Santa Cruz de Jerusalén: origen, devoción y promesas

La muerte de Jesús fue un evento único en la historia de la humanidad, a tal magnitud que incluso la historia se dividió en antes y después de Cristo; pero hay un porqué de su sacrificio y también un porqué de que fuera crucificado en un madero, conozcamos sobre Santa Cruz de Jerusalén.

santa cruz de jerusalen

Santa Cruz de Jerusalén

En la biblia se pueden observar un gran conjunto de enseñanzas, historias y eventos que marcaron la historia de un pueblo o de la nación de Israel, debe destacarse que cada una de las historias presentan una enseñanza para el evento que estuviese sucediendo.

Entre ellos se puede observar en el antiguo testamento eventos como la creación del cielo, la tierra y la vida del hombre, el pecado original por parte de Adan y Evan, La inundación del mundo y el arca de Noé, el mar rojo abierto en dos para librar al pueblo de Israel de Egipto, entre muchos eventos más.

Pero en el nuevo testamento se caracteriza por centrar todos los textos en función del evangelio predicado por Cristo y trayendo salvación a todos aquellos que creyeran en el hijo de Dios, en el Mesías que era Jesús. Pero para que todo esto cobrara sentido y el hijo de Dios vino a este mundo fue con el único fin de morir por la humanidad.

La venida de Cristo a este mundo era morir por la humanidad, pero antes que eso era predicar el evangelio y el propósito del verdadero amor de Dios. Pero debe destacarse que su muerte no era simplemente morir y listo, sino debía de ser de tal forma que pudiese abolir la ley impuesta desde la antigüedad y que llevo a multitudes de pecado al pueblo de Israel.

Existen un conjunto de profetas que hablaron y anunciaron la muerte del Mesías como Elías, David y Moisés,donde todos indicaban que moriría como cordero al matadero. Sería torturado, profanado su cuerpo, desfigurado y deshonrado, para culminar lo harían maldición delante de todos al hacerlo morir en un madero.

Todo esto podemos verlo en las escrituras del libro evangelista de Lucas, Mateo, Marcos y Juan; donde destacan cuando Jesús arrastro el madero.

«Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús.

Y le seguía gran multitud del pueblo, y de mujeres que lloraban y hacían lamentación por él.

Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos.

Porque he aquí vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no concibieron, y los pechos que no criaron.

Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos.

Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?

Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos.

Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda».

(Lucas 23: 26- 33)

Hoy en día el símbolo de la cruz donde Jesús fue crucificado representa un símbolo de adoración, para muchos católicos busca la señal de la cruz en señal de la muerte de Jesús.

Considerandolo un madero hermoso en donde murió el Señor Jesús y gracias a ese sacrificio pudo entrar la luz eterna y la salvación para toda la humanidad.

Debemos destacar que la importancia de todo este hecho no es el objeto (la cruz) sino el acto que fue llevada a cabo sobre ella para salvación de la humanidad. En esa cruz se arrastro la mayor maldición de todas, en ella se arrastraron todos los pecados de la humanidad, se hizo un madero maldito por la salvación de muchos, todo esto vino por el sacrificio del único y verdadero Dios.

santa cruz de jerusalen

Devoción a la Santa Cruz de Jerusalén

La devoción por Santa Cruz de Jerusalén es tal, que una de las principales basílicas de roma lleva su nombre donde muchos peregrinos se acercan a visitar fervientemente.

Dentro de la iglesia se pueden encontrar reliquias que están ligadas a la crucifixión de Jesús, dentro de algunas de las reliquias se pueden destacar las partes de la Vera Cruz, las cruces de uno de los ladrones, además de la esponja empapada en vinagre, clavos, corona de espinas y también la inscripción de INRI.

Estas reliquias llegaron luego de una visita a la tierra santa por lo tanto su autenticidad no es totalmente segura, siendo conservadas las reliquias dentro de la sacristía de la basílica.

Algunos de los fragmentos de la cruz de madera son conservadas en las iglesias de todo el mundo de igual forma los cuatro clavos se encuentran distribuidos en diversas zonas del mundo para adoración y veneración.

Además se destaca el como un título cardenalicio, el cual corresponde a un rango que se encarga de distinguir a las iglesias diócesis de Roma que se encuentren completamente ligadas a un cardenal de la iglesia católica.

