Conoce la historia y ¿cómo surgió el Santo Rosario?

De las más importantes oraciones que se practican en el catolicismo, hay que señalar al Santo Rosario, como fundamental. Siendo que el mismo engloba, vida, obra y pasión, tanto de la Virgen María, como también del Maestro Jesús. Inclusive le fueron añadidos otros misterios por el Papa Juan Pablo II. Entérate de todo lo que debes saber acerca del Santo Rosario. Continúa leyendo. Te vas a Sorprender.

Santo Rosario

Santo Rosario del catolicismo

El Santo Rosario se trata de un tradicional rezo católico el cual se centra en conmemorar veinte misterios, de los mismos, quince se hacen de una manera tradicional, acerca de la vida de Jesucristo y también de la Virgen María. En el mismo es recitad cada una de las siguientes oraciones, luego de que se anuncia cada uno de los misterios:

  • 1 Padrenuestro.
  • 10 Avemarías.
  • 1 Gloria al Padre.

Frecuentemente se designa, como el Santo Rosario, por todos aquellos que profesan el catolicismo. Siendo que la Iglesia, siempre ha hecho el reconocimiento acerca de la eficiencia, que particularmente tiene el Santo Rosario, en donde le es confiado a través de la recitación que se realiza de forma comunitaria.

Además de la constante práctica, unas causas de las de más dificultad. Asimismo, fue dicho por Juan Pablo II que, mediante el rosario, los fieles han de recibir muchas gracias abundantes, como si llegasen desde las propias manos, de la Madre de nuestro Señor Jesús, y Madre nuestra.

De la misma manera, es llamado también como “rosario”, a la sarta de cuentas que se usan a fin de practicar el rezo propiamente del rosario. En este, se encuentran las cuentas separadas, de diez en diez, mediante otras cuentas que son de un tamaño diferente. Asimismo, se encuentran unidas en sus dos extremos con un crucifijo.

Historia del Santo Rosario

En relación a la historia del santo rosario, ésta se encuentra entrelazada con lo que son las antiguas tradiciones, las que son correspondientes a la oración del Oriente y también del Occidente de la población cristiana. El Santo Rosario, tiene sus raíces en el siglo IX, al momento en el cual la manera como era honrada la Virgen María en el Oriente, viene a conocerse en el Occidente.

Es pues, una repetición de aclamación, así como también de alabanzas, las cuales hacen su aparición en el Evangelio de Lucas, comenzando donde se muestra el saludo del Ángel Gabriel a María, según Lucas 1,26-28.

Santo Rosario

De igual manera, se muestra el saludo que es hecho a María por parte de Isabel, en Lucas 1,42. Lo cual se sigue hasta lograr la conformación de la avemaría, acompañada con un conjunto muy rico de himnos, así como también de oraciones, las cuales eran propias de lo que fue conocido como las liturgias orientales.

Dentro de las que mayor influencia tenían, es posible destacar las que están traducidas al latín, a partir del Akáthistos, a quien fuera la madre de dios. Siendo pues un himno, de lo que fue conocido como la liturgia oriental griega. Y la cual tiene data del siglo VI en sus finales. Y que hace la meditación acerca del misterio correspondiente, a la maternidad de la Madre María.

Surgimiento del Rosario difundido por los Dominicos

Fue citado Thomas Esse, por André Duval, de quien mencionó que existía un manuscrito con fecha del año 1501, y que se encontraba bien guardado en la Biblioteca de Múnich. Siendo que, en el mismo, es indicado que el rosario se originó primeramente en la Orden de San Benito.

Luego entonces fue consolidado mediante la obra de la Orden de los Cartujos, y que fue expandido mediante la acción de los dominicos. Asimismo, en los monasterios, era común hacer la recitación de 150 salmos, que también es hecho por los judíos, mediante el salterio de David.

Siendo esto hecho por los sacerdotes y los monjes, puesto que a los fieles y también a los hermanos, con el fin de que pudieran seguir de dicha devoción.

