Oración a buda para la buena suerte y riquezas

Cada humano que habita en este vasto planeta posee una fisonomía, una conducta y este guiado bajo una corriente de pensamiento, que es diferente en cada individuo; cuando logra congeniar o conciliar con otra persona en sus ideas, en sus motivos y, hasta en su amor por algo, es capaz de crear, de construir, de objetar, de crecer y de evolucionar, al punto de poder aseverar con ello una de las grandes verdades que rige el balance universal. Así que te recomendamos la oración a Buda.

oracion a buda

Devoción a Buda

Haciendo énfasis en las creencias, existen una gran variedad de dogmas y de ideologías que enriquecen el saber, el amor y potencian la fe, aun cuando también, hay el que usa los recursos divinos para fines que pueden tener un impacto negativo para con otros, claro, cada quien es libre de afirmar lo que considera correcto para sí mismo.

Lo que también resulta cierto es que las ideologías llevadas de buena forma y sin radicalizarlos, pueden conducir a una mejora para la salud y para la conexión espiritual que se tenga con la advocación.

El budismo es una de esas creencias que enriquecen el ser a través de las enseñanzas del perdón, del amor y del ser desprendido de lo material; consta solamente de la confianza y la fe al enunciar la oración a Buda, uno de esos grandes maestros que la historia presenta, que ven más allá del alcance de todos.

Relatando un poco sobre Buda: Historia

Buda, como se le conoce mundialmente, fue en realidad un hombre mortal, que estuvo en este mundo y cuyo nombre era Siddharta Gautama, un gran referente en la historia hindú y se cree que nació aproximadamente, en el año 558 a.C. La historia se narra en la ciudad de Kapilavastu, en donde ocupaba el puesto de príncipe en el reino de Sakya, encontrado en La India, específicamente en región del Himalaya.

Existió otro sobrenombre que se le dio a esta deidad, el cual era Sakyamuni, el cual representaba en su traducción  al español como “El Ilustre de Sakya.

Este hombre terrenal fue el hijo del rey Suddhodana, y de la encantadora reina Maya, siendo desde pequeño rico y estando lleno de recursos. Se cuenta, de acuerdo a la leyenda, que el nacimiento de Buda fue en los jardines de Lumbini en el instante en que la gloriosa reina iba en planes de visita familiar, en donde siete (7) días después la reina fallese, quedando su tía responsable de la crianza del bebé.

Dioses del Budismo

Tuvo una infancia lleno de recursos y lujos, así como de prosperidad y gran alcance a todo, teniendo siempre a su entera disposición el entretenimiento y la diversión, con vestimenta muy distinguida y costosa, estando acompañado de grandes modales, conocimiento y elegancia.

Aún con tenerlo todo, el joven Siddharta sentía que algo le faltaba, que estaba incompleto, pudiendo conocerlo la razón para lo cual estaba destinado a través de su experiencia con los cuatro encuentros, en donde encaró muy de cerca a la enfermedad, a la vejez y a la muerte.

Bajo esto analizó y concluyó que esos referentes son las mayores causas de sufrimiento para cualquier sociedad, incluida en donde se encontraba él, entendiendo también que el espíritu prevalece sobre la materia.

Al ocurrir este suceso, el joven Buda, quien contaba con veintinueve (29) años deja todo a lo que estaba acostumbrado y se dirige a la ciudad de Magadha, ambiente que influyó en él en cuanto a lo maravilloso de su cultura y de sus conocimientos sobre filosofía, dándose con esto un cambio en todo su exterior e internamente.

En esta importante cuidad, el gran Buda conoció y desarrolló el arte de la meditación, conoció gracias a grandes maestros el arte de hacer yoga y muchos conocimientos poderosos, sin embargo, todo esto no lo hizo sentirse satisfecho. Su gran travesía culminó en Bodh Gaya, en la India, donde afianzó durante seis (6) años los conocimientos en la meditación asi como total concentración estando en silencio y en calma.

Cuando sintió que ya estaba cerca de alcanzar la iluminación se fue de esta localidad, en un día del cuarto mes del calendario lunar, estando en luna llena, y se sentó a meditar bajo la sombra del Árbol de Bodhi, donde se quedaría meditando hasta alcanzar la completa iluminación.

El joven Siddharta, ahora Buda, se mantuvo quieto y aparte ante los sucesos y situaciones terrenales, de los malos espíritus, así como toda perturbación que evitara que pudiese lograr la famosa Iluminación Real o verdadera.

