Descubre las mejores oraciones para bautizo

El sacramento del bautismo es uno de los más importantes de la fe cristiana, porque a través de él nos hacemos verdaderos hijos de Dios. Para el mismo se rezan diversas oraciones conmemorativas a esta ceremonia, las cuales te presentamos en este post. Descubre más acerca de las oraciones para bautizo.

Oraciones para bautizo

Oraciones para bautizo

Este rito del bautismo representa la aceptación de nuestros hijos a la religión católica mediante el cual se perdonan los pecados y se purifica el alma. Siendo un evento tan importante, se han señalado algunas pautas a seguir para su celebración, entre ellas la de hacer una oración de bautizo.

Ahora bien, ¿cómo hacer una oración de bautizo? Pues en ella se debe pedir por la gracia de Dios para que bendiga a los hijos que se le presentan y sean acogidos como sus criaturas.

Estas oraciones, al igual que las que encontramos en las oraciones de bendiciones para tus hijos, se han constituido en parte de la tradición católica y las mismas se pueden hacer dentro o fuera de la iglesia y durante o antes del día del acto del bautismo.

Como sabemos, el bautizo es el primero de los siete sacramentos de la Iglesia Católica y tiene como evento central el lavar con agua bendita a la criatura para purificar su alma y liberarla del pecado.

Hemos de señalar los dos tipos de bautizos aceptados:

  • Bautismo propiamente dicho
  • Bautismo condicional.

Veamos brevemente de qué se tratan.

Bautismo y bautismo condicional

  • El bautismo es el sacramento mediante el cual se borra el pecado original y consiste en verter agua sobre la cabeza de una persona o sumergirla en el agua para purificarla, lo que implica el nacimiento a una nueva vida.

Generalmente, se hace cuando se es un recién nacido. Es un acto necesario en la fe católica, tal como lo señala Jn en 3,5: “Quien no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios”.

Sólo debe ser administrado una vez en la vida, pues imprime un sello espiritual en la persona y desde entonces es reconocida como hijo de Dios, por lo cual no se puede repetir.

Para ello se emplea la fórmula: “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.”

  • En cuanto al bautismo condicional, éste ocurre en ocasiones en las que no hay seguridad de haber sido bautizado.

Este bautismo se considera especialmente cuando se trata de convertidos a la fe, que provienen de sectas de discípulos de Cristo que expresan su deseo de ser aceptados en la Iglesia.

Para estos casos se emplea la fórmula: “Si estás bautizado, no te bautizo de nuevo, pero si todavía no estás bautizado [se vierte agua sobre la cabeza, asegurándose que toque la piel], yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.”

Ahora bien, la oración para bautizo católico la pueden hacer tanto los padres como los padrinos, o incluso cualquier amigo o familiar que desee expresar su respeto a Dios y su beneplácito y agradecimiento por el reconocimiento del nuevo hijo de Dios. Asimismo podemos encontrar oraciones de este tipo en oración al Santísimo Sacramento.

Algunos distinguen los siguientes tipos de oraciones:

  • Para antes del nacimiento del bebé
  • Para después del nacimiento del bebé
  • Durante la semana antes del bautizo
  • De agradecimiento por el bautizo.

A continuación algunos ejemplos de estas oraciones.

Ejemplos de oraciones para bautizo

Para antes del nacimiento del bebé

Tienen que ver con los momentos de preparación, agradecimiento y reflexión para recibir con amor y alegría al pequeño y normalmente las preparan los padres del (la) niño(a), aun cuando también algún hermano, padrino o abuelo puede hacerlo. Ejemplos:

¡Padre Todopoderoso!

Agradecidos estamos por el amor que hiciste crecer en mí y en mi esposo para tener este hijo(a).

Abogamos ahora para que nos ayudes a darle una vida familiar, tal como la Sagrada Familia.

Que podamos transmitirle todo lo que encontramos en ti y en Cristo Jesús.

Que aprenda a conocerte y a llamarte Padre desde nuestra imagen de padres.

Que pueda convivir en un lugar pleno de paz, mucha fe y amor.

Que nuestro hogar sea para él (ella) sea un recinto de amor espiritual

para dar Gloria a ti y a la Virgen Santísima.

Recíbelo(a) como el (la) hijo(a) que quiere ser una criatura reconocida por el Santo Padre.

