Conoce la Lectio Divina, una hermosa invitación a orar

Esta antigua practica llamada lectio divina y que ha sido denominada o consagrada como la palabra o lectura de Dios ha sido un método de enseñanza y acercamiento con el altísimo mediante el estudio de la biblia que promueve a su vez poner en práctica lo aprendido. Es una manera distinta de la lectura de la bíblica que fomenta la espiritualidad y que explicaremos en este artículo.

lectio divina

Aprendamos a orar con la palabra de Dios

Normalmente las personas van a las iglesias o templos a escuchar el discurso del día de los sacerdotes y rezan con fe diciéndole al altísimo que escuche sus peticiones y/o perdone sus pecados, pero en su mayoría no conocen los pasos de la lectio divina que garantiza un acercamiento mucho más íntimo con Dios. Vamos a describir al respecto de la lectio divina a través de los fundamentos bíblicos.

Comencemos con Juan 1,29-34

“He aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Este es por quien yo dije:
Detrás de mí viene un hombre, que se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo.
«Yo no le conocía, pero he venido a bautizar en agua para que él sea manifestado a Israel.»

Y Juan dio testimonio diciendo: «He visto al Espíritu que bajaba como una paloma del cielo y se quedaba sobre él. Y yo no le conocía pero el que me envió a bautizar con agua, me dijo: `Aquel sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con Espíritu Santo’. Y yo le he visto y doy testimonio de que ése es el Elegido de Dios.»”.

Para reflexionar al respecto de este versículo del discípulo Juan se pone en práctica lo que es la lectio divina y cada parte de lema, por ejemplo, Cordero de Dios explica que cuando se llegó a celebrar la primera Semana Mayor o la pascua la costumbre de los creyentes para formar parte de esta práctica era colocar en las puertas de las casas por donde caminarían las procesiones una pequeña mancha que era sangre de un cordero pascual que identificaría a los feligreses con la liberación de sus pecados y la certificación de Jesús como el cordero de Dios.

Seguidamente dice que quita el pecado del mundo porque es conocer y reconocer que Jesús subió a la cruz y aceptó todo acto de violencia y negación de sus amigos por lavar de los pecados a todos sus hermanos, hijos de Dios. Además de esto consagro el sacramento del bautismo católico que libera al hombre también de sus pecados y lo promueve al arrepentimiento.

lectio divina

Existía antes que yo” quiere evocar que Dios existía antes que nadie y se encargó en compañía de su hijo de edificar el mundo y crear al hombre en la tierra, mientras que “El descenso del espíritu como paloma” significa según la lectio divina que mediante el movimiento Dios se encargaba de crear al mundo.

Por ejemplo, en el artículo el bautismo de Jesús se explica que una vez que Juan lo sumergió en las aguas del río Jordán, descendió una paloma representando al espíritu santo dando a entender que la decisión de su hijo era la más sabia aun cuando no tenía que lavar pecados, sino que lo hacía como ejemplo para que todos siguieran la palabra sagrada de los sacramentos.

lectio divina

2do domingo de navidad: San Juan 1, 35-42

“Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios.» Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús.

Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?» Ellos le respondieron: «Rabbí – que quiere decir, “Maestro” – ¿dónde vives?» Les respondió: «Venid y lo veréis.» Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima. Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús.

Este se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías» – que quiere decir, Cristo. Y le llevó donde Jesús. Jesús, fijando su mirada en él, le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas» – que quiere decir, Piedra”.

En estos versículos de Juan la interpretación de “Al día siguiente” es un viaje o recorrido tanto físico como espiritual de Jesús por el mundo y por nuestros corazones que debemos elegir, seguir y cumplir. En cuanto a mirar fijamente, su interpretación se centra en mirar con amor de padre al interior de cada ser sacar lo más sublime de cada alma para encontrar su verdadero yo que le dé prioridad a las escrituras de Dios para mejorar su vida.

Siguiendo con la lectio divina de estos pasaje bíblicos, está cuando los discípulos se quedaron con él, lo que quiere decir es la invitación que hizo para pedirles que lo acampanaran y no se desviaran del designio de Dios.

Juan 1,1-18

La luz es la interpretación de la palabra, es la sabiduría con la que podemos saber lo que nos ocurre y tener la asertividad para canalizar todo lo que nos pasa en la vida. Tomar las decisiones y las pruebas de la manera más correcta posible. Esto también quiere decir que es la manera más sabia de interpretar la palabra de Dios y evitar confusiones como se ha venido presentando según lo conveniente. La palabra de Dios no va sola, habla y hace.

Juan 1,1-18 - Homilia Misa 25 de Diciembre 2014 - Padre Jorge Zarraga MJM

Lectio Divina: Epifanía del Señor

La epifanía del señor corresponde a la época luego de las pascuas, el seis de enero, que son fiestas litúrgicas más antiguas de la iglesia, incluso aún más que la misma navidad. Estas fiestas comenzaron a celebrarse  en oriente en siglo III y en occidente se adoptó en el curso del siglo IV.

Esto dignifica manifestación, significa el señor se ha revelado al mundo pagado representando en las personas de los reyes magos. Es una fiesta en la que Jesús el hijo del Dios vivo toma rostro de hombre en la tierra y se hace a conocer a todos los pueblos.

Mateo 4,12-17.23-25

Jesús recorrió tierras lejanas y continuo predicando la palabra de su padre dando el ejemplo y proclamándose su hijo enviado, curando enfermedades, aliviando al enfermo, restaurando anomalías en los cuerpos de sus seguidores y la luz abrió paso para apartar las tinieblas de todo pueblo que lo seguía, buscando la conversión por estar cerca el reino de los cielo. Jesús es la buena noticia y la luz que sano oda enfermedad en busca de sanar el corazón y la mente.

lectio divina

Lectio Divina: Marcos 6,34-44

Al multiplicar los panes, Jesús se manifiesta como profeta. Todas las profecías del antiguo testamento hacen referencia a los tiempos del mesías como unos tiempos de abundancia, en el sentido de que habría suficiente comida, festines, no habría violencia ni muerte, y el señor quería manifestar que efectivamente se estaba cumpliendo cuando se multiplican los panes.

Esta cena evangélica que reanuncia la devota eucaristía, En resumen Dios nos dice yo vengo a sanar vuestras necesidades no solamente las corporales, sino las interiores.

Marcos 6,45-52

Los discípulos luego de la multiplicación de los panes comenzaron a tener muchas confusiones.Estuvieron con Jesús predicando casi tres días y luego le piden que despidiera a la gente porque o hay lugar para comer y el pide que le den ellos para comer y están atónitos por lo que están viendo.
Tratando de razonar lo que habían vivido les empezó a entrar miedo, porque entraron en aguas turbulentas que les dificultaba seguir y discutían a discutir quién es Jesús, que no solamente sana y da la vista al cielo sino que multiplica el pan, y continuaron las preguntas y los conflictos. A veces las cosas buenas cuando se razona mucho se puede perder el sentido.

Lectio Divina: Lucas 4,14-22a

Uno de los sábados llega Jesús a la sinagoga y toda estaba congregada en el lugar y era un pueblo que experimentaba la pobreza y desesperanza y Jesús luego de leer a Isaías anuncia que es el ungido de Dios y es su padre que le promueve al servicio y a la salvación. En ese pueblo que sufría llega la palabra de sanación, para salvar vidas y restaurar personas que han experimentado sufrimiento.

Lucas 5,12-16

Y la lepra enseguida se le quitó“. Sabemos que la lera es una enfermedad como una maldición, los leprosos eran despreciados, temidos, e incluso se les obligaba a vivir a parte de las comunidades locales por el miedo al contagio.
Las curaciones de Jesús son históricas y ciertas, y se entiende en un sentido espiritual, porque hay personas que teniendo un alma inmortal, ese espíritu está como muerto, como descompuesto, es decir no sabe hacer ejercicio espiritual y ese saber hace funcionar la libertar, la capacidad de amar y perdonar y entregar la vida por los demás.

Lectio Divina: Bautismo del Señor (A)

Mateo dice que Jesús va de galilea a Jordán y aquí era conocido Juan el bautista a quien le pidió que lo bautizara, sin embargo Juan le dijo que era el quien lo tendría que bautizar, y Jesús insistió por el hecho de demostrar que por ser el hijo enviado de dios para salvar a todos debía cumplir el sacramento y así fue.

Lectio Divina: Marcos 1,14-20

En el evangelio Jesús inicia su ministerio pero lo inicia cuando Juan el bautista es apresado. Como una especie de continuación, con el ministerio de Juan el bautista pero diferente porque Juan el bautista era el que estaba en el Jordán, y ahí predicaba y la gente iba a buscarlo. Jesús va a buscar a la gente, se acerca a la gente. “El tiempo ha llegado, el evangelio está aquí’, así empieza su predicación”.

Marcos 1,21-28

La gente escucha a Jesús predicar y quedan admirados por la autoridad que ejerce sin mucho esfuerzo. Era capaz de expulsar demonios sin aplicar el autoritarismo desmedido, sino la autoridad de una manera natural. Era un maestro en el arte de orar y podía hablar de su vida porque su orar lo respaldaba y no era una autoridad como los fariseos.

Marcos 1,29-39

Este fundamento bíblico cuenta que Jesús entra a la casa de Simón Pedro y sana a la suegra, y ésta se levantó y se puso a servirles de inmediato. Pareciese que los milagros de Jesús siempre tienen una intención y es el que nosotros nos pongamos a servir. Debemos detenernos a preguntar porque se quiere ser sanado o para que, aun cuando parezca una pregunta innecesaria. Jesús necesita que seamos multiplicadores de la palabra y sirvamos.

Marcos 1,40-45

Jesús va caminando y un leproso se acerca y le dice “maestro si tú quieres puedes sanarme”, era un leproso y Jesús se compadece de él y lo toca y le dice “si quiero y en este instante quedas sano”. Antes de que se dé la sanación física, primero Jesús nos toca, es decir, antes de que se d el milagro exterior, primero Jesús se acerca. No va a obligarnos a cambiar nuestra vida sino le damos permiso para entrar.

Marcos 2,1-12

Este evangelio habla de cómo ser buenos amigos o qué es lo que hacen los buenos amigos. Habla del trabajo en equipo, amigos que no se desaniman sino que se apoyan y están en las buenas y en las malas, con la intención de ayudar al otro que necesita de un empujón para llegar a la presencia de Dios.

No se quedan en lamentaciones sino que dan palabras de aliento para quienes no puedan ir por su propio paso al cumplimiento de la palabra. Esta lectia divina para jóvenes de corazón debe fundamentarse desde un principio para garantizar los cimientos de una sociedad basada en el respeto mutuo y la confianza.

Marcos 2,13-17

Este evangelio está lleno de emoción, porque es la vocación de uno de los discípulos, que era Mateo quien era cobrador de impuesto y tenía la facilidad para cálculos matemáticos, y deja todo y sigue a Jesús, fue feliz y fue apóstol con una vida tranquila. Dios siempre sigue haciendo la misma invitación, y no pide que dejen los bienes, sino que dejemos el pecado.

Lectio Divina: 2º Domingo del Tiempo ordinario (A)

Esto inspira una contemplación para luego veamos como en nuestra vida repercute este texto de la palabra de Dios. El texto comienza diciendo que todo esto sucedió en Betania, que significa lugar del pantano donde Juan llevaba a cabo su actividad de bautizador.

En ese lugar se sabe Josué entró con el pueblo Hebreo hacia la tierra prometida, entonces Juan quiere expresar con esta acción de bautizador hacer pasar por el Jordán al pueblo de Dios para que pueda entrar en la verdadera tierra prometida que ya no es la tierra material física sino que la tierra prometida es el reino de Dios.

Lectio Divina: Marcos 2,18-22

Aquí se encuentra una situación que puede ofrecer mucha enseñanza dependiendo de cómo se va. Los discípulos de Juan hacían ayuno un día y los discípulos de los fariseos, y se acercan y le preguntan a Jesús que por que lo discípulos de ellos ayunan y los de Jesús no ayunan.
El ayuno no es solo privarse de alimento, sino de esforzarse en tener una conversión de actitud interna. Jesús responde con inteligencia y sabiduría simple, acaso, ¿pueden ayunar os que están en la mesa con el novio?, no. No se puede, cuando hay un momento de alegría es un momento de disfrutar y festejar. En cambio, si se está en una funeraria si es el momento de hacer un ayuno.

Marcos 2,23-28

Este evangelio habla de la importancia de los sábados. Se debe ser estricto al cumplir el sábado aunque vaya en contra del ser humano, Jesús dice muy claro que su intención del sábado es que ese día es para servir al hombre y no que el hombre tenga que servir al sábado. Así pasa con todas las leyes, que vienen a nuestra ayuda, pero no tenemos que servir a la ley.

Marcos 3,1-6

En esta parte se encuentra un tema que pone a reflexionar por tratarse de la palabra viva dirigida al hombre y que dice lo que necesitamos escuchar aunque no signifique que sea lo que queremos oír. Los fariseos estaban en la sinagoga y observan a un hombre con la mano paralizada y están al acecho para ver si Jesús hace el milagro, pero el milagro tiene un efecto distinto en ellos.
Los milagros no siempre ayudan para que crezcamos en la fe, tampoco ayudan para que confiemos en Dios. Los milagros tienen a veces un efecto contrario lo que quisiéramos, y cuando vemos el milagro tenemos un efecto distinto. Los fariseos al ver el milagro cuando constatan el amor que dios manifiesta sobre esa persona, se endurece tanto que salen de ahí tratando de ponerse de acuerdo en cómo matar a Jesús.

Marcos 3,7-12

Aquí nos encontramos una frase que debe hacernos reflexionar en cómo vivimos. Aquí los discípulos van con Jesús pero siempre que hay un endemoniado se postra a los pies de Jesús y de una u otra forma reconoce quién es. El endemoniado le dice, “yo sé que tú eres el hijo de Dios“. Hay quienes van a iglesia y rezan un padre nuestro o un credo pero en realidad no creen lo que rezan, pero si es así deberíamos creer que existe realmente un Dios de verdad y no es así.

(Visited 191 times, 1 visits today)

Deja un comentario