Conoce la oración por las vocaciones sacerdotales

Seguramente se esté preguntando el significado de la oración por las vocaciones, pues más allá de estar dirigido a la vocación de carácter religioso, generalmente a cargo de los curas al culminar la misa. No obstante, esta práctica movida por el amor, no es exclusiva de curas y monjas, sino de un colectivo movido por un sublime y amoroso sentimiento.

Oración por las vocaciones

Oraciones por las vocaciones sacerdotales

La vocación representa un llamamiento a través de la oración; en este caso particular, referido a la oración por las vocaciones sacerdotales, donde se dice que el mismo Cristo eligió una vocación en forma de himno para su creación más preciada, es decir, el hombre, que a su vez es el pueblo. Esta preciosa oración es la siguiente:

Mi amado Jesús, tu que Pastor vitalicio de las almas, sírvete mirar con ojos misericordiosos a esta parte de tu rebaño. Señor mio, lloramos huérfanos, proporciona a nosotros tus vocaciones, procuranos curas y religiosos santos. Te solicitamos por medio de la Inmaculada Virgen María de Guadalupe, tu dulce y siempre Santa Madre.

Amén.

Oración por las vocaciones sacerdotales y religiosas

Otra de las peticiones más emblemáticas dirigidas al Señor, en pro de su amado pueblo, en forma de representantes de su Santa Iglesia, es la oración por las vocaciones sacerdotales y religiosas, un ejemplo de ella es la siguiente oración:

Santo Padre, Señor Nuestro Jesucristo, quien proferiste a tus Apóstoles:

La mies abunda y sus obreros pocos; solicitad al Señor más hombres al cultivo”. Sencillamente te imploramos que mandes a tu Iglesia mas vocaciones sacerdotales y religiosas.

Lo solicitamos a través de la Santísima Virgen María, amada Madre, y por la de todos los Santos Patronos y Protectores, que a costa de su vida santificaron nuestro suelo.

Amén.

Ofrecimiento diario de sí mismo

La bellísima oración diaria de ofrecimiento, es la siguiente:

Mi amado Salvador, Tú Señor que confiaste solo a los sacerdotes, el poder de convocar y celebrar la Santa misa, objetivo de su ordenación religiosa, purgar los pecados, distintos Sacramentos, proferir la Santa Palabra de Dios, así como dirigir a los fieles a ver y a llegar hacia Ti, a través de tu Santísima Madre.

Te ofrezco Señor la santificación de los sacerdotes y seminaristas, durante este día, que cada oración, faenas y alegrías, mis sacrificios y sufrimientos. Ofreceos, Señor, auténticos sacerdotes santos que, no deseen otra cosa que Tu gloria y la salvación de aquellos a los que Tú encomendaste.

Amén.

Para los padres de familia

La oración por las vocaciones dedicada a los padres de familia, sencilla pero muy poderosa es la siguiente:

Oh amado mio y Dios mio, Tú que me has concedido hijos. Conozco que las vocaciones emergen del seno de familias cristianas, llamadas por la vida ejemplerizante de sacerdotes fieles. Selecciona a uno de mis como sacerdote. Pues la Iglesia los demanda para proseguir la misión de tu santísimo Hijo Jesús.

Auxiliáme no escatimar ningún medio para que cristalice en alguno de ellos tu llamada, y el resto lo confío a tu Espíritu. Protégelos en tu Santo amor y guíalos al bien.

Amén.

Para el seminario

En tanto la oración por las vocaciones dirigida a Cristo para el seminarista, es como sigue:

Oh, Señor Jesucristo, Tu que te erigiste como el primero interesado en la educación sacerdotal de los Apóstoles, para luego enviarlos a predicar, y continuar tu legado; te rogamos, para que las vocaciones profundicen, para que los Seminarista sean sacerdotes unidos a Ti, en ejemplo, en fe y colmados de amor a la Iglesia.

Amén.

Si te gustó este artículo, puedes visitar:

(Visited 301 times, 1 visits today)

Deja un comentario