Conoce los doce frutos del Espíritu Santo

Se trata de aquellas virtudes, que nos son otorgadas por Dios, las que se conocen como los Frutos del Espíritu Santo. Siendo que como humanos estamos sometidos a los placeres que la carne, luego entonces, es mediante el espíritu, que se enaltece nuestros actuar ante nuestros semejantes. Así que si andas en busca de contribuir con la existencia de un mundo mejor. No te pierdas este artículo que te será de mucha utilidad. Continúa leyendo y lo verás.

Frutos del Espíritu Santo

Frutos del Espíritu Santo. Gálatas 5:22-23

Recibir con beneplácito, los frutos con los que nos baña el Espíritu Santo, nos dan, la llenura del alma y el gozo, para que nuestra vida sea llena de las bendiciones que merecemos. Vamos a encontrarnos con ellos. Cabe señalar lo importante que son los frutos del espíritu santo para niños.

Fruto

Por lo general el término fruto, está referido a todo aquel producto, el cual es obtenido a través de la tierra. De manera especial está designado a las plantas, y al fruto que proviene de las mismas. Asimismo, frecuentemente es utilizada esta palabra en el sentido figurado. Como lo indica Juan 15:2, “Cristo espera que su iglesia y sus seguidores lleven muchos frutos”.

De igual manera significa “las virtudes cristianas”, siendo las mismas las actitudes y las acciones, en lo que es el resultado feliz que se encuentra en oposición, a lo que son las obras de la carne. Siendo aquellos, que son producidos por el Espíritu Santo, en quienes le siguen y procuran un comportamiento basado en el amor y la luz.

Es así como es mencionado en Mateo 7:16, el reclamo que se refiere a los buenos frutos. Así como también aquellas expresiones, que son visibles de las concupiscencias que se encuentran soterradas. Y que se consideran como obra de la carne. Enseñanza especial para  tener claro los dones y frutos del espíritu santo.

Igualmente, el poder que es invisible del Espíritu Santo, es dado en quienes son traídos a una unión, la cual resulta vital con Cristo, de acuerdo a Juan 15:2-8.16. Aquí, nos encontramos con frutos del espíritu santo biblia.

Y la cual resulta en producir el fruto del Espíritu, es esa forma singular que es la unidad del carácter del Señor. Siendo que todo ello resulta un traste, con lo que son las frecuentes y confusas e incoherentes obras producidas por la carne.

Frutos del Espíritu Santo

Diferencia de los Frutos del Espíritu Santo y las obras de la Carne

Son mencionados por el apóstol Pablo, dos aspectos que resultan muy distintos en relación a lo que son las obras de la carne, y los frutos del Espíritu Santo. Siendo las mismas, según Gálatas 5:22,23:

  • El amor
  • Gozo
  • Paz
  • Paciencia
  • Benignidad
  • Bondad
  • Fe
  • Mansedumbre
  • Templanza.

La carne, es donde se alojan todas las pasiones que provienen del alma humana. La persona la cual viene a Cristo, le es cambiado todo su espíritu o le es purificada su alma, mediante la gracia del Espíritu Santo. Entonces se tiene que los buenos frutos, significa una producción muy selecta, de árboles que son de buena fructificación.

Luego de la conversión, lo que se refiere a la vida del creyente, es necesario que se encuentre regido por el Espíritu Santo, de tal forma que el fruto del Espíritu sea distinto de la vida pasada como irredento, es decir, sin perdonar.

Así es que la conversión hacia su operación, en una especia de muerte, hacia lo que son las cosas de este mundo. Siendo eso al grado de que la persona desprecie, todo aquello que hay en él. A fin de que pueda alcanzar más de lo que es de Dios.

Por lo tanto, es de esta forma, como se logra ser dirigido mediante el Espíritu Santo, y por lo cual se hace entonces manifiesto, lo que son los frutos del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Existen algunos que indican que los frutos del Espíritu Santo son doce, donde además de los nueve ya mencionados se encuentran:

  • Fidelidad
  • Modestia
  • Continencia
  • Castidad.

Esto responde a la pregunta: ¿cuáles son los 12 frutos del Espíritu Santo?

