La Circuncisión en la Biblia ¿Qué dice realmente?

La Circuncisión en la Biblia, conoce usted el verdadero significado, lo invitamos a continuar la lectura de este artículo y descubra de que se trata,  cuál es la razón y que dice la Biblia sobre el significado de la misma, aquí le explicaremos todo! .

CIRCUNCISIÓN EN LA BIBLIA

¿Qué es la Circuncisión?

La circuncisión se trata de un procedimiento quirúrgico ambulatorio, en el que se extirpa el prepucio del miembro viril. Se trata de un rito religioso, que debían cumplir los descendientes de Abraham y la cual era la señal del pacto que Dios hizo con él.

En la actualidad existe una polémica en referencia al tema de la circuncisión y es por ello, que  consideramos oportuno desarrollar el tema y dar a conocer que se dice de la circuncisión en la Biblia. Al conocer los fundamentos religiosos de la práctica, entonces podrán decidir por ustedes mismos si los hombres deben o no ser circuncidados.

Circuncisión en la Biblia

Para comenzar a conocer sobre los fundamentos religiosos de la circuncisión en la Biblia, es de suma importancia que demos a conocer en que libros y cuáles son los versículos que hacen referencia a la circuncisión en la Biblia. Comencemos con Génesis capítulo 17 versículos del 9 al 14, en los cuales se indica lo siguiente: Dios se dirige a Abraham y le dice que debe guardar el pacto, no solo él sino también su descendencia, todo varón será circuncidado.

La circuncisión es la prueba del cumplimiento del pacto realizado, la muestra es precisamente la carne de su prepucio, como parte de la solicitud la misma se debe realizar a los ocho días de nacido el varón y la ley recae sobre todo varón nacido en casa, pero también sobre aquel varón que haya sido adquirido con dinero a cualquier extranjero, y aquel que no fue circunciso será cortada de su pueblo y habrá violado su pacto.  Esta es una de las primeras referencias que se realiza sobre la circuncisión en la Biblia, pero no es la única.

CIRCUNCISIÓN EN LA BIBLIA

En Hechos capítulo 7 versículo 8 dice “Y le dio el pacto de la circuncisión; y así Abraham engendró a Isaac, y le circuncidó al octavo día; e Isaac a Jacob, y Jacob a los doce patriarcas”. Y el pacto se repitió en la Ley del nuevo pueblo de Israel, es así que en Levítico capítulo 12 versículo 2 y 3, en ellos se dirige a los hijos de Israel para decir que la mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación y al octavo día se circuncidará al niño.

Por su parte los judíos han respetado el pacto durante siglos y fundamentan su acción en el respeto de la palabra sagrada, en Josué capítulo 5 versículo 2 y 3 Dios ordena a Josué hacer cuchillos los cuales deben estar muy bien afilados, porque debe regresar a circuncidar la segunda vez a los hijos de Israel y Josué obediente hizo  los cuchillos y los afiló, regresó a Israel y los circuncidó en el collado de Aralot.

También en Lucas capítulo 1 versículo 59 un Libro que pertenece al Nuevo Testamento, hacen referencia a la circuncisión “Aconteció que al octavo día vinieron para circuncidar al niño; y le llamaban con el nombre de su padre, Zacarías”

En Hechos capítulo 16 versículo 3, Pablo tenía a Timoteo, quien era un misionero circuncidado, sin embargo, Timoteo era medio judío y Pablo lo circuncidó para que no fuera un obstáculo mientras evangelizaba a los judíos inconversos. Fue su voluntad no fue una exigencia de Dios, sin embargo, para poder llegar a los inconversos Timoteo fue circuncidado.

Como podemos ver en la Biblia hay referencias claras de la práctica de la circuncisión, como el cumplimiento del pacto entre Abraham y Dios y todo aquel que se ciñe al Antiguo Testamento, respeta el pacto y a los ocho días, todos los hijos varones son circuncidados, hoy en día quienes cumplen este pacto sin ningún tipo de protesta son los judíos y musulmanes.

Pero en la actualidad los que se ciñen al Nuevo Testamento argumentan que no es necesario realizarse la circuncisión porque la Biblia en el Nuevo Testamento muestra fundamentos en referencia que respaldan que no es necesario, de los cuales comentaremos a continuación.

En Hechos el capítulo 15 inicia con la diatriba que aquellos varones que no se circuncidaran no serían salvos, sin embargo, se reunieron los apóstoles y los ancianos Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: “Varones hermanos, como ustedes saben hace ya algún tiempo Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen”.

Y Dios, ¿quién lo engaña? el conoce los corazones, amadísimo y hermoso entregó el testimonio, a través de la presencia del Espíritu Santo en cada uno de ustedes, al igual que lo hizo con nosotros”, es decir, que no hay diferencias y la Gracias del Señor los hace Salvos. También en Gálatas capítulo 2 versículo 3 se indica Que ni siquiera Tito, que era griego, fue obligado a circuncidarse. En Gálatas capítulo 5 versículo 11 señalan que aún siguiendo la predicación de la circuncisión sufría persecución, por lo que se pregunta, si se ha quitado el tropiezo de la Cruz.

En Corintios capítulo 7 en el versículo 19 nos dicen que no importa si eres o no circunciso, lo que importa es respetar las leyes de Dios.  De los fundamentos de la palabra en el Nuevo Testamento en el que más válida la salvación de los hombres sin importar si son o no circuncidados es en Colosenses capítulo 2 versículos 8 al 12, en donde de manera muy hermosa señalan que nadie los engañe por filosofías o tradiciones y no según Cristo, porque Cristo habita corporalmente toda la plenitud y nosotros estamos completos en él, señala que en él también fuiste circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de ustedes el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo.

Qué Hacer

Como hemos podido observar la circuncisión en la Biblia se encuentra perfectamente reseñada, es usted y su creencia quien decide si mantener el pacto por considerarse descendiente de Abraham, como  lo  hacen los musulmanes y los judíos, está usted en lo correcto.

Si usted decide que es descendiente de Abraham y decide responder al Nuevo testamento y escuchar las palabras de Pablo que muy claramente expresa en Gálatas, donde refiere que la circuncisión no ayuda ni a la salvación ni a la santificación en Cristo, porque estamos liberados de nuestros pecados, como resultados de la fe en Cristo, también se encuentra en las normas de Dios.

Es definitivamente una decisión que puede usted fundamentar en la palabra sagrada y no estará faltando a ella. Hoy en día se acepta que la circuncisión no es suficiente para honrar y agradar a Dios, es para muchos el sacrificio de Cristo en la cruz lo que realmente salva.

Los cristianos no necesariamente deben ser circuncidados, es una decisión que debería ser propia, en lugar de realizarla como un ritual o para dar continuidad a una tradición religiosa y cultural. Podemos brindar la oportunidad de la decisión, Dios nos ama de igual manera y el sacrificio de Jesús en la Cruz, limpio nuestros pecados.

Abrahám no fue circuncidado de niño, ya era muy mayor cuando Dios hablo con el del pacto. El pacto contenía la promesa divina de que por medio de Abrahám vendrían grandiosas bendiciones por lo tanto, es importante resaltar que la circuncisión no tiene ningún tipo de relación con la virilidad.  Pero por qué en el Nuevo Testamento cambia la visión inicial de la práctica de la circuncisión, se debe a que los israelitas se sintieron indignos al rechazar a la verdadera Descendencia de Abrahám, Jesucristo.

Por lo tanto, Dios los rechazó a ellos y la condición de circuncisos ya no tenía ningún valor para él. Sin embargo, como en el siglo primero aún había personas que practicaban el cumplimiento del pacto, el apóstol Pablo envía a Tito para corregir. Por lo que usted con base en su creencia, en su tradición decide y estará respetando las leyes de Dios.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 264 times, 1 visits today)

Deja un comentario