Conoce las peticiones a la misa de difuntos

No hay situación más dolorosa, que aquella en donde perdemos a un ser querido. Siendo una de las situaciones más traumáticas,  en la vida. Solamente mediante la oración, y haciendo las peticiones misa difuntos, es que podemos lograr algo de consuelo para nuestra pena. Si te encuentras abatido por el dolor, y necesitas compañía. Este es el lugar donde vas a encontrar algo de paz, mediante las oraciones que puedes dedicar a tus difuntos. Te invito a continuar leyendo, y lo verás.

peticiones misa difuntos

Oraciones por los difuntos

En un principio se hace necesario aclarar que, tanto las oraciones, como también las lecturas y el resto de lo que es presentado como las peticiones misa difuntos, no se trata de las preces correspondientes a la Liturgia, que es oficial de la Iglesia, sino más bien, que se trata, de lo que se conoce como una paraliturgia o la celebración de la palabra.

Igualmente, sí se encuentra basado en lo que son las preces por los difuntos, sin embargo, se han transformado, con el fin de que se puedan realizar en lo que son los velorios.

Así como también, al conocimiento que se tiene, en relación al difunto, y a la empatía con aquello que se encuentran viviendo y sintiendo quienes están presentes. También hay que señalar, que se deben seleccionar las que se adecúan más para ese momento. Siendo entonces, que es posible modificarlas de acuerdo a quienes se encuentren allí presentes.

De igual forma, resulta también importante, en estas peticiones misa difuntos, hacer el señalamiento de que no es conveniente, que se haga algo que resulte en extremo largo, motivo por el cual, resulta ideal que el oficiante ya haya escogido lo que va a hacer en los rezos con los fieles.

Es bueno señalar, que estas preces, se han comprobado largamente y, además, han traído el consuelo a una gran cantidad de familias, de origen cristiano, sin embargo, su fruto dependerá de la sintonía con los presentes, así que te invitamos a llevar a cabo estas peticiones misa difuntos que encontrarás a continuación.
Oración a los fieles difuntos - Requiem para un ser querido

Oración I por los difuntos

En cuanto a las peticiones misa difuntos, que se pueden hacer en tales casos, nos encontramos con algunas, que nos conectan con la situación que se está viviendo en tal momento. Procedemos a realizar pues:

Munición Introductoria
Hermanos: nos encontramos ahora reunidos, ante la partida de este mundo de (el difunto). Siendo que nos encontramos llenos, de todos aquellos sentimientos de un hondo dolor. Así como también de sorpresa, y de una total invalidez ante lo que resulta ser inexorable. Y que es causado por cada muerte.

Así es que nos hemos reunido, con el fin de hacer la compañía en su dolor tan inconsolable, a quienes son nuestros amigos y que ahora se encuentran enfrentando, la lamentable y definitiva partida de un familiar. Si no tuviéramos lo que es nuestra Fe, sólo eso le podríamos ofrecer, sin embargo, creemos en la “comunión de los santos”.

Así es que, al estar convencidos de que esta es la hermosa realidad, vamos entonces a realizar la elevación de nuestras preces hacia el Padre, por el descanso eterno y definitivo de (el difunto).

Saludo inicial

Ahora, prosiguiendo con lo correspondiente a las peticiones misa difuntos, se debe decir lo siguiente:

Que tanto la gracia, como también la paz, y el consuelo que brinda nuestro Dios Padre, de Jesucristo Nuestro Señor. Así como también, la comunión del Espíritu Santo, hagan la compañía a (el difunto), en el paso que ahora atraviesa hacia la vida eterna, y que, en todo momento, se encuentren siempre con todos nosotros. R.- Y con tu espíritu.

peticiones misa difuntos

Oración por el/la Difunto/a

Prosiguiendo con lo correspondiente a las peticiones misa difuntos, se dice lo siguiente:

Oremos: Oh mi Señor, mi Santo y Buen Padre, Dios Todopoderoso y eterno, de una manera muy humilde, vamos a suplicarte por quien fuera tu siervo(a) (el difunto). Siendo el que has llamado de este mundo, para que vaya a tu presencia. Se dignó de llevarle hacia el lugar del descanso, así como también a la luz y a la paz.

Igualmente, hazle la concesión de franquear de una forma victoriosa, lo que son las puertas de la muerte.

Siendo que pueda verse liberado(a) de cualquier pena y que, al momento de llegar a la resurrección, así como de premio, se le coloque entre aquellos que son los elegidos y los santos, a fin de que juntamente contigo, tenga el goce de la vida eterna e inmortal, en el reino de la eternidad. Amén.

El Salmo de la esperanza

En este caso se reza el Salmo 22, el cual hace la plena expresión de la confianza y la bondad en lo que es el gran poder de Dios. Es por lo que todos decimos: “El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar” y rezamos la siguiente oración correspondiente a complementar las peticiones misa difuntos.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Siendo que el me ayuda a recostar en el verde pasto.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Hacia fuentes tranquilas me lleva y allí mis fuerzas revitaliza, y por el honor de su nombre procede a guiarme por el sendero del bien.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Aún cuando por lugares oscuros ande caminando, no he de temer. Porque me sosiegan tu vara y tu cayado, y tú siempre estás conmigo.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Frente a quienes son mis enemigos, has preparado una mesa ante mí, y mi cabeza unges con perfume, así como rebosa también mi copa.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Siempre estoy acompañada por tu bondad y tu ternura, todos los días de mi vida, y así es que en la casa del Señor yo habitaré, por toda la eternidad.

El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

Oración por quienes lloran ante la muerte
Continuando con nuestras peticiones misa difuntos, se indica lo siguiente:

Es necesario ahora orar, en estas peticiones misa difuntos, por aquellos familiares que son más cercanos a (nombre del difunto), así como también por nosotros mismos.

Oremos: Oh misericordioso Padre Dios, que todo lo consuelas, y que además nos cuidas en todo momento con tu maravilloso amor. A fin de transformar la oscuridad, que corresponde a la muerte en una aurora llena de vida. Sea pues que mires a estos, que somos tus hijos, y a los que se encuentran llorando en esta tribulación. Conviértete pues en nuestro refugio y nuestra fortaleza.

Señor, toma nuestra mano, a partir de esta oscuridad de llanto y dolor, hacia lo que es la paz que brinda tu presencia. Siendo que tu Hijo, Jesucristo, el cual es nuestro Señor, que al morir hizo la destrucción de la muerte, le quitó su poder, y al resucitar, nos llenó de una vida nueva. Haznos la concesión de continuar sus pasos.

A fin de que, finalizando nuestra vida, lleguemos a la reunión con todos nuestros hermanos, en lo que es aquel maravilloso lugar, en donde todas nuestras lágrimas van a ser enjugadas. Amén.

Oración Comunitaria

Es muy fuerte el poder especial, que puede ejercer la oración, cuando es hecha de una manera comunitaria, siendo todos juntos, como el pueblo de Dios y como una familia la cual está muy unida.

Así es que vamos pues, como hermanos, a practicar la oración así, en unidad, y pidamos, no solo por nosotros mismos, sino también por quien es nuestro hermano (nombre del difunto). Al igual que por todos nuestros hermanos necesitados, por la paz del mundo y por lo que es nuestra salvación.

Procediendo entonces con las peticiones por los difuntos y el resto de los fieles. Todos responden: “Te lo pedimos, Señor”

Por aquellos que están dirigiendo los destinos de los pueblos, con el fin de que sean honestos, justos, honrados, llenos de paz, de luz y promuevan el progreso, y la abundancia de todos los que habitan en el país, que están dirigiendo. Promoviendo lo que es el amor, la paz, y la justicia.

Te lo pedimos, Señor

Por aquellas personas, que se encuentran sufriendo, tanto en su cuerpo como también en su espíritu. Así como también por los enfermos, por aquellos que se encuentran tristes, por aquellos que se encuentran solos, por los que se encuentran buscando trabajo y no consiguen. A fin de que no se crean abandonados por Dios. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Señor

Con el fin de que el Señor Nuestro Dios, obre con su misericordia en liberar a quien fuera su siervo(a) (nombre del difunto), de lo que es el reino de las tinieblas y de la muerte. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Señor

Y que finalmente le coloque conjuntamente con él, entre los que son sus Santos y Ángeles del Cielo. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Señor

Así mismo, que se digne de hacer su colocación conjuntamente con él, entre quienes son los Santos y los Ángeles del cielo.

Te lo pedimos, Señor

Para que Dios Nuestro Señor se digne de brindarnos el consuelo ahora, a quienes estamos llorando y sufriendo la muerte de (nombre del difunto). Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Señor

Por todos aquellos, nuestros seres amados y amigos, que se encuentran ya difuntos, a fin de que sean recibidos por el Señor, en lo que es su Asamblea de los Santos. Roguemos al Señor.

Te lo pedimos, Señor

Oremos: Señor nuestro Dios, escucha nuestras súplicas. Y haz la concesión a la iglesia de que sean fieles a tu palabra. Que todos los pueblos permanezcan en la paz, el amor y la justicia. Y que para aquellos que, ya han partido de esta tierra, sea plena tu misericordia y tu perdón, el cual desearon siempre. Asimismo, a nosotros danos por favor, el consuelo que tanto estamos necesitando. Te lo pedimos Señor. Amén.

Lecturas Bíblicas

Ahora en estas peticiones misa difuntos procedemos a las lecturas correspondientes a cada testamento.

Antiguo Testamento

1.- Lectura del Libro de Job.-

“Yo sé que mi Redentor está vivo, y que al final me levantará sobre el polvo , después de que me quede sin piel, ya sin mi cuerpo, veré a Dios, yo mismo lo veré y no otro, mis propios ojos le verán”. Palabra de Dios

2.- Lectura del Libro de Job.-

“Una voz del cielo me dijo: escribe esto: felices desde ahora los muertos que se encuentran con el Señor”. Sí, dice el Espíritu, que puedan descansar de sus fatigas, porque lo bueno que realizaron en vida, ahora los acompaña”. Palabra de Dios

3.- Lectura del Libro de la Sabiduría

Se encuentra en las manos de Dios, la vida de quienes son buenos, por lo tanto, no serán tocados por el tormento. Siendo que los insensatos, tenían el pensamiento de que morían. Y, además, la consideración de que su tránsito, es una desgracia. Que la partida de entre nosotros, es una destrucción, pero que sin embargo se encuentran en paz.

Luego entonces, la gente tenía el pensamiento de que eran castigados, pero sin duda, estaban confiados en la inmortalidad.

Tuvieron además, un tiempo, y por eso van a recibir una gran cantidad de premios, debido a que Dios los colocó a prueba y posteriormente los encontró dignos de ellos mismos. Asimismo, hizo la prueba de ellos, tal como un oro en el crisol, y luego los recibieron con un sacrificio que era muy agradable.

Luego entonces, al llegar el día del juicio final, serán ellos resplandecientes, tanto como chispas, las cuales, es posible prender por un hermoso cañaveral. Los que confían en Dios, han de conocer la verdad y los que le son fieles van a permanecer con él, en el amor, debido a que los elegidos, van a encontrar la gracia, y también la misericordia. Palabra de Dios.

Libro de la Sabiduría

Nuevo Testamento

1.- Lectura de la Carta de San Pablo a los Filipenses

Hermanos: nosotros somos habitantes del cielo, de donde aguardamos un Salvador, el Señor Jesucristo, el Mesías, él transformará la pequeñez de nuestro ser, según el modelo de su condición gloriosa, con ese poder que posee para someter, y dominar todas las cosas. Palabra de Dios

2.- Lectura de la carta de San Pablo a los Romanos

Ustedes han recibido un Espíritu de hijos adoptivos, que nos hace decir ¡Alabado! ese Espíritu y nuestro espíritu, dan el mismo testimonio: que somos hijos de Dios. Y si somos hijos, somos también herederos de Dios, y coherederos con Cristo. Considero que los trabajos de ahora, son poca cosa, pensando en la gloria que un día se nos descubrirá. Palabra de Dios

3.- Lectura de la Carta de San Pablo a los Efesios

¡Bendito sea Dios!, que nos bendijo desde el cielo, con toda clase de bendiciones espirituales. En Cristo Dios nos escogió antes de la creación del mundo, para estar en su presencia sin ningún tipo de culpa ni mancha. Desde la eternidad, determinó que fuéramos sus hijos adoptivos, por medio de Cristo Jesús. Eso es lo que él quiso y lo que más le gustó.

4.- Lectura de la Carta de san Pablo a los Tesalonicenses

Hermanos: no queremos que ignoren la suerte de los difuntos, para que no se pongan tristes, como los que no tienen fe, porque si confiamos en que Jesús murió y resucitó, del mismo modo, a los que han muerto en Jesús, Dios los llevará con él, y allí estaremos siempre con el Señor… Esto se lo decimos como de parte del Señor.

Salmos Responsoriales

Ahora, para continuar con las peticiones misa difuntos que estamos llevando a cabo, realizamos los salmos responsoriales que se ejemplifican a continuación.

Salmo Responsorial 1

A este salmo se responde: Mi Alma tiene sed de Dios

Por ti madrugo, Oh Dios, tú eres mi Dios. 

Mi alma se encuentra de ti sedienta. 

Mi carne así de ti. 

Como la tierra que está reseca, y sin agua, agotada.

Mi alma tiene sed de Dios

Siendo como en el santuario te contemplaba

Viendo tu fuerza, así como tu gloria.

Tu gracia vale más que la vida

Y tu alabanza proclamarán mis labios.

Mi alma tiene sed de Dios

Te voy a bendecir toda mi vida

Y mis manos invocándote se alzará.

Con ricos manjares me voy a saciar.

Y te han de cantar jubilosos mis labios.

Mi alma tiene sed de Dios

Salmo Responsorial 2

A este salmo se responde: Caminaré en presencia del Señor, en el país de la vida

Son guardados por el Señor los sencillos.

Y me salvó cuando yo me encontraba sin fuerzas.

Caminaré en presencia del Señor, en el país de la vida

Aún cuando por mi fue dicho: “que desgraciado soy” yo tenía Fe.

Debido a mi apuro yo decía “los hombres son mentirosos”.

Caminaré en presencia del Señor, en el país de la vida

La muerte de quienes son sus fieles mucho le cuesta al Señor.

Rompiste mis cadenas, Señor, Yo soy tu siervo.

Caminaré en presencia del Señor, en el país de la vida

Evangelios

Esta es una parte importante y fundamental que se debe incluir en las peticiones misa difuntos, para así seguir transmitiendo las enseñanzas de nuestro Dios Padre.

Monición

Ha sido prometido, la Resurrección y la vida, conjuntamente a la vida con Dios, cuando tengamos la participación en el banquete que representa, el cuerpo y la sangre. Cumpliendo con el mandamiento del Amor y servicios al prójimo.

1.- Lectura del Santo Evangelio según San Juan

En aquel tiempo, mientras elevaba los ojos hacia el cielo, Jesús rezó diciendo: “Padre, esto es lo que te pido: que los que me confiaste estén conmigo, donde estoy yo, y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo”. Palabra de Dios

2.- Lectura del Santo Evangelio según San Juan

Por aquel tiempo, dijo Jesús: –“Yo soy el pan vivo bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que voy a dar es mi Cuerpo para que el mundo viva”.

Los dirigentes judíos discutían: –“¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?”

Entonces Jesús les dijo: –“Se lo aseguro; si no comen el cuerpo del Hijo del Hombre no tendrán vida en ustedes. Quien come mi cuerpo y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo le resucitaré en el último día”.

“Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, habita en mí y yo en él, el Padre que vive me ha enviado y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come, vivirá por mí”.

“Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron: el que come este pan vivirá para siempre”.

Palabra de Dios.

3.- Lectura del Santo Evangelio según San Juan

Cuando Jesús llegó a Betania, Lázaro llevaba ya cuatro días muerto. Al enterarse Marta de que llegaba Jesús, salió a su encuentro y le dijo: –“Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá”.

Jesús le dijo: –“Tu hermano resucitará”.

Marta respondió: –“Sé que resucitará en el último día”.

Jesús entonces le dice –“Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá. Y el que está vivo, y cree en mí no morirá para siempre ¿Crees tú esto?”

Ella contestó –“Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios que tenía que venir a este mundo”. Palabra de Dios

4.- Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo

En aquel tiempo, Jesús reaccionó diciendo: –“¡Bendito seas!, Padre, ¡Señor del cielo y de la tierra! porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, bendito seas por haberte parecido bien así”

Vengan a mí todos los que están cansados y abrumados, que yo les aliviaré. Carguen mi yugo y aprendan de mí, que soy sencillo y humilde, porque mi yugo es suave y mi carga ligera”. Palabra de Dios.

Oremos:

Señor, tú que de nosotros tienes piedad, por favor concédele a (nombre del difunto) el descanso eterno y a nosotros consuélanos. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor Amén.

Ahora, siguiendo con las peticiones misa difuntos, rezamos el Padrenuestro, todos juntos. Tomados de la mano. Para luego continuar con:

Bendición: “Dale Señor el descanso eterno, Brille para (él o ella) la luz perpetua, descanse en paz. Amén”.

Que sea acompañado nuestro(a) hermano(a), difunto(a), y que permanezca por siempre con todos ustedes, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Despedida: Antes de culminar, se han de dar unas palabras de agradecimiento, en el nombre de todos aquellos familiares de (nombre del difunto), de manera especial, se agradece meter en sus oraciones, a quienes se encuentran acompañando en tan doloroso momento.

Dando el consuelo de que se comparta, con lo que es la fe en cuanto a la resurrección de (nombre del difunto). Sin duda que, la presencia en esos momentos son la expresión,  de la gran estima que se sentía por el/la difunto(a) y su familia. Y su compañía con sus oraciones, ha sido traído el consuelo de compartir lo que es la fe en la resurrección.

“Que descansen en paz todas las almas de los fieles difuntos. Amén”.

Oración por un difunto en especial

Reflexiones cristianas sobre la muerte

En cuanto a la vida de aquellos que en ti creemos, mi Dios, no tiene su término, sino que más bien es transformada, siendo que al deshacerse lo que fue nuestra morada aquí, nos es regalado en el cielo una hermosa mansión.

Es mediante tu voluntad, Amado Padre, que nos fue dada la vida, y, asimismo, son tus decretos los que indican su dirección.

Siendo que, mediante el pecado, el humano fue devuelto a la tierra, de la cual fue creado, sin embargo, Jesús, entregó su vida en la Cruz, a fin de que pudiéramos tener vida eterna. Es por ello que te damos las gracias Oh Señor.

Misa memorial: Difuntos

A partir de aquí se indican diferentes procedimientos que pueden formar parte de las peticiones misa difuntos, para que así sean escuchadas nuestras súplicas.

Rito de Acogida

Presentación

Fue dicho por Jesús que el grano de trigo, debería morir debajo de la tierra, con el fin de poder convertirse en una espiga. Asimismo, también dijo que todo aquel árbol que resulta de buena cosecha, debe ser podado a fin de que sus frutos sean cada vez mejores.

Es así que la eucaristía presente, las peticiones misa difuntos y las preces por los difuntos, es para recordar a nuestro hermano (nombre del difunto), teniendo presente lo que es la muerte y la resurrección de Jesús.

Luego de esto procede a brindar el saludo el sacerdote. Y dice: “El Señor que nos ha dado la tierra, la semilla y el pan de cada día, esté con todos nosotros…”

Pedir perdón

Para esto, el sacerdote hace la indicación de que Jesús, a través de sus enseñanzas, nos señaló que aquellas semillas plantadas en la primavera de nuestras vidas, nos mostrarían los brotes de sus frutos para el día de mañana. Así es que, si sembramos el bien, Dios a la hora de juzgarnos, se colocará de nuestra parte, siendo que aún cuando las cosas no hayan ido de la mejor forma, él nos perdonará.

El monitor

Luego entonces quien es el monitor, procede a realizar las peticiones misa difuntos para que sean perdonadas, por el Dios Padre, como, por ejemplo:

Perdónanos Señor, porque no hemos sido capaces de reconocer, que al pasar cada minuto en nuestra vida, estamos recibiendo un regalo, el cual tú nos estás haciendo, y que en muchas ocasiones lo maltratamos y mal utilizamos. Perdón Señor.

La Absolución

Luego entonces el sacerdote, procede a dar el perdón, a cada uno de los asistentes, desde el altar. “En el nombre del Padre, del Hijo y des Espíritu Santo, Amén”.

Oración

Ahora, continuamos con nuestras peticiones misa difuntos, rezando la siguiente oración.

Oh mi Señor Dios, Tú que, mediante un don maravilloso, nos diste la vida, y la dejaste asimismo, en nuestras manos, tal como si fuera un cántaro, que se encuentra repleto de agua muy fresca para el viaje.

Ahora, dicho cántaro ha procedido a romperse, y el agua de la vida ha sido derramada, y que nuestra sed entonces deja el corazón reseco, sin embargo, nos da el ánimo y la esperanza de que, así como acogiste la vida y la causa de tu hijo, también aceptarás la vida y la muerte de (decir nombre), el cual ha partido hacia tu casa.

Gracias Amado Padre, porque lo sientas a tu lado, mientras que juntos, iremos caminando nosotros a lo que será su encuentro. Amén.

Primera lectura

La primera lectura es otro de los aspectos importantes en las peticiones misa difuntos, a continuación encontrarás el procedimiento a seguir.

Monición

Con la plena confianza en el Señor, vamos caminando por la vida, tal como si fuéramos de paso, sabiendo que al final nos está esperando un hogar, el cual es caliente y también muy acogedor, junto a nuestro Dios Padre.

Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (5, 1. 6-10)

Hermanos:

“Es cosa que ya sabemos: Si se destruye este nuestro tabernáculo terreno, tenemos un sólido edificio construido por Dios, una casa que no ha sido levantada por mano del hombre y que tiene duración eterna en los cielos”.

“Siempre tenemos confianza, aunque sabemos que, mientras vivamos, estamos desterrados lejos del Señor. Caminamos sin verlo, guiados por la fe”.

“Y es tal nuestra confianza que preferimos desterrarnos del cuerpo y vivir junto al Señor”.

“Por lo cual, en destierro o en patria, nos esforzamos en agradarle”.

Palabra de Dios.

Aclamación

La aclamación que se realiza, aquella que dice “Señor, escucha mi oración”. Siendo que el sacerdote hace la letanía correspondiente, donde se reza al comienzo:

“Señor, escucha mi oración,

Tú que eres fiel, atiende a mi súplica,

Tú que eres justo, escúchame,

No llames a juicio a tu siervo,

pues ningún hombre vivo es inocente frente a Ti,

Señor, escucha mi oración”. 

Homilía

Siguiendo con lo correspondiente a las peticiones misa difuntos, las homilías son una parte importante de las mismas, a continuación encontrarás varias de ellas.

1.- En recuerdo de nuestros difuntos

Hoy nos encontramos aquí reunidos, debido a que queremos que nuestro recuerdo, sea cariñoso para nuestros familiares y amigos, que tanto quisimos. Siendo que el vacío dejado en nuestras vidas, aun se mantiene, pero estamos deseosos de llenarlo con estas oraciones y recuerdo conjuntamente con Dios.

Tenemos pues el consuelo, de que se encuentran en las manos de Dios, y además sabemos que, también contamos con su intercesión y ayuda. Desde su nuevo lugar de habitación que es el cielo, siendo que por ti fue dicho “El que cree en mí, no morirá para siempre; y todo el que vive y cree en mí, aunque haya muerto vivirá”.

Por ello ya nuestros seres queridos se encuentran disfrutando felizmente junto a Dios, siendo que su vida terrenal dio su fruto y están gozando pues del cariño y la amistad que Dios les brinda. Así es que, nuestra fe se pone en que Dios no se termina, solamente se transforma.

Siendo tan bueno con nosotros, no es tu deseo que sea perdido nada ni nadie, pues esta celebración la haremos unidos, y estaremos en oración todos juntos por nuestros familiares y amigos difuntos, en estas peticiones misa difuntos que realizamos.

2.- Homilía día de Difuntos: Resurrección

Cuando se es creyente, y llega la muerte y el dolor a nuestras vidas, siempre se encuentra la luz de la esperanza y también el consuelo, y es debido a la creencia de que existe un Dios, el cual ha sufrido y también muerto.

Estamos conscientes de que, si procedemos a unirnos a Jesús, cuando estamos en vida, él también nos va a recibir, y seremos asociados a su resurrección.

Siendo que, si con la muerte no todo termina, sino que pasamos a vivir conjuntamente junto a Dios, entonces tiene sentido nuestra vida, así como los esfuerzos que hacemos, y también colaborar a fin de que, se viva en paz y cada vez mejor, también en esta vida.

Así es que, continuemos orando a Nuestro Señor Dios Padre, que ya ha recibido en su seno a nuestros hermanos que han partido y que igualmente nos siga manteniendo unidos y solidarios en las tareas que implican la vida.

3.- Homilía Día de Difuntos

Estamos aquí reunidos el día de los fieles difuntos, a fin de hacer la celebración de la resurrección de Cristo, puesto que nosotros no vamos a celebrar la muerte, sino la resurrección de nuestros difuntos. Es lo que pedimos en esta misa en memoria de un difunto.

Siendo que nuestros queridos difuntos ya plenamente han disfrutado de la felicidad, pues su vida en la tierra ya dio fruto y están disfrutando de la compañía de Dios. Así es que, estaremos siempre en la certeza de que Dios nos promete la felicidad por siempre.

Salmo conmemoración de todos los fieles difuntos (para los 3 ciclos)

Oración de los fieles

Procedemos ahora, en estas peticiones misa difuntos a realizar las oraciones de los fieles, como se indica a continuación:

Ahora nos acordamos con mucho amor, de todos nuestros hermanos y de nuestros familiares, así como también de nuestros amigos, que ya han partido de este mundo. Nos mantenemos pues en la esperanza viva, de que nos juntaremos algún día, en la casa de nuestros Dios Padre.

Es por ello que hoy te pedimos señor por (Decir nombre), quien es tu hijo y también nuestro amigo. El cual partió de este mundo, a fin de que viva en tu Reino lleno de todo el Amor y la Paz… Te lo pedimos Señor.

Así mismo por todos aquellos que parten de este mundo en soledad, siendo abandonados del cariño que los suyos debieron brindarle. A fin de que nunca, sientan el abandono del Dios Padre Amado. Roguemos al Señor.

De igual manera, por aquellos que se encuentran sufriendo, de una enfermedad larga, a fin de que siempre tengan una mano amiga. Y que, de manera cariñosa, les brinden ayuda y el consuelo que necesitan. Roguemos al Señor.

Por todos los que aquí estamos reunidos, a fin de que no abandonemos ni dejemos solos, a nuestros queridos seres, al momento en el cual, más somos necesitados por ellos, sobre todo, en los tiempos de la enfermedad. Roguemos al Señor.

Oremos: Padre bueno y amado, concede a todos estos, nuestros familiares y amigos, y a los difuntos, esa felicidad que desearon siempre. Te lo pedimos, por Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Rito de Ofrendas

En esta parte de las peticiones misa difuntos, el sacerdote hace el ofrecimiento del pan y del vino, conjuntamente con nuestras vidas, nuestro trabajo y sudor. Al igual que las penas y alegrías. En el nombre del Señor Jesucristo. Amén.

El memorial de la última Cena

Aquí, en esta parte de las peticiones misa difuntos, es donde el sacerdote, hace la entrega del corazón en memoria a Dios, siendo que se dan las gracias por todas las gracias y las bendiciones que nos son entregadas por el Dios Padre Amado. En alabanzas por el sacrificio realizado por el amado Maestro Jesús.

Consagración

A continuación, siguiendo con las peticiones misa difuntos, se hacen las alabanzas al Padre porque se encuentra con nosotros. Resaltando la congregación para el Banquete de su Amor de Jesucristo su hijo. Pide el envío del Espíritu Santo, ante la presentación del cuerpo y la sangre de Cristo, para que se haga presente Jesús, en todos los que lo coman y beban. Y de esa forma lo entrega diciendo, “Tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo”, lo mismo que con el vino y la sangre.

Pedimos el Pan y la Paz

A continuación se presentan los pasos para esta petición:

Padre Nuestro

Es el momento de, en estas peticiones misa difuntos, elevar el Padrenuestro, al Señor nuestro Dios.

Gesto de la Paz

Luego de rezar el Padre Nuestro, es el momento, en estas peticiones misa difuntos, cuando con todo el corazón abrazamos a nuestros hermanos, y les deseamos la paz. Que el Señor Dios nos regala amorosamente. Compartiendo la invitación a la cena.

Creemos desde la Muerte

Oh Señor, que nos diste el maravilloso don de la vida, siendo a manos colmadas en el origen, donde todo ha sido mediante tu iniciativa, y explosión plena de amor, entregando a tus hijos el mejor de los regalos, que es la vida, y que la colocaste en nuestras manos, tal como un cántaro repleto de agua fresca. Este día ese cántaro se ha roto y el agua de la vida se está derramando.

Así es que está corriendo como un río a tu encuentro. Es por eso que, en esta noche, donde todo se encuentra oscuro, por la muerte y que cegados por el llanto nuestros ojos no ven. Firme y confiadamente, esperan a mañana ver la luz luminosa de la resurrección feliz, del Amado Maestro Jesús, tu hijo. Gracias Padre por que le sientas a tu lado, en el caliente hogar de tu casa. Hasta que nosotros también nos encontremos con ustedes. Amén.

Oración Universal de los fieles por los difuntos

Finalmente, para culminar las peticiones misa difuntos, oramos al Dios Padre Todopoderoso, por la salvación de los vivos y los difuntos.

Por todos aquellos familiares difuntos, para que Sean acogidos con bondad y amor por Dios. Y que les purifique con su divina misericordia, para que sean revestidos de inmortalidad. Que les sean perdonados sus pecados, mediante la gran benevolencia del Dios Padre. Roguemos al Señor.

Oración por nuestros fieles difuntos - Oración y paz

Para entrar en contacto con el Señor Dios, y saber oraciones que necesitas, te invito a visitar:

(Visited 2.935 times, 5 visits today)

Deja un comentario