Oración a la virgen desatanudos para imposibles casos

La Virgen por su poder y su gloria, ha sido venerada de distintas maneras, conoce su gran capacidad para desatar los nudos de nuestras vidas, sigue leyendo para que conozcas la oración a la virgen desatanudos y la novena que se le realiza del 29 de noviembre al 07 de diciembre.

oracion a la virgen desatanudos

Virgen Desatanudos

La virgen desatanudos es reconocida por la iglesia católica, la santa madre quien por su gran amor permite en los hombres desatar los nudos que no le permiten avanzar en la vida y que lo alejan de la fe en Dios.

María, madre de Jesucristo, el único hijo de Dios, es considerada como la madre e intercesora de los hombres, los fieles acuden a ella para que por medio de las oraciones María interceda ante Dios para que sean cumplida nuestras peticiones, se dirigen a ella las parejas que tiene conflictos, matrimonios y también los vecinos y comunidades con su bondad ayuda a resolver las diferencias y fortalecer la fe y amor a nuestro Dios.

Su devoción comenzó en Alemania, cuando un esposo afligido y desesperado por los conflictos y problemas que tenía en su matrimonio, acudió a la Santa Madre María, sus oraciones fueron realizadas con fe y amor, y esta le concedió la paz en su hogar desatando los nudos que no permitía la tranquilidad en su matrimonio.

Este hombre muy agradecido por el favor recibido por la Virgen Santa María, pidió al pintor llamado Juhann Georg Melchor Schmidtner, que era parte de la iglesia alemana, que pintara un cuadro en representación a la Santa Madre María, este cuadro contemplo la acción que ella realizo por él.

Juhann Georg se inspiró según el relato que dio el hombre y dibujo a la Virgen María con el amparo de Espíritu Santo y acompañada de ángeles, reprimiendo y pisando la cabeza de una serpiente, esta imagen representa el poder por encima del mal y el pecado, también dibujo a la Santa María con una cinta en sus manos representando el desate de los nudos que son símbolo de los conflictos que se presentan en los matrimonios o comunidades.

De esta manera el cuadro mostraba la fe y el amor que siente la divina virgen por la humanidad, teniendo la capacidad de remover los nudos y conflictos, además ser intercesora por los hombres hacia a Dios. Es así, con esta historia en el año 1700 que se denomina “María, Santa Madre desatanudos”.

Esta representación de la Virgen es venerada mayormente en Auburgo, su cuadro se mantiene en la iglesia de San Peter am Perlach. Su veneración se expandió a las Américas, especialmente en Buenos Aires en consecuencia a los estudios realizados en Alemania por el sacerdote Jorge Bergoglio, quien llevo con él la imagen de la Virgen desatanudos y además el mismo es hoy el Papa Francisco.

oracion a la virgen desatanudos

Oraciones a la Virgen desatanudos

Se realizan variedades de oraciones a la Virgen desatanudos para que esta interceda por nosotros por alguna petición en específico, conozcamos algunas de ellas.

Consagración a María Virgen desatanudos

Madre Santísima de misericordia hoy me inclino ante ti para consagrarte y adorarte, sé que con tu gran corazón aceptaras mis suplicas.

Oh madre santísima llena de pureza, tu eres merecedora del lugar que hoy ocupas junto a tu hijo Jesucristo, madre ejemplar, madre purísima, madre de fe, madre inigualable.

Llena mi vida de tu gracia perfecta y hazme sentir hijo tuyo, sé que, con tu mirada de amor, tendrás presente mi vida, llena mi alma de tu pasión.

Amén.

Peticiones a María Virgen desatanudos

Santa Madre Santísima, tu que estas llenas de gracia hoy te pido para que liberes los nudos y ataduras que se presentan en mi vida.

(Realizar la oración de petición en específico y pedir con fuerza y fe con sus palabras).

Confió en que, con tu infinita misericordia y amor de madre, establecerás mejores cosas para vida, lléname de tus más hermosas virtudes, fe, amo, esperanza, sabiduría.

Gracias eterna madre por escucharme.

Amén.

Por el Matrimonio

Oh Virgen Santísima desatanudos, tu que tienes el poder de romper con las ataduras de nuestro camino.

Hoy te pido con fe para que estés presente en mi matrimonio, para que la paz de tu corazón permanezca en cada momento en mi espos@ y en mi.

Hoy me declaro tu fiel servidor para que por medio de tu intercesión sea cumplida en mi vida la voluntad de Dios.

Santísima trinidad te pido por medio de la intercesión de María siempre Virgen que en hogar nunca carezca de tus bendiciones Padre Santísimo.

Tu amor misericordioso, tu guía, tu fe, el pan de cada día, la esperanza, la paciencia, el respecto entre los miembros de la familia, la superación, la sabiduría para afrontar las adversidades.

Oh Santísima Madre mía desatanudos, me inclino ante ti para que tu sea mediadora y bendigas mi matrimonio.

Amén.

Por los días de nuestras vidas

Virgen santísima desatanudos, se parte de todos los días de mi vida, lléname de tu luz para adorarte y por medio de tu intercesión recibir la gracia de Dios.

