Conoce aquí todo sobre El Islam y la muerte, te encantará

El islam y la muerte es un hecho que revela que evidencia la igualdad de los hombres ante Dios. este articulo podrás encontrar mas información que te pueda interesar sobre este tema.

El Islam y la Muerte

El islam interpreta la muerte como una parte más de la vida terrenal. Lo que se sabe sobre el futuro del hombre, es que alguna vez morirá, sin embargo no se sabe en qué lugar, a qué edad, ni cómo. Enseña que la vida es una fracción y por ello debe vivirse lo mejor posible, al mismo tiempo alerta la conciencia de ser más sensibles al dolor de los demás, de lo perecedero, de lo material y lo rápido que llega el fin.

Al igual que el cristianismo está la idea del paraíso y el infierno, toda la creación será remitida al lugar correspondiente según las obras del individuo e intenciones del mismo.

La idea del juicio final prevalece pues es un signo de su justicia, “donde quien haya hecho el bien del tamaño de un grano de mostaza lo verá y quien haya hecho el mal del tamaño de un grano de mostaza lo verá”. En el islam el piadoso es aquel que se prepara para la muerte y por lo tanto no teme a morir.

Islam-y-la-muerte-2

Siguiendo el mismo rumbo del cristianismo y sus similitudes, la misión islámica recomienda no apegarse intensamente a la vida en el orden material, la prioridad es el orden espiritual hacer lo necesario para beneficiar a los demás. Mantiene en la premisa de que todos los bienes del más grande hasta el más pequeño son posesiones de carácter transitorio son temporales, sin embargo no quiere decir que deba vivirse de una forma aséptica o renunciando al mundo.

Anuncia que el ser humano se lleva de esta vida nada más que sus obras. La única posibilidad de tener un saldo a nuestro favor en el momento de la muerte según el profeta Muhammad es:

  • Una descendencia digna que Reza por su alma. Esto se refiere a un hijo virtuoso que no dejará de implorar el perdón divino para sus padres y al mismo tiempo debe hacerse cargo de las deudas económicas.
  • La Caridad que haya hecho y que siga beneficiando a los demás hombres. Es decir, dejar una obra piadosa en funcionamiento ya sea a título individual o comunitario.
  • El conocimiento que haya impartido a otros hombres, que éstos los apliquen y al mismo tiempo lo transmitan. En otras palabras legar una obra científica educativa, como por ejemplo un invento al servicio del bien común. Rito funerario

Islam-y-la-muerte-3

Preparación:

Cuando llega la muerte se considera que el alma abandona el cuerpo, lo cual es conocido como óbito, o en otras palabras, el último suspiro que es cuando el alma abandona el cuerpo. Pasados los primeros minutos de dolor por parte de los presentes a alguien de sus allegados posteriormente, al fallecido le cierran los ojos, se le recoloca la mandíbula y se cubre el cadáver con una prenda o trozo de tela. (Ver: Viajes del Papa Francisco)

Se inician las gestiones para certificar la muerte que se concede el permiso de inhumación, se aplica el ritual islámico que consiste en un baño llamado Gusul, en la preparación del cuerpo llamado Takfin, en las honras fúnebres y en el entierro. Es necesario conocer si el fallecido habría comunicado a sus últimos meses a su cónyuge o a sus hijos o a cualquier persona de su conocimiento referencia en su entierro o cualquier otra diligencia a realizar.

Una persona del mismo sexo se encarga de realizar el lavado con sus manos enguantadas. Además, esta persona debe ser digno de confianza y conocedor de las reglas rituales fúnebres, si esta persona es de los familiares más cercanos tendrá por vida sobre los demás. Cabe acotar que quien vaya al difunto será bien remunerado por Dios tal como profesa el profeta Muhammad.

Islam-y-la-muerte-4

El baño consiste en duchar y limpiar el cadáver hacerle la ablución menor (Udú). Se cubre el cadáver con una tela y se le despoja de sus ropas. Posteriormente, se ducha el cuerpo empezando por la derecha y luego por la izquierda apretando en el estómago para provocar la expulsión de los excrementos retenidos. Luego el fallecido es secado con una toalla limpia, se peina y se le perfuma.

En caso de que el cadáver sea hombre es cubierto por tres sudarios, que se ajustarán al cuerpo con trozos de tela en forma de hilos perfumados preferentemente de color blanco. Por el contrario, si es mujer se viste de falda, camisa larga, velo y dos paños.

Plegaria:

El ritual funerario puede realizarse en una mezquita en un salón o en una sala del cementerio dedicada a la oración funeraria. Se sitúa el cuerpo en dirección hacia la Meca y el imán, o quien oficie la ceremonia, se coloca al lado del féretro. Si es hombre, a la altura de la cabeza del difunto, si es mujer, a la altura de la cintura. Los familiares y amigos estarán detrás del imán en hileras y de pie.

Una vez listo todo esto se inician las oraciones:

  • Takbir inicial por la fatiha.
  • Takbir segundo por el saludo a Abraham.
  • Takbir tercero por la súplica por el muerto.
  • Takbir cuarto para quien se quiera.

Entierro:

En el islamismo, la tumba tiene como objetivo proteger el féretro de toda agresión externa, hasta que este sea absorbido por la misma tierra. El suelo es la morada por excelencia de los difuntos, por lo que se completa el ciclo natural del hombre.

En un entierro el cuerpo es retirado del ataúd antes de ser depositado en la tumba. Dos personas bajaran a la hendidura, colocando el cuerpo del cadáver con la cabeza inclinada a la derecha mirando a la Meca. Luego, se sueltan los nudos de las cintas que ataban los sudarios y se tapa el cuerpo con piedras y ladrillos. Por último, se vierte tierra hasta que está sobre sale un palmo sobre el nivel del suelo. (Ver: Iglesia Ortodoxa Oriental)

Cabe acotar que durante el entierro se ha de evitar toda manifestación exagerada de duelo, por otro lado los familiares llevan comida para las personas que acuden a expresar su dolor.

(Visited 181 times, 1 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario