Descubre la novena de súplica a Santa Rita (Nueve Días)

En ocasiones especiales, no basta con elevar una plegaria un solo día, es por ello que existe la novena a Santa Rita, un rezo extendido por nueve días. Con ella, podrás conseguir que aquel problema difícil, se solucione y darle así paz a tu alma. No puedes perderte cómo hacer la novena, a continuación.

novena-a-santa-rita

Novena a Santa Rita

La novena a Santa Rita, como cualquier otro rezo de este tipo, se trata de una plegaria a un santo por nueve días consecutivos, cuya finalidad es que la plegaria sea escuchada con mayor probabilidad, y además, que sirva de alabanza para el santo. Siempre se debe acompañar con otros rezos, como el Padre Nuestro, Ave María y el Gloria.

Es importante, que establezcas un horario libre de esos nueve días, en los que nada ni nadie te interrumpa, para que logres concentrarte y conectarte en la oración. Recuerda que no debes olvidar un día, si por diferentes motivos se te olvida, debes igual completar la novena, ya que no puede pasar a ser una octavita.

Dios premia y reconoce el sacrificio, compromiso, al observar a sus hijos consumidos en la oración él los recompensa; no olvides que él todo lo puede, es Todopoderoso y sobre todo misericordioso, alábalo y conéctate a él mediante los santos, como es el caso de la novena a Santa Rita.

Antes de realizar la novena, ten claro cuál es el motivo por el cual la realizas, puedes incluir esa petición y repetirla cada día, o incluso, puedes cada día orar por una petición diferente; lo importante es que tu mente y alma estén puestas en ello, porque debe ser muy importante para ti.

novena-a-santa-rita-1

Oración inicial

En el primer día de la novena, debes realizar un rezo particular, que dará inicio a la novena a Santa Rita. Con dicho rezo llamas a Santa Rita, para que acuda en tu llamado, y pueda ser la intercesora entre el cielo y la tierra; así, le lleva tu plegaria que hoy empieza, ante Dios para obtener una respuesta en tu vida.

La oración inicial es la siguiente:

Dios Padre Todopoderoso,
tú que colocaste a personas de vida santa para realizar milagros,
para interceder por cada plegaria que tus hijos en la tierra tenemos,
has logrado que ellos sean nuestros protectores y grandes oyentes.
Te ruego hoy, logres escuchar mis súplicas que te llegarán por medio de Santa Rita,
mis plegarias serán consecutivas estos nueve días que hoy empiezan.

Escúchame, no me abandones Padre, porque sé que nunca lo has hecho.
Con tu misericordia míranos, aléjanos de todo mal y haznos dignos de tu gloria.
Amén, gracias por todo.

Nada más se realiza el primer día de la novena, si deseas en otra oportunidad volver a realizar la novena a Santa Rita no debes olvidar este rezo; ya que con él, llamas a Dios para que escuche a la santa, que la permita interceder por tus peticiones especiales, y sea ella la que te escuche y acuda ante el Padre.

Antífona

En toda novena, como acompañamiento de la oración inicial, debes repetir una antífona, que sirve de saludo y alabanza para Dios; además que con ello, invocas a que Santa Rita te escuche y esté presente durante el rezo.

Acudo a ti Santa Rita, mujer ejemplar, a la cual representamos como la Rosa de Cristo, porque tus heridas no te impidieron florecer.

Rezo: Elegiste padre a Santa Rita, para servirte.

Respuesta: Con la marca de la caridad y de la misericordia.

Acto de contricióna

Jesucristo, Padre mío, nuestro gran salvador. A ti te amo, más que a cualquier cosa en el mundo; tu bondad infinita, derramas cada día, pero hoy, me pesa el alma haberte hecho mal, por mis pecados. Te pido puedas tener compasión de mi alma, misericordia para mi vida Señor. Porque deseo seguir teniendo tu amor, hasta mi muerte. Amén.

Primer día

Luego de haber realizado la oración a Santa Rita de inicio de la novena, puedes comenzar con la novena. Ya debes estar en una postura de oración, previamente haber realizado la señal de la cruz como símbolo de respeto, y de unión con la divinidad. Recuerda antes y después la señal de la cruz debe realizarse, como inicio y fin del rezo.