Rezo al sabio Buda para gozar de mejor salud

Se vuelve una práctica obligada para los creyentes y practicantes del budismo pedir por uno de los tesoros que la vida otorga, salud y vida, tanto para ellos, para sus familiares y sus allegados, entendiendo que todo se puede alcanzar con este recurso, acompañado de la fe. Para ello, esta oración a Buda va dirigida hacia el cuido y la mejora de la condición física y espiritual que se tenga en el instante. Esta se expresa:

Excelso Buda, que te encuentras en mi morada para elevar mi fortuna, te brindo un abrazo acompañado de mi tristeza, y te pido que desde ahora seas el ángel que me guíe, confiando en que atenderás a mis peticiones, en donde siempre estará joven mi espíritu, mientras enaltezca al Supremo. Siempre pusiste el ejemplo queriendo y respetando a Dios, ante todo, y gracias a ello, siempre fuiste no de sus protegidos; no me dejes solo.

Tu que acoges al moribundo y brindas la luz a aquel que se niega a ver, que logras que los mudos enuncien palabras, que brindas al parapléjico la oportunidad de que ande, que brindas paz a cualquier ser, te pido que me brindes fortuna, alegría, serenidad, dicha, así como a mis allegados y en mi hogar.

oracion a buda

Honrando al gran Buda para la autoestima, amor y atraer a las personas

Las grandes enseñanzas y la constante oración a Buda, derivan también, en la auto aceptación del ser humano con respecto a sus defectos y virtudes, vitales para lograr una mayor conexión espiritual con el Todopoderoso, así como con sus coterráneos y con el entorno.  De acuerdo a esto y para poner en práctica este conocimiento, se encuentra plasmado el siguiente rezo:

Pido por la felicidad de todos los seres que componen el universo, siendo de todos los tamaños, de todas les especies y cada una con su función, que abunde la alegría, que la felicidad transcienda las etapas del tiempo y lo ocurrido, que no haya ningún ser que no proyecte su luz y que ningún juicio lo logre evitar.

Quisiera que cada humano sea un medio para enviar amor y que a su vez cada ser vivo lo posea, que todos tengamos el derecho a la alegría y a la dicha y que este se multiplique sin importar la frontera.

No hay nada que me evite sentir bien, sentir feliz, queriendo ser siempre ese medio que emana dulzura y serenidad, queriendo que lleguen personas con verdad y con pureza, sin que impere el rechazo y el odio eterno y que no impere nunca lo malo.

Esta felicidad y aceptación la merecemos todos, permite que no haya nada más importante que el compartir y sentir amor, que sea nuestra ruta.

Dioses del Budismo

Pidiendo a Buda por la buena suerte

Es casi un hecho confirmado que toda oración a Buda existente apunta, aun cuando no sea nombrado con las palabras exactas, a la buena venturanza, a la buena suerte, producto de la gran energía positiva que produce el practicar sus saberes, y sacrificios que hizo este gran maestro para entender los misterios del universo, sin ofender a Dios y a la naturaleza.

Queriendo que los fieles se conecten con lo grandioso y lo puro, se encuentra este rezo, el cual se expresa:

Grandioso Buda, poseedor de la prosperidad, referente de la riqueza y de la serenidad, busco con fervor que me ayudes y me escuches. Sabio que vivió con gran prudencia, que logró desprenderse de lo material sabiendo que siempre lograrías llegar a la luz, te pido de rodillas que me ilumines, que puedas ver la situación en la que me encuentro y te apiades de mí.

Voy a tu cercanía de rodillas y esperanzad, queriendo que puedas aliviar la pena de mi corazón, buscando que la fortuna sea mi amiga y que me apoye para poder darle a mi existencia un nuevo camino, un nuevo propósito. Mis deudas y aquello que no poseo golpea mi alma, haciéndome estar cansado de tanto sufrimiento y, por ello te busco, poderoso Buda, buscando que me regales la oportunidad de estar en calma.

