Quinto Misterio: El niño Jesús perdido en el templo

Al observar las diversas historias bíblicas, se pueden destacar las del nuevo testamento enfocadas en la venida del Mesías para salvar a la humanidad del pecado, en el siguiente artículo conoceremos sobre el quinto misterio, que es: el niño Jesús perdido en el templo.

jesus perdido en el templo

Jesús perdido en el templo

El nacimiento de Jesús es uno de los más discutido por diversas corrientes teológicas, para algunas creencias no es el Mesías para otras un gran profeta

Las iglesias Cristianas, lo adoran como el único y verdadero Dios, hecho carne, murió en la cruz y dio a todo el que creyera en el la potestad de ser llamado hijo de Dios.

Pero destacando las historias relacionadas a Jesús, destacan aquellas que desde niño ya se observaba como un prodigio, un niño diferente a los demás.

Fue concebido en el vientre de la Virgen María por obra gracia del Espíritu Santo.

jesus perdido en el templo

Una vez nacido creció junto a María y a José como sus padres, así como crecía físicamente, crecía en sabiduría y ciencia. Siendo alimentado exclusivamente por el mismo Espíritu Santo de Dios que habitaba en él.

Entre estas destaca la historia de Jesús perdido en el templo, específicamente en las sagradas escrituras, principalmente en los nuevos evangelios de San juan, San Mateo y San Lucas.

Subida a Jerusalén

Todos los años Jesús subía con sus padres a Jerusalén, aproximadamente en la época de Pascua.

Jesús tenía doce (12) años de edad, acompañaba a José y a María todos los años.

Ese año era un año totalmente diferente, debido que según la ley los niños de 12 años pasaban a considerarse adolescentes, asumiendo responsabilidades nuevas en sus hogares.

Por ello, en el corazón de Jesús, sabía que su forma de actuar seria completamente diferente a los años anteriores, marcando un inicio en su camino evangelizador.

El niño se pierde

Una vez en Jerusalen, la familia pasaó varios días alla, celebrando las pascuas como era de costumbre.

Una vez cumplido el tiempo debían regresar a su hogar, pero el niño Jesús no regreso con ellos sino se quedó en Jerusalén sin que sus padres se percataran.

Los padres se trasladaron en una caravana, con una multitud de persona, ellos asumían que el niño se encontraba entre ellos.

Luego de transcurrir un día de camino y pasando todo ese tiempo buscándolo, se percataron que no se encontraba entre los presentes que eran parientes y conocidos.

Debido a eso, entraron en angustia y temor, desesperadamente decidieron retornar a Jerusalén para poder encontrar al niño.

Pasaron buscándolo tres (3) días y aun no lo ubicaban, luego decidieron acercarse al templo.

Encontrándolo allí, en medio de doctores, maestros, eruditos y expertos en las antiguas escrituras, todos escuchándolo con mucha atención y preguntándole sobre su opinión.

Todos los eruditos se encontraban impactados y se quedaban admirados por su sabiduría y alto conocimiento de las escrituras, más aun por las respuestas que daba para ser un simple niño de 12 años.

Ante los doctores de la Ley

Marcando un inicio  distinto en la historia de todo israelita, el mismo Dios quería que el primer lugar donde se predicara del nuevo evangelio, fuera en su Templo.

Iniciando en la casa y el hogar de todos los creyentes a la hora de buscar de Dios.

Por ello, la admiración empezó a crecer y a marcar interés de un niño que conocía todas las escrituras de memoria, todo esto para empezar a labrar su camino.

Era necesario que José y María no estuviesen presentes, porque le restarían importancia e impacto a la imagen de Jesús frente a los sabios.

La palabra debía ser escuchada primero que todo a los doctores de la ley, hombres de edad religiosa (mayores), estudiados, de alto prestigio y muy reconocidos.

Era necesario que Jesús dejase claro, que era el tiempo de abolir la Ley, la misma Ley estaba hundiendo a su pueblo y por ello vino a este mundo para ser el cordero inmolado.

Este acto fue el primer paso de Jesús para empezar su camino en la humanidad.

La angustia y alegría de María y José

A pesar de ello, de las buenas intenciones y del propósito de todo esto en el camino de Jesús.

María y José, sufrían por no encontrar al niño, no entendían el motivo de su desaparición y además que ya eran varios días sin saber de él.

Como padres estaban sumidos en la angustia y el temor del pequeño, no cesando en buscarlos día y noche por 3 días.

Estando agotados y preocupados, deciden buscarlo en el Templo, no solo por creer que estuviese allí, sino para pedir ayuda y apoyo.

Lo que no esperaban era encontrarlo allí, en medio de esos grandes hombres.

María lo primero que hace es expresar su angustia y desespero, en cambio José estaba enmudecido observando y esperando la explicación del niño.

En medio de esto Jesús les explica que él debe ocuparse de las cosas del padre.

A pesar de su dolor, ambos entendían que el propósito de Jesús en esta vida era mayor y se dieron cuenta que esto era el inicio su peregrinación en la vida.

A pesar de ello, solo eran humanos y padres angustiados por la seguridad de su hijo.

Espero este artículo te haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

(Visited 534 times, 1 visits today)

Deja un comentario