Bendita seas Santa Rita, Dios te colme de bendiciones, de misericordia y sobretodo de gracia,
tú que has sido celebrada por los ángeles con tu llegada a la eternidad,
que has dado luz a las tinieblas de la tierra,
tú que dispersas el mal y lo atacas para defender a los creyentes.
Acudo ante ti, porque requiero tu gracia, tu amor, y compasión.
Mírame a los ojos, nota mi sufrimiento por este problema que me atormenta.
Tú sabes que es (MENCIONA PETICIÓN).

No permitas que se apodere de mí, lucha y ayúdame.
Confío en ti Santa Rita. Amén

Segundo día

Inicias realizando la señal de la Santa Cruz, puedes agregar un Padre Nuestro o algún rezo que sea de tu agrado, y así luego comienzas con la petición correspondiente al segundo día. El cual es:

Bendita tú eres Santa Rita, modelo de compromiso, obediencia con la vida de Dios
espejo para todas las jóvenes hoy en día, así como de las madres primerizas
por tu fortaleza logras vencer todo el mal que se aparezca,
en las vidas de tus más devotos seguidores.

A pesar de renunciar al voto de castidad, fuiste tomada en matrimonio
aceptando las consecuencias de un marido cruel,
pero no dejaste que oscureciera tu camino.
Así como tú lo lograste, te pido me ayudes a hacerlo

Para que este problema (MENCIONA LA PETICIÓN)
sea sólo una prueba, y de él salga con mucha más fortaleza y renovada en mi fe.
Permite que logre alcanzar la nueva vida, con tu ayuda y la del Padre. Amén

Tercer día

Para seguir, con el rezo especial que requieres, por el problema o incluso favor de agradecimiento que hacia Santa Rita tengas, debes recordar la actitud de rezo; compromete tu vida, y alma a la oración que nada te moleste y sobre todo confía, porque la misericordia del Padre es infinita.

novena-a-santa-rita-4

En el tercer día, nos recuerda Dios que la constancia es de suma importancia, aquel que olvida o deja para último momento la fe, no es un creyente sincero, por lo cual, en la novena aplica este valor; fomenta en ti, y en tu familia tener la religión como prioridad.

Insigne seas Santa Rita,
cuya vida es ejemplo aún en la actualidad de muchas mujeres,
porque no dejaste que la violencia oscureciera tu alma,
por lo contrario, tomaste esos actos y los hiciste luz, tomando el voto de la conversión.

Aquellos sufrimientos que pasaste, por culpa de aquellos que burlan los mandamientos del Todopoderoso,
incluso a esos asesinos, les mostraste tu generosidad y tu perdón.
Ayúdame a conseguir eso, a sobrellevar los problemas, enfrentarlos y agradecerlos.
Haz que logre visualizar el camino que Dios dispuso para mí,
y así serle fiel, desde hoy hasta el último día.

Gracias por escucharme hoy, en especial por la petición que te traigo (MENCIONA LA PETICIÓN ESPECIAL).
No me olvides, intercede por mí ante Dios. Te estaré siempre agradecida. Amén.

Cuarto día

El cuarto día es una dura prueba para aquellos consumidos en la decepción, cuando las personas suelen tener un problema o una urgencia, su mente suele estar nublada por pensamientos negativos o de preocupación, y no dejan espacio para la luz del Señor. Al llegar al cuarto día, y no notan cambios visibles, algunos se decepcionan.

Allí es cuando debemos actuar, recordando la misericordia de Dios y cómo él actúa; nosotros no vemos los actos del Señor, él actúa de forma misteriosa, y aunque no lo notamos, nuestra vida cambia siempre por él. Así que nunca dudes, él sí te escuchó, por ello sigue con este rezo a Santa Rita, para que tu alma descanse de la incertidumbre, y no vuelvas a dudar.

Inmaculada seas Santa Rita,
esposa ejemplar, sin ninguna comparación combatible,
fuiste y serás perfección en cada estado de ti.
Nos demuestras que no existen obstáculos grandes para detenernos de nuestra misión,
así como la tuya era ser esposa de Dios, vivir para él y por él.

Por tu compromiso con la vida sagrada,
a pesar de haber sido tomada en matrimonio, Dios dejó un espacio libre a su lado para ti,
dando prueba de que el compromiso y la fe nos llevan lejos.
Hoy te pido me ayudes a conseguir lo que deseo, la tranquilidad,
porque el problema que ha llegado a mí me está ganando.