Amén.

Por la Felicidad

Virgen Santísima desatanudos, libra mi vida de los días amargos, lléname de paciencia para aceptar las cosas que no puedo cambiar, hazme una persona de fe e ilumina mi andar.

Amén.

Por distanciar a los enemigos

Virgen Santísima desatanudos, hoy te pido que mantengas a distancia a los enemigos, que sus malas intenciones no tengan poder en mi vida y que esta sea siempre fruto de tus bendiciones.

Amén.

Por el trabajo

Virgen Santísima desatanudos, Hoy te pido que liberes mi vida de los obstáculos que no me permiten encontrar un trabajo para costear mis necesidades, hoy te suplico que bendigas mi esfuerzo y mi trabajo sea valioso ante los demás.

Amén.

Por la salud

Virgen Santísima desatanudos, hoy te suplico para que limpies mi cuerpo de toda enfermedad que quiera asechar mi vida, libérame del estrés, del cansancio, de los pensamientos negativos. Confió en tu inmensa pureza que desataras los nudos de mi alma para que en mi cuerpo sean reflejados tus bendiciones.

Amén.

La oración es una de las fuerzas mas grandes del mundo cuando es realizada con fe, te invitamos a conocer las siguientes oraciones que darán grandes beneficios a tu vida:

Novena de la Virgen Desatanudos

Conoce la novena a la Virgen Desatanudos, hazla con fe y tus peticiones serán concedidas.

oracion a la virgen desatanudos

Primer día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque el salvará a su pueblo de todos sus pecados». (Mt 1, 21)

Meditación

Dios vio en María Virgen su gran corazón, su fe y pureza, por eso la bendijo para que en su vientre llevara a su único hijo Jesucristo. María trajo al mundo a nuestro salvador y desatador de pecados. María acepto en todo momento la voluntad de Dios, sigamos el ejemplo de nuestra Santa Madre María para agradar a Dios como lo hizo ella en vida, seamos sinceros de corazón con nuestro prójimo y permanezcamos en fe hacia nuestro Dios.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Santísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría.

Segundo día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

(Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«El ángel le respondió; El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.» (Lc 1, 21)

Meditación

María sierva fiel de Nuestro Dios entrega su vida para cumplir su voluntad. Jesucristo nació de la María Virgen, este fue concebido por la gracia del Espíritu Santo, por eso Jesús fue santo desde su nacimiento, nosotros traemos el pecado original por eso debemos ser bautizados para que librarnos de él, debemos seguir el ejemplo de Jesucristo en su estancia en este mundo. Busquemos siempre acercarnos a la santidad para que seamos recibido en la vida eterna de nuestro Dios.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Santísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces)

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría

Tercer día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«María dijo entonces: yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mi lo que has dicho. Y el ángel se alejo». (Lc 1, 38)

Meditación

Sigamos el ejemplo de María al aceptar los planes de Dios. En ocasiones nos sentimos agobiados por ciertas circunstancias en nuestras vidas, seamos paciente y pidamos a María desatinados para que nos de la fortaleza y resiliencia que debemos tener para permanecer firme ante las pruebas de la vida, para no perder la fe en nuestro Dios quien sabe que es lo mejor para nosotros y la razón por la que estamos pasando por dichas circunstancias.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Santísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría

Cuarto día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

” Vayamos a Belén y veamos lo que ha sucedido… fueron rápidamente y encontraron a María y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo contaron lo que había oído decir de este niño… mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón». (Lc 2, 15-19)

Meditación

Debemos ser partícipe de la Santa Misa para que nuestro espíritu sea alimentando de la palabra divina de nuestro Dios, seamos mensajeros de Dios, hablando de la grandeza de nuestro señor Jesucristo desde su concepción hasta su muerte y resurrección. Seamos fieles siervo a nuestro Dios como lo hizo María, mujer pura de corazón y espíritu.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría.

Quinto día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

» Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de Jesús. El anciano Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: “Este niño será causa de caída y elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti mismo una espada te atravesara el corazón».

Meditación

Nuestra Santa María se sintió en vida llena de amor por su hijo Jesucristo, siendo este desde su niñez fiel a Dios y demostrando su gran cualidad de ser hijo de él. María soporto muchas adversidades, pues muchos no aceptaban la grandeza que había en su hijo, nuestro señor, que incluso por sus acusaciones lo llevaron a la muerte. María nos llene de fortaleza para aceptar nuestra vida, para entender que las cosas no son siempre como queremos, sino, a la voluntad de Dios.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces)

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría

Sexto día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«Jesús le respondió: Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía. Pero su madre dijo a los sirvientes: Hagan todo lo que Él les diga». (Jn 2, 4-5)

Meditación

María siendo madre sabia la grandeza que había en su hijo, por eso siempre creyó en él, confiaba en su planes y decisiones. Por eso debemos seguir su palabra y abocarnos a sus mandamientos, el fruto de esto; será la vida eterna junto a Dios misericordioso y amado padre.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría.

Séptimo día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«Pidan y se les dará, busquen y encontraran, llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide recibe, el que busca encuentra; y al que llame se le abrirá». (Mt 7, 7-8)

Meditación

Dios escucha a quien pide con amor y fe, María fue un ejemplo de ello, gracias a su comportamiento y fidelidad ante Dios recibió la respuesta de él en cada momento. Es conveniente realizar las oraciones con fe, seguridad en que Dios nos va a escuchar por medio de la intercesión de Jesucristo y la Virgen María, seamos paciente para ver los frutos de nuestras peticiones.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría.

Octavo día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: Mujer aquí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: Aquí tienes a tu madre, Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa». (Jn 19, 26-27)

Meditación

Jesucristo por gran amor encargo a su Santa Madre María para que esta nos cuide y entregara su amor puro a todos nosotros, hoy desde el cielo intercede por nuestras suplicas para que Dios nos escuche y de fuerza a nuestro andar, Seamos paciente, no perdamos la fe, no nos encontramos solos, aunque parezca, siempre Dios está viendo nuestro comportamiento y con su gran misericordia nos bendice.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría.

Noveno día

«Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén».

Acto de Contrición

«Jesús mi Señor y Redentor:

Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy.

Y me pesa de todo corazón, porque con ellos he ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis cumplas y me has de llevar a la vida eterna.

Amén».

Oración de inicio

Oh Santísima Virgen María desatanudos, tu que tienes el don de interceder por nosotros los pecadores, hoy me inclino ante ti y mediante esta novena te pido con gran fuerza y fe en tu infinita misericordia que escuches mis suplicas.

 (Hacer la petición y favores que se quieren recibir).

La Biblia habla de nuestra Santa María

«Los apóstoles, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración en compañía de algunas mujeres; de María, la madre de Jesús…” y “al llegar el día de Pentecostés, todos quedaron llenos del Espíritu Santo». (Hch 1, 14 y 2, 1.4)

Meditación

Seamos parte de las celebraciones de nuestro señor Jesucristo, de este modo será revivida en nuestros corazones su vida y así será alimentada nuestra fe. Él nos acompañara en cada etapa de nuestras vidas, nos guiara y encontrara los mejores planes para nosotros. María su Santa Madre también estará presente, permanezcamos fiel a ella y escuchará nuestras suplicas.

Padre Nuestro, Diez Ave María y Gloria.

Oración a nuestra Virgen Santa Madre desatanudos:

Oh Santa María, llena de gracia de Dios, tú que tus años de vida estuviste siempre a la voluntad de nuestro Dios Padre, siendo difícil carnada para el maligno quien no pudo enredarte en sus tentaciones. En compañía de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo intercedes por nuestras aflicciones y con tu gran humildad eres ejemplar para nuestras vidas.

Oh Santa María eres nuestra Madre eterna y misericordiosa, con tu gran corazón materno desvaneces los nudos que hay en nuestras vida, por eso te pedimos hoy que nos liberes de las ataduras, tentaciones y confusiones que nos asechan.

Confío en tu infinita misericordia, en tu divina intercesión, nos libres del mal, Oh madre santísima desata los nudos que no nos permiten vivir con fe ante nuestro Dios, líbranos de toda confusión y pecado. Se parte de nuestra vida cada día, para que nuestra fe sea como la tuya, confiada plenamente en la voluntad de Dios.

Pongo mi corazón a tu disposición, hazme un ser humano vulnerable a tus enseñanzas; a tus más hermosas virtudes, la paciencia, el amor, la confianza, la humildad para reconocer mis errores y sobre todo la fe en nuestro Dios.

Amén.

Oración de Consagración Santa Madre María

Oh Virgen María Santísima madre de todos los fieles a ti, tu que tienes el don de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy me inclino y arrodillo ante tu presencia para consagrarte a ti madre mía. Hoy pongo mi vida a tu disposición, todo mi ser para alabarte y consagrarte, acepta este humilde fiel que se dirige a ti para recibir tus favores divinos.

Oh Virgen, madre misericordiosa, tu que tienes la capacidad de desatar los nudos de nuestras vidas, hoy te pido con fe para que guardes mi vida, no permitas que las tentaciones del maligno tengan poder en mi camino, te pido que limpies mi corazón y mi mente de todo pensamiento negativo que pueda afectar mi bienestar, no permitas que el maligno confunda mi fe en nuestro Dios y tu hijo amado Jesucristo.

Virgen amada y misericordiosa, ilumina mi camino, mi andar y toda mi vida con tu luz inmaculada, tu eres fuerza para mi ser, tu eres aliento para mis caída, se mi guía en toda ocasión, intercede cada momento por mi alma para que sea purificada y este llena de la presencia de mi nuestro señor Jesucristo, Virgen Vantísima te pido de todo corazón.

Oh Madre Santísima desata los nudos de mi vida (Repetir tres veces).

Amén.

Cerrar con un Padre Nuestro y un Avemaría

Te invitamos a conocer también las siguientes veneraciones de la Virgen

(Visited 6.710 times, 1 visits today)

Deja un comentario