Dialogo y comunicación en la familia ¿Comó lograrla?

El Dialogo y comunicación en la familia es el cimiento en donde se levantan las edificaciones con la fuerza que necesita el grupo de personas que lo conforman y que a lo largo de su desarrollo le proporcionarán las herramientas con mayor asertividad para la confrontación de los problema mas comunes. Conoceremos acá algunos tips para lograr la comunicación en la familia con efectividad.

Dialogo y comunicación en la familia

La comunicación

Para comprender de qué se trata el Dialogo y comunicación en la familia debemos primero describir algunos conceptos básicos que abrirán el abanico de entendimiento y comprensión al respeto de la interacción que necesita cada uno de los individuos que conforman una comunidad o una familia. Para ello se utilizan los signos y señales necesarios para completar el intercambio tanto verbal como gestual; conozcamos de qué se trata.

El termino comunicación viene del latín comunicare que hace referencia al acto de compartir, intercambiar, poner en común, y es el acto de recibir o enviar información que amerita una serie de elementos comunicativos como signos y lenguajes.

La comunicación es lo que nos permite entendernos mutuamente para lograr cosas que probablemente no podríamos lograr solos. Por eso es importante ser buenos comunicadores y para ellos es necesario ser comunicadores asertivos que significa un estado mental y emocional para entender que es lo que quiero que la otra persona entienda y poder llegar a acuerdos funcionales para ambos.

¿Qué es la comunicación?

De igual forma también es importante que la educación tenga participación activa en la formación y desarrollo del individuo que fortalezca sus creencias y raíces y le mantenga siempre alerta ante las vicisitudes que pudieran vapulear sus principios y valores, y para ello pueden también investigar en el texto que lleva por nombre significado positivo de un modelo educativo.

Importante es notar que ser asertivo no significa ser agresivo, y creemos que cuando una persona llega y se impone de una manera impositiva está siendo asertiva, pero no es cierto. Cuando somos asertivos estamos comunicando con claridad y abrimos el espacio para el dialogo y poder restablecer una conversación en la que fluyen las ideas y las partes involucradas este satisfechas con lo que sucede.

De esta manera se presenta la comunicación y todo lo que se hace en el día a día de alguna manera comunica, por ejemplo, levantarse, saludar, comer o llegar a un sitio, o lo que se sube en redes sociales o lo que no se hace y hasta cómo huele una persona.

De igual manera, las mujeres que quedaban en las aldeas se reunían para la organización, limpieza y también la preparación de los alimentos y de esta manera afinaban varios sentidos a la vez, obteniendo la capacidad tanto para comunicarse como para cumplir con los objetivos de planificar mentalmente, trabajar y conversar.

De allí que se dice que las mujeres tienen la habilidad de hacer a la perfección varias tareas al mismo tiempo.

Confianza para comunicarse

El tema del trabajo, el tiempo, la distancia, las separaciones han generado una merma en la confianza entre las personas que deben interactuar para el desarrollo de sus vidas y la superficialidad ha tomado parte importante en todo esto que hace que se evadan las realidad que impide enfocarse en el tema que compete, ademas de tratar de medirse con el otro, dejando a un lado lo que importa realmente.

La misma carencia de confianza incita a la persona a esconderse y mostrar todo lo contrario a lo que es, con la intención de calar y ser aceptado en el ámbito en el que se desarrolla, contraviniendo sus valores y creencias inclusive y el individuo se pone en la posición de defensa permanente y no de comunicación.

El complejo arte de comunicarnos es un proceso que se hace todos los días pero no se le da la importancia que eso merece, y el principal problema de la comunicación es la ilusión de que existe, es decir, creemos que la persona que esta enfrente nos entiende. Esto quiere decir que asumimos que obtuvimos éxito en la comunicación pero no nos cercioramos de tal cosa.

En fin, la idea es comprender que para comunicarnos simplemente debemos conocer los elementos principales, que son el emisor que es quien emite la información, por lo que necesitamos el receptor, y para ello requerimos del mensaje que es el contenido que se trasmite y el ultimo elemento que es el código que es el sistema de signos del mensaje.

