26 de enero: día de santa Paula de Roma

En cuanto a santa Paula, se conoce a la que fuera discípula de san Jerónimo. Y que además se encargaría de la conformación de una serie de monasterios en la Tierra Santa. Donde vivió y murió. De igual forma se tiene a otra santa Paula Italiana, y la cual también hizo la obra de Dios. Creando una gran cantidad de monasterios, los cuales fueron a nivel mundial inclusive. No te pierdas todo lo que puedes aprender de esta información.

santa Paula

Vida de Santa Paula Frassinetti

La conocida Paula Frassinetti, se considera como la hija de Dios, a partir del día de su nacimiento el cual fue el 3 de marzo del año de 1809. En la localidad de Génova Italia. Es de destacarse que ese mismo día recibió el sacramento del Bautismo en la Parroquia San Estaban de la misma ciudad de Genova.

El nacimiento de santa Paula

Así es que su nacimiento ocurre, luego de los de José y Francisco, quienes eran sus dos hermanos. Luego entonces, quien posteriormente sería santa Paula, procede a crecer en la casa que era la paterna, de una manera muy serena. En donde posteriormente llegará la alegría, debido al nacimiento de sus otros dos hermanos de nombre Juan y Rafael.

En relación a la madre de santa Paula, la misma es considerada como el más vivo ejemplo de la virtud. Asimismo, la niña desde muy pequeña abre de una forma delicada su alma a la gracia divina. Así es que se produce en ella, una cantidad de cosas que se consideran como maravillosas

Es así que se pudiera señalar que, de acuerdo al plan que Dios tenía dispuesto para ellas, Ángela, quien era la buena madre de santa Paula, no iba a tener el tiempo necesario para que pudiera ver los proyectos que Dios tenía para su amada hija.

Puesto que ocurrió su muerte tempranamente, dejando a quien luego sería santa Paula. Cuando aún se encontraba en una edad muy temprana, de juegos y cuidados.

Queda huérfana y al cuidado de su casa

Sin embargo, más bien le tocó a ella quedarse entonces al cuidado de la casa. Teniendo sus días llenos de desorientación y mucha angustia y dolor en su corazón. Puesto que Paula solamente contaba apenas con 9 años de edad.

Así es que tanto con su Padre Juan Bautista, al igual que con sus hermanos, nunca se ahorró ningún tipo de fatigas. Ni tampoco dejó de brindarles las más amorosas y delicadas atenciones. Siendo que todo esto, le fue exigiendo una gran cantidad de renuncias, y también la ejecución de un sin número de sacrificios.

En cuanto a la primera comunión, de quien luego fuera santa Paula. Así como también del sacerdocio de José, quien fuera su hermano. Se producen una cantidad de momentos que la llevan pues a una profunda reflexión. Debido a que ella ya sentía la divina llamada del Señor en su corazón.

santa Paula

Luego entonces aprende tanto a leer como a escribir en la familia. Y también le es inculcada lo que sería la base en cuanto a su formación. Siendo que su hermano José, el cual había hecho ya muchos avances en el área de los estudios de Teología. Le iniciaría a ella en su formación teologal.

Así es que procede a hablarle de todas las cosas correspondientes a Dios. Siendo que la posterior santa Paula, le brinda toda su atención y le escucha muy atentamente. Puesto que además procede a acoger entonces la palabra de Dios, la cual va a penetrar en su corazón.

Le resuenan las palabras del Maestro

Al igual que también fue capaz de percibir, que estaba siendo llamada para que siguiera de una forma más cercana al Señor Dios. Puesto que era de una manera muy profunda, como resonaban las palabras del Maestro: “quien ama a su padre y a su madre más que a mí, no es dingo de mí”.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que surge un pero muy particular. Y es el caso de que el padre de santa Paula, no se encontraba de acuerdo y se peguntaba entonces ¿Qué haría él entonces sin su Paulina?

