Conoce los Sacramentos de Servicio de la Comunión

La iglesia católica posee un conjunto de clasificaciones, categorías e inclusos simbologías que representan el ritmo de vida que poseen. Existen un conjunto de sacramentos regidos por la iglesia que tienen una gran importancia, en este caso conoceremos sobre los sacramentos de servicio de la comunión.

sacramentos de servicio

Sacramentos

Los sacramentos representan un acto mediante el creyente se encarga de manifestar su relación con Dios.

La palabra sacramento proviene del latín sacramentum y también del griego mystērion. La palabra sacramento proviene del verbo “hacer santo”, equivale del instrumento para ser santo.

En la iglesia católica, representa a signos y acciones eficaces de la gracia invisible de Dios sobre la vida de las personas. Representa a un conjunto de rituales que permiten la actitud divina en los seres humanos.

Los sacramentos se aplican sobre la vida del católico desde el momento que hace su primer acto de fe (bautismo).

Corresponden a 7 sacramentos que son administrados por obispos, también por presbíteros pero solo cinco de ellos.

sacramentos de servicio

Los sacramentos ofrecen signos sensibles y eficaces de la gracia invisible de Dios. Mediante ellos, el creyente defiende ser hijo de Dios.

Existen diversas clasificaciones de los sacramentos, principalmente siendo tres (3) grupos:

  • Sacramentos de iniciación cristiana
  • Sacramentos de curación
  • Sacramentos de Servicio

Sacramentos de iniciación cristiana

Son aquellos aplicados durante la niñez y juventud de los fieles creyentes católicos, destacando los siguientes:

  • Bautismo
  • Eucaristia o comunión
  • Confirmación

Puedes conocer mucho más a detalle estos sacramentos en nuestro artículo: Sacramentos de iniciación religiosa.

Bautismo

Es un símbolo o rito de admisión al cristianismo, donde la persona o el niño son sumergidos a las aguas. Dándosele la opción a la persona de nacer de nuevo y convirtiéndose en el heredero de Dios. Concediéndose el perdón de los pecados que pudo haber realizado principalmente el pecado original.

Según las doctrinas cristianas, es el estado donde la humanidad se encuentra cautiva en distintos delitos y pecados.

Todo esto debido al pecado cometido por Adán y Eva, en el Jardín del Edén, donde se observó la desobediencia del hombre y la mujer.

Debido a esto la humanidad se encuentra atada a una cadena de pecados constante:

“Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.

Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás”.

Génesis 3:17-19

El pecado de la desobediencia de consumir del árbol de la ciencia del bien y el mal, provocó que la humanidad quedara atrapada en una cadena de pecado. Heredando este pecado por ser descendientes de Adán y Eva para toda la humanidad.

La forma de erradicar este pecado fue mediante el bautismo de Jesús, enseñado por él mismo al iniciar su camino por el evangelio durante su estadía en la humanidad. Cuando decidió ser bautizado por Juan el bautista, siendo el Dios y el rey de los cielos, decidió bautizarse por obediencia.

“Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.

 Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?

Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.

Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”.

Mateo 3:13-17

El bautismo represento el inicio de una época de gracia para la vida cristiana, renunciando a la vida de pecado heredara por Adán y Eva. Jesús fue un bautismo de obediencia y de ejemplo para todo aquel que desee abandonar la vida del pecado original.

Puedes conocer más sobre este sacramento a través de nuestro artículo: Signos del Bautismo.

Eucaristía o Comunión

Es el sacramento más comúnmente celebrado con mayor frecuencia entre los creyentes católicos. Considerado el momento el momento de celebrar el cuerpo y sangre de Jesucristo bajo la simbología del pan y el vino. Es celebrada durante la misa momento, donde se comparte la palabra de Dios, todos los domingos.

La simbología del pan (con o sin levadura), hace referencia al sacrificio de Cristo en la cruz del calvario sin derramamiento de sangre. Siendo solamente referencia a su cuerpo, otros de los nombres que posee es hostia (pan acimo).

El vino hace referencia a la sangre derramada por Jesús, durante la liturgia como transformación del vino en sangre, conociéndose este hecho como transustanciación. Siendo participes de la sangre derramada por Jesús por toda la humanidad.

El objetivo principal de la eucaristía es recordar a los cristianos el sacrificio de Jesús que hizo por todos.