Y que aprenda que sólo bajo la gracia de Dios y del Espíritu Santo será posible la hermandad cristiana.

Amén.

¡Virgen Santísima y Jesús mi Salvador!

ante ustedes nos postramos como padres de _____________

para que intercedan ante el Dios Padre para que lo reciba como una nueva criatura de Dios.

Le queremos rogar que derrame todas sus bendiciones

el día de su bautizo y le conceda la purificación y el perdón de su pecado original.

No habrá palabras suficientes para demostrarles nuestra gratitud

por habernos concedido la gracia de ser padres.

Dénnos su bendición y nos permitan ser dignos ante sus ojos.

Ayúdennos a darle una vida de dicha a este angelito que nos han mandado,

que es motivo de alegrías y nos infunde de ganas de luchar y seguir el camino de Gloria del Señor.

A ustedes dedicamos esta oración en nombre de mi hijo(a), en nuestro nombre y en el de toda la familia.

Amén.

Como madre que se prepara mental y físicamente,

orando sin cesar para el nacimiento de mi bebé, preciso de ti, Padre Eterno,

calma, serenidad y los conocimientos necesarios para este gran evento.

Dios, que siempre has cuidado de mi familia,

te ruego me ayudes en esta nueva etapa que voy a emprender

para darle a mi hijo(a) toda la dicha de hogar que se merece,

el amor familiar, pero sobre todo tu amor espiritual.

Te pido me guíes para que este pequeño que pronto llegará, sea digno siervo tuyo.

Me encamino en esta preparación siguiendo tus divinas enseñanzas

para ser la buena madre que tú quieres que sea.

Confío plenamente que Dios, el Creador, me orientará y ayudará

para tener mi bebé en el momento correcto.

Sé que me acompañarás como siempre lo has hecho, junto a la Santa Madre para que

llena de felicidad y paz pueda llevar a cabo esta tarea que me encomiendas.

En esta nueva vida que comienza para Gloria de Dios, te suplico me indiques

lo que debo hacer para el bebé bendecido como nueva criatura de Dios.

Que sea sano y lleno de amor para dar alabanzas al Señor.

Te agradezco por la salud, fortaleza y gozo que me das mientras lo espero.

Amén.

Para después del nacimiento del bebé

Son realizadas por alguno de los padres o algún familiar con el fin de agradecer el ingreso al mundo cristiano del nuevo ser.

¡Padre Amoroso y Afable!

Te damos gracias por hacernos partícipes de una nueva vida

y concedernos ser padres de esta especial criatura.

También damos gracias por esta maravillosa oportunidad que nos das de poder brindar

nuestro amor y cuidado a nuestro pequeño hijo en un mundo pleno

de mucha espiritualidad por tus oportunas enseñanzas.

Te pedimos le des tu protección en todo momento, tanto de cuerpo como de alma

para que llegue sano y feliz a la nueva vida del bautismo.

Amén”

 

¡Oh Dios Misericordioso!

En este momento vengo junto a mis seres queridos familiares y amigos

para presentar ante ti a nuestra hija(o) _____________________

y decirte que será una cristiana devota como todos en este núcleo familiar.

Sabes que ella(él) como fruto de nuestro amor, es también fruto tuyo,

por lo que nos alegra que pueda ser recibida(o) como nueva criatura de Dios

y tener su sitio en tu Iglesia.

Se bautizará, al igual que todos sus hermanos, tal como lo hemos decidido por fe,

para que sea incorporado(a) a la Iglesia.

Dale, Señor, el debido discernimiento a medida que vaya descubriendo

el sentido de su pertenencia a tu Iglesia

y que sienta el gozo de vivirla como el don más hermoso del Espíritu.

Amén.

 

¡Santo Padre, Rey del Universo!

Nuevamente queremos expresar nuestro agradecimiento,

por el nacimiento de este nuevo ser precioso,

que ha venido a colmar las alegrías de todos en nuestra familia.

Agradecidos por la buena salud que le has otorgado en su cuerpo y alma.

En tus manos te la entregamos para que sea una criatura bendecida por Dios

y te la presentamos el día de su bautizo para que derrames

todas tus bendiciones sobre ella.

Dale, Señor, tu ternura, amor y cuida de esta bella criatura,

fruto del amor de sus padres, que la desearon tener.

Te rogamos llenes de dulzura toda su existencia.

 Padre Santo.

Amén.

Oraciones para bautizo
Cirio pascual de bautizo

Durante la semana antes del bautizo

Se suelen preparar por cada día de la semana antes del bautizo. Algunos modelos son los siguientes:

  • Oración para el lunes.

Hoy venimos, Señor, a darte las gracias

por tu gran misericordia y ternura para con nuestra familia.

Nos concediste el hijo amado que tanto ansiábamos.

Será un siervo fiel de tu palabra y prometemos llevarlo ante tu altar

para su purificación y bendición desde tus Santas Manos.

Este bebé nos ha hecho muy dichosos

desde el mismo momento que se nos anunciara su llegada.

Deseamos que por tu infinita misericordia, le sea reservada mucha salud

y una vida abundante en paz y prosperidad,

y que lo recibas como tu hijo el día del bautizo.

Amén.

  • Oración para el martes.

¡Oh Padre Celestial!

Te pedimos les des a nuestro(a) niño(a) una vida de muchas alegrías y prosperidad

a quien te presentaremos para su purificación bautismal.

Ayúdanos a prodigarle un hogar santo, de amor, alegrías y mucha salud.

Guíanos para que aprenda a llamarte Padre y a inculcarle tu Palabra.

Que aprenda desde pequeño a amar a sus hermanos de familia

y de fe y a que entienda el mundo como lugar de convivencia.

Qué reine siempre en su vida la paz.

Amén.

  • Oración del miércoles.

¡Hoy le pido a la Santa Madre por mi hija!

La invoco para pedirle me enseñe a ser

la madre amorosa, paciente, diligente como ella lo fue.

Le suplico a María, Madre siempre contar con sus mensajes de amor

para hablar a mi hija y que también aprenda a adorar a Jesús, tu hijo.

En el día de su bautizo, te ruego Madre Mía nos acompañes

en su presentación ante Dios

para que tú también derrames sus bendiciones sobre ella.

Por ser madres ambas, sentimos el mismo gozo de haber tenido un hijo.

Te pido la lleves de tu mano durante toda su existencia

 y la llenes de ternura al dar sus primeros pasos en la fe.

Amén.

  • Oración del jueves.

El día de hoy, Señor, te pedimos perdón por los pecados que cometimos.

Y esperando aceptes nuestro arrepentimiento, te rogamos protejas a nuestro bebé recién nacido.

Que lo tengas siempre bajo tu manto protector y lo recibas como hijo de Dios.

Lo llevaremos a tu Altar para su presentación ante ti y su purificación del pecado original.

Bendícelo, guíalo y llénalo del Espíritu Santo para que siempre sea un hombre de bien,

de muchos valores y principios, y siervo de ti.

Que aprenda, además, a respetar y amar la creación divina que nos legaste.

Para tu Gloria, Señor.

Amén.

  • Oración del viernes.

¡Cristo Jesús, Señor y Redentor Mío!

Elevo a ti esta oración para encomendarte a mi pequeño hijo y lo libres de toda asechanza del mal,

Protégelo de todo dolor y recíbelo como nueva criatura a ser bautizado para Gloria de Dios.

Te imploro que le des fortaleza, Señor, para que pueda ser de ayuda a su prójimo.

Amén.

Bendición de Jesús para el bautizado
  • Oración del sábado.

“En este día, Santo Padre, humildemente te presentamos a nuestro hijo amado.

Él será un devoto fiel tuyo, por lo que agradecemos un sitial para él en tu Iglesia.

El bautizo de este día es el más hermoso acto en la vida de mi pequeño,

porque representa el amor, fe y esperanza, pero sobre todo fidelidad al Evangelio.

Por ello, todos en mi familia te imploramos lo acojas entre tus venerables manos.

Permítele entrar en tu Santa Iglesia para que te conozca,

aprenda tus enseñanzas y sea desde ahora y para siempre siervo fiel a ti.

Amén.

  • Oración del domingo.

¡Venerable Señor!

En nombre de toda mi familia vengo a  anunciar la presentación bautismal de nuestro amado bebé.

Por la Santa Familia de Nazaret, te ruego que hagas mi hogar un lugar de

comunión y oración constante y auténtica para nuestro pequeño.

Qué en esta familia sea ejemplo de unión y que no sucedan episodios de violencia y separación y

que todos nosotros tengamos siempre presente el carácter sagrado e inviolable de la familia,

que fue un hermosamente ideada por ti.

Gracias por todo, Señor.

Amén.

De agradecimiento por el bautizo

Forman parte de las invitaciones que se entregan a familiares o amigos para que participen en el acto de bautizo.

Hoy, poco antes de presentarte nuestra hija para su bautizo,

te imploramos, Señor Todopoderoso, que la recibas con la dulzura de tus manos.

Te pedimos, Padre Mío, la llenes del Santo Espíritu para que cuando crezca,

lo haga en gracia y honra de nuestro Señor Jesucristo Salvador.

Que aprenda de tu Palabra la devoción cristiana y la entrega espiritual.

En el nombre del Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Amén.

Dios mío que me has dado el don de la vida,

en este día deseo agradecerte por todas tus bendiciones.

Te doy gracias también por los padres que me diste, por su amor, cuidados y paciencia,

porque siempre me reciban con tanta alegría.

Igualmente te agradezco por mis hermanos y hermanas

por dispensarme tanto cariño desde mi llegada a esta hermosa vida,

y porque sé que ellos me cuidarán y orientarán.

Hoy, día de mi bautizo, Dios me llamó con el nombre de ___________________

para ser bendecida por la gracia de su amor

Amén.

 

Gracias al Dios Santo por tu llegada.

Todos te hemos esperado (indicar el nombre del bebé)

y hoy en tu presentación ante Dios,

le pedimos te cubra, te bendiga y purifique.

Damos gracias también a Cristo Jesús y a la Santa Virgen María

por el don de la vida que te ha otorgado.

Pedimos por la bendición del hogar que te acoge y

pedimos por tus padrinos para que gocen de salud

y así puedan velar por ti, si algún día faltan sus padres.

Amén.

Padres y padrinos del bautizado
Seguidamente, te ofrecemos otras pequeñas oraciones para bautizo que pueden servir de inspiración a los padres que necesiten preparar una oración directa y concisa para rezar el mismo día del bautizo o días antes a la celebración del mismo.
  • “En este día tan especial, queremos expresar nuestro agradecimiento a Dios por ser luz en nuestra vida y por permitirnos traer ante su presencia a nuestro hijo___________ para que lo admita como criatura suya. Le rogamos que derrame sobre él(ella) todas sus bendiciones de salud de cuerpo y de mente, de prosperidad durante toda su vida y de crecimiento espiritual según tus enseñanzas para que sea hombre (mujer) de bien. Amén.”
  • “Padre Celestial, te damos gracias porque por tu infinita misericordia nos has permitido concebir esta hija maravillosa. Hoy queremos ofrendarla a ti en este día de su bautizo. Te pedimos la recibas como criatura tuya, que perdones sus pecados y la bendiga hoy y siempre. También te rogamos nos ayudes a hacer de nuestro hogar un sitio de tu reino en el que podamos enseñarle tu Palabra y aprenda a llamarte Padre. Agradecidos estamos como sus padres de las bendiciones de amor que hoy derramas sobre ella para que sea una digna hija tuya. Amén”
  • “Hoy celebramos el día de bautizo de nuestras hijas gemelas para la Gloria del Señor, por lo cual nos regocijamos porque serán unas dignas criaturas que crecerán para amar al Dios Padre, Dios Hijo, Espíritu Santo y a la Santísima Virgen María. Amén.”
  • “Somos padres orgullosos de ______________ a quien hoy presentamos al Señor para que lo purifique y libre de todas sus culpas y para que lo hagas un hijo de bien, siempre bajo los preceptos divinos de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Le pedimos también a la Madre Santísima lo proteja siempre y lo lleve de su mano por el camino de Dios. Amén.”
  • “Jesús, tú que dejaste que los niños se acercaran a ti cuando peregrinabas por la tierra, te pido hoy como madre de _______________ lo (la) bendigas e intercedas por él(ella) ante Dios Padre para que desde hoy día de su bautizo lo(la) hagas criatura de su rebaño. Amén.”

Por otra parte, en distintos ceremoniales se incluyen otro tipo de oración bautismal como las que se señalan a continuación.

Oración sobre la vida

Imploramos hoy al Dios Padre para que llene de

salud, prosperidad y humildad a todos nuestros seres queridos,

así como a nuestro hijo,

a quien amamos y queremos sea reconocido como hijo de Dios,

Por la virtud que nos concediera el Dios Creador, este hijo

nos llenó de vida, esperanza y ganas de luchar

para brindarle amor y prosperidad.

Fue inmensa la alegría cuando supimos de su llegada,

tanto así que antes de conocerlo ya visualizamos cómo sería,

ya lo sentíamos presente en todo momento,

también como haríamos su presentación al Señor.

Rogamos tenga una vida de abundancia espiritual,

que crezca sano, con virtudes y principios para la Gloria y Honor de Dios.

Que lo proteja siempre y lo ampare de todo mal.

Amén.

Rezo sobre el bautismo

En el día de hoy te presentamos, Señor,

este nuestro hijo, quien va a ser nuevo cristiano,

que ingresara a tu Iglesia.

Será bautizado para ser siervo tuyo,

tal como nos lo indica nuestra fe.

Nos embarga mucha alegría por las esperanzas que nos das

y por la acogida que desde ahora le darás a este hijo.

Qué con el tiempo acreciente su sentido de pertenencia a este Pueblo de Dios

y que sea para él motivo de gozo vivirla como un don del Espíritu.

Amén.

Oración sobre el amor de familia

¡Oh Señor Padre!

Como familia unida y respetuosa de lo espiritual,

hemos recibido con amor esta hija hermosa.

Para nuestro grupo familiar fue motivo de mucho júbilo

por esta bendición recibida.

Deseamos que su vida en familia sea placentera, rodeada de cariño siempre.

Es por ello que imploramos al Santísimo que nos ayude a

hacer de esta casa un hogar digno para ella,

en el que encuentre amor, orientación, disciplina

y costumbres según lo manda la ley de Dios.

Amén.

En este de día de júbilo, te presentamos, Señor,

a _______________, nuestro hijo.

Queremos que lo recibas con un corazón abierto y tierno como el de María.

Te suplicamos le des la capacidad de estar siempre atento

a tus preceptos y no caer en tentaciones.

Que tenga la fortaleza y sabiduría precisa

para que no se rinda ante las dificultades

y no tenga temores ante nuevos retos.

Que siempre cuente con tu guía espiritual.

Amén.

Guía espiritual

Oración en el bautizo

Ante tu Divina Presencia, ponemos a _____________.

Te suplicamos la cobijes en tus brazos

y qué se derramen sobre ella los dones del Espíritu.

Qué con tu ayuda y consejo, sea siempre

hija creyente y defensora de nuestra fe.

Que con los años crezca su deseo por conocer más

de ti y de tu Hijo Cristo Jesús,

como su Señor y Salvador.

Sé guía y sostén de nosotros sus padres y padrinos

para que le podamos prodigar esmerado cuidado,

orientación espiritual y ejemplo de vida digna.

Ayúdemosla a que puedan cumplir con sus sueños

y con los votos que hoy ha hecho

para servir en el camino de Cristo,

en cuyo nombre te lo pedimos.

Amén.

Quiero expresar mi agradecimiento eterno

al Padre Celestial

por concederme el don de la vida,

a mis padres por buscar y esperarme con amor,

a mis padrinos que serán mi luz en la senda a Dios.

Y a ti por ser parte de este momento glorioso para mi.

Hoy Dios me ha dado como nombre ____________.

Amén.

Espíritu Santo en el bautismo católico

En este primer sacramento la persona goza del Honor de Dios, quien le borra el pecado original, ocasionado por la desobediencia de nuestros primeros padres. Le recomendamos, al respecto, consultar también lo que dice la biblia sobre el matrimonio.

Teniendo en cuenta que el vocablo sacramento proviene del griego, para significar misterio, es propicio hacer algunas reflexiones sobre el mismo.

Esto es porque se dice que el bautismo trasciende espiritualmente en muchos aspectos la vida de la persona, en especial cuando se trata de un(a) niña.

Son muchos los misterios que se derivan de este sacramento, todos tendientes al bienestar de la persona bautizada y que se dan por gracia del Espíritu Santo.

Las Santas Escrituras hacen mención al bautismo en Hechos 2, 36-41, en donde se pide que se bauticen grandes y pequeños.

Y esto sucedió justamente en Pentecostés cuando el Espíritu Santo se posó en sus cabezas y Pedro predicó por primera vez hablando sobre Jesús a judíos y gentiles y abogando porque todos fueran bautizados.

El Espíritu santo los llenó de su gracia y todos quedaron bautizados por Él.

Entre estas reflexiones que mencionamos se señala que:

  • Bautizar a los pequeños se practica desde el principio de la Iglesia y así se ha documentado en los textos bíblicos como por ejemplo la carta de San Pablo a los Romanos.

Pablo precisa allí que la iglesia ha recibido la tradición de los apóstoles de bautizar a los niños.

Muchos dicen que eso es una imposición al niño, pero la Iglesia afirma que en ese acto se le dan al pequeño herramientas para que comprenda la Fe de Cristo.

Si el niño, más adelante, no quiere hacerlo, siempre será libre de rechazar la fe de sus padres.

  • Para los cristianos, bautizar a un recién nacido es darle un regalo, que en su futuro podrá aprovechar o abandonar, pero que siempre tendrá a la mano para acercarse a la Iglesia y al mismo Jesús.

Por lo tanto, la Iglesia Católica siempre ha bautizado a los niños, porque es mandato divino.

  • Bautizar a un niño lo hace apto para la gracia de Dios, mediante la cual el Espíritu Santo actuará sobre vida de manera positiva, por lo que no es necesario tener conciencia del hecho  y no hay que entenderlo.
  • Bautizar a un niño reemplaza el mandato de la antigua circuncisión y se convierte, entonces, en el signo de la alianza.

Así lo leemos en Colosenses 2, 11-12:

“En Cristo recibieron una circuncisión no humana, no quirúrgica,

que los despojó enteramente del cuerpo carnal.

Esa circuncisión de Cristo es el bautismo,

en el cual fueron sepultados con Cristo.

Y en él fueron luego resucitados por haber creído

en el poder de Dios que lo resucitó de entre los muertos.”

También lo corrobora Gálatas 3, 27: “El niño tiene derecho de ser revestido por Cristo”.

Por eso la Iglesia bautizó a los niños desde el principio.

Hoy en día se da nombre al niño en el bautizo, como se hacía en la circuncisión bíblica, de acuerdo con lo que dice Lucas en 1, 59ss; Lc 2, 21.

  • El espíritu no depende de la fe y eso es porque el Espíritu Santo actúa por obra y gracia de Dios.

De allí que no se requiera que un bebé sea consciente de la fe, ya que ello se dará por gracia. Acerca de cómo actúa y que se puede pedir al  Espíritu Santo se sugiere conocer y rezar la Novena al Espíritu Santo.

  • El bautizo que hizo Juan a Jesús no fue hecho con el sacramento del bautismo, sino que fue un bautizo de arrepentimiento.

¿Qué es un bautizo de arrepentimiento? Es el que Juan El Bautista hizo y explicó al pueblo de Israel, el cual se hace para estimular la confesión de todos los pecados, para expresar auténtico arrepentimiento y comenzar a buscar a Cristo Jesús.

Se trata de un arrepentimiento verdadero de la Biblia. Por eso Juan le señaló al pueblo que él los bautizaba en agua para arrepentimiento solamente y que el que vendría después era más poderoso que él y los bautizaría en Espíritu Santo y fuego.

Esto lo dijo Mateo en su versículo 3, 11.

Por ello es que las Santas Escrituras señalan en Hechos 19, 1-7 que los que recibieron el bautismo de Juan, debieron ser bautizados nuevamente, pues no habían recibido el Espíritu Santo, pues Jesús no había entrado aún en su Gloria.

Ahora bien, por supuesto que el bautizo que hizo Juan a Jesús no es el mismo actual, ya que el bautizo nuestro es efectuado ante la presencia de Dios Padre y es “avalado” cuando entra el Espíritu Santo al ser tocados por el agua bautismal.

Así nos lo corrobora Juan en 7, 39:

“Decía esto Jesús refiriéndose al Espíritu Santo

que recibirían los que creyeran en él.

Todavía no se comunicaba el Espíritu,

porque Jesús aún no había entrado en su gloria.”

(Visited 4.838 times, 1 visits today)

Deja un comentario