Así completamos un concepto bastante amplio de lo que es la comunicación, para proceder a detallar lo que podemos encontrar en el Dialogo y comunicación en la familia.

La importancia de la comunicación en la familia - Los Melendo

Comunicación familiar

Existe algo que se convierte en una herramienta poderosa que permite avanzar a todo grupo de personas, exactamente a la familia, y es la comunicación. Cuando se aprende a comunicar se desarrolla en medio de la gente lazos, fortaleciendo las relaciones y cuando aparece un acuerdo mediante la comunicación entonces aparece un avance. Para llegar a un acuerdo es necesario expresar y esta expresión significa comunicación.

En la mayoría de las veces somos muy buenos para comunicarnos de la puerta de la casa al exterior, pero malos para establecer una comunicación de la puerta al interior.

El individuo es muy bueno para conversar con los amigos de la escuela o los vecinos, compartir ideas y experiencias en las redes sociales, pero cuando le toca compartir actividades intrafamiliares no hay conexión alguna, lo que quiere decir es que donde no hay comunicación no se puede construir y ocurre una desintegración familiar. 

Una casa que no se comunica está expuesta a la división, a la separación y al dejar de edificar, que significa construir y es cuando llega el momento de actuar por parte de cada uno de los miembros de este núcleo que los une el hilo de sangre y que el amor es lo que debe mantenerlos unidos, porque es importante la comunicaron en la familia.

Cuando se deja de edificar es cuando se corta la comunicación y si cada un construye por su lado termina desbaratando todo lo que los unió.

¿Cómo mejorar la comunicación en la familia?

Nunca es tarde para remediar algo que está a punto de romperse y frenar todo aquello que nos hace da o que perjudica nuestro entorno, aquí vamos a detallar algunos puntos importantes para mejorar la comunicación tanto personal como familiar.

Cuidar las expresiones

Para mejorar la manera de cómo comunicarnos en familia, lo primero que se debe hacer es entender que no solo las palabras son eficaces para lograr el objetivo, sino la gestualidad, si se quiere emplear una buena comunicación es importante recordar que no solo las palabras dicen algo, sino las expresiones.

Evaluar y corregir el lenguaje corporal

Como primer consejo es importante cuidar el lenguaje corporal. Si desea hablarle a alguien y se coloca con el ceño fruncido y con un malestar en la cara, nunca va a lograr que llegue el mensaje. Si la esposa desea decirle algo al esposo y lo hace con una expresión de pocos amigos o con molestia evidente, el resultado no será el más optimo, ni se acercara remotamente al que esperaba.

Es necesario manejar un buen lenguaje corporal, el rostro expresa algo, las manos y la cabeza cuando se agita y se hacen movimientos bruscos.

Lenguaje corporal: 21 Gestos y sus significados

Establecer mapas mentales

La auto evaluación es también de vital importancia en momentos de crisis familiares o personales. El hacer un mapa mental de las causas de nuestras fallas y la consecuencias resulta favorable para fortalecer la base de la confianza que conlleva a establecer una empatía que facilita además el conocer la situación de la otra persona, lo que piensa y lo que siente y al intercambiar los roles es mucho lo que se puede avanzar en la solución.

Evitar la repetitividad

Existe un error que cometen en la mayoría de los casos las mujeres en una discusión y es la repetitividad. Esto quiere decir que cuando una pareja por ejemplo comienza una conversación que va subiendo de tono porque hay discrepancias y pocos acuerdos, la mujer por su naturaleza repite algunas de sus premisas desde el principio hasta el final, y esto lo que provoca es cansar a su contra parte, incitando que no se produzca la fluidez que se buscaba al iniciar el intercambio.

Es relevante tomar en cuenta el tips número dos que habla de hacer mapas mentales, porque de esta forma se van despejando los puntos a discutir si se llega a un acuerdo satisfactorio en cada uno de ellos y se evita tener que repetir cada premisa que cae en el cansancio y la irritación del otro.

Ir un paso más

En el tips anterior se habló de una debilidad de las mujeres, pero en este caso la parte es para los hombres, quienes necesitan modificar algunos aspectos de su personalidad que a veces tiende a ser fría en cuanto a las respuestas.