Motivo por el cual Paula, termina sintiéndose obligada a acallar su gran deseo. Y procede pues a esperar, lo que sería la hora de Dios. Hasta que finalmente le llega la oportunidad.

Así es que cuando arriba a la edad de 19 años, procede a experimentar un momento en el cual siente un cansancio fuerte. Esto debido a que el ritmo de vida que le tocaba llevar era bastante agobiante, puesto que se encontraba desempeñando el papel de la madre dentro de su familia.

Luego entonces ya el hermano de santa Paula, que se había convertido ahora en el párroco de un pequeño pueblo situado en la costa ligur. Procede a hospedarla en el transcurso de algún tiempo. Siendo que aquel aire puro que se sentía en Quinto, se torna en un excelente remedio para el mejoramiento de su salud, la cual estaba delicada.

El campo de aprendizaje de santa Paula

Así es que, se convierte entonces la vida de santa Paula en la parroquia, como en un campo de aprendizaje en cuanto a las obras de bien. Siendo el caso que de una manera gradual, poco a poco, lo que era su afabilidad tan cordial en cuanto al trato. Comienza a ser un atractivo para todos los jóvenes que habitaban en aquel lugar.

Luego entonces tenían por costumbre, ir al campo todos los domingos, y era allí donde se producían las charlas acerca de Dios. Siendo el caso que se comienzan a repetir los encuentros con una cierta frecuencia, y de esa misma manera comienza a extenderse a otras jovencitas, todas estas ganas de charlas sobre Dios.

Es así como santa Paula, procede a revelarse lo que era el secreto de hacer la dedicación plena de una vida entregada completamente al Señor Dios. Y es así como va a descubrir lo que son sus aptitudes además de su vocación como educadora.

Entonces se procede a formar en su entorno un buen grupo, el cual se compromete a vivir en la comunión del amor. Siendo el caso que es clarificada en la mente de santa Paula, la idea de lo que sería un instituto nuevo. Así es que le confía toda esa inquietud a su hermano el párroco José.

Se hace realidad el ideal de santa Paula

Prontamente, y a pesar de que se presentaron muchos obstáculos. Además de muchos sufrimientos para el logro de su inquietud, finalmente ese ideal se transforma en realidad. Siendo que se convierten en seis las compañeras que superarían aquellos primeros momentos, los cuales resultaron además bien difíciles.

Pero la decisión de santa Paula, resulta ser bastante firme. Siendo el caso que el comienzo de su obra se encuentra marcado por lo que es el signo de la cruz. De aquella cruz la cual sería el amor de toda su vida, y la cual le hizo pronunciar la exclamación: “quien más se sacrifica, más ama”.

Para aquellas personas que están en la búsqueda del encuentro con el Creador, y que quieren realmente conectarse con Él, les invito a visitar los Ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola, Es de seguro que le van a servir para la conexión que están buscando. ¡Les va a ser de gran utilidad!

La primera piedra del santuario ideado por santa Paula

Luego entonces llegado el día 12 del mes de agosto del año de 1834. Es entregada su vida a Dios por siete jóvenes, en lo que se conoció con el nombre del Santuario de san Martino in Albaro.

Siendo que la misa resultó oficiada por José, el hermano de santa Paula. Y el cual les había dado a todas estas jóvenes, una preparación especial. Para el paso tan importante que se encontraban dando.

Se sienten pues sumamente felices, siendo que a las pocas horas, hacen la colocación de la primera piedra, de lo que sería su Instituto. Así mismo comienzan a vivir en comunidad, siendo apoyadas por la única riqueza que tenía, la cual era Jesucristo.

Teniendo en cuenta que realmente no tenían nada, es más eran muy pobres, en su casita ubicada en Quinto. Y la cual había sido elegida como la primera morada de estas jóvenes.

Luego se encargan de abrir una escuela, la cual estaría dedicada a las niñas que fueran más pobres. Siendo que aún así también deberían trabajar, inclusive hasta en las noches a fin de poder sobrevivir. Pero nunca les faltaba el entusiasme y fue de allí donde obtuvieron sus primeros éxitos en cuanto a la Escuela.

