Todo Obra para Bien ¡Libro de Romanos 8:28!

Toda Obra para Bien, es una hermosa enseñanza que se encuentra en el Libro de Romanos capítulo 8 versículo 28, si no la conoce, se encuentra en el artículo indicado para conocer sobre este mensaje, conocer de qué se trata y como aplicarlo y hacerlo parte de su vida. Acompáñenos¡¡

TODO OBRA PARA BIEN

Toda Obra para Bien

No existe otra manera de comenzar hablar sobre Toda Obra para Bien, sin conocer  que dice específicamente este versículo del que hoy hacemos mención, el cual dejamos indicado textualmente a continuación:  “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”

Podríamos a continuación comentar sobre cómo se encuentra redactado este versículo en cada una de las Biblias y cada una de sus versiones, y podemos encontrar que las diferencias no son tan relevantes, manteniendo el mismo mensaje de fondo, pero lo comentaremos luego.

Solo a los que aman a Dios todas las cosas que le suceden son para bien, lo que no quiere decir, que Dios no ame a quienes no lo aman, Dios es misericordioso y ama a todos sus hijos, Gracias al sacrificio de su Hijo Jesús en la Cruz. Estamos llamados a amar a Dios y no podemos simplemente decir que lo amamos, estamos llamados a mostrar nuestro amor a través de nuestras acciones, a través del compromiso que tengamos con las disciplinas espirituales.

No existe manera que Dios no vea la pureza de nuestros corazones, cuando somos honestos, porque nos llena de gozo su presencia en nuestra vida. Caminar la senda del Señor solo nos traerá cosas buenas y maravillosas.

TODO OBRA PARA BIEN

En la Biblia podemos encontrar numerosas promesas que nos ayudan a mantenernos de pie y fuertes en la fe ante cualquier circunstancia. Como seres humanos fuimos llamados a no realizar falsas promesas, porque podemos incumplirlas, mucho menos realizar promesas en nombre de Nuestro Señor, lo que promueve entre los hombres la desconfianza de su cumplimento. Sin embargo, una promesa realizada por Dios es cumplida a pesar de nuestras acciones.

Dios siempre cumple lo que promete, por lo tanto, si lo amamos todas las cosas serán para bien. Pero mucho cuidado como interpretamos esta hermosa promesa de Dios, como señalamos con anterioridad, no es simplemente decir que lo amamos y nuestras acciones no acompañen la palabra, esta es una mala interpretación, de esta bella promesa. Con base en lo anteriormente dicho, a continuación vamos a realizar un análisis de las palabras que se encuentran en este versículo.

Análisis de Toda Obra para Bien

Es importante que para comprender en profundidad y contexto el versículo 28 del capítulo 8 de Romanos, leamos el capítulo de Romanos, debido a que nuestro versículo de Toda Obra para Bien, comienza con una conjunción, que es “ Y “ dice textualmente “Y sabemos que” lo que nos llama a inferir que se encuentra conectado con el versículo 27. Pero la palabra de Dios a pesar de estar escrita para que sea de fácil entendimiento, es profunda y por ello, no debemos simplemente quedarnos con el mensaje, sin conocer el contexto en el que fue escrito.

El apóstol Pablo viene comentando en el capítulo 8 Romanos que los que son creyentes se desenvuelven en un mundo que ha crecido y desarrollado en el pecado. Basta con solo dar una leve mirada, nos encontramos en un mundo que cada día, parece que se aleja del propósito de Dios.

TODO OBRA PARA BIEN

No tenemos ni siquiera que poner ejemplos o hacer menciones, nos encontramos en un mundo convulsionado, en donde las personas viven para ellos, sin importar cuánto daño hacen. Los gobiernos que dirigen a sus pueblos se encuentran lejos de la palabra de Dios.

Pero es que definitivamente la presencia de Dios a través del El Espíritu Santo, es quien nos lleva y dirige en esta vida, para poder superar dificultades y tiempos difíciles, pero con la esperanza en la Gloria que viene. Debemos entonces recordar ante las dificultades que se presentan en esta vida terrenal, que disfrutaremos de la redención, que fue obtenida a través del sacrificio de Cristo.

Debemos estar conscientes que el Espíritu Santo es la presencia de Dios en nosotros y es él quien nos llevará por el camino correcto, quien nos dará la fuerza, quien fortalecerá nuestra fe, porque nos encontramos a un lado de la Gloria.

En el versículo 27 se nos dice “Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos”. Todos los que somos creyentes, debemos tener un verdadero deseo interno, que Dios more en nosotros, que nos llene de su gozo. Ser pacientes ante su voluntad, orar, conocer la palabra y dejarnos guiar.

Ahora continuamos analizando la frase que dice “Para los que aman a Dios”, debemos estar muy conscientes que Dios nos amo primero, lo dice 1 Juan capítulo 4 versículo 19. Que mayor demostración de amor que enviar a su Hijo para que se apropiara de todos nuestros pecados y tener la oportunidad de conocer su rostro al alcanzar la vida eterna a su lado.

Las promesas de Dios no están condicionadas, por eso no tenemos que amarlo primero para que todo obre para bien, en realidad no es exactamente de esta manera. Como el nos ama de manera incondicional, todo obra para nuestro bien, los que creemos en Dios, lo amamos de manera incondicional, la frase solo se nos identifica, no nos obliga a amarlo y ¿Cómo no hacerlo?.  Por lo tanto, lo que en realidad debemos reconocer en esta frase, es que Dios es tan hermoso e inmenso que lo amamos, es digno de amarlo, no hay manera que sea diferente, los creyentes lo aman.

Como el nos ama “Todas las cosas cooperan para bien” sin embargo, no debemos confundir esta frase con el hecho de que como Dios nos ama, entonces vamos a tener más de lo que tenemos y mejor, esta frase no necesariamente se refiere al presente, más bien se encuentra dirigida a nuestro porvenir. La intención de esta bella frase es llenarnos de esperanza y hacer que nuestro presente se llene de gozo.

Podemos reforzar esta interpretación trayendo el versículo 18 del capítulo 8 de Romanos que dice textualmente “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”. No estamos llamados a sufrir en esta vida, tampoco este es el mensaje,  podemos ser felices con la presencia de Dios en nuestro corazón y llenarnos de gozo con la esperanza de la Gloria eterna.

Sin embargo, debemos superar nuestras, situaciones, enfermedades o sufrimientos, sin perder nuestra mirada en Cristo, es la Gloria de Dios es el fin último y todo habrá valido la pena, porque en realidad todo el gozo, toda la paz, se encuentra en la promesa de Dios. Es la manera en que podemos superar nuestras pérdidas, reconocer que no hay injusticia en Dios y sus designios.

Estamos llamados a ser a imagen y semejanza de Cristo es esto lo que quiere decir “para los que son llamados conforme a Su propósito”. Debemos comprender que nada de lo que nos sucede por más que no lo comprendamos y nos parezca en oportunidades injusto, no tiene un propósito para ayudarnos a avanzar en nuestro camino y desarrollo espiritual.

Toda nuestra vida está construida y planificada para que seamos semejantes a Jesucristo, que aprendamos a perdonar, tengamos esperanza, seamos misericordiosos, tengamos control de nuestro carácter, seamos humildes, sintamos amor por el prójimo, entre muchas otras. Todo es hecho para nuestro bien, todo está siendo utilizado para que alcancemos la Gloria en la vida eterna.

Versiones de Toda Obra para Bien

Existen muchas versiones de este versículo del capítulo 8 de Romanos, sin embargo, solo vamos a comparar las versiones de la Biblias más utilizadas y divulgadas como son la Biblia Reina Valera en su versión  del año 1.995, (RVR1995)  la Biblia de la Américas (LBLA) y la Nueva Versión Internacional (NVI).

Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.   (Romanos 8:28, RVR1995).  Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.  (Romanos 8:28, LBLA). Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.  (Romanos 8:28, NVI)

Como podemos ver la única versión que mantiene la conjunción “ y “ es la Biblia de las Américas, por lo que promueve el enlace con el versículo 27, por su parte la Reina Valera dice “Sabemos, además que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien”, el versículo es complementario a los versículos anteriores. Y la Biblia Internacional dice ” Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes los aman” es más directa en el mensaje de que es Dios quien hace que todo sea para bien.

A pesar que cada una de las Biblias nos entrega la palabra con unas pequeñas diferencias, el mensaje de Todo obra para Bien continua siendo el mismo. Estamos llamados a buscar la presencia de Dios y escuchar su palabra, para fortalecer la fe y que todo sea para bien, alcanzando la salvación.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 198 times, 1 visits today)

Deja un comentario