Y motivado a que en la mayor parte no sabían leer, les fue enseñado una práctica la cual era más sencilla. Y se trataba de la recitación de 150 avemarías. Siendo que dicha devoción tomó entonces como nombre el de “Salterio de la Virgen”.

Luego entonces, lo que fue el desarrollo, así como también la popularidad del Santo Rosario, se comenzó a producir durante el siglo XIII. Cuando surgía la oposición a lo que fue el movimiento albigense o también conocido como catarismo.

El no reconocimiento a la Virgen

Siendo que los cátaros, o también conocidos como albigenses, no hacían el reconocimiento a ningún tipo de dogma, que estuviese de alguna forma relacionado con la Virgen María. De la misma forma, procedían a negarse a practicar la veneración por ella.

Luego entonces, ante lo que fueron enfrentamientos producidos entre los católicos y quienes eran albigenses el fundador de la orden de los Predicadores, que se conocía mejor como los dominicos, de nombre Domingo de Guzmán. Se dedica la promoción en lo que eran sus misiones, de rezar el Santo Rosario, de una manera primitiva.

Así es que, siendo los dominicos una orden correspondiente a los predicadores, y estando en el medio del pueblo siempre. Se hizo entonces popular su devoción, lo cual generó que se acrecentara su fama. Aunque lo relacionado con la devoción, tuvo su decaída, en el transcurso del siglo XIV. Continúa de igual forma fomentándola, la orden de los Predicadores.

El resurgimiento del Santo Rosario

El que se encargo de que resurgiera el Santo Rosario, fue el Beato Alano de la Roca. Siendo que tuvo una gran tarea, que luego siguió Jacobo Sprenger prior del Convento, que pertenecía a los dominicos, y que encontraba situada en la Colonia (Alemania).

Así fue como para los finales del silgo XVI, ya se encontraba conformada por la manera con se maneja en la actualidad. Que es como sigue con las oraciones principales de:

  • Contemplación de los misterios.
  • Credo.
  • Padrenuestro.
  • Avemarías.

Así como también lo que se refiere, a la forma de llevar la oración, se hacía por medio de las cuentas o los granos.

Se hace necesario en cuanto a la Avemaría, hacer el señalamiento de que en la oración la segunda mitad se le añadió en el siglo XIV, a la primera. Sin embargo, se convirtió en universal su uso, al momento en el cual el papa Pío V, hizo la promulgación del Breviario Romano, y le mandó a rezar en el Oficio divino, al principio de cada hora, luego del Padrenuestro.

San Pio y el Rosario

Luego entonces, cuando ocurrió la batalla de Lepanto, se convirtió en la causa para que la Iglesia católica, hiciera la celebración de una fiesta, la cual sería anualmente, a lo que es el rezo del Santo Rosario.

Esto debido a que el Papa Pío V, le dio la atribución de la victoria a los cristianos por sobre los turcos, a lo que era la intercesión de la Virgen María, a través del rezo del Santo Rosario.

Siendo que dicha festividad quedó instituida para el día 7 de octubre. En un principio le fue llamada como “Nuestra Señor de las Victorias”, más se produjo la modificación del nombre por el papa Gregorio XIII, colocándole como nombre el de “Nuestra Señora del Rosario”.

Rosarios callejeros

Se considera como un fenómeno de suma importancia, en cuanto a la devoción del Santo Rosario, el hecho de que surgieran en Sevilla en el año de 1690, lo que se llamó rosarios públicos o callejeros. Siendo que además, se fueron extendiendo prontamente por toda España, así como también por las colonias americanas.

Los mismos estaban conformados por cortejos, los cuales eran precedidos por una cruz, y que además portaban faroles tanto de manos como de astas. Los mismos les servían para alumbrar a los coros, y se encontraban presididos, por lo que era la insignia que indicaba que era mariana, la cual era denominada como Simpecado.

Se trató pues, de la referencia principal en cuanto a la devoción. Siendo que para el siglo XVIII en Sevilla, se realizaban más de ciento cincuenta cortejos, los que a diario, realizaban su estación cantando y rezando por las calles, tanto los misterios como las avemarías. Igualmente, los días domingo, así como los festivos, sus salidas eran desde la madrugada.

Asimismo, cuando comenzaron se consolidaron como masculinos, luego entonces al llegar el siglo XVIII en su primer tercio, hicieron la aparición lo que fueron los primeros Rosarios de mujeres, las cuales hacían sus salidas los días festivos en horas de la tarde.

Corona de Rosas Revelación de Fátima y Misterios luminosos

De igual forma, para el año de 1917, en la localidad de Portugal llamada Fátima, le hizo su aparición la Virgen María, a tres pequeños pastores. Siendo que procedió a revelarles, que cada vez que es rezada una avemaría, es tal como si se le estuviese entregando una rosa. Por lo tanto, cada Santo Rosario que es rezado, de manera completa, haría lo que es una corona de rosas.

Luego entonces, para el día 16 de octubre del año 2002, el Papa Juan Pablo II, hizo la promulgación de la Carta Apostólica, de nombre Rosarium Virginis Mariae. En la misma, fue considerado como oportuno, el hecho de adicionar nuevos misterios, los cuales eran cinco, y fueron denominados como los misterios luminosos.

Corona del Santo Rosario

En relación a la corona del Santo Rosario, también llamada como camándula, en algunos países. La misma se encuentra conformada, por la cantidad de cincuenta cuentas. Las que a su vez están dispuestas en grupos de diez, y que son conocidas con el nombre de decenas.

Santo Rosario

Luego entre cada decena, está una cuenta la cual es de mayor grosor, y que está separada de las cuentas utilizadas para las avemarías. En cuanto a la ristra, la misma procede a cerrarse en la parte de sus extremos. Siendo que se encuentra enganchada a los mismos. También puede ser mediante una placa que hace la intersección.

Así es que dicha placa, es posible que sea un triángulo o similar, siendo colocada con la parte del vértice hacia abajo. Por lo cual generalmente, aunque no siempre, en los que son rosarios más antiguos, hay un tramo el cual se sale de lo común, con cinco cuentas de 1, 3, 1.

Así es que las extremas resultan ser algo mayores, tal como las de los Padrenuestro. Luego entonces, en la parte extrema cuelga un crucifijo o Cruz, lo cual se supone era más frecuente, en la antigüedad más atrás del siglo XVIII.

Asimismo, era utilizada antiguamente una medalla en lugar de la Cruz. Así es que pueden considerarse tal vez dichas cinco cuentas como el símbolo de las cinco llagas de Jesucristo. Siendo usadas al momento de rezar las oraciones adicionales, que pueden ser antes o después de los misterios.

Materiales del Santo Rosario

Se pueden encontrar coronas o también rosarios que son completos, lo cual significa, que tienen ciento cincuenta cuentas. Más las 15 correspondientes al padrenuestro, adicionalmente las quince del Gloria al Padre, y también pueden ser cinco o tres adicionales.

A fin de fabricar lo que son las cuentas, eran utilizadas semillas de caoba, inclusive hasta perlas reales. Sin embargo, en la actualidad proceden a fabricarse también con distintos materiales que son artificiales. Comúnmente en el pasado, se podían encontrar de forma común, fabricados en huesos de aceitunas. Siendo creído inclusive, que se trataba de que provenían del huerto de Getsemaní.

En cuanto al rezo del Santo Rosario, de manera tradicional, eran recitadas quince decenas. Siendo que dicho número, fue en aumento a veinte cuando se incluyeron los misterios luminosos en el año 2002, que es correspondiente a la redención, como uno de sus misterios.

Misterios del Santo Rosario

En relación a cada serie de los misterios, los mismos comprenden cinco temas para la meditación, los cuales son diferentes. Puesto que cada uno hace la representación de algún momento de los vividos por el Maestro Jesús. Así como también de la Virgen María, Madre de Jesús y Madre nuestra.

Por lo cual, la representación que hace el rosario es de las rosas, que en forma de oración le son ofrecidas a la Virgen María, en sus diferentes etapas de la vida a manera de misterios.