Desecho todo lo que me es negativo, todo lo que no me ofrece fortuna, que no le garantice prosperidad a mi familia; busco que tu amplio conocimiento y seguridad me brinde la serenidad que busco, queriendo que sea linda para mi vida, ya que tu no dejas solos a los que confían en ti.

oracion a buda

Conseguir que las personas se inspiren gracias a Buda

Creo que con tan solo conocer la historia del gran príncipe Siddharta, lo que vivió y a lo que renunció en función del conocimiento y de la Iluminación Real, éste se vuelve musa, se vuelve inspiración tanto para los que creen, así como también para los que no lo practican pero que aman conocer una genuina historia. A través de esta oración a Buda, se puede influir en las personas para que puedan querer más, confiar más y tolerar aún más de lo que ya se consideraban capaces, además de poder otorgarles un rayo de luz ante una fuerte tempestad que se esté atravesando. Dicho esto, esta es:

Hermoso y joven Buda, permíteme ser el rayo de luz en la oscuridad de otros que carezcan de claridad y poder brindarles abrigo cuando estén desamparados. Quisiera que tú, poderoso, puedas escucharme, me guíes para llegar a la orilla desde altamar y busques protegerme de los entes malos que quieren dañarme, protege mi alma para que pueda encontrar la paz entre los seis mundos.

Oh, antiguo príncipe, que posees la luz que necesito, así como el amor y la compasión infinita, permite que la felicidad abunde en ellos en función a lo que yo pueda hacer por ellos, pero, más que nada, que no haya temor de los angustiados seres ante lo que yo realice.

Sabio de la gran luz perpetua, lleno de cariño y de gran prudencia ante lo que sucede en el mundo, sin importar si me hacen daño o no, si me aprecian o no, concédeme el don divino del perdón para dárselo a ellos.

Gran ser de amor indudable, lleno de cariño y de gran prudencia ante lo que sucede en el mundo, tu que labras los caminos de la rectitud y de la moral, bríndame la fuerza suficiente para sobrellevar todo, que no me olvide de lo que he aprendido de ti, para que con eso, pueda ilustrar e iluminar a otro ser que lo necesita.

Gran ser de amor indudable, lleno de cariño y de prudencia ante lo que sucede en el mundo, protégeme ante cualquier amenaza, ante cualquier sufrimiento, buscando vivir con ello una vida honrada, sana y llena de infinito amor.

Buscando en Buda el regalo del perdón

En la vida existe la oportunidad de experimentar, de intentar, de fallar y de lograr cualquier objetivo o meta personal cualquiera, siendo importante entender que, si ello va guiado con un buen accionar, el resultado es siempre gratificante.

Ahora, viéndolo desde otra perspectiva, si el experimento o la decisión que se tome lastima a un tercero, lo hiere y hasta lo incómoda, resulta fundamental saber qué hacer ante ello ya que, desde el punto de vista energético, no es nada agradable que exista rencor entre los humanos.

Ante ello, esta la oración a Buda para el perdón, dirigida a aquellas personas que ansían disculparse por aquellos actos cometidos, de los cuales no consiguen que los afectados les puedan comprender el error que cometieron y aceptarla como una acción del pasado, que no será repetida. Dicho esto, se expresa:

De haber perjudicado a alguien en gran forma, de forma consciente o no por mis acciones pasadas, ruego porque me perdone. La tristeza y amargura que me pudieron haber hecho sentir antes esos seres, teniéndolo ellos en cuenta o ignorando ese hecho, que me hicieron sentir confundido, les concedo el perdón.

De no encontrarme aún en condiciones para perdonar al prójimo, me disculpo por haberlo hecho. Bajo todos aquellos momentos en donde me hice daño, donde me juzgué con fuerza y fui muy severo, me pido perdón por todo lo que me he podido hacer.

oracion a buda

Llevando el agradecimiento hasta lo más alto a través de Buda

Si existe algo en el mundo que logra abrir grandes puertas y concilia al humano con lo divino es el agradecimiento, ya sea por todo lo que se tiene, por lo que se tendrá, por los episodios felices y los momentos no tan agradables.

De una forma sencilla, es la manera de poder retribuir el amor hacia todas las acciones y hechos que ocurren en la vida de cualquier individuo; la actitud está en la gratitud que se tenga ante la vida y ante las diferentes eventualidades.

Para ello, esta oración a Buda que se presenta encierra de manera simple y especial la magia del sentirse parte de un gran equilibrio universal, en donde cada quien tiene una cuota de responsabilidad, restando para solo para ello, que sea enunciada de la siguiente manera:

Le doy gracias a todas esas personas que buscaron herirme, ya que, por ello, ahora mi determinación está al máximo. Pido gracias por aquellos que no creyeron en mis palabras de acuerdo a que me han hecho más sabios. Te doy gracias por los golpes que he recibido, porque eso reduce mi deuda kármica.

Con humildad honro y agradezco a quienes me dejaron, el sentido de la independencia lo aprendí por ellos. Doy gracias por los tropiezos intencionados, ya que han fomentado una nueva forma de andar. Quiero ser agradecido con aquellos que me retaron, ya que mi enfoque y mi conocimiento se han elevado y, agradezco con el corazón por mi empuje, ya que me ha acercado al logro de mis objetivos.

Invocando a Buda para ganar la lotería

Sabiendo que uno de los principios dentro del budismo es la buena fortuna, el fiel, valiéndose de su suerte, lo utiliza para pedirle mediante una oración a Buda, que lo pueda ayudar a mejorar su situación económica al ganar la lotería o para generar un ingreso de gran cantidad de riquezas mediante un sólido negocio, derrotando a la probabilidad y al azar. En función a esta solicitud, se enuncia la siguiente súplica:

Gran y poderoso Buda, que guías y conduces a tu fiel por el buen camino, te pido que entres en mi casa, brilles con gran intensidad y venzas el misterio que guarda la lotería y sus azares, en el que me pueda ser de provecho la fortuna que allí está, para así obtener la salud y seguridad de mis familiares y la mía.

Te pido que nos orientes con entrega y con conocimiento, para así cubrir todas las necesidades existentes y evitar daños que malas personas puedan hacerme. Gran deidad oriental, lléname con intensa luz y con gran valor, moviendo de mi camino toda aquella trampa en lo que los enemigos quieran que caiga.

oracion a buda

Plegaria al gran Buda para el dinero, la abundancia y la alegría

El gran maestro de origen hindú, como se ha comentado a lo largo del presente artículo, impulsa al creyente, al ser humano que de verdad tiene fe, a que pueda pensar de que todo es posible si se actúa de buena manera, resolviendo aquello que tiene solución y quedarse calmos ante las situaciones que no tienen arreglo alguno y que no se pueden controlar, buscando que estas no atenten contra la vida.

Ahora, hablando desde el punto de vista material, el dinero, la abundancia y la alegría se pueden llamar y atraer mientras se mantenga una corriente de pensamiento positiva y llena de amor sincero. Es por ello que se disponen un grupo de oraciones hacia Buda, en donde se le pide apoyo para que los pueda acercar hacia el logro de sus anhelos y así, encontrar estabilidad económica, un corazón alegre y prosperidad en todo ámbito. De acuerdo a ello, estas son:

Dinero

Te enuncio estas humildes palabras, queriendo que me quieras y que atiendas a mi ruego, dame la fortuna de siempre tener dinero conmigo, en donde la prosperidad sea un habitante permanente de mi morada y donde sea tratado con absoluto honor, siendo tú en donde anclarme y el punto donde apoyarme. Escúchame y atiende, gran Buda. Amén.

Otra oración a Buda para atraer el dinero:

Con la bendición del Altísimo, ruego a ti, Gran Buda, representante absoluto del éxito y de la abundancia, quien proyecta tranquilidad y prosperidad, te pido que hagas del dinero un recurso infinito para mí, que buenos negocios se presenten, que sea un triunfador a carta cabal, que esté llevado de la mano con el éxito.

Estoy enteramente agradecido contigo, gran maestro. Siendo mis palabras tan fuertes y poderosas como siempre, les pido, espíritus de buena fe, que me escuchen; quiero que me llenes de metales preciosos, de joyas, de dinero, en fin, incontables premios y tesoros, siempre y cuando vengan con buenas energías. Quiero ser alguien con grandes riquezas materiales y espirituales, en donde exista un equilibrio armonioso.  Agradecido con ustedes, sabios espíritus.

oracion a buda

Abundancia

Hermosa familia y gran corazón que hay en cada ser, que vives socorriendo y ayudando a toda tu gente, quisiera poder tener algo distinto, queriendo como primera cosa abundancia en mi existencia, donde la comida jamás falte, así como el recurso del dinero a donde yo vaya, donde siempre pueda profesar mi fe, siempre condiciéndome bajo tu amor y tus enseñanzas. Grande eres, Buda.  Amén.

Alegría: Buda Sonriente

Por medio de tus grandes obras han conocido de ti, y que tiene a la prosperidad, el éxito y la alegría de su lado, te pido que me veas siempre con compasión y con respeto hacia ti, dame la oportunidad de poder solventar mi mala situación, que los pueda atacar estando feliz, permitiendo también que las buenas acciones se multipliquen. Con todo mi corazón te pido, hazme un ser con el corazón iluminado. Te lo pido. Amén.

En el siguiente vídeo contemplaras el mantra de para la riqueza y la abundancia, escucharlo con tranquilidad.

También te puede interesar visitar los siguientes artículos:

(Visited 3.077 times, 9 visits today)
Categorías Budismo

Deja un comentario