Sin embargo, los caminos del Señor, por lo general no resultan ser los caminos de los caminantes. Siendo el caso que mediante los sufrimientos, era que santa Paula consideraba, se le presentaban las pruebas acerca de la voluntad de Dios.

Es entonces el caso de que llega el cólera e infecta a Génova. Por lo tanto, aquellas que consideraba como sus hijas, están prestas para llevar a quienes lo necesitaban ayuda y consuelo.

El ofrecimiento de acoger una obra a santa Paula

Tenemos entonces que para el año de 1835, D. Lucas Passi, el cual era un sacerdote correspondiente a la región de Bérgamo. Y que además era amigo de D. José, el hermano de santa Paula. Teniendo en cuenta el grande celo apostólico del cual era dueña ella, le hace la proposición para que acoja en su Instituto lo que era la Pía Obra de santa Dorotea.

La cual había sido fundada, a fin de que se acercase a todos aquellos jóvenes de mayor pobreza. Y que se encontraran necesitados, en lo que era tanto su ambiente de vida como también su ambiente de trabajo.

Es así como entonces santa Paula, tiene la percepción en cuanto a la originalidad que representa la obra que le proponen. Siendo esto en cuanto a su línea educativa. Así como también, lo relacionado con la dimensión apostólica de la que es su consagración.

Es por lo tanto que no tiene duda alguna, en realizar la integración de la misma, en las actividades correspondientes a su Instituto. Así es que las que eran como sus hijas, ahora no llevarán por nombre el de “Hijas de la Sant Fe”, y pasarán a llamarse ahora “Hermanas de Santa Dorotea”.

Se trata pues, de un momento de suma importancia para lo que es la vida de aquella comunidad, la cual puede ver como se concreta entonces la inspiración que era la original, de “estar plenamente disponibles en las manos de Dios, para evangelizar a través de la educación, dado preferencia a los jóvenes y a los más pobres

El surgimiento de nuevas casas

Luego entonces comienzan a surgir en Génova una serie de nuevas casas. Y posteriormente en centro de la cristiandad. Siendo el caso que con apenas siete años de fundado el instituto, lo cual ocurrió el día 19 de mayo del año de 1841.

Así es que Paula toma rumbo a Roma, la cual además se encontraba acompañada por dos novicias. Y de la misma forma que en todos sus procesos, también surgen aquí una serie de dificultades nuevas.

Luego entonces la primera casa donde se ubican, consta de dos habitaciones de pequeño tamaño, las cuales se hallan situadas en un establo. El mismo que se encuentra exactamente en el callejón de los Santos Apóstoles. Siendo el caso de que Paula termina aceptando todo esto.

Sin embargo, para su beneplácito, se encuentra esperándola una gran recompensa. Puesto que habrá de ser recibida, por quien en ese entonces era el papa Gregorio XVI, el cual se siente complacido por la labor que desempeñan sus Doroteas. Y es por tal motivo, que se encuentra sumamente feliz, puesto que para ella: “le ha hablado el Señor”.

De la misma manera, son muchas las incomodidades, así como también los sufrimientos los cuales van en aumento.

Siendo el caso que tanto la pobreza, así como también las enfermedades, comienzan a inferir aflicción a aquellas hermanas tan heroicas, las cuales no tienen en ningún momento una moneda la cual les pueda servir para aplacar sus necesidades.

Se le otorga dirección de conservatorio de santa María del Refugio

Luego entonces, para el año de 1844 el papa, procede a concederle a Paula, lo que es la dirección correspondiente al Conservatorio de santa María del Refugio.

Siendo que el mismo se encontraba ubicado en la localidad de san Onofrio. Así es que santa Paula, con todo su toque de dulzura y de caridad, comienza a darle a dicho ambiente, un aspecto completamente nuevo.

Al igual que también una orientación, la cual resulta decisiva para lo que sería el futuro en cuanto a dicha institución. Siendo el caso que, debido a su presencia en la misma, la casa de San Onofrio se tornará en la sede generalicia.

Posteriormente para el año de 1846, procede a invadir Italia, algo más que un pensamiento político, siendo considerado más bien, un espíritu antirreligioso. Teniendo en cuenta que en Génova, de igual forma comienzan a ser perseguidas duramente las Doroteas. Motivo por el cual las “hijas de Paula” proceden a vivir una serie de momentos, de una persecución demasiado fuerte.

De la misma forma arriba también a Roma la tempestad. Siendo el caso que inclusive el papa Pio IX, quien fuera el sucesor del papa Gregorio XVI, tiene la obligación de irse a refugiar hacia Gaeta. Al igual que todos los servidores de la Iglesia, tales como:

  • Cardenales
  • Obispos
  • Prelados

Proceden a alejarse rápidamente de la capital de Italia. Siendo el caso que entonces santa Paula, procede a permanecer sola estando al frente de una comunidad la cual era bastante numerosa. Y es así como mediante una fe sumamente intrépida logra la superación de aquellos tan terribles y dramáticos momentos.

La audiencia con el papa Pío IX

Por lo tanto, es calmada la borrasca y para el año de 1850, es cuando al fin santa Paula obtiene lo que era aquella tan ansiada audiencia con el papa Pío IX, el cual ella le consideraba como si fuera su padre. Siendo este inmenso amor tanto al papa como también a la iglesia, el motivo para que fuera hasta Gaeta. Haciendo así la remembranza a lo que fue el gesto de Santa Catalina de Siena.

Es así como entonces, comienza lo que es la última etapa en la vida de quien fue la fundadora. Siendo el caso que se puede definir como el periodo correspondiente a una gran expansión. Debido a que el Instituto, además de que se consolidaría en Liguria, y también en los Estados Pontificios, hace lo que es la extensión de su obra hacia el resto de Italia, inclusive hasta el resto del mundo.

Siendo que de hecho, proceden a surgir en Roma diversos centros de tipo educativos. Y es así como santa Paula comienza a realizar los trámites correspondientes, a fin de abrir una casa situada en Nápoles. Así mismo que un internado en Bolonia, y demás un orfanato en Recanati.

Luego entonces para el año de 1866, se produce la marcha de las primeras hermanas misioneras hacia el país de Brasil. Igualmente, durante ese mismo año, logra otra meta, la cual era prometedora y que fue Portugal.

Asimismo, santa Paula le da todo el ánimo a sus “hijas”. Diciéndoles con sumo amor: “El Señor os llene de su Espíritu. Y os convierta en otras tantas llamas ardientes, que donde tocan encienden el fuego del amor de Dios”.

Sin embargo, es bueno señalar igualmente que las dificultades no cesan durante el camino de los santos. Siendo que Paula era una mujer con una fe muy afianzada, por lo cual decía “El Señor nos quiere apoyadas solo el Él, y si tuviéramos un poco más de fe, cuanto más tranquilas estaríamos en medio de las tribulaciones”.

De la misma manera también procede a decir: “Vive el abandono completo a la Voluntad de Dios «única perla que debemos buscar» – dice ella – y que constituye su paraíso: «Voluntad de Dios, eres mi paraíso»

Luego entonces para el año de 1878, ocurre la muerte del papa Pío IX, aquel que fuera el papa que durante la gran cantidad de encuentros que tuvo con santa Paula. Siempre le otorgó sus palabras de estima, y también la alentó en cuanto a su obra apostólica.

Es así como entonces santa Paula, comienza a sentir que aquella vida terrenal, la cual ha sido tan ajetreada, va a tener su final. Y cuando llegan las primeras horas del día 11 de junio del año de 1882, se encuentra completamente serena.

Siendo el caso que su muerte, es posible considerarla como dulce y tranquila. Dejando inclusive, entrever todos aquellos tesoros que logró en su vida. Así es que procede a realizar la invocación a la santísima Virgen, a la cual tanto había amado durante toda su vida, diciendo: “Señora mía, recuerda que soy tu hija”.

Es así como para el día 8 de junio del año de 1930, se procede a la beatificación de Paula. Y el día 11 de marzo del año de 1984, es indicado: “hoy las campanas de San Pedro repiten su toque festivo, para anunciar que Paula es Santa”.

Así es que el himno de fiesta va a llegar hasta los confines del mundo, en donde todas las Doroteas, se encuentran trabajando por la gloria de Dios, y también por expansión de Reino, estando ubicadas pues en:

  • España
  • Inglaterra
  • Italia
  • Malta
  • Portugal
  • Suiza
  • Estados Unidos
  • Brasil
  • Perú
  • Angola
  • Mozambique
  • Taiwan

Luego entonces, santa Paula es indicado que permanece viva, en todo lo que es la Congregación. Mediante el espíritu profundo que la anima, a ir siempre en la búsqueda de todo lo que es la gloria mayor de Dios, mediante el más grande de los servicios otorgados al hombre.

Otra Santa Paula Italiana: La Primera Santa Paula de Roma

Es de destacar que santa Paula, de igual forma ha sido conocida como santa Paula de Roma. Siendo que fue una santa de origen romano. Y que también fue discípula de san Jerónimo. Asimismo, se convirtió en la fundadora de una serie de monasterios en la misma Tierra Santa. Y se considera como la copatrona en cuanto a la orden de san Jerónimo.

El ingreso a la vida religiosa de santa Paula ocurre, cuando contaba con la edad de treinta dos años. Siendo que Paula queda viuda. Por lo cual continuó dedicándose a su familia, pero se fue interesando cada vez más en lo religioso a medida que iba transcurriendo el tiempo.

Así es que, mediante la influencia de Marcela, y también de su grupo, Paula precedió a hacerse miembro de una manera entusiasta, de este grupo de mujeres las cuales eran algo medio mojas.

Luego entonces, para el año de 382, procede a conocer a san Jerónimo, el cual se había trasladado a Roma, con san Epifanio, además de con el obispo Paulino de Antioquía. Siendo que nació en Dalmacia, Jerónimo había cursado sus estudios en Roma cuando joven. Para posteriormente viajar hasta Alemania y también a Aquilea.

Asimismo, en el transcurso de varios años, había estado residenciado en Oriente, siendo asceta y escolar. Luego procedió a cursar estudios en la escuela de Alma Victoria, la que se encontraba en Francia. Y al momento de graduarse se comienza a interesar en lo que es la ciencia.

Sin embargo, lo relacionado con su pasión por Dios resultaba ser demasiado fuerte, por lo cual tomó la decisión de dedicar su vida en pos de brindar su ayuda a los demás.

La Familia de Santa Paula

Paula era miembro de una de las familias más ricas de tipo senatoriales, las cuales de una manera frívola se decían descender de Agamenón. Siendo Paula la hija de Blesila, que era perteneciente al gran clan de los Furio Camilo.

Luego entonces al cumplir sus quince años de edad. Paula procedió a contraer nupcias con el nombre de nombre Toxicio. Con el cual procrearan cuatro hijas. De nombres:

  • Blesila
  • Paulina
  • Eustoquia
  • Rufina

De la misma manera tuvo un hijo varón el cual llevaba el mismo nombre de su padre, Toxicio. Lo que se sabe acerca de los primeros años de santa Paula, se obtiene mediante los escritos que fueras realizados por san Jerónimo. Siendo que mediante una de sus cartas, la 108. Hace la afirmación de que ella en su pasado había llevado una vida llena de lujos. Y que además poseía un estatus muy grande.

Así como también sus vestimentas eran de seda. Y que su arribo a la ciudad había sido porque la llevaron sus esclavos eunucos. Por lo tanto lo que se conoce de ella proviene de la fuente principal de san Jerónimo en base a las cartas que él escribía.

