Conciencia moral: Significado y caraterísticas

Lo seres humanos presentamos diversos de estados de conciencia que nos permite juzgar entre lo bueno y lo malo. Conoceremos sobre la conciencia moral.

conciencia moral

Conciencia Moral

La conciencia corresponde al conocimiento que posee un individuo que presenta sus propios pensamientos influyendo en sus sentimientos y en sus actos. Se puede atribuir a la capacidad propia de los seres humanos en aceptarse, reconocerse y asimilarse a sí mismos.

La toma de conciencia moral está relacionada con el conocimiento genuino de lo que ocurre consigo mismo y a todo lo que le rodea. También está fuertemente relacionada al sentido del deber, teniendo una alta connotación de las conductas y los actos realizados. Donde se relaciona con el carácter ético, permitiendo que como individuo y persona pueda distinguir entre lo bueno y lo malo.

conciencia moral

Por ello, es necesario mencionar los valores morales al hablar de la conciencia, debido que están completamente relacionado.

La conciencia moral, hace referencia a las actitudes o acciones que pueden llegar a ser consideradas incorrectas. Está relacionada a la rectitud ética que deben poseer los seres humanos mediante las diversas decisiones que se deben tomar cada día.

Debemos tener presente hacer el bien como seres humanos pero el sistema de la vida y el diseño de la sociedad. Puede empujar a las personas en tomar actitudes que pueden tener consecuencias negativas para su persona e incluso a los que le rodean.

La conciencia moral permite tener discernimiento de hacer lo incorrecto a pesar que nuestro juicio o impulso nos muestre lo contrario.

Dentro de la conciencia moral se debe mencionar la importancia del respeto a su persona o hacia otro ser humano.

Características de la Conciencia Moral

La conciencia puede llegar a ser muy compleja y lograr dar una definición es complicado, por las diversas interpretaciones que puede poseer. La conciencia moral puede llegar actuar de formas diferentes, no presenta un patrón de conducta.

El centro de la conciencia moral es poder discernir si la acción que hemos realizado o que vayamos a realizar se encuentra bien o mal.

Existen diversas corrientes filosóficas que interpretan la conciencia moral de diferentes puntos de vista, destacando los siguientes:

Intelectualismo moral, se puede representar entre la identificación entre el bien y l conocimiento. A su vez hace referencia entre reconocer entre el mal y la ignorancia por otra. En pocas palabras, representa si una persona actúa mal es porque cree en su ignorancia, que el mal que está haciendo es lo correcto para los demás. Una forma de corregir esta actitud es educar la razón con los principios morales llevándola a valorar las acciones opuestas.

Emotivismo, En este punto se observa la conciencia moral como un sentimiento. Reflejando que las acciones cometidas pueden llegar a sentirse pero no racionalmente. Los juicios morales no pueden estar desligado de las emociones, debido que toda acción llevara a una reacción sea positiva o no.

Intuicionismo, es considerada parte de la razón se encarga de determinar la maldad o la bondad de otra persona según sus acciones. Está directamente relacionado en percibir lo bueno de lo malo, todo esto no es mediante los sentidos sino es una percepción. Esta corriente representa la conciencia moral como una percepción más allá de la razón.

Prescriptivistas, Se considera la conciencia moral como una actitud imperativa de los juicios. Siendo referencia como mandatos que pueden asentir o rechazar los diversos juicios morales.

Tipos de conciencia Moral

Debido a las diversas interpretaciones que posee la conciencia moral, se pueden reflejar diversos tipos que engloban su terminación.

Conciencia Verdadera

Representa a ese estado de conciencia moral que siempre se encuentra de acuerdo  y en la búsqueda de la verdad objetiva. Siempre está en constante contacto con el sentido común y trato de la sociedad. En este punto es saber reconocer una verdad colectiva que debe ser asumida por todos.

Conciencia Recta

Este tipo de conciencia moral surge cuando la persona actúa sinceramente o con auténticas intenciones. Una persona que es completamente recta puede llegar actuar en coherencia consigo mismo y sus principios. Se encuentra en sintonía de su rectitud personal, permitiendo tener la conciencia de creer y decir que es lo correcto.

Conciencia Errónea

Muchas veces las personas tienen la habilidad de configurar la verdad en función de su realidad o la manera de ver las cosas. En este punto, los individuos creen lo que es correcto a un nivel subjetivo. Todo aquello que es erróneo puede llegar a ser subjetivo, es el punto donde la persona solo evalúa que si es correcto a pesar que en realidad no lo es.

Conciencia Viciosa

Este tipo de conciencia moral, es donde la persona se miente a sí misma, es decir, no es sincera con su propio yo. Normalmente las personas pueden llegar a mentirse engañarse con respecto a sus convicciones, principios, criterios, valores e intereses.

Las personas suele ser impulsivas, precipitadas a la hora de actuar de incluso maliciosas intencionalmente. Es un grado de conciencia donde la persona está completamente consciente de las consecuencias de las acciones y de igual forma cometerla.

Conciencia Rígida

Es el tipo de conciencia  donde la persona siente que debe cumplir todas las normas de forma radical y al pie de la letra. Puede llegar a ser una conciencia errónea disfrazada pues la persona cree estar convencida de lo que es recto así sea falsamente.

Conciencia Laxa

Puede llegar a ser considerada una conciencia de verdad objetiva, donde se observa una gran flexibilidad de los deberes y de las normas. Puede llegar acomodar la realidad de forma flexible para si mismo. Toda va estar vinculada según sus intereses personales y la rectitud flexible de si mismo.

Conciencia Escrupulosa

Tiende a ser una conciencia muy similar a la rígida, donde puede llegar a considerar inmoral el más mínimo error o equivocación. Puede llegar a ser una conciencia errónea invisible que pasa a ser una conciencia falsa en la mente de todas las personas. La persona puede llegar a creer que sus errores son inmorales y no hay nadie que pueda corregir los.

Juez de nuestros actos

Los jueces son aquellos capaces de llevar a cabo un juicio o tomar una decisión definitiva en cuanto a una situación. Puede ser en el ámbito legal o incluso en el ámbito social a la hora de dar una decisión.

Al juzgar o dirigir la conciencia debe tener ciertos principios debido que ella se encarga de dirigir la toma de una decisión de forma correcta en nuestra vida.

Los principios normalmente son fundamentados en el hogar y luego se van fortaleciendo mediante las diversas experiencias de la vida.

Nuestras acciones tienen una influencia tanto positiva como negativa en toda persona que puede rodearnos. Nosotros somos los jueces de nuestras decisiones y de nuestras actitudes.

Conducta moral e inmoral

La moral corresponde a un conjunto de normas y valores que para la sociedad corresponde a modelo de conducta correcto. No todas las personas poseen un comportamiento moral, mientras que otras son completamente lo contrario.

La conciencia moral es la encargada en preparar al ser humano para poder vivir correctamente en la sociedad. Está ligada completamente a la personalidad de cada uno de las personas, para aquellas personas que logran profundizarla, es inevitable no saber discernir entre el bien y el mal.

Mientras aquellos que no logran este estado de comprensión, no lograran diferenciar o se engañaran en lo que es correcto y lo que no.

Los Juicios y la Conciencia moral

Los juicios pueden estar relacionados con los principios que como seres humanos tenemos.

Muchas veces, poseemos actitudes que una vez realizado el acto, la conciencia tiene la capacidad de aceptar si fue bueno pero lo rechaza. Todos sabemos que debemos hacer el bien  a los que nos rodea y evitar el mal.

La condición humana hace que el hombre rechace cuando realizo algo indebido, pero con el tiempo siente la obligación que debe repararlo.

Acto de voluntad

Como condición de sociedad y crianza se expone cuáles son los actos que pueden llegar a ser considerados inmorales.

Toda persona tiene la plena voluntad y conciencia de decidir si hace el bien o el mal.

Cada persona puede presentarle la misma situación pero cada una evaluara según sus principios.

Hacer el bien

Cada persona tiene la capacidad de reflexionar sobre las acciones y decisiones tomadas y con ello valorar los errores y las posibles consecuencias de sus actos.

La sociedad posee alta influencia en la construcción de la ética social de cada una de las personas. Los medios empleados para ello es la educación, los medios televisivos, las vallas publicitarias.

Importancia del Ejemplo Familiar

La familia son el principal rol para establecer los principios que o la referencia moral necesaria para los hijos.

La casa o el hogar son el núcleo principal de la sociedad, donde se asimilan los valores y los principios que marcan al niño para cuando sea adulto.

Esperamos este artículo te haya sido de ayuda, aquí te dejamos otros que te interesarán:

(Visited 3.383 times, 6 visits today)

Deja un comentario