Frutos del Espíritu Santo

En muchas ocasiones, lo que se refiere a las características de los frutos del Espíritu Santo, han sido malinterpretadas dichas virtudes. Así como también el invisible poder que tiene el Espíritu, pensando que son dadas por separado las manifestaciones en la vida de quien cree. Siendo que las características se encuentran muy unidas, y juntas con una esencia de lo que es el cristianismo.

Por lo tanto, si alguno dice que tiene Amor, es necesario que haga manifiesto su gozo. Por lo que, si existe el gozo es porque debe existir paz. De igual forma que si hay paz, debe hacerse manifiesta la benignidad. Es de señalarse que es muy importante la enseñanza de los frutos del espíritu santo para niños.

Es decir, que se hagan manifiestas todas estas características, de las cuales nadie debe carecer en su vida. Si es que se encuentra morando el Espíritu Santo en su vida, todo va a ser mostrado debido a que el Espíritu Santo no hace su manifestación por medida.

Asimismo, como todo es completo, también lo son los Frutos del Espíritu Santo, a fin de que sean perfeccionados. Debido a que es por ellos que no se encuentra ninguna acusación ni ley, pero en el caso de que los mismos falten, es debido a que en el creyente no mora el Espíritu Santo.

Siendo tal como dice, Mateo 7:17: “ningún árbol bueno puede producir malos frutos, todos son buenos, si hay algún indicio de que las obras de la carne de nuevo no han nacido“. Se tienen pues que los frutos del Espíritu Santo son los que se listan a continuación.

Amor

El amor corresponde a la traducción del griego de “Agape”. Siendo que lo mismo tiene como significado el de:

  • Afecto
  • Buena voluntad
  • Amor
  • Benevolencia
  • Espíritu afectuoso.

Se trata pues de la habilidad, así como del poder y la determinación, de amar a la gente a la cual no queremos. Así es como Pablo comienza con la lista de los Frutos del Espíritu Santo, con “Agape”, el amor. El cual verdaderamente es, el que hace que todo el resto de las manifestaciones, se conviertan en una consecuencia.

Siendo que, sin amor no es posible que haya el resto de las características, porque con el amor, todo sería como consecuencia natural y lógica. Debido a que el amor es extendido, y de igual forma manifiesta el resto de las características provenientes del Espíritu.

Se trata pues el amor de un don de Dios, de un atributo de dios, porque Dios es amor, de acuerdo a Juan 4:8. De la misma forma el amor, se trata de la base fundamental, para que sean manifestados los dones ministeriales.

De acuerdo a Colonenses, el amor resulta ser la virtud que logra unir a todo el resto de las características en perfección, o como es dicho por otras versiones: El amor es el vínculo correspondiente a la perfección, es decir, es el vínculo perfecto.

Por lo tanto, el amor es el cumplimiento de la ley. Motivo por el cual, el cumplimiento de la ley resulta ser, el amor según Romanos 13:10. Siendo que el amor tiene la virtud de dar vitalidad, y de que sea puesta en acción la fe.

Gozo

El gozo proviene de la voz griega “Jara”, lo cual tiene como significado, alegría, gozo, siendo que de allí surge el infinitivo “Joirein” que significa:

  • Regocijarse
  • Estar contento
  • Gozoso
  • Estar lleno de gozo.

Es de hacer notar que este verbo, es usado en el Nuevo Testamento. Se trata pues el gozo que lo que es la alegría, que de forma permanente tiene el individuo el cual cree en cristo, como todos estamos llamados a hacerlo. Por lo cual basando una calidad de vida en lo que es eterno y una relación segura con el hijo de dios, al igual que con su Padre Celestial.

En relación al culto contenido en el Antiguo Testamento, el mismo estaba rebosante de gozo. Y además se expresa en fiestas y también en tumultuosas celebraciones. Siendo una de las más claras manifestaciones de gozo, el salterio hebreo, el cual está centrado frecuentemente en el templo, de acuerdo a los Sal. 16:8 y 42:4.

Luego entonces en el Nuevo Testamento, el evangelio resulta proclamarse con gozo, tal como es el nacimiento de Jesús. Así como también su entrada triunfal, de igual forma que su resurrección. Las mismas, están destacadas en un gran marco de gozo.

Siendo que el gozo cristiano, se comporta de una forma tan inclusiva y permanente que es posible sentirse, al momento de que se descubre la voluntad de dios. Así como también cuando se hace sacrificio por la causa de Cristo.

También cuando se testifica de cristo, o se tiene un encuentro personal con él. Realmente Cristo mismo, resulta ser la fuente de gozo que va por encima de las circunstancias de la vida. Siendo por ejemplo que Pablo y Silas, se encontraban gozosos en la prisión en Filipos por la causa de Cristo, según Hechos 16:25.

Paz

De las cualidades del carácter del cristiano, una de ellas es la que hace la representación de la palabra “Shalom”. Siendo su significado el de un bienestar total, el cual implica además la tranquilidad y la serenidad del espíritu.

Se hace pues aquí el énfasis en lo que es la paz con dios, una bendición que se encuentra basada en la relación que con dios se tiene. Y además comprender lo que se refiere a la paz que se tiene consigo mismo, y con las circunstancias. Siendo que Dios es llamado como un Dios de paz.

Por lo tanto, la paz interior resulta ser el don otorgado por Cristo, es un regalo que nos ha hecho. Así que la paz exterior, se trata pues, de la relación que se tiene con Dios y que es deseado que tengamos al igual con nuestro prójimo. El hecho de que vivamos con ellos, en armonía y tranquilidad. Y que mantengamos una sincera y buena amistad.

Paciencia

De los Frutos del Espíritu Santo, la paciencia, proviene del griego “Makrothymia”. Siendo su significado el de longanimidad, apacibilidad, y también indulgencia. No existe espíritu de rencor, se trata pues de un equilibrio de todos aquellos temperamentos, así como también pasiones, que son completamente contrarios al enojo.

Así es que cuando se tiene paciencia, es posible lograr la constancia, la firmeza, e igualmente la perseverancia. Por lo cual, aquel que es paciente desarrolla la tolerancia, y se muestra clemente e indulgente. De la misma forma, significa también resistir con paciencia.

En el Antiguo Testamento, se trata de una sujeción la cual es ejercida por Dios, y que es originada precisamente desde le amor de dios. Así es que la paciencia del cristiano con relación a las personas, debe ir pareja. Puesto que dios, es el que se encarga de otorgar dicha paciencia, la cual resulta ser semejante a la Cristo.

Se trata la paciencia pues, de saber sufrir, saber resistir, a las pruebas que son puestas en la vida. Puesto que el amor es sufrido, es benigno. Siendo que todo lo sufre y lo soporta. Así como todo lo espera. Por lo cual la paciencia es saber soportar lo que son las debilidades, y las provocaciones que los demás infieren.

Benignidad

Este de los Frutos del Espíritu Santo, también tiene como significado el de amabilidad. Pues se trata de ser amable con el resto de nuestro prójimo. Todo lo que es contrario a la dureza. El mismo proviene del griego “Jrestótes”, lo cual tiene como significado:

  • Bondad
  • Integridad
  • Excelencia de carácter
  • Benevolencia.

Como adjetivo, la palabra “Jrestos” tiene como significado el de benévolo. De igual manera que significa bueno en carácter. Así es que la benignidad se le atribuye a dios, tal como uno de los atributos morales. Y esto está relacionado con la conducta que mantiene el creyente.

Siendo el caso que la benignidad está asociada con la misericordia de dios, porque es rico dios en misericordia. Por lo cual, el creyente también debe ser misericordioso. Ofrecer el perdón, tal como dios lo ha hecho se traduce en la manifestación de la benignidad, donde es despojado todo aquello que esté opuesto a ella. Lo cual es un temperamento malo y áspero.

Bondad

De los Frutos del Espíritu Santo, la bondad resulta ser la traducción del griego “Agathosune”, lo cual tiene como significado el de:

  • Benevolencia
  • Bondad
  • Rectitud de corazón y de vida.

Siendo las mismas cualidades del hombre bueno. Así que Agathos, es igual a bueno. Por lo tanto, su significado va más allá de generosidad. Es el hecho de guiar a las buenas obras, de tener un carácter que sea bueno mostrando así nuestro amor cristiano.

Así es que esto es lo que se hace con hechos, hacia los demás, hacia nuestro prójimo. Es pues en dios, la bondad que es infinita, la cual nos es mostrada por la Biblia. Siendo que dios le dijo a Moisés, luego de que el mismo intercediera por Israel, “Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti, y tendré la misericordia por Israel y seré clemente”, según éxodo 33:19.

Frutos del Espíritu Santo

Por lo tanto, la bondad se trata de aquella que nos da el impulso hacia el arrepentimiento de un corazón que sea perverso. Debido a que, si el cristiano anda en la luz, el mismo deberá hacer la manifestación de bondad.

Siendo esta una bondad, que se encuentra asociada tanto con la justicia, como también con la verdad. Esto es en sus distintas manifestaciones, en cuanto a un mismo fruto. Tal como indica Gálatas 5:22,23, donde el fruto del espíritu, tiene nueve manifestaciones y características.

Fe

De los Frutos del Espíritu Santo, la palabra Fe proviene del griego “Pistis”, lo cual tiene como significado, el de carácter de uno en que se puede confiar. Esto se encuentra señalado, como un significado que es pasivo de la fe. Así es que se diría, que es digno de confianza, fidelidad y honestidad en el trato de los unos con los otros.

Asimismo, la Fe según Gálatas, no es la confianza que se tiene en Jesucristo para lograr la salvación, ni tampoco es una doctrina de tipo teológica. Se trata de una virtud, de tipo ética, la cual hace la distinción a quien es cristiano, en cuanto a sus relaciones y sus propias vivencias.

Por lo cual Pistis, en este caso no tiene como significado el de la fe de creer, simplemente al azar, no. Sino que se trata más bien, de la fidelidad, la honestidad, la lealtad que se puede usar de esta palabra, en su sentido de fidelidad.

Así es que un hombre resulta fiel en sus palabras, y sus promesas. Puesto que un hombre en el cual se puede confiar, así como también creer, es el verdadero cristiano, que resulta fiel en todas las facetas de su vida, tales como:

  • Vecino
  • Amigo
  • Esposo
  • Padre
  • Hijo.

Resultando ser fiel también, en sus actuaciones y actos, en sus contratos, así como también en las promesas que realiza.

De la misma forma, se considera como fe, aquella que hace accesible a Dios, que sea un creyente. El cual tiene en el Espíritu de dios, toda su fe, la que no va a menguar jamás. Siendo dicha fe viva, en la que no existe la duda. No solamente para su propia salvación, sino también en cuanto a los dones y ministerios que el Espíritu de dios le ha dado.

Mansedumbre

La palabra mansedumbre es proveniente del griego “Prautes”, lo cual tiene como significado el de:

  • Gentileza
  • Afabilidad
  • Mansedumbre
  • Amistad dulce.

Se trata de lo opuesto a la aspereza, a un temperamento que sea malo. Igual que al enojo que surge repentinamente. La mansedumbre es aquella que soporta lo que es la incomodidad, siendo de los frutos del Espíritu Santo, el que es posible manifestar al momento en el cual se encuentran plenamente rendidos a Dios.

No es debilidad

Es de destacar que la mansedumbre de dios, no implica que sea debilidad. Siendo que el creyente que se encuentra lleno del Espíritu Santo, va a realizar la manifestación de mansedumbre. Puesto que él también es capaz de conocer, lo que es el poder de la indignación. Pero de igual manera también será manso.

Siendo que el elevado lugar, el cual es concedido a la mansedumbre, en la lista de las virtudes humanas. Es debido al ejemplo y a las enseñanzas que fueron dejadas en la tierra por el Maestro Jesús, en su estadía por este planeta.

Por lo tanto, aquel que tiene mansedumbre, será capaz de soportar tanto a los unos como a los otros, aun cuando con sus palabras, va a responder con mansedumbre. Siendo que la misma va a conducir, a una cortesía bastante perfecta, a fin de que podamos reprender, sin que se sienta rencor.

Asimismo, el hecho de discutir sin que se tenga intolerancia, es encarar la verdad sin que se sienta resentimiento. Así como enojarse sin que se peque. Igualmente es ser amables, más no significa que se sea débil. Siendo pues que la mansedumbre se convierte, en una manifestación que procede del fruto del Espíritu.