La transustanciación es referencia a los cambios que puede realizar Jesús del pecado a la santidad, de la muerte a la vida. Conoce más sobre este tema en nuestro artículo: Transfiguración de Jesús.

Al momento que la persona es participe de este ritual está siendo participe del cuerpo y sangre de Jesús derramada en la cruz. La teología de este hecho está basada en la última cena que Jesús tuvo con los doce discípulos.

Confirmación

Es el tercer sacramento impartido por la iglesia católica, según el orden descrito.

En este punto consta que la persona bautizada se integra completamente a la comunidad creyente de la iglesia católica. Siendo empleado como fortalecimiento de la vida divina del creyente, donde los seguidores y fieles de Cristo se convierten en soldados.

Corresponde a la unión con Dios, ajustando el vínculo que hay entre los cristianos y la iglesia.

En la iglesia antigua, el rito de la confirmación era realizado luego del bautismo, igualmente empleado por la iglesia ortodoxa.

La iglesia católica a partir del año 1600 hasta el siglo XX, empieza aplicarlo a los adolescentes, esperando desarrollar mayor conciencia del acto de la confirmación de los jóvenes.

Por ello, se retrasa la aplicación de la confirmación sobre los recién bautizados y además, relacionándose más a índole pastoral.

El rito se empieza a realizar a partir de los 11 a 15 años de edad de los jóvenes aproximadamente.

Con el pasar del tiempo, Martín Lutero refleja que no se encuentra ninguna base biblia relacionada a la confirmación como un sacramento. Por ello, muchas de las tendencias cristianas rechazan el cristianismo como un sacramento, como la iglesia protestante.

La iglesia católica, aplica la confirmación mediante la imposición de manos y la unción de los oleos sagrados. La ceremonia es desarrollada por un obispo autorizado, o de algún cura o sacerdote autorizado. Este sacramento representa que el católico defiende su fe y permanecerá en ella, aceptando la formación cristiana permanente.

Sacramentos de Curación

Los siguientes sacramentos están más relacionados a la vida adulta y al arrepentimiento de los creyentes para seguir los pasos de Jesús.

Reconciliación o Penitencia

También es conocido como confesión de pecados a un sacerdote, consistiendo en el arrepentimiento de pecados, presentados a Dios. Mediante este sacramento el creyente tiene la oportunidad de reconocer las fallas que haya cometido, arrepentirse y proponerse no pecar más.

El reconocimiento de sus faltas es mediante la confesión de pecados a un sacerdote, el mismo se encarara de escuchar en nombre de dios y conceder el perdón y la paz a la persona.

Es un acto realizado de forma individual a un sacerdote, dejando de un lado el orgullo y actuando con sinceridad y confianza.

La actitud y finalidad de este acto es que el sacerdote haga el prototipo de Dios durante el momento de confesión, escuchando al confesor. El hablar de nuestras fallas y pecados libera de cargas y de tormentos.

A veces lo más difícil es saber soltar y perdonarnos, el ser humano por naturaleza trata d esconder aquello que lo avergüenza. Pero se nos olvida que tenemos al Dios todo poderoso que es nuestro consolador y nuestro defensor.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

1 Juan 1:9

La iglesia católica aplica desde el punto de vista terrenal al sacerdote para perdonar el pecado.

Primero es común observar a la persona declarar su pecado arrodillado ante el sacerdote, declarando así su pecado y pidiendo el perdón de Dios. Después de oírlo el sacerdote ofrece unas palabras de consejo, censura, orientación, conforta al penitente.

Luego recomienda la penitencia, normalmente rezar la oración conocida como acto de arrepentimiento y después pronunciar las palabras de perdón y bendecir a la persona.

Este acto es considerado un acto purificador, liberador para el alma de la persona que se está confesando. Todo lo confesado está completamente repetirlo a otras personas, ni siquiera a otros sacerdotes.

Unción de los Enfermos

Corresponde al sacramento aplicado a toda persona con dificultades de salud o que se encuentre en peligro de muerte. Mediante este sacramento es posible unir a los enfermos con la Pasión de Cristo para de esa forma confortarlos o ayudarlos a superar su sufrimiento.

Mediante este sacramento se otorga la paz al alma moribunda, perdonando sus pecados (si no han tenido la oportunidad de confesarlos). Con esta acción se concede al enfermo o moribundo una gracia especial y eficaz para fortalecerlo y reconfortarlo durante su lecho.

Para ello, se prepara a la persona en su encuentro con Dios y su partida del mundo de los vivos terrenales.

La iglesia católica los considera un sacramento instruido por Jesús, donde en el nuevo testamento se observa una gran cantidad de milagros de curación de personas

Entre ellas se resaltan las historias de la hija de Jairo y la mujer del flujo de sangre:

Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.

Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.

Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.

Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.

Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.

Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?

Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?

Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto.

Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.

Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.

Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?

Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.

Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.

Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho.

Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme.

Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.

Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate.

Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente.

Pero él les mandó mucho que nadie lo supiese, y dijo que se le diese de comer.

Marcos 5:21-43

Podemos observar la misericordia de Jesús sobre los enfermos y la oportunidad que da a todos aquellos que buscan de Dios.

Tuvo misericordia de dos enfermas y no cerro de darles una segunda oportunidad a ambas.

Sacramentos de Servicio

También conocidos como sacramentos de la comunidad, corresponde mucho más allá de la relación con Dios mediante la iglesia o el arrepentimiento personal.

Está vinculado a la gracia, donde dios nos entrega dos (2) realidades una del sacerdocio y otra conyugal.

Todo esto para el servicio y multiplicación de la obra de Dios fuera de la iglesia.

Corresponde dos  tipos de sacramentos donde se puede servir al señor de forma diferente, a continuación conoceremos a detalle cuáles son los sacramentos de servicio.

Sacramento del Matrimonio

La palabra matrimonio proviene del latín matrimonium, palabra de mucha importancia y relevancia para la sociedad.

Es aplicado en un gran número de culturas, se podría decir que es la condición civil más popular del mundo. Representa el vínculo establecido por dos personas hombre y mujer en unión conyugal. Es aplicado de forma civil, según las leyes, normas y prácticas legales y las prácticas comunitarias.

Un matrimonio representa mucho más allá que la unión de dos personas mediante leyes o normas sociales.

Representa la unión de dos vidas, donde se entregan sentimientos, condiciones, emociones y se convive con una persona ajena a tu entorno primeramente por amor.

La unión matrimonial se establece entre conyugues y a su vez representa una unión familiar tanto del hombre como de la mujer.

Está constituido por un conjunto de normas, quehaceres, deberes y obligaciones que con el tiempo se van ajustando pero la manera más firme de resistir.

Es una realidad que tiene su propia forma de ser, existen distintas culturas que varían su forma de matrimonio.

Como los árabes donde se le permite al hombre tener el número de esposas que desee siempre y cuando pueda establecer una cubertura económica apropiada para todas.

Los asiáticos, con una cultura tan estricta y fuerte como China, donde controlan el número de hijos que se puede tener por parejas.

Existen diversas variedades de interpretación del matrimonio, como normas legales para cuidar los bienes individuales en caso de un divorcio.

Para la iglesia el matrimonio es una entrega sagrada delante de dios, es la unión de dos vidas delante de los ojos de Dios.

Repudiando cualquier vinculación externa que falte a su pacto o compromiso establecido como el incesto, adulterio, monogamia, poligamia, entre otras.

Debemos tener conciencia el compromiso que se toma  la a hora de querer establecer un matrimonio y unir su vida a otra persona delante delos ojos de Dios.

Representa un grado de responsabilidad como persona, humano pero también como pareja.

Naturaleza

La unión conyugal tuvo su origen con Dios, en el momento que creo a Adán y a Eva, dándose cuenta que era necesario la pareja y que el hombre no estuviese solo mientras realizo la tierra

“Después dijo Jehová Dios: «No es bueno que el hombre esté solo: le haré ayuda idónea para él»”.

Génesis 2:18

Al momento de la creación, los animales o bestias eran por pareja macho y Hembra y Adán labraba la tierra y ponía nombre a todos los animales.

Era el único ser humano, por ello al observarlo solo Dios decidió que le haría ayuda idónea.

Entonces Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán y, mientras éste dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar.

De la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Dijo entonces Adán: ¡Ésta sí que es hueso de mis huesos
y carne de mi carne! Será llamada “Mujer”, porque del hombre fue tomada”.