Nada que sea de ese tipo le gana a un creyente, así que incrementa mi fe,
ruego porque el Espíritu Santo se apiade de mí y de mi alma.
Para mostrarme el camino adecuado para darle solución a ello.
te agradezco por siempre escucharme y socorrerme. Hoy y siempre te bendigo. Amén

Quinto día

Siguiendo con la Novena a Santa Rita, al llegar al quinto día, debes recordar todo lo que te ha llevado hasta allí, todo lo que has recibido de Dios; porque aunque ahora estés pasando un mal momento, él te ha mostrado siempre la luz, y no puedes dejar eso a un lado.

Ya que, la fe también se trata de agradecer más que de suplicar, hoy recuerda eso en especial. Para así, cuando te toque pasar por un momento difícil de nuevo, recuerdes todo los positivo y sean ellos los que te den fuerza para continuar, y salir adelante.

Santa Rita, tú hija de San Agustín,
que supiste desde el primer día que consagrarías tu vida a Dios,
aceptaste todos los votos, para poder obtener la gracia, misericordia, y vida eterna.
Siempre agradeciste a Dios por tu vida, sin importar los innumerables obstáculos,
nunca dudaste de la presencia de Dios en tu vida, ni tampoco cuestionaste su voluntad.

Aceptaste tu vida, y lo que lograste hacer con ella, porque siempre confiaste en nuestro Padre.
Así como tú lo lograste te pido, me ayudes a mí
ayúdame a verlo, a darme cuenta de las bendiciones diarias
para así dejar a un lado las preocupaciones, y poder afrontar los problemas.
Te doy las gracias por escucharme Santa bendita, y por ayudarme.
Ruega por mí ante el Todopoderoso, hoy y siempre. Confío en ti.
Amén.

Sexto día

Luego de un día completo para agradecer, debes llegar a este día, el sexto en la novena, renovado comprendiendo la voluntad del Padre Todopoderoso; cuando agradeces todo lo que él ha hecho en tu vida, entiendes que todo tiene una razón de ser.

Cada obstáculo es una prueba para ti, y de ellas debes aprender, pero nunca debes cegarte ni dudar del poder de Dios, porque él no va a permitir que algo malo te suceda; así que confía, y al hacerlo renovarás tu fe, confiando y amando tu vida.

Hoy me acerco a ti Santa Rita, para recordar el dolor por el que pasaste,
a pesar del cual, nunca negaste a Dios, ni tu compromiso con él,
así quiero ser, aceptando la carga de mis cruces.
Cada prueba que él me coloque, deseo afrontarlas y aprender de ellas,
nunca negarlo y sobre todo alabarlo siempre, amarlo y glorificarlo.
Mi vida es suya, y gracias a él tengo la dicha de vivir, y de conocer su palabra.

Permite que este problema desaparezca, y mi mente se aclare,
para que pueda continuar llevando su mensaje a lugares que no ha llegado,
ser su voz en la Tierra, y siempre agradecerle. Que el dolor no sea excusa,
que no sea impedimento, para mí ni para mis seres queridos.
Con Dios todo, sin él nada. Gracias Padre por escucharme por intercesión de Santa Rita. Amén.

Séptimo día

Ya te acercas al último día, sin embargo no debes desvanecer, ni tampoco tener menos empeño en la oración, lo importante siempre es la constancia. Siempre conectando a través de, un espacio sólo para ti y Dios, sin que nada te perturbe ni te distraiga de ello.

Hoy pides a Santa Rita que te brinde consuelo, para poder cegar los problemas y aislar los dolores, que sea tu protectora y además elimine lo que tanto te hace daño. Que te cubra con su gracia, así como ella recibió la gracia de Dios en sus momentos de mayor dolor.

Gracia eterna para ti Santa Rita, porque hoy especialmente la necesito,
elimina los dolores de mi vida, tanto físicos como emocionales,
bríndame tu consuelo, sé mi consejo, y además mi apoyo,
enséñame cuál es el camino adecuado, cómo actuar ante ésta difícil situación,
no permitas que me desvanezca, ni tampoco permitas que el mal salga victorioso aquí.

Hazme seguidor de tu vida, ejemplo de compasión y siempre confiar en Dios.
Hoy protégeme, no permitas que ningún mal se acerque a mí ni a los que más quiero.
Gracias por continuar escuchando, en especial por la petición (MENCIONAR LA PETICIÓN),
la cual he traído desde el primer día, la he tenido presente y nunca la dejaste a un lado.
es lo que más deseo en este momento, mi corazón y alma están puestos en ello.

