Conoce la oración católica, Jesús yo confío en ti

Es una de las más hermosas oraciones, siendo que mediante un acto de fe, nos es pedido por el mismísimo Jesús, que depositemos toda la confianza en él. Así es que Jesús yo confío en ti, es la mejor elección, si te encuentras abatido, y lleno de desesperanza. Hazla con toda la Fe. y Seguro que te va a ser de mucho utilidad. Continúa leyendo y lo verás.

Jesús yo confío en ti

Jesús en Ti Confío

Una de las oraciones más poderosas que existen, donde se plantea exactamente, el poder que tiene la Fe. La oración Jesús en ti confío es la invitación precisamente de Jesús, a poner en él toda la confianza y fe, en que todo va ser resuelto. Y esta hermosa oración, DICE:

¿Por qué te confundes y también te agitas ante los problemas que te presenta la vida? Vamos, deja a mi cuidado todas tus cosas, y todo te va a salir mejor. En el momento en el que te abandones en mí, todo se va a resolver de una manera tranquila, de acuerdo a mis designios.

Así es que no te desesperes, tampoco me dirijas una oración que es agitada, como si quisieras exigirme que se cumplan tus deseos. Más bien, cierra los ojos del alma, y dime con toda la calma: Jesús en ti confío.

Evita todo lo que son preocupaciones, y también las angustias. Al igual que lo que pudiera después suceder. No estropees lo que son mis planes, queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser Dios, y de esa forma actuar con toda libertad. Así que abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja que tu futuro quede en mis manos. Dime frecuentemente Jesús yo confío en ti.

Lo que te hace más daño es tu razonar, al igual que tus ideas propias. Así como querer resolver, todas tus cosas a tu manera. Cuando te diriges a mí, y me dice Jesús yo confío en ti, no te portes como el paciente, que le dice al médico que le cure, pero igualmente le hace la sugerencia de la forma de hacerlo.

Déjate llevar en mis divinos brazos, vamos, no tengas miedo. Yo te Amo. Si tú crees que las cosas han empeorado o están más complicadas aún a pesar de tu oración, continúa confiando. Así que cierra tus ojos del alma y sigue diciéndome en todas las horas: Jesús yo confío en ti.

Es necesario que tengas las manos libres, a fin de poder obrar. Por eso, no me ates con tus pensamientos, que son inútiles. Satanás eso es lo que quiere; agitarte, angustiarte, y quitarte la paz. Por eso solamente confía en mí, abandónate en mí.

Así es que no te preocupes, echa en mí, todas esas angustias, y duerme calmada y tranquilamente. Y Dime siempre: Jesús, yo confío en ti. Y tu verás los grandes milagros que llegarán por mi amor. Te lo prometo mi amor.

Jesús yo confío en ti

Evangelio según San Mateo: Capítulo 6

He aquí donde se encuentra reforzada la oración al señor de la misericordia Jesús en ti confío, mediante todos estos versículos de san Mateo. Siendo posible establecer la conexión, con el amado maestro Jesús. Y entregarse a la confianza en que todo ha de salir bien, Cuando se reza la oración Jesús yo confío en ti. Y se deposita en él la confianza y Fe.

Capítulo 6, 9-11

“Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino. Hágase tu Voluntad así en la tierra, como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánoslo hoy”.

Capítulo 6, 12-15

“Y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, más líbranos del mal.

Que, si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial. Pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas”.

Capítulo 6, 16-18

“Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan. En verdad os digo, que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres. Sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará”.

Capítulo 6, 19-21

“No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Acumulad más bien tesoros, en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”.

Capítulo 6, 22-24

“La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá!

Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno, y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero”.

Capítulo 6, 25-27

“Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?

Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?”

Capítulo 6, 28-30

“Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos.

Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe?”

Capítulo 6, 31-34

“No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos?

Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso.

Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal”.

Para que logres abandonarte en el Señor Jesús, Conoce los 7 dones del Espíritu Santo, que cada uno de nosotros posee, y los cuales nos ayudar a desarrollar esa confianza. La cual nos es solicitada por el Amado Maestro Jesús.

Jesús Yo confío en Ti
(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario