Conoce a Nuestra Señora Virgen de la Sonrisa

La virgen de la Sonrisa, fue una aparición que se le presentara a Santa Teresita. La cual le otorgó la gracia del milagro de su curación de una enfermedad. Ella se encarga de otorgar grandes y maravillosos milagros. Si necesitas de alguno, no dejes de continuar la lectura. Será muy útil para ti, en cualquier momento que requieras de uno. Además de conocer la información para cuando la requieras. ¡Ya lo verás!

virgen de la sonrisa

Nuestra señora de la Sonrisa

Para el día 13 de mayo del año de 1883, se sabe que ocurrió la sanación de Santa Teresita del niño Jesús, lo cual fue mediante un milagro realizado por la Virgen de la Sonrisa. Siendo que ese día se dirigió santa Teresita al rostro que se encontraba en la estatua de la virgen. Siendo que la misma estaba posada al lado de su cama.

Fue así como procedió a orar fuertemente, pidiendo por que fuera sanada prontamente. Así fue que de repente, de acuerdo a lo que es contado por la misma Teresita, comenzó el rostro de María a irradiar mucha bondad y demasiado amor.

Siendo que entonces, Teresa obtuvo su sanación. Motivo por el cual a partir de ese momento, en llamada esta imagen como “Nuestra Señora de la Sonrisa”.

Asimismo, fue exclamado por Santa Teresita, mediante el corazón, hecho ocurrido en meses anteriores lo siguiente: “En el corazón de mi Madre, la Iglesia, será el amor”. siendo el caso que no en todo momento supo que era capaz de amar. Así como tampoco se sintió en la libertad para amar.

Sin embargo, al momento en la virgen de la Sonrisa le regala esa sonrisa tan pura, es cuando ocurre su más profunda sanación. La cual es en cuanto a sus sufrimientos de tipo espiritual. Así como también a aquellos que padecía en el orden:

  • Psicológico
  • Emocional
  • Corporal

Simplemente su sanación provino desde una sonrisa. Una muy poderosa y simple sonrisa proveniente de la Madre de todos nosotros. Teniendo siempre en cuenta que la sonrisa de la Madre de Todos, resulta ser un reflejo correspondiente a su más profundo, inmaculado y materno amor.

Una sonrisa a lo profundo de nuestros corazones

Es por cual la virgen de la Sonrisa, sonríe, hacia lo que es más profundo en nuestros corazones. Es decir, a las profundidades donde se encuentran las más grandes heridas. Tales como pueden ser las carencias y también los sufrimientos más ocultos.

virgen de la sonrisa

Siendo el caso que entonces nos sonríe, entregando su más profundo amor a nosotros. Siendo esto con la finalidad de que todo ese sufrimiento y penar, sea transformado en las mejores bondades, en la paz y la iluminación. Así como también en la calma, que procede del océano de nuestros corazones.

Y es que mediante su sonrisa se puede percibir como ha de florecer el amor en todo nuestro ser. Debido a que todos los vacíos los cuales se encuentran en nuestras vidas, al ella sonreír, de una forma rápida comienzan a ser llenados. Así como aquellas deficiencias que se encuentran presentes en nuestra humanidad se restauran y se elevan. Y proceden a ser sanadas.

Es mediante su sonrisa que es abierta la senda de la gracia en nuestros corazones, con lo que es una libertad nueva. Con su sonrisa, estamos convencidos de que somos amados profundamente, con el más sublime amor que profesa una Madre a sus hijos.

Es así como mediante esa maravillosa sonrisa que nos regala, todos aquellos miedos que sentimos, se disipan por completo. Al ver su sonrisa todas aquellas dudas que nos invaden, comienzan a disiparse y se elevan en la medida que es perfecta del amor.

Nuestros corazones saben que la Virgen de la Sonrisa nos sonríe

Cuando ella nos sonríe nuestros corazones saben que es mucho más la dulzura, la valentía pues sentimos que existe la libertad. Así como también la fecundidad. Es pues el establecimiento de la comunión con la Madre, donde hay vida al igual que hay amor. Puesto que el amor es el que nos hace fuertes.

Así como también nos hace libres, joviales y gozosos. Siendo que al ella sonreír procede a sanarnos, lo cual es en lo más profundo de nuestros corazones.

Oración a la virgen de la Sonrisa

Oh Madre dulce y tierna, ¡que por tu sonrisa sean sanados nuestros corazones!” Ya que es por tu sublime sonrisa materna, por lo que somos sanados puesto que es un reflejo de tu gran amor tan inmaculado, sublime y maternal.

Por eso sonríe con esa potencia tan dulce de tu amor materno y procede a sanar nuestros corazones para que seamos capaces de conocer el amor, y también para recibir el amor, para experimentar el amor, para vivir la senda del amor y para comunicar libremente el amor que recibimos.

Sonríe pues en eso que es más profundo de nuestros corazones y ¡danos entonces la sanación a nuestras heridas! Sí Madre Sonríe además en nuestros corazones y sanemos juntos todas las heridas que tiene la humanidad. Sonríe pues y que tu sonrisa nos haga tener una perfecta comunión tanto de mente, como de corazón, de cuerpo y también de alma.

¡Sonríe, Madre! ¡y sánanos con tu amor!

Sonríenos y expulsa todos nuestros miedos y ansiedades.

Peticiones especiales

Sonríe Madre, y sánanos de todo lo que aprisiona al amor en nuestros corazones. Sonríe a nuestras mentes y danos la sanación a todas las memorias que hieren la visión del amor. Sí Sonríe a nuestros corazones y danos la sanación de las experiencias que nos han endurecido y nos han hecho huir del amor. Sonríenos con ese hermoso tu sublime amor materno y sabiéndonos amados por ti, danos la sanación de todos los miedos y heridas que nos impiden amar libre y generosamente.

Oh Madre Sonríe, y con la luz de tu rostro materno, danos la sanación a nuestros cuerpos de toda la falta de transparencia, en comunicar el lenguaje del amor. Sonríe, Oh Madre Inmaculada, a nuestras almas y danos la sanación de todo lo que se encuentre herido, para el logro de nuestra comunión de amor con la Santísima Trinidad.

Sonríe, Madre, sonríe con tu sublime amor, en los lugares más profundos de nuestros corazones y sánanos, a fin de que sean restaurados y libres, y así podamos conocer lo profundo, lo ancho, lo largo y lo alto del amor de Dios; para que podamos vivir en perfectos lazos de amor con otros corazones y podamos ser ardientes testigos del amor en el Corazón de la Iglesia.

Sonríe, Santísima Madre…Sonríenos y sonríe por nosotros. Una sola sonrisa de tu Corazón Materno sanará nuestros corazones.

(Hacer la petición especial)

Ruega por nosotros, Oh Nuestra Señora de la Sonrisa

Ruega por nosotros Oh Santa Teresita de Lisieux.

Se recomienda aconpañar estas oraciones con la novena a la virgen de la sonrisa.

virgen de la sonrisa

Para que conozcas más acerca de la Madre de Todos, te invito a que visites algunos artículos que son de sumo interés acerca de ella. Y que te servirán de mucho en cualquier momento de tu vida.

(Visited 83 times, 1 visits today)

Deja un comentario