Confío en tí, que elevarás mi plegaria ante el Padre y le dará solución a este problema.
Gracias, Amén.

Octavo día

En el penúltimo día de la novena a Santa Rita, recuerdas la devoción y fe, la cual día tras día ha ido aumentando; además, te das cuenta cómo ha cambiado tu perspectiva, la esperanza se ha apoderado de ti y  ha sido la que te ha enseñado el camino a seguir.

Gracias a este rezo, has conseguido esclarecer tu mente, dejando a tu alma libre para que Dios actúe sobre ella, de esa forma superas el problema, e incluso logras ver cómo desaparece de tu vida. Al confiar y ser constante con la fe, reconoces la luz en tu vida, incluso la llevas a la vida de otros, lo cual es un gran ejemplo de lo que hace, un hijo de Dios.

Santa Rita, tu muerte ha sido de las más conmovedoras y ejemplares de las que se relatan en la historia,
porque con ella muchas adoraron tu vida, reconociendo tus logros,
reconociendo los cambios que hiciste en sus vidas, y agradeciendo por haberte conocido,
por tu dulce mirada ante todo el que te necesitaba,
por tu compasión y constancia.

Qué grande eres Santa Rita, alabanzas sean para ti hoy y siempre,
por cada maravilla que te conforma, hoy te pido me concedas el favor,
(MENCIONA LA PETICIÓN).

Sé que cada día que ha pasado,
me has escuchado, que hoy no sea la excepción y que logres lo que requiero.
Gracias a ti he logrado ver la luz en mi vida y sé que hay una salida para el dolor.
No permitas que nadie se deje cegar por el dolor, que reconozcan a Dios incluso allí.
él es nuestra única salida, porque así  podremos encontrar la vida eterna y merecerla.

Nunca sabré cómo agradecerte todo lo que haces, por mí y los que mas amo.
Confío en ti, en tu palabra y en tu amor.
protégeme, por hoy y hasta el último día para que nunca vuelva a dudar,
que nada sea tan grande para hacerme dudar, con tu apoyo siempre.
No dudaré, te alabo eres grande, bendita seas y que tu gracia se mantenga. Amén.

NOVENA A SANTA RITA DE CASIA DÍA NOVENO

Noveno día

Ha llegado el último día de la novena, con cada día que ha transcurrido, has logrado ver las maravillas de Dios en tu vida, cada cambio que ha hecho, en especial para hacerte ver la importancia de la fe. Todo esto lo logra, con personas tan especiales, como lo es Santa Rita.

Ella de ahora en adelante será tu mayor confidente, tu apoyo incondicional, y tu conexión con Dios Todopoderoso; no lo olvides nunca, porque su gracia es tan grande que ella llegó a tu vida, con un propósito, por una razón. Espero que tu mente esté libre de problemas, que ahora entiendas todos, y que nunca más te vuelvas a agobiar.

Incomparable eres Santa Rita, cumpliste cada estado que la mujer ha de pasar,
de joven, esposa, madre, religiosa, incluso viuda,
y en cada uno de ellos fuiste la mejor, ejemplo de vida pura y de fe.
A pesar de las pruebas que se te presentaron, estabas comprometida con tu estado, y nunca dudaste,
no creaste ningún conflicto, tampoco fuiste propiciando el mal por el mundo,
que tu vida sea conocida en todo el mundo, y más personas la tomen de ejemplo.

Consigue que el amor que profesas, todos lo logremos emplear en nuestras vidas,
para cumplir con nuestros deberes, pero también con nuestros sueños,
siguiendo el ejemplo de Cristo, y nunca renunciando a nuestra fe.
Te agradezco por salvarme, por ser la luz en mi camino, y por escucharme.
Sé que contigo conseguiré lo que tanto te he pedido,
además rogarás por mí ante Dios, para que la angustia termine.
Confío en ti, para siempre. Amén.novena-a-santa-rita-9

Oración final

Este rezo recomendamos se realice al finalizar cada día, es el cierre que se hace a la novena cada día, acompañado de la señal de la Santa Cruz, que no puede faltar. Ya que, cada día se habla de una parte diferente de la vida de Santa Rita, con este rezo se complementa todo.

Dulce y sagrado eres, Jesús, para que las heridas que recibió tu cuerpo,
por mi culpa, por mis pecados que he seguido cometiendo,
dejaste que te coronaran con espinas, por mis errores y ofensas hacia ti.
Permite que la escogida por ti, Santa Rita interceda por mí,
para que logre perdonar y purificar los pecados, para que las heridas no sigan doliendo,
ni para que tu cuerpo reciba más heridas.

A ella que le prometiste la vida eterna, te pido le concedas la gracia para ayudarme.
Estoy agradecida contigo por mi vida, y por eso confío en ti hoy y siempre. Amén

Oración para todos los días

Dios tú que estás lleno de misericordia, mira mi alma y dame un poco de ella,
necesito que me perdones, me arrepiento de todo lo que he hecho,
toca mi hombre para que vuelva hacia ti, líbrame de todo el mal que asecha.
Bendiciones sean derramadas en los sacerdotes, y aquellos que se forman para serlo,
para que continúen llevando a la Iglesia en buen camino,
que cada vez sean más los creyentes de corazón.

Que los que gobiernan el mundo, tengan un corazón lleno de ti, para lograr distinguir el bien
Haz que todo sea mejor Padre, yo confío en ti. Amén

Oración a Santa Rita de Casia

Debido a que no existe una sola forma de elevarle una oración a Santa Rita, sino que existe diversos rezos que le hacen llegar, tus peticiones más especiales. Para ello sólo debes utilizar las palabras adecuadas, y siempre tener presente que la fe mueve montañas.

Si no crees, las palabras no importarán, y ni con un rezo conseguirás lo que tanto deseas, porque en la desconfianza no está Dios; si no lo oyes, ni lo ves, si no abres tu mente y tu corazón hacia él, ¿cómo llegará a ti?. Pregúntate eso siempre que te encuentres decaído.

La oración a Santa Rita de Casia, es una forma que nos ha dado Dios para comunicarnos, con él; ya que, ella forma parte de los elegidos por el Todopoderoso, para interceder por todos aquí en la tierra. Así que ella escucha y cumple.

No sólo se trata de cumplir lo que deseamos, sino de darnos lo que realmente cumple la voluntad de Dios, siempre tomando en cuenta que es necesario tener su vida de ejemplo; el compromiso con Dios es sagrado, y eso nos otorgará la vida eterna.

Rezo

La oración a Santa Rita de Casia, la puedes utilizar ante cualquier problema, o simplemente cuando desees comunicarte con ella, agradecerle; no esperes que algo malo pase en tu ida, habla con ella, porque es la mejor escuchando.

Tú, llamada por muchos como la encargada de los casos difíciles,
bendita seas Santa Rita, que nos brindas la esperanza cada día, para no perder la fe,
eres refugio ante el dolor, cuando se presentan situaciones de tanta desesperación,
eres la calma, nos das la tranquilidad, y ante todo confianza para creer en ti.

Si tanto has ayudado, a otros y a mí, ¿hoy no me vas a ayudar?
Tú que siempre me escuchas, ¿hoy no lo vas a hacer?
¿Vas a alejar tu piedad, misericordia de mi vida?
No permitas que el dolor se quede en mi vida, dame tu consuelo y ayuda.
Por cada lágrima que he derramado acude en mi socorro, para que no vuelva a caer,
para que me ayuden a cantar cantos de alabanza a Dios, y ser siempre ejemplo de vida nueva.

Porque con tu ayuda, conseguiré el valor para mejorar mi vida,
tomar las elecciones adecuadas y seguir siempre la vida de fe.
Padre, tú que me escuchas, concédele la gracia y misericordia a Santa Rita,
para obrar en mi vida y en la del resto de creyentes.
Te lo pido con todo mi corazón, gracias por escucharme. Amén

Petición Santa Rita de Casia

Tú abogada de aquello que parece imposible, ilumina mi camino, llena de paciencia mi vida
para lograr afrontar cada prueba, tú que eres esposa amada de Dios Todopoderoso.
En especial, consigue que pueda alcanzar la conversión, absolver mis pecados,
para seguir alabando al Padre, día tras día, y alejarme de la vida del mal.
Deseo seguir a tu lado, adorarte y bendecirte, todos los días. Amén

Si quieres conocer más rezos, para obtener milagros en tu vida, ingresa en los siguientes enlaces:

Oración milagrosa a Santa Rita de Casia, abogada de los casos imposibles
(Visited 95 times, 6 visits today)

Deja un comentario