la biblia con la intención de incorporar cada vez a más personas a la práctica de la lectura.

Algo de historia

Hace unos tres mil años se empezó a trasmitirse la biblia de manera oral, y en las escuelas se memorizaban las escrituras en un primer momento por muchísimos años. El pueblo de Israel de esa manera lo iba trasmitiendo. y luego cuando aparecieron las primeras herramientas para escribir entonces se fueron produciendo y abarcando más espacios, esto era sobre los papiros.

El antiguo testamento se escribió una parte en hebreo y otra en arameo, que son lenguas hermanas casi semejantes pero no son lo mismo. Luego el nuevo testamento se escribió en griego porque era el lenguaje común, la cultura en tiempos de Jesús.

En las primeras páginas encontramos la aprobación de uno de los obispos. Cualquier persona no puede reproducir la sagrada escritura porque puede caer en errores y la santa biblia no tiene errores por ser la palabra de Dios. Debemos leer la biblia como sagrada escritura libre de error porque es la palabra de Dios. Cuando vemos en la primera página la autorización y aprobación del obispo de turno entonces se toma como con más confianza para leer y saber que está respaldada por las autoridades.

Propuesta para escuchar la palabra

La propuesta para escuchar la palabra implica abrirse al entendimiento y estar claros que cuando se va a misa un domingo no quiere decir que va a escuchar del sacerdote lo que tiene que hacer en su día a día, si va al trabajo, si sale o no sale, si gasta dinero o no gasta o si va en carro o a pie a algún lado o a que médico debe ir.

Se trata de entender que la biblia no dirá todo lo que debe hacer en la vida, pero si vemos en la sagrada escritura que Jesús estuvo en la última cena y nos da la palabra de consagración y la iglesia la repite con esa tradición, entonces es sabiduría que debemos absorber.

Se tiene la revelación publica que es la que hizo el maestro Jesús y que se viene a nosotros, pero también parte de esa relación es lo que se ha venido interpretando en la iglesia a través de los siglos, entonces ¿quién es la mejor intérprete de la sagrada escritura? la iglesia misma.

Métodos para leer la biblia y sacar máximo provecho

No es lo más común agarrar una  biblia y abrirla para leer algún capitulo al azar, se puede pero no es lo más recomendable, que no se haga un habito. Existen muchos métodos de leer las sagradas escrituras. No se debe tener miedo por ser grueso y extenso y abundante en capitulo.

Una forma de comenzar que dará alegría es primero comenzar por los evangelios, el nuevo testamento, la vida de Cristo porque a él se refiere toda la biblia. Se puede empezar leyendo qué son los Evangelios y leer luego las cartas de Pablo, el apocalipsis y referir el antiguo testamento y se encontrará mucha riqueza.

Con el paso del tiempo y ya teniendo la practica a la santa escritura comenzará el entendimiento a fluir porque la primera impresión no será tan explicativa y se necesita también acudir a quienes a diario estudian el libro santo.

Cuando se acude a la santa misa a diario estamos leyendo en dos años casi todas las sagradas escrituras porque es una riqueza para todos los que van todos los días y alcanzan con amplitud la cultura espiritual y de conocimiento de la biblia con dos o tres lecturas al día.

Es por eso que es tan importante acudir a la misa de cada domingo y hacerlo como un compromiso moral, mas no por obligación porque no fluirá el aprendizaje que se busca con la palabra de Dios, de esta manera podemos estar en sintonía de amor y en sintonía de fe y sacar inspiración para nuestras vidas.

3 beneficios de la misa

Lectio divina

Este método, lectio divina, es el más sutil que pudo haberse creado porque precisamente es catalogado como la mejor y más directa interpretación y traducción de la palabra de Dios para asemejarla con los acontecimientos de una persona y su entorno que mejorara sustancialmente, por ejemplo el dialogo y comunicación en la familia, o el cumplimiento de nuestros deberes establecidos para seguir los pasos del maestro.

Elementos para poner en práctica la lectio divina

Para poner en práctica de la manera más óptima la lectio divina y lograr el objetivo de entender la sagrada escritura, debemos primero:

  • Leer e interiorizar el texto bíblico. Leer con atención, tomar anotaciones y practicar la imaginación de los hechos.
  • Meditación. Interiorizar la lectura que se acaba de absorber y usar la lógica para entender que la palabra tiene la misión intrínseca de la salvación por parte de nuestro maestro Jesús.
  • Oración. Es el paso que fortalece los anteriores una vez que le elevan al altísimo las peticiones luego de haber aprendido el mensaje de la biblia. Para ello puede leer la oración a Jesucristo para todos los días.
  • Contemplación. Esto se refiere a que la persona en meditación debe invitar al maestro Jesús a entrar a su vida y que lo haga instrumento de su paz, preguntándole además que desea hacer con él.

mes de la biblia

Recomendaciones para leer la sagrada escritura

Debemos en primer lugar concentrarnos e iniciar una oración desde el corazón mismo y con mucha fe. Hacer el esfuerzo de alcanzar el entendimiento y con humildad reconocer si algo no estuvo muy claro. Es importante buscar ayuda cuando esto ocurra, y para eso están los estudiosos de la palabra que sirven para una orientación precisa y oportuna.

En el mes de la biblia se ratifica una fuente de luz, riqueza y sabiduría para nuestras vidas, por lo que es necesario leer la sagrada escritura con una frecuencia constante y no simplemente cuando estemos compungidos por alguna tragedia o problema. Una vez que se haya llegado al mensaje de cada lectura, asumir con humildad el aprendizaje y servir como mensajero para la multiplicación del mensaje que Dios tiene para nosotros a través de su hijo amado.

Versiones castellanas de la biblia

Antes del siglo III no se consideraba necesario traducir ninguna parte de las escrituras a ningún otro idioma que no fuese el hebreo o el arameo, hasta que una comunidad de judíos empezó a olvidar su hebreo materno. Para los descendientes de los judíos que habían emigrado a Alejandría y a otras zonas griegas en el siglo III antes de Cristo, el griego era su idioma nativo.

mes de la biblia

Para resolver esta limitación de idioma se emprendió la traducción de las escrituras hebreo al idioma griego, la versión que se produjo ahora que la versión setuaginta que se debe a redondear a setenta el número de sus 72 posibles traductores. Los trabajos de traducción iniciaron al rededor del año 280 antes de Cristo y culminaron hacia el año 100 antes de Cristo, es la versión más usas posteriormente en los tiempos de la iglesia de los apóstoles y fue citaba ampliamente por el apóstol Pablo.

A pesar del peligro inmenso que significaba traducir la biblia al español hubo un esfuerzo importante, el 1543 Francisco de Enzinas publicó su traducción partiendo del texto griego original.

En 1556 se publicó otra traducción al español cuyo traductor fue Juan Pérez de Pineda, finalmente en 1569 aparecería la primera traducción completa de la biblia al español conocida como la biblia del oso traducida por el famosos Casiodoro de Reina.

¿Qué dice el Papa Francisco sobre la biblia?

El papa Francisco emitió recientemente una carta apostólica con el título en latín perutiilis que significa abrir a ello que es como comienza, citando un pasaje del evangelio de San Lucas, de cuando Jesús es resucitado que en el 44;45 dice: “Les abro al entendimiento para comprender las escrituras“.

Lo importante de esta carta apostólica es no solo que el Papa establece un día oficial para el domingo de la palabra de Dios. A partir de ahora el tercer domingo del tiempo ordinario se celebrara la palabra de dios de una manera especial en la iglesia y entra dentro del calendario. Dice así:

La biblia no puede ser solo patrimonio de algunos y mucho menos una colección de libros para unos pocos privilegiados, llámese biblistas que creen que ellos son dueños de la biblia y son los únicos que pueden explicarlo. Pertenece en primer lugar al pueblo para escucharla y reconocerse en esa palabra.

A menudo se da tendencia que intentan monopolizar el texto sagrado relegándolos a ciertos círculos o grupos escogidos. No puede ser así. La biblia es el libro del señor al pueblo que pasa de la división a la unidad. La palabra de Dios une a los creyentes y los convierte a un solo pueblo”.

¿Qué dice el catecismo?

En el catecismo se practica la palabra de Dios plenamente plasmado en las sagradas escrituras, es decir, en la biblia. Con esto se busca que conozcan abiertamente la vida de Jesús como salvador a través d los siglos y hasta el final de los días.

En el catecismo ofrecen días enteros para estudiar la biblia, su composición, su estructura y los significados de cada versículo según la vida de Jesús.

(Visited 193 times, 1 visits today)

Deja un comentario