Génesis 2:21-23

El matrimonio no es resultado de los instintos como seres humanos tenemos, como atracción, deseo, ilusión. Es el resultado de un designio establecido por Dios, establecido por amor a la humanidad.

De esa manera se garantiza la reproducción en la tierra y el fortalecimiento de los lazos entre parejas y personas.

Un matrimonio significa alianza entre dos (2) personas para toda la vida, se unen libremente por decisión propia.

Institución

El matrimonio es un fundamento establecido por el desde el inicio de la creación.

Siendo un principio para todos los seres humanos, hombre y mujeres que deseen establecer sus vidas.

La iglesia católica lo fundamenta como un sacramento de servicio porque existen parejas que apoyan el amor de Dios y la iglesia.

No existe un escrito o el momento indicado en que Dios lo estableció como un sacramento de la iglesia.

“Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo?, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”.

Mateo 10:4-5

Es necesaria la presencia de Cristo en un matrimonio o en una pareja, porque estarán dando el fundamento correcto y estableciendo todo según como dios lo desea.

La voluntad de Dios es buena agradable y perfecta y todo matrimonio triunfara porque su centro es Cristo.

Signo: Materia y forma

El matrimonio es un verdadero sacramento debido que involucra todas las áreas de las personas o seres humanos. Desde la física hasta la sentimental, involucrando el área más sensible que como seres humanos podemos tener.

El signo, materia y forma está reflejado en los caracteres o posiciones de cada uno de los conyugues:

Signo externo: se representa por la unión civil o contrato formal en el matrimonio.

Materia remota: representa a los conyugues o a los contrayentes.

Materia próxima: representa la entrega física conyugal de los futuros esposos, siendo una donación y aceptación de cuerpos.

Forma: representa la aceptación al sí dado delante de Dios y los hombres.

Ministro, Sujeto y Testigos

Debe destacarse que en este punto se encuentran un conjunto de personajes externos que son fundamentales para llevar acabo la unión matrimonial.

Los ministros corresponden al obispo o sacerdote, que se encarga de realizar la unión espiritual de los esposos.

En el caso de los testigos, representa aquellos amigos, familiares o cercanos autorizados para ser testigos de la unión de la pareja.

Mientras que el sujeto, corresponde a todos los bautizados católicos o que presenten confesión cristianas, que se encuentren presentes en la unión.

En algunos casos, que alguno de los esposos pertenezca a otra religión, se debe pedir una dispensa eclesiástica. Esto corresponde a una carta autorizada donde se explica que se desea casar con una persona no bautizada.

Rito y Celebración

La unión en matrimonio de dos personas católicas o que sean partícipes de la misma fe.

Es celebrada normalmente dentro la iglesia católica, celebrando una misa especial en memoria de la alianza que se está realizando.

Durante el rito, el obispo o sacerdote comparte un texto bíblico enfocado en la familia o en la unión conyugal normalmente relacionado a cantar de los cantares.

“He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí que tú eres hermosa.
Tus ojos entre tus guedejas como de paloma.
Tus cabellos como manada de cabras, 1ue se recuestan en las laderas de Galaad”.

Cantar de los Cantares 4:1

Durante el rito, previamente la iglesia pide una serie de requisitos que hay que cumplir, todo ello para cumplir los parámetros de matrimonio de la iglesia católica.

Hoy en día, la sociedad actual desprecia el matrimonio, prefiere vivir en deleites pasajeros que no los lleva a ningún buen futuro.

Al contraer matrimonio ambos unen sus almas, dando un cambio radical a las condiciones de sus vidas.

Demos el valor del matrimonio que el mismo Dios le dio, esforcémonos en hacer todo correctamente.

Sacramento Orden Sacerdotal

Consiste en la consagración de las personas al servicio de la iglesia católica y de la obra de Dios. Es una entrega completa y llena, exige dedicación completa a Dios y una disposición única a su obra.

Conocido simplemente como la orden, donde un hombre o mujer realiza los votos para trabajar, vivir y dedicarse a la obra de Dios.

Es la orden que concede la autoridad para lograr ejercer funciones y el ministerio eclesiástico dedicado al culto de Dios.

Una de las principales funciones es entregarse por completo a la salvación de las almas, mediante la predicación evangelización y actividades misioneras.