A los hombres cuando se les pregunta cómo les fue en alguna actividad a la que salieron, simplemente responden con un monosílabo y esto irrita a su contra parte porque no obtiene mayor información. Recordemos que existe algo que los miembros de un grupo familiar deben tomar en cuenta y analizar, y es el significado y concepto del bien común.

Tipos de comunicación en la familia

La falta de comunicación en la familia se da por la intervención de elementos desfavorables que son incomunicativos. En primer lugar hablemos del avance tecnológico que tiende a separar a los miembros de la familia, quienes en lugar de conversar prefieren textear o publicar sus informaciones personales e las redes, a esto se le llama incomunicación tecnológica.

El otro tipo de comunicación desfavorable para el grupo familiar es la incomunicación por el trabajo, y esto se debe a que por el ritmo de vida al que se ve obligado el ser humano a llevar por la falta de tiempo, los cambios climáticos, la suma de responsabilidades y la adquisición de nuevas deudas, lo relegan a poder compartir más tiempo valioso con la familia, porque se le suma el agotamiento, el cansancio y cierta dificultades propias de las relaciones de trabajo.
LA era de la incomunicación

La comunicación disfuncional es otro tipo de comunicación familiar poco favorecedora porque se presentan tanto por los padres cuando son violentos y no hablan sin antes intentar criticarse y menoscabarse, como en los hijos hacia los padres que sienten miedo a conversarle algo respecto a su vida porque saben que serán golpeados o castigados.

Estilos comunicativos empleados en las familias

La comunicación sosegada es aquella en la que alguno de los miembros prefiere callar y dejar pasar algunos acontecimientos incómodos con la única intención de no desestabilizar la supuesta armonía familiar, a eso se le llama aplacador o no asertivo. Existe también el estilo inculpador agresivo cuya actitud siempre es acusadora y exigente ate las circunstancias familiares y actividades en el hogar.

Mientras tanto el calculador o intelectual no exhibe ni muestra sus emociones y siempre tiene una carta bajo la manga para saber cómo actuar, y finalmente está el nivelador o no asertivo que es el que actúa de la manera más correcta y con equilibrio respetando las normas y cumpliendo sus deberes.

Elementos para una adecuada comunicación familiar 

Bien sabemos que la comunicación es el elemento esencial para prevalecer las relaciones interpersonales, pero tiende a ser un tanto más dificultoso cuando se trata de un miembro familiar por muchos aspectos que influyen. El cambio es posible si se asume la responsabilidad de la participación en la familia y modificar la manera de comunicación. Aquí radica también la importancia de la comunicación en la familia.

Evitar culpar

Esta práctica viene enlazada con la anterior, porque precisamente cada miembro familiar tiene la obligación de reconocer su debilidad y el error que pudo haber cometido para que se creara el conflicto, pero la intención no es buscar culpable, sino reconocer el problema, dónde estuvo la falla y a un mutuo acuerdo para evitar que vuelva a ocurrir en lo posible.

Suprimir elemento distractor

Al momento de convivir con la familia es de vital importancia que los elementos distractores sean reducidos o despejados, por ejemplo, la televisión, los celulares, las tablets y demás equipos que abordan la atención. Es importante mirar a las personas a los ojos, lograr un acercamiento o buscar algún tipo de actividad que puedan hacer juntos para continuar construyendo una relación cada vez más profunda.

Respeto mutuo

¿Qué es la comunicación en la familia? Es el respeto entre las personas como una condición esencial e imprescindible que garantiza una estrecha relación entre el bienestar y la armonía familiar, pues si cada uno de los miembros de la familia mantiene un respeto hacia los gustos y las maneras de estudio, trabajo o demás actividades, se continua entonces construyendo y edificando en lugar de separar y destruir.

Comunicación verbal y no verbal, ¿en qué consisten?

Es importante recordar que las personas establecen una conversación aproximadamente en un 10% con palabras y un 90% con su comportamiento, es decir, no verbal. Es importante aprender a descifrar el mensaje que la persona quiere dejar. Hay que aprender a poner atención a sus palabras pero es vital observar su comportamiento general.

