Oración de Don Juan del Volteo para malas energías

Dentro de la religión católica, existen diversas entidades, las cuales tienen gran cantidad de devotos que buscan calma y sosiego en ellos, como si se tratase de una búsqueda de refugio para el alma; cada uno acude con una carga de problemas diferentes, producto de las alegrías y las decepciones en la vida producto de malas situaciones, no importa si son económicas, amorosas o simplemente personales.

oracion de don juan del volteo

¿Quién es Don Juan del Volteo?

Dentro de los seres humanos existe cooperación y solidaridad, pero también existe indiferencia, intolerancia, envidia, entre otros sentimientos que ayudan a reflejar lo peor del individuo. Tales emociones pueden conducir a que entre ellos puedan no solo guardarse rencor, sino a poner maleficios, conjuros y hechizos y así evitar el progreso o el desenvolvimiento normal de esa persona en su rutina de vida; si algo es cierto es que no todos quieren lo mejor para el prójimo.

Para suerte de los creyentes, hay un espíritu que puede revertir todos los males impuestos, todas las brujerías, que se encarga de devolver todo el daño que hayan podido causar en una situación puntual, casi como si se tratase de un vengador. Ese es el caso de Don Juan del Volteo, un agente de Dios que actúa como un mediador ante los problemas impuestos u ocasionados por terceros con mala voluntad y, de acuerdo al caso, existen oraciones en su nombre que atacan problemas precisos.

Tomando diferentes opiniones, se entiende que es un santo, así como también un espíritu, otros lo denominan como otra ánima sola o bueno, quizás solo es una fuerza sobrenatural capaz de generar magnificas acciones.

Lo que si puede ser puntualizado es que Don Juan del Volteo, es una de las entidades que más recibe rezos tanto por aquellos que de verdad son fieles a él por los favores anteriores, como a aquel que se mantiene al margen y es escéptico, y que es el responsable de voltear o volver el daño o producido por terceros inconformes e insatisfechos, regresándolo directamente a la fuente principal de donde nació esa mala intención

Gracias a todos estos milagros y favores concedidos, a Don Juan del Volteo lo consideran un justiciero, como el policía honesto que presta un buen servicio y vela por el orden y el control, impidiendo que ningún acto bajo su cargo quede impune.

Se considera una de las entidades más reconocidas dentro de la cultura y el folklore latinoamericano; este santo posee un don como pocos, y se basa es retornar el castigo, cargado con dolor y sufrimiento, a aquellas personas que afectan de forma directa o a través de magia y hechicería a terceras personas, siervos de Dios Padre, sin poder estar condicionado por lo fuerte que haya sido la penitencia.

Oración para invocar a Don Juan del Volteo

Esta es la oración de Don Juan del Volteo, en la cual se busca su presencia y que pueda hacer frente a cualquier situación que el afectado padezca. Una ofrenda que se le hace a éste ente es que se enciende una vela de color rojo, junto con un vaso de ron; si no se tiene una vela roja, se le ofrece una de color morado.

Habiéndose consumida la vela hasta la mitad, se paga con los dedos humedecidos y por medio de una cucharilla, ésta es volteada y encendida por la cara inferior; para ese instante se empieza a enunciar:

Mientras estoy girando este velón, de la misma manera deshago cualquier afección, en el plano físico, en el material, contra el daño que me han realizado, lo estén haciendo o que piensen en realizar.

oracion de don juan del volteo

Así se deja hasta que se termine de consumir la vela, tirando los restos a la basura, fuera de ese espacio. Así como es este llamado, se encuentran dos modelos de oración o dos maneras diferentes de invocarlo. La primera es:

Ofrezco la luz perpetua a Don Juan del Volteo, quien deshace y Don Juan del Estrellamiento, para que puedan cobrar por el daño hecho, devuelvan y eliminen toda maldad, todo intento de aplicar magia oscura, envidia, malos comentarios y zozobra que hayan puesto contra mí y en contra de los individuos (Nombre de afectados) y enemigos ocultos y declarados.

Amén.

El segundo rezo es una versión un tanto más larga que la primera antes dada:

Con la bendición del Altísimo, yo (Tu nombre), te clamo, gran Espíritu Don Juan del Volteodeshaz de forma contundente toda clase demagia negra, encantamientos, brujerías; también aplacaa las sensaciones de envidia, filtrando los malos pensamientos.

Ante lo impuesto con maldad, límites, barreras, malos inconvenientes,estén en mi contra la luz de velas oscurasy lámparas prendidas para el envío del mal.

Te clamo que puedas voltearte, Don Juan, quien labora con velones oscuros y con picante, contra el control por el bodoo y la magia negra, trabajos con duendes, con muertos, con apariciones, con demonios, con sortilegios, ante conjuros y evitando entierros.

Deshace todo tipo de afecciones, que me guarden mis enemigos y mis falsos aliados, creyentes y no creyentes, sincero y mentiroso notables e invisibles, hombres o mujeres, cambia las malas obras y la poca fe, pésimas corrientes de pensamientos entrante y las acciones intencionadas con poca voluntad.

San Juan del Volteo, tu que mandas sobre lo anticipado, ayúdame a deshacer la maldad en nombre de Dios, todo lo que me ha afectado a mi o a los míos, que me haya dado o tirado.

Otórgame la luz que necesito para conducirme en la vida.

San Juan del Volteo, te doy mi ruego para que me llenes de infinita paz que ansía mi alma, así como de mi tranquilidad, tocada por criaturas feas e insensibles sin corazón.

Regrésale la acción de mala fe hecha mi contra, a quien me lo mandó.

Amén.

Ritual y oración para el volteo de hechizos malignos con tabaco

Dentro del grupo de rezos que existen para este espíritu, se encuentra la oración de Don Juan del Volteo en la cual se le invoca para combatir todos esos encantamientos y actos de brujería, provenientes de terceros o de alguien que simplemente está en desacuerdo con el crecimiento personal del afectado, usando el tabaco. Dicho esto, esta es:

En el nombre del padre del hijo del espíritu santo, yo (tu nombre), pido consentimiento a Altísimo y a la reina María Lionza, y pedirle a este tabaco y quitar todo rastro, todo aquello que sea mala influencia o pueda deshacer hecho materia cualquiera o presencia espíritu, sea cual fuere su nombre, que me cause daño y procure mi dolor.

Suplico, reina María Lionza, indio Guaicaipuro,  José Ochoa Pinto, al Negro Felipe, y las  potencias de las naciones norteamericanas, europeas, africanas, corte nórdica, corte hindú, corte de la santería, corte negra, corte alemana, corte encantadora, corte libertadora.

A los Don Juan de la limpieza, despojo, del amarre, del que ilumina, del que lo guía, permita conducirme por la buena senda y protégeme bajo el manto sagrado de Dios, ofreciendo, a Don Juan de los cuatro vientos para que se pueda llevar consigo y entregarle al Altísimo, quien todo lo hace posible, y que a través de ti pueda yo limpiar mi alma, mi cuerpo y mi espíritu de todo vestigio de maldad.

Oh, Dios mío, otórgame la sanación por los siglos de los siglos.

Amén.

Rezo para San Miguel Arcángel de San Juan del Retorno

Uno de los nombres que se le da en la oración de Don Juan del Volteo es también San Juan del Retorno. Aquí se encuentra apoyado por el Arcángel San Miguel, criatura valiente que logró vencer, junto a un grupo de seres celestiales, a Lucifer (Satanás), desterrándolo para siempre hacia el Infierno. Para ello, el siguiente rezo:

En el nombre del Todopoderoso, imploro y aclamo la fuerza de San Miguel Arcángel, que, con su gran poder y su arma divina, la espada, pueda combatir a los espíritus malignos y burlones que se encuentren interviniendo y causando mal a esta criatura del Señor (Nombre del afectado/a) evocando y orando para Don Juan del Volteo, pueda combatir las cosas buenas y las cosas malas.

 Pido para su pronto retorno y pueda voltear todo a que trabajo con mala intención al cual fue sometido, en donde la salud y amor sean los pilares de la bendición y la principal arma. Yo lo protejo con tu permiso y lo encomiendo, además, con todos espíritus guías y luchadores ante el mal, contra seres que han venido a matar y a destruir.

Don Juan del Volteo, tu que puedes cambiar y deshacer, le pido a Don Juan del Tabaco que pueda echar abajo todo y redirijan todo a su lugar, para esta hora en esta hora y en este momento. San Juan Retornado, clamo que estés ante mí, para poder decirle a las criaturas malignas que el hombre no es suyo. El hombre, criatura de Dios, sirve al Altísimo.