En relación a sus hijas e hijo

Paula procedió a casar a su hija de nombre Paulina, con un senador de aquella época cuyo nombre era el de san Pamaquio. En cuanto a su hija Blesila, la misma, prontamente enviudó. Y prontamente además falleció en el año 384. En cuanto a sus otras dos hijas, las dos fallecieron igualmente. Siendo que Rufina murió primero. Y Eustoquia estuvo acompañando a su madre hacia el Oriente en donde también falleció posteriormente.

En cuanto a su hijo Roxocio, en un principio no participaba como cristiano. Sin embargo, fue bautizado en el año 385. Posteriormente contrajo nupcias con una mujer de nombre Leta. Siendo que la misma era hija de un sacerdote que era pagano Albino.

Así fue que de esta unión, fue procreada una niño de nombre Paula la Menor, la cual en el año 404 procedió a reunirse con Eustoquia, hecho que ocurrió precisamente en Tierra Santa.

Para ser justamente ella, la que cerrara por última vez los ojos de san Jerónimo, siendo desde entonces inseparable de Paula. En algunos casos ha sido señalado que san Eustoquio de Tours, era un hermano de Paula la Menor y que resultaba ser hijo de Toxocio.

En Tierra Santa

Al ocurrir la muerte de Blesila, y también la del papa Dámaso I, en el año 384, se produjo un verdadero cambio en el estilo de vida tanto de Paula, como también de Jerónimo. Siendo que para el mes de septiembre de 385, tanto Paula como Eustoquia, terminaron dejando Roma. A fin de continuar su vida de tipo monástica en el Oriente.

Así pues que Jerónimo, el cual las había precedido, puesto que se había ido un mes antes. Procedió a unirse con ellas en Antioquía. En todo caso primero Paula realizó con una gran dedicación, y mucho detalle. Una peregrinación a través de todos los lugares que eran famosos de la Tierra Santa.

Posteriormente también se dirigió hacia Egipto. Siendo que allí entonces aprendió acerca de las prácticas de quienes eran los anacoretas y de los cenobitas. Así fue que finalmente realiza su traslado, para residenciarse en Belén. Tal como san Jerónimo había hecho.

Fue entonces cuando verdadera y definitivamente, comienza lo que sería su forma definitiva de vida tanto para Paula, como para Eustoquia y para Jerónimo.

Por lo tanto, se encargaron de la fundación de dos monasterios, los cuales estaban dedicados uno a las mujeres, y el otro a los hombres. Asimismo, tanto Paula como Eustaquia, procedieron a asumir la mayor parte de lo que eran las labores exegéticas de Jerónimo. Y además, procedieron a someterse cada vez más a lo que era la dirección del mismo.

Buscando quienes se les unieran

Siendo que se tiene como ejemplo, de lo que era su forma de pensamiento y también de la escritura. A fin de que puedan verse estos datos, en la carta que fue escrita desde Belén, cerca del año 386. Y la cual fue dirigida a Marcela, con el fin de persuadirla para que se fuera de Roma y se uniera a ellos.

De la misma forma estuvieron además involucrados en los acontecimientos correspondientes a su época. Siendo el primero, la controversia que se presentó en cuanto a lo que se denominó el origenismo.

Teniendo en cuenta que esto tuvo su influencia, en lo relacionado con sus relaciones con Juan, el cual era el obispo de Jerusalén. Y posteriormente debido a la necesidad que tuvo Paula de dinero, dado que ella era bien extravagante en sus regalos de caridad. Procedió a dejar hundida en deudas a Eustoquia.

La muerte de Paula ocurrió cuando contaba apenas con 56 años de edad. Y su cuerpo fue enterrado en la parte de debajo de la Basílica de la Natividad, en Belén.

Es de hacer notar que durante el transcurso de la última enfermedad de santa Paula, la misma hacía la repetición de una manera incansable de los versos correspondientes a los salmos, los cuales hacían la expresión en cuanto al desde el alma de ver la Jerusalén celestial y finalmente de unirse con Dios.

(Visited 207 times, 1 visits today)

Deja un comentario