De forma tradicional, el rosario se encontraba dedicado a una de tres series correspondientes a los “misterios”, los cuales debían recitarse de manera secuencial, siendo cada noche uno distintos. Por lo tanto, serían recitados:

  • Lunes y jueves: Misterios gozosos.
  • Marte y viernes: Misterios dolorosos.
  • Miércoles, sábados y domingo: Misterios gloriosos.

Incorporación de Misterios Luminosos o de la Luz

Luego entonces, para el 16 de octubre del año 2002, fueron incorporados los misterios luminosos por el Papa Juan Pablo II. Siendo que todos los misterios, hacen la contemplación correspondiente a la Virgen María y a la vida pública del Maestro Jesús, desde su bautismo, llegando hasta su pasión.

Así pues, que es sugerido e indicado por el papa Juan Pablo II, que sean los misterios gozosos, trasladados al día sábado. Y colocando entonces para los días jueves, la meditación de los misterios luminosos o de la luz.

Es por ello que, entonces el rezo del Santo Rosario quedó conformado, de acuerdo a los anteriores cambios. Siendo el caso que, los llamados católicos tradicionalistas, tomaron la decisión de no hacer la incorporación, de esta forma nueva de rezo del Santo Rosario. Por lo tanto, conservaron las 150 avemarías con sus correspondientes 15 misterios.

De acuerdo a la incorporación de los nuevos misterios luminosos, quedaría entonces el rezo del Santo Rosario, de la siguiente manera, en base a los Misterios:

  • Gozosos: lunes, sábados, adviento y navidad.
  • Dolorosos: martes, viernes y en el tiempo de la cuaresma.
  • Luminosos: jueves.
  • Gloriosos: domingos, miércoles y en tiempo de Pascua.

Temas de cada misterio

En cuanto a los temas que son recitados en el Santo Rosario en base a cada uno de los misterios, los mismos son:

Gozosos o de gozo

  • El anuncio del ángel a la virgen María.
  • La visita de María a su prima Isabel.
  • La navidad.
  • Presentación de Jesús en el Templo.
  • Jesús perdido y encontrado en el Templo.

Dolorosos

  • La oración de Jesús en el huerto de Getsemaní.
  • La flagelación de Jesús.
  • La coronación de espinas.
  • Jesús lleva la cruz a cuestas.
  • Crucifixión y muerte de Jesús.

Luminosos o de la Luz

  • El Bautismo de Jesús en el río Jordán.
  • La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná.
  • El anuncio del reino de Dios.
  • La Transfiguración de Jesús.
  • La Institución de la Eucaristía.

Gloriosos

  • La resurrección de Jesús.
  • Asunción de Jesús.
  • Venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles.
  • La Asunción de María.
  • La Coronación de la Virgen.

Las formas de Rezar el Santo Rosario

Al momento de comenzar a rezar el Santo Rosario, se sostiene el crucifijo en la mano, con el cual se ha de realizar la señal de la cruz, para posteriormente recitar el Acto de Contrición.

Luego entonces se toma la primera cuenta de mayor tamaño, y se ha de recitar un Padrenuestro. Al seguir en cada una de las cuentas siguientes, que son tres pequeñas, se van a recitar un Avemaría. Así se llega, a la cuenta que es más grande, en la cual ha de recitar una oración de Gloria.

Posteriormente se hace la anunciación del primer misterio del Santo Rosario, el cual va a corresponder al día en el que se está efectuando. Y se procede a la recitación de un Padrenuestro.

Así se llega a las siguientes diez cuentas de menor tamaño, lo que son una decena, allí se procede entonces a recitar una Avemaría, por cada una de las cuentas, mientras se produce la reflexión correspondiente al misterio que se esté practicando.

Luego entonces, se procede a recitar, después de terminadas las diez Avemarías, un Gloria. De la misma manera es posible recitar también, la oración de Fátima. Ha sido en cada una de las décadas siguientes, recitado de la misma forma:

  • Anunciando el misterio correspondiente.
  • Recitando un padrenuestro.
  • Diez avemarías.
  • Un gloria.
  • Meditación del Misterio.

Posteriormente, al momento en el cual quedó concluido el quinto misterio, se suele terminar el rosario, mediante el rezo de la letanía y finalizar con el Salve Reina.

Otras formas del Santo Rosario

De la misma forma, existen algunos otros modos de rezar el Santo Rosario, lo cual va a variar de acuerdo a la manera de la meditación.

Al igual que, las oraciones que son añadidas al momento de rezarlo, y hasta lo que sea la motivación de la misma oración. De esta forma, nos encontramos entonces con las variantes, que corresponden a los rezos de distintos, como, por ejemplo, el santo rosario domingo, y Rosarios tales como, entre otros:

  • El misionero.
  • El de las familias.
  • Por los difuntos.
  • Por la vida.
  • De meditación por la cuaresma.

Es de señalarse que, el rezo del Santo Rosario después de transcurrir más de 1200 años de historia, ha sufrido una evolución. Siendo que se ha ido adaptando en cada país, de acuerdo a su cultura y a su idiosincrasia. Aún cuando sea el mismo fin, la manera de rezarle es posible que tenga variaciones.

Así es que, por ejemplo, se tiene un Rosario Guadalupano, o también el Santo Rosario de la Divina Misericordia. Los mismos, son muy utilizados en la región de América Latina, más, sin embargo, se conocen bastante poco en el resto del planeta.

Las quince promesas de la Virgen María

Es señalado por la Iglesia católica, la existencia de quince promesas, las cuales fueran declaradas por el beato Alano de la Roca, como aquellas que recibió de parte de la mismísima Virgen María. Y que se encuentran destinadas, para todos aquellos que, de una manera devota, hacen el rezo del Santo Rosario.

Cabe destacar que, fue precisamente Alano de la Roca, el que se encargó de hacer el restablecimiento, de la devoción hacia el Santo Rosario, el cual le fuera enseñado por santo Domingo de Guzmán. Lo que fue un siglo antes apenas de su muerte. Y la cual ya se había quedado olvidada luego de eso.

Promesas

  1. Sera otorgada la gracia que pida, al que sirva a la virgen rezando a diario su Santo Rosario.
  2. Recibirán protección especialísima, y beneficios muy grandes los que, de una forma devota, practiquen el rezo del Rosario.
  3. Se convierte, en un escudo de defensa fortísimo el Rosario contra el infierno. Por lo que destruirá cualquier vicio, así como librará de los pecados y también hará el exterminio de las herejías.
  4. Será el Santo Rosario, el germinador de las virtudes, así como también hará que quienes sean sus devotos, reciban la divina misericordia. Siendo que será sustituido, en los corazones del hombre en el mundo, el amor a lo mundano por el amor a Dios. Lo que provocará la elevación a desear cosas que sean celestiales y eternas.
  5. Aquella alma que se encomiende, mediante el Santo Rosario, no va a perecer.
  6. Quien devotamente haga el rezo del Rosario, y haga la consideración de los misterios, no va a sentirse oprimido por ninguna desgracia, ni tampoco le llegará la muerte mediante la desgracia. Asimismo, se va a convertir, y si es pecador. Y va a perseverar en las gracias si es justo. En cualquier caso, va a ser admitido a la vida eterna.
  7. Quienes sean devotos verdaderos, no morirán sin que sean auxiliados por la Iglesia.

Quien cumpla con la devoción del Rosario la Virgen le premia grandemente.

  1. Es el deseo de la Virgen, que todos quienes sean sus devotos en el Santo Rosario, tengan tanto en la vida como en la muerte, la luz y la plenitud que concede la gracia. Y que sean, además, partícipes de lo que son conocidos como los méritos de los bienaventurados.
  2. Todas las almas que sean devotas al Santo Rosario, serán libradas prontamente del purgatorio.
  3. Recibirán un gozo singular en el cielo aquellos que sean verdaderos hijos de su Santo Rosario.
  4. Todo aquello que sea pedido mediante el rezo del Santo Rosario, será prontamente alcanzado.
  5. Todos aquellos que se encarguen de propagar el Santo Rosario, van a ser socorridos en todas sus necesidades.
  6. En todos los casos de quienes procedan a rezar el Rosario, van a tener por hermanos tanto en la vida, como también en la muerte, a quienes sean los bienaventurados del cielo.
  7. Aquellos que rezan el Rosario, se consideran como hijos amados y predilectos de la Virgen. Así como también, los hermanos de su santo hijo Jesús.
  8. El que muestre devoción al Santo Rosario, ya tiene la señal de forma manifiesta de que se encuentra predestinado a la gloria.

El Rosario y las órdenes mendicantes

Para el siglo XIV quienes conformaban a los Franciscanos, Dominicos, Carmelitas y Agustinos, se aglutinaban como las órdenes mendicantes, fueron fundados conjuntamente a sus ramas femeninas. Siendo ellas las que difundieron el rezo del Salterio de María, en sus predicaciones, y los laicos le hacían compañía de forma espiritual. Haciendo así la difusión en la zona ribereña.

En el siglo anterior, ya se encontraba desarrollado el movimiento espiritual de nombre las beguinas. Las mismas eran mujeres que vivían en la comunidad y que eran piadosas. Con una mística y profunda espiritualidad. Siendo que esto hizo que cayeran en sospecha de herejía. Así que la forma de reconducirlas fue inculcándoles el rezo del Salterio de María.

Aquí mediante la unión con la corriente Devotio Moderna, que practicaban una oración sencilla y metódica, así como los pasajes del Evangelio, comienzan a encajar el método del Salterio de María y se van añadiendo coletillas tales como, por ejemplo, “bendito es el fruto de tu vientre, Jesús, que nació en Belén”. Por lo cual se fue extendiendo la costumbre, de añadir a cada una de las reconocidas salutaciones, una diferente terminación acerca de Jesús.

Las Cofradías

Para el año de 1470 se produce a través de Alain de la Roche, lo que se llamó la Cofradía del Salterio de la Gloriosa Virgen María. Siendo sus objetivos principales, la difusión de la devoción al Rosario. Así como crear un ambiente espiritual mariano, donde fuera pedida la intercesión de la Virgen.

El Rosario Perpetuo

En el transcurso de los siglos XVII y XVIII, fue difundido el rezo del Santo Rosario, lo cual fue realizado mediante el Rosario Perpetuo, creado por Fray Timoteo Ricci. Siendo que el mismo, hizo la repartición de 8.760 tarjetas, las cuales correspondían a 8.760 horas, lo cual es un año solar. A fin de que, en cada hora del año, se encontrase alguien rezando el Santo Rosario.

Siendo que la acogida fue tan buena, que muchas ciudades debieron repartirse en grupos de tarjetas, pues sobrepasaron el número de las mismas. Posteriormente mediante el apoyo de los papas, se difundió, a través de Europa y las tierras de misión.

Rosario Viviente

Fue Creado por Paulina Jaricot, una joven seglar, que, pensando en la clase obrera, lo ideo, luego de desfasado el Rosario Perpetuo. El mismo consistía, en la creación de grupos de 15 personas, de las cuales cada una estaba comprometida a practicar el rezo de un misterio del Rosario al día.

De la misma forma otro objetivo era el de dar el apoyo tanto espiritual como económico, a las misiones. Así se crearon Obras Misionales Pontificias y se extendió de forma rápida por Europa.

Equipos de Rosario

A través de la apertura de la Iglesia, se producen cambios espirituales muy profundos. Siendo que, para el año de 1967, se hace la creación de Equipos del Rosario, lo mismo fue por iniciativa del dominico Fray Marie – Bertrand.

Dicho movimiento, tiene un carácter fuerte apostólico y ecuménico. Así es que son equipos conformados por 15 personas, donde también se admiten a los no católicos.

Luego, tal como en el viviente se compromete cada miembro a rezar un misterio del Rosario al día. Asimismo, proceden a reunirse una vez al mes, a fin de orar en la casa de alguno de los miembros. Igualmente, invitan a participar a otras personas.

Finalmente son muchos temas de interés, que te van a encantar, te invito a visitar:

¿Qué idioma hablaba Jesús?

Oración de protección para tu hogar

(Visited 272 times, 1 visits today)

Deja un comentario