Naturaleza

La orden ministerial está basada en el principal mandamiento que Jesús dejo a sus hijos.

Mediante este sacramento todas las personas u hombres que lo realicen quedan instituidos como ministros sagrados de carácter indeleble.

Entre las diversas funciones que poseen es de enseñar, gobernar y santificar. Son enviados al pueblo, comunidades y regiones para ser consagrados y entrenados en la orden. Todos deben estar bautizados lo cual capacita para colaborar en los que reciben en la Orden. Quedando marcados de carácter especial y diferentes a los demás fieles.

Por ello, se dice que es ministerial este sacramento, es totalmente distinto al bautismo, confirmación donde son confirmaciones de fe.

Este sacramento es una entrega al servicio completo de Dios, dedicado completamente a su obra.

Mediante este sacramento la persona se olvida del yo y de su ego y deja que sea Dios que dirija sus pasos.

El fundamento para este sacramento está basado en el texto bíblico de números 11:24-25

Moisés salió de allí y repitió ante el pueblo las palabras del Señor; luego reunió a los setenta ancianos del pueblo, y los hizo esperar alrededor del tabernáculo.

Entonces el Señor descendió en la nube, y habló con él. Tomó del espíritu que estaba en él, y lo puso en los setenta ancianos; y cuando el espíritu se posó en ellos, comenzaron a profetizar, y no dejaban de hacerlo”.

Números 11:24-25

Institución

Para algunas religiones este sacramento no es válido debido que en las sagradas escrituras no se refleja claramente este sacramento

Entre estas se destaca la iglesia protestante, donde demanda que no existen diferencias sacerdotales.

La iglesia católica se basa en escoger la orden de forma muy similar cuando Jesucristo escogió a sus doces discípulos.

“Ustedes no me eligieron a mí. Más bien, yo los elegí a ustedes, y los he puesto para que vayan y lleven fruto, y su fruto permanezca; para que todo lo que pidan al Padre en mi nombre, él se lo conceda”.

Juan 15:16

Durante el periodo de Jesús en la tierra se encargó de entrenar a sus discípulos en diversas enseñanzas.

Demostrando la abolición de la ley y el vivir como nuevas criaturas bajo la gracia.

Enseñándoles sobre el perdón de pecado y el significado del sacrificio del hijo de Dios.

Para la iglesia católica la misión redentora es imponer las manos a los enfermos, llevar el evangelio a todas las naciones, predicando a todos

Los tres grados del Orden

El sacramento de la orden concede autoridad para lograr ejercer distintos niveles de autoridad en la iglesia católica.

Todos ellos vinculados al culto de Dios y a la salvación de las almas.

Las tres (3) categorías) que se hace referencia al sacramento de la orden son las siguientes:

El Episcopado, se encargan de conferir la plenitud del sacramento de la orden y además de asignar el candidato legítimo sucesor de los apóstoles. Están encargados de confiar los oficios de enseñar, santificar y regir las diversas.

El Presbiterado, se encarga de configurar el candidato como sacerdote de Cristo o el buen pastor. Este tipo de autoridad, puede actuar en nombre de Cristo y administrar el culto divino.

El Diaconado, Se encarga de conferir el candidato para el sacramento de la orden de la iglesia católica. Se aplica a través del culto divino, predicación, orientación y la caridad para las almas creyentes.

La doctrina católica se encarga de indicar la clasificación del orden del sacramento para todos aquellos que hayan sentido el llamado de Dios.

Existen también diversos Ministerios de los obispos, son aquellos que presentan la autoridad de la sucesión apostólica, administrar el sacramento del orden y de la confirmación. Posee la autoridad de predicar en cualquier lugar o iglesia. Se clasifican e dos grupos Obispos con territorio, los que se encuentran frente de una diócesis y obispos sin territorio, aquellos que colaboran en el vaticano.

Los cardenales proceden de los obispos, el Papa los nombra en recompensa a su labor especial en la obra de Dios; presenta la misma autoridad que los obispos en cuanto el sacramento del orden.

Los arzobispos, son aquellos que se les entrega un extenso territorio, teniendo que dividir la diócesis en varias. En cambio, los presbíteros, también considerado los ancianos, se encuentran sujetos a la Orden. La mayor autoridad en la orden del Sacramento la poseen los obispos.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario