Descubre la Novena a la Preciosa Sangre de Cristo para causas imposibles

Es inmenso el poder de protección que se tiene cuando se hace la Novena a la Sangre de Cristo. Por todos es conocido como hechos tan importante en la vida de Jesús, están marcados con la preciosa Sangre de Cristo, tal como fue el hecho de marcar las casas en Egipto con sangre, para que Moisés lograra salvar a su pueblo.

Novena a la Sangre de Cristo

Otro hecho de suma importancia, cuando en la última cena, el mismísimo Jesús, dijo al tomar el vino, que esa era su sangre, derramada por el perdón de los pecados. Si tienen necesidad de resolver alguna tribulación que te agobie, llegaste al lugar indicado. Te invito a realizar esta novena, de seguro con tu fe y la misma, lograrás superar lo que te angustia. Continúa leyendo y lo verás.

Novena a la Sangre de Cristo para causas que son imposibles

En el caso que te encuentres en una situación de mal momento, donde las tribulaciones te agobien, puedes aquí encontrar la novena que resulta ser demasiado poderosa, debido a que te va a ayudar, a que rompas lo que son las cadenas las cuales no te van a dejar avanzar.

La oración del perdón para todos los días

Es posible encontrar en los Efesios 1:7, la oración donde se indica que:

De la palabra de Dios me hago dueño, la cual indica que hay redención en lo que es su sangre. Es por ello Señor, que quiero que tú en la presente hora, hagas en mi tu redención. Y que procedas a perdonarme, por haberme alejado de tu presencia mediante lo que han sido mis actitudes.

Así es que deseo, que me abandones de dicha vida, la cual he mantenido hasta el presente día. Por lo cual, procedo a acogerme a lo que dice la promesa de que: “pero si vivimos en la luz; Así como Dios está en la luz, entonces hay unión entre nosotros, y la Sangre de su hijo, nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

Por lo tanto, es Señor Dios Padre, la Sangre de tu Hijo Jesucristo, la que me limpia de cualquier pecado. Y es por tal motivo que, así lo reconozco, y como pecador me arrepiento, de todas aquellas faltas que haya cometido hasta el presente. Y te entrego la presente Novena a la Sangre de Cristo.

Es por ello que te pido, séllame con tu sangre, y haz el retiro de toda aquella presencia que tenga maldad, y la cual haya cometido ante tu presencia, aquello que no sea de tu agrado, dándote las gracias por esa tu bendita Sangre liberadora. Amén.

Oranción a la Sangre de Cristo - Para todos los días

Alabanzas

Oh amado maestro Jesús, tú que eres el autor de la salvación nuestra

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado maestro Jesús, que tu sangre diste como el precio para rescatarnos

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, siendo que tu sangre nos hace reconciliar con Dios Padre.

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que nos das purificación a todos mediante tu sangre.

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que limpias las culpas con tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado maestro Jesús, que mediante tu sangre nos das acceso a Dios Padre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado maestro Jesús, que tu espíritu nos regalas, cuando tu sangre bebemos

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh amado maestro Jesús, que pregustamos las delicias en el cielo mediante tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que nuestra debilidad fortaleces con tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, que durante la eucaristía nos das tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, de cuyo banquete eterno es prenda tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que como traje del reino tú nos vistes

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que con tu sangre es proclamado nuestro valor ante Dios Padre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Novena a la Sangre de Cristo

Amado Maestro Jesús, que de nuestra salvación eres el autor

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, que pagaste con tu sangre el rescate nuestro

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que nos reconcilias con Dios mediante tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oh Amado Maestro Jesús, que nos purificas a todos a través de tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, que nuestras culpas limpias mediante tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Amado Maestro Jesús, que nos das el acceso a Dios mediante tu sangre

¡Sea bendita tu preciosa sangre!

Oración dedicada a la Virgen María

Oh Amada Virgen María, tú que fuiste capaz de ver el fluir de la Bendita Sangre, desde el propio cuerpo del Amado Maestro Jesús. Con la cual tu amantísimo hijo Jesús, me compró. Y me dio el ofrecimiento, para que fueran perdonadas todos nuestros pecados.

Tú Amada y Bendita Virgen María, que además pasaste por el sentir de un tan grande y profundo dolor, debido a la sangre que fue vertida por tu amado hijo, en toda su cara. Así como también, aquella que brotaba en todo su cuerpