Descubre la oración a San Ignacio de Loyola para alejar personas negativas

Si sientes que estás rodeado de personas negativas, y resultan provocar daños a tu integridad, e incluso tranquilidad, no dudes en realizar la oración a San Ignacio de Loyola. Es muy poderosa, y tiene varias para escoger, cuya finalidad es la misma.

oración-a-san-ignacio-de-loyola

Oración a San Ignacio de Loyola

Al igual que otro santo, San Ignacio de Loyola con su oración nos ayudará, a que Dios escuche nuestra súplica; es decir, es nuestro intercesor ante el Padre, es el primero que escucha nuestros problemas, los lleva al Todopoderoso, y es él que decide cómo se cumplirá su voluntad.

Es recomendado San Ignacio, porque cada una de sus oraciones son sencillas, por lo cual, pueden ser realizadas tanto por niños como adultos; lo cual es muy bueno, ya que la cultura de la oración, debe iniciar desde temprana edad.

En especial, porque este personaje, es reconocido por ser buscado por los niños, su compasión y entrega a ellos es incomparable; cada uno de  los siguientes rezos, lo puede utilizar para cualquier tipo de súplica, en especial si deseas alejar a personas negativas.

Rezo de entrega

Puedes realizarla cada mañana, y también justo luego de que comulgas, es decir, cuando cumples el sacramento de la comunión en una misa.

Señor Todopoderoso, recibe y toma mi alma,
mi memoria, mi libertad, porque todo es tuyo,
Me has dado la vida, así que no puedo estar más agradecido contigo,
todo lo que me has dado recíbelo,
para poder servirte con ello, recibir tu amor y bendición,
Amén.

Alma de Cristo

De forma universal, se ha establecido una oración para alejar malas energías y enemigos, la cual funciona como símbolo de agradecimiento, esto se trata de San Ignacio de Loyola oración alma de cristo, para el momento luego de comulgar.

Alma de Cristo, logra santificar mi alma,
Cuerpo de Cristo, salva mi vida,
Sangre de Jesús, embriaga mi alma
Agua que desprendió tu costado, lava mis impurezas,
Que tu pasión logre confortarme.

Óyeme Padre, Hijo,
Dentro de las llagas que te abrieron, escóndeme del mal,
No permitas que caiga en la tentación,
Ni que me aparte de tu lado y tu camino.

Defiéndeme del enemigo, de la maldad, de la negatividad.
Mándame a tu lado, en la hora de mi muerte, para que te alabe con tus santos.
Por los siglos de los siglos, Amén.

Tú me conoces Padre

Padre, tú me conoces mejor que nadie,
incluso aún más de lo que yo me conozco,
formas parte de cada momento en mi vida.

Te agradezco por las bendiciones que me has dado,
por la gracia de tu nombre y el amor infinito que me das,
Gracias por siempre buscar entrar en mi vida, iluminar mi camino,
alejarme del maligno, y de las tentaciones.

Consigue perdonarme, derrama en mí tu misericordia,
porque a partir de hoy, lograré reconocer tu voluntad,
aceptarla y cumplirla, porque deseo ser fiel a tu palabra,
llevar tu mensaje a cada lugar al que voy, te amo, y siempre lo haré.
Amén.

Para todo momento

Padre, por medio de San Ignacio de Loyola,
te pido que logres purificar mi alma,
bendice cada día de mi vida, para que mis sueños se cumplan,
que mis intenciones sean las mejores, mis esfuerzos reconocidos,
y todo cumpla con tu voluntad.
Aleja las preocupaciones de mi alma,
porque la mayoría tienen solución, y no son duraderas,
así que no deben oscurecer mi corazón.

Tu camino siempre será el único para mi,
hoy acudo a ti, para agradecerte y pedir tu ayuda,
siempre me escuchas y por eso te amo. Amén

Máximas a San Ignacio de Loyola

Si amas la gloria, las bendiciones, y todo aquello que llena el alma,
no busques en otro lugar, Dios lo tiene todo, y nunca te abandona.
él salva las almas de aquellos que en él creen, así que no dudes.

Ayuda a todo aquel que esté cerca de ti, para que conozca la promesa del Todopoderoso.
Es doloroso ver muchas naciones que desconocen el poder de Dios,
no lo respetan, ni siquiera cuando él ha dado la vida por ellos.
Hay que renunciar a nuestra voluntad, porque sólo la de Dios debe cumplirse.

Sigue el ejemplo de San Ignacio de Loyola, en especial con ese rezo, ya que él, logró la salvación de muchas almas; y aún lo sigue consiguiendo. Así que, tú por medio del rezo, debes hacer que más personas conozcan el poder de Dios.

Ofrecimiento personal

Debes ofrecer tu vida a Dios, cumplir con su voluntad y hacer que tu vida sea suya; que todo aquello que hagas, sea por su gloria, y alabe su nombre, no vaya en contra de su voluntad nunca.

Toma Padre, recibe mi libertad, mi entendimiento,
todo aquello que poseo, sea físico como espiritual,
porque tú eres la prioridad de mi vida.
La bendición que de ti recibo, no tengo cómo pagártelo,
por ello te doy mi vida, mis posesiones, mi ser,
eres un Padre amoroso, misericordioso.

Perdona mis ofensas, pero recibe mi corazón.
Gracias por todo. Amén

Puedes realizar este rezo, en cualquier momento del día, en especial cuando sientas que estás perdido, y quieras conectarte con Dios.

Conmemoración

Existen diversos rezos con intercesión de este Santo, existe una oración de San Ignacio de Loyola, la cual busca conmemorar su vida y agradecerle por interceder por nosotros.

Siervo de Dios, tú has sido fiel desde el primer momento,
has cumplido su voluntad, aceptado su promesa, y has conseguido la salvación de muchas almas,
día tras día, tu gracia aumenta, en favor de Dios.

Rezo: Nuestro Dios lo le permitió seguir el camino de la justicia

Respuesta: Así logró llegar al Reino de los Cielos.

Dios Todopoderoso, que le concediste la gracias a San Ignacio para cumplir nuestras necesidades, escucharnos y llevar ante ti nuestros problemas; haz que sus bendiciones abunden, y su poder aumente, no te olvides de su alma ni de la de nosotros. Que merezcamos ser coronados junto a él. Amén.

Continúa nutriendo tu espíritu leyendo los siguientes artículos:

(Visited 3.860 times, 2 visits today)

Deja un comentario