Contando las trece palabras de San Juan Retornado, quisiera que dijeras la primera. Te la diré porque muy bien la conozco: es sobre casa Santa de Jerusalén, donde Cristo entró y moró. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la segunda. Te la diré porque muy bien la conozco: son las tablas de Moisés. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la tercera. Te la diré porque muy bien la conozco: son los clavos con los que crucificaron a su hijo, Jesucristo. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la cuarta. Te la diré porque muy bien la conozco: son los poderosos Cuatro Evangelios, bases y creencias de la vida cristiana. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la quinta. Te la diré porque muy bien la conozco: son la cantidad de yagas que le hicieron los judíos al cuerpo de Jesucristo de Moisés. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la sexta. Te la diré porque muy bien la conozco: las once mil luces que colocaron las vírgenes para iluminar el Santo Sepulcro, donde se encontraban los restos de Jesucristo. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la séptima. Te la diré porque muy bien la conozco: la cantidad de cabrillos que iluminan el cielo. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la octava. Te la diré porque muy bien la conozco: la cantidad de voces que sufrían y clamaban con lamento a Jesucristo, cuando lo ataban a la cruz. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la novena. Te la diré porque muy bien la conozco: son los meses que la gran Virgen María tuvo en s vientre al nuestro señor Jesucristo. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la décima. Te la diré porque muy bien la conozco: representan los mandamientos, la Ley de Dios, dados en tablas a Moisés para que fueran enseñadas durante generaciones. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la onceava. Te la diré porque muy bien la conozco: las once mil vírgenes que estuvieron en la vida y en la muerte de nuestro señor Jesucristo en la cruz. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la doceava. Te la diré porque muy bien la conozco: la cantidad de apóstoles que comieron en la Última Cena y caminaron con Jesucristo, aprendiendo de sus enseñanzas. Amén.

¡Pertenece a la fe! No les pertenece. Hombre, ¡criatura amada por El Altísimo! De las trece palabras de San Juan Retornado quisiera que dijeras la decimotercera. Te la diré porque muy bien la conozco: los trece mil rayos del sol, trece mil luces que posee la luna y aquel hombre-perro que responda su amen, que reviente trece mil veces. Amén.

Oración para el retorno de la pareja (Cónyuges)

Para Don Juan del Volteo, así como a Dios, nada le resulta imposible, incluso cuando se trata de un tema tan controversial como lo es el amor, el cual abarca de manera breve el amor entre pareja, marcando el significado y el peso que representa la unión. Haciendo petición para mantener la unión para dos personas con afecto mutuo, el rezo dice lo siguiente:

Con todo el respeto que merece, hago sin miedo, presencia ante tus ojos, quien tiene potestad de dar amor y de quitar amor, tu que procuras el amor en un matrimonio buscando mantener a estas dos almas juntas, queriendo que se socorran mutuamente.

Te pido el día de hoy, Don Juan del Volteo, que siempre bendigas a (Nombre de los cónyuges) aunque hayan quebrantado las leyes divinas, buscando que en su vuelta al hogar se encuentre humilde y con buen corazón, tal y como ocurrió entre Jesucristo ante Poncio Pilatos, donde yo pueda sentir paz, respeto y buen trato para que vuelva a estar nuevamente el amor.

Amén.

Oración para que regrese la persona amada

Como último, pero no menos importante, se encuentra la oración de Don Juan del Volteo, para el retorno de esa persona a la cual se ama y se aprecia, sin necesidad de ser pareja. Involucra el amor de una amistad, de un familiar o de esa persona que tiene parte de su emoción con ella.

El ritual a realizar antes del rezo consiste en encender na vela roja, en donde agradece a ésta ánima por todo lo permitido; finalizando la oración presentada a continuación, se debe rezar un Padre Nuestro y un Ave María. Dicho esto, se expone la oración a enunciar:

Juan del Retorno, si al volver de tu andanza, de tu senda, coincides con (Nombre de la persona), te ruego que lo conduzcas con bien, con tranquilidad, sin consternaciones o algún problema en particular para que volvamos prontamente a estar juntos con la misma emoción e ilusión.

Guárdalo para que llegue sano y salvo a casa, y que abunde siempre la felicidad y la dicha en este hogar, tu hogar.

Oye mi clamor, Juan del Regreso.

Amén.

También puedes visualizar los siguientes artículos de interés:

(Visited 35.789 times, 2 visits today)

Deja un comentario