El lenguaje no verbal está compuesto en la postura del cuerpo, así como el tono de voz, las expresiones faciales, los gestos y el distanciamiento físico, y así se entenderá el mensaje que se quiere dejar, mientras que la comunicación verbal es la que se entabla entre dos personas utilizando la voz y el intercambio de información.

La comunicación no verbal

Comunicarse con el adolescente

La etapa de la adolescencia es la parte considerada como la más terrible en la vida del ser humano, porque son los momentos en que se encuentran los sentimientos y el individuo no sabe si es niño o es adulto y comienza a comportarse d forma inusual para tratar de adaptarse y hasta de agradar a quienes le rodean. Esto ocurre hasta que ya obtiene su personalidad y entiende el rumbo de su vida.

Para comunicarse con un adolescente, lo más recomendable es en primer lugar buscar ayuda de los especialistas en la materia, porque los padres en la mayoría de los casos siempre sienten y creen que pueden manejar la situación, pero son infinitos los inconvenientes que pueden presentarse en el día a día de un adolescente y que éste no sabe ni siquiera como canalizar.

Los adolescentes tienden a sumergirse en el mundo tecnológico tanto por tratar de agradar a la sociedad que comienza a absorberlo, como también por ocultar sus inseguridades y una conversación con los padres no resulta ser opciones para ellos.

Psicólogos de la salud al respecto comentan que la manera en que se deben comunicar con los adolescentes es adoptando una comunicación bidireccional, es decir, no iniciando una conversación con preguntas en relación a sus clases, exámenes, comida, como si se tratase de un niño aun.

Lo ideal es compartir ideas mucho más personales, no solo demandar información o preguntar datos que solo le interesen a los padres, sino hacer preguntas o comentarios que sean de interés para el adolescente y comenzar a contarles algunos acontecimientos del trabajo o de las actividades que desarrollen para abrir el abanico de oportunidades y proporcionarle comodidad al joven para que éste se abra y sienta que está hablando con un amigo más.

Esto hará que el adolescente se sienta importante para sus padres y les dará la confianza que pudieron haber perdido cuando entraron en la edad de la confusión.

Otro dato importante esta dura práctica es evitar juzgar cuando el joven informe de algún acto ilícito que algún compañero haya hecho, porque de inmediato cortará la comunicación que se haya establecido. Esto ocurrirá porque el joven de alguna manera está siendo sociable con su padre y desea compartir algo que no termina de calar en lo positivo o negativo para él, no sabe si está bien o está mal o no sabe cómo canalizar eso que observó de sus amigos.

Un adolescente lo que menos espera es que su padre le advierta que se aleje de su compañero o que evite repetir tal acción. Por ejemplo, en esta parte entra un tema bastante importante y delicado y se trata de ofrecer una oportuna reflexión sobre las drogas al adolescente, antes de que sea tarde y no consiga ayuda en el momento preciso.

Niveles en que puede establecerse

Los niveles en que puede establecerse la comunicación en la familia varían dependiendo de la receptividad y de quien lo emite y consiste en primer lugar en una comunicación informativa, en la que la mayoría de las veces es retórica.

Otro nivel es la comunicación racional y consiste en que la persona al aportar el contenido de su idea principal incluye mayores datos, interpretaciones y opiniones y por último la comunicación emotiva que es la que se impregna de sentimientos y una carga intima mucho más cercana.

Beneficios

Definitivamente son infinitos los beneficios que se presentan una vez que cada uno de los miembros del grupo familiar toman en cuenta las opciones expresadas en este artículo que se traducen en calidad de vida y concertación de intereses. Cuando se concretan todas estas normas de convivencia se garantiza la salud mental y emocional de los familiares y reina la armonía grupal.

La comunicación permite que se establezcan las normas con mayor fluidez y el desarrollo de las relaciones se hacen con mayor competitividad aumentando la capacidad de respuesta de forma positiva.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones más efectivas está la de la responsabilidad de los padres de introducir o abarcar a tiempo las normas necesarias que deben cumplirse en el hogar cuando se tienen menores de edad y adolescentes. De los errores es necesario aprender y tomar las previsiones para evitar caer en un círculo vicioso.

(Visited 243 times, 1 visits today)

Deja un comentario