Este título fue otorgado a mediados del año 600 por el Papa Gregorio I que se encargó de eliminar otros títulos que anteriormente eran otorgados. Con el tiempo en la época de Alejandro III se añadió también título de Basílica de San Lorenzo extramuros.

Origen y simbología de la Santa Cruz de Jerusalén

El inicio de la adoración a la Santa Cruz de Jerusalén inicio a mediados del año 1509 donde fue encontrada una oración sobre la tumba de Jesucristo y luego fue enviada al Papa del Embajador Carlos. Siendo su celebración en la fecha de 3 mayo de cada año, donde se realizará una gran fiesta popular pero con origen religioso, a pesar que hoy en día a llegado a ser más cultural y olvidándose de su verdadero fin.

En aquella época luego de la muerte de Jesús, muchas fueron las potencias que pusieron su vista en la tierra santa, entre algunos de ellos fue el General Constantino.

Durante su expedición pidió a un grupo de arqueólogos que realizara una excavación donde fue el lugar de la crucifixión, donde se encontraron tres cruces, reconociéndose la de Jesús por los diversos milagros que sucedieron luego al tener contacto con una de las cruces.

Desde entonces se realizaron diversas fechas para la adoración de la Santa Cruz en España desde mediado del siglo VII.

Oraciones a la Santa Cruz de Jerusalén

Existen diversas creencias y oraciones realizadas para venerar la Santa Cruz de Jerusalén, entre ellas existen oraciones a la Santa de Jerusalén con aprobación eclesiástica. Algunas se encuentran constituidas por venerar primero que todo al Madero hermoso donde murió el señor Jesucristo engrandando sus maravillas y exaltando su gran labor durante la crucifixión.

La siguiente es una ejemplo excelente de oración a la Santa Cruz de Jerusalén:

Primero que todo dando gracias por sus maravillas y por el bendito sacrificio que Jesucristo realizó sobre el madero y por haberlo librando de la esclavitud del mundo al que estamos atados.

Humillándose en todo momento e implorando al Señor Jesucristo por los diversos padecimientos que sufrió en la cruz y que por medio de ello te olvides de los pecados que he llegado a cometer.

Señor tu trajiste luz sobre nuestra vida y sobre cualquier cosa llenaste nuestras vidas de salvación, gracias por tu salvación, gracias por tu gran sacrificio e la cruz del calvario.

No te olvides de tu grey Cristiana que te busca fervientemente y que persigue tu voluntad sobre cualquier voluntad.

Amén.

Vale la pena destacar que esta también es una oración a la Santa Cruz de Jerusalén con aprobación eclesiastica.

La Magnifica Glorifica Mi Alma al Señor

La misericordia de Dios es grande y maravillosa y se extiende sobre todos aquellos que lo buscan de corazón y con verdad, no cierra sus puertas a nadie.

Perdóname si he quitado la mirada de tu gran sacrificio o si en algún momento me desvié de tu voluntad y de tu propósito.

Me entrego a ti Padre, acepto tu sacrificio en la santa cruz y te honro con mi vida a tus pies, quita las ansiedades de mi corazón y sana las heridas que aun arrastro en mi vida.

Por tu mano he sido salva, por tu sacrificio en la cruz estoy salva, por tu misericordia hoy soy salva y gracias a esto puede ser llamada hija de Dios.

Gracias por cada una de las gotas de sangre donde nos liberaste y rompiste las cadenas que me opresaban, gracias por no escatimar en dar todo para yo hoy poder tener vida y paz

Amén.

Conclusión

Según en las sagradas escrituras el sacrificio de Jesús sobre un madero era de su importancia porque era la única manera que se rompiera el yugo del pecado. Pero en diversos textos se describía que las personas que llegasen a morir sobre un madero eran malditas y arrastrarían por siempre ese yugo.

Como se puede reflejar en siguiente teto, donde se hace referencia del porque debía ser su muerte sobre u madero y donde se derramaría hasta la última gota de sangre que se encontraba en su cuerpo.

«Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero».

(Gálatas 3:13)

Hoy en día somos libres en el nombre de Jesús y gracias a su sacrificio tenemos oportunidad de gozar de la vida eterna.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, aquí te dejamos otros que seguro te interesarán:

(Visited 721 times, 1 visits today)

Deja un comentario