Conoce todo sobre la Oración del Credo corto

Una de las oraciones, más recitadas en el mundo es la Oración del Credo corto. Esa que nos refuerza la fe en aquello que la iglesia cristiana ha enseñado. Donde se confirma la creencia en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Sabías que existe otra versión del Credo, que es más larga. Continúa leyendo y te vas a enterar de todo. ¡Te sorprenderás!

Credo corto

El credo católico de la Iglesia

Todos desde muy pequeños, hemos aprendido la oración del Credo corto, que nos enseñaron nuestros padres. Igual que durante el catecismo, nos enseñaron a rezar el Credo. Así es que vamos a indagar a continuación, un poco más acerca de una de las oraciones más importantes de la Iglesia católica.

¿Cuál es el credo?

Seguramente que, al recitar cualquier oración, nos hemos preguntado acerca de ella. Así es que nos encontramos, en cuanto al credo, con que han sido varias las oraciones del credo que han existido. Siendo uno de ellos un Credo corto, recitada por los que fueron apóstoles de Jesús. Y en el otro caso, una versión larga, que sería una versión de Niceno, de Constantinopla.

El Credo corto de los Apóstoles

Este es el Credo corto, del cual todos tenemos conocimiento. Y el que textualmente dice:

“Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso, y desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén”.

El Credo largo de Niceno Constantinopolitano

Esta es la oración del Credo, que afirmaba la fe cristiana, y el cual fue ampliado en el Concilio de Constantinopla:

“Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos. Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero. Engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho. Que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo. Y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.

Y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras, y subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre, y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.

Amén”.

¿Qué es?

Se trata de un símbolo de la fe, el cual mediante una oración, hace la representación de lo que son las creencias de toda la comunidad cristiana. En donde se reconoce a Dios, en toda su grandeza y esplendor. Reflejando lo que es el génesis y la divinidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Donde además es expresado el proceso de la salvación de la humanidad.
Oración del Credo - Conoce fácil y rápido las diferentes versiones del Credo

¿Qué significa?

Al momento de hacer un análisis breve del Credo corto, que es el de los apóstoles, observamos que se divide en tres partes. Siendo que, en las mismas, es resaltado la esencia tan grande de las creencias que posee la religión cristiana.

En su primera parte, del Credo corto, está mencionado como la primordial figura del arraigo de las creencias Dios, exaltando al Padre y Creador de todo. Luego entonces, se refiere a nuestro señor Jesucristo, hijo de Dios, y el cual convivió con nosotros, muriendo, para la redención de los hombres.

Finalmente, se concluye con la mención de la Santísima Trinidad. Siendo con ella se ha de conseguir el perdón y lograr vivir en la vida eterna con plena felicidad.

Te pueden interesar otras oraciones, que te llenarán de paz, te invito a conocer:

(Visited 339 times, 1 visits today)

Deja un comentario