Es así que es evidente, que las personas solamente van a poderlo manifestar, al momento en que se encuentren rendidas a dios. Y cuando sea la presencia del Espíritu Santo dominando totalmente en el hombre.

Templanza

En relación a los Frutos del Espíritu Santo, la palabra templanza proviene de la palabra griega “engkateia”, lo cual tiene como significado el de El control de uno mismo. Lo mismo, también se conoce como el dominio propio.

Se trata de una de las virtudes que son cristianas, y cardinales correspondientes a la templanza. Siendo el caso que, se nos amonesta a que seamos moderados, y también mantengamos el equilibrio en nuestra conducta.

Por lo cual es el control que es propio del pensamiento, en relación a nuestro enojo. Así como también en nuestro hablar, en el ejercicio del dominio propio, el cual refleja lo que es el poder de Dios en nuestra vida.

Es de señalarse que este término, es utilizado por el Apóstol Pablo, en cuanto a lo que es el obrar correspondiente al Espíritu de Dios. Así es que, no hace el ensalce de la voluntad del hombre que es natural.

Sino que se hace ver más bien, que la vida espiritual, es la que abarca lo que es el control de las pasiones. Y también los impulsos que son propios, de quien es el viejo hombre. Así comprendemos, como ha llegado a ser entonces una manifestación, correspondiente a los Frutos del Espíritu Santo.

Por lo tanto, la templanza está asociada con lo que es contrario a la inmoralidad, a la impureza, al odio, al libertinaje. Siendo que entonces se trata, del dominio propio, contra todos aquellos apetitos mundanos que debilitan al Espíritu.

En Resumen sobre los Frutos del Espíritu Santo

En relación a los Frutos del Espíritu Santo, los mismos se encuentran relacionados unos con otros. Siendo que, en ningún caso de los nueve, es posible que estén separados. Por lo tanto, en esencia, todos se encuentran juntos, siempre estando basados en el amor.

Así es que, no se debe prestar a confusión lo que son las “obras de la carne”, con lo que son “los frutos del Espíritu Santo”. Siendo que existe una grande e incomparable diferencia.

En cuanto a las manifestaciones de la carne, las mismas reciben por nombre el de Obras, debido a que son hechos y también actos. Los mismos que corresponden al resultado de lo que es el interior de cada hombre.

Siendo así cuando, se encuentra sin la gracia de Dios, y que son clasificados como pecados. Al igual que como impureza moral.

De la misma manera también es llamado como inmoralidad y también inmundicia. Mientras que los Frutos del Espíritu Santo, están indicando la unidad singular. Las obras de la carne se basan en su pluralidad, y originan pues el conflicto y la confusión. Caso contrario al fruto del espíritu que da origen siempre a la armonía.

Algunas diferencias

Se pueden tener además las distintas diferencias, entre lo que está relacionada a las obras de la carne y a los Frutos del Espíritu Santo. Tales como pueden ser entre otras:

  • En cuanto a las obras de la carne las mismas, luchan entre ellas mismas.
  • Mientras Los frutos del espíritu santo, hacen la contribución a la perfección y la unidad.
  • Los frutos del Espíritu Santo, ayudan a triunfar ante las debilidades.
  • Lo que son obras de la carne, hacen la destrucción, debilitan y condenan al creyente.
  • El Espíritu ayuda a orar, a buscar más a Dios, mediante su intercesión.
  • El Espíritu hace que se triunfe en la vida, que sea fortalecido y perseverante el ser humano.
  • La carne debilita, espiritualmente apaga sin compasión alguna.

Así es que solamente, mediante los Frutos del Espíritu Santo, seremos seres victoriosos, tanto humana como espiritualmente.

Son muchas los temas de interés que nos pueden orientar, además de enseñar todo lo que enaltece el espíritu, es por ello que te invito, para que visites, algunos artículos interesantes por demás. No te los pierdas, seguro que van a servirte de mucho, en cualquier momento de tu vida:

Gálatas 5:22-25 Frutos del Espíritu
(Visited 590 times, 1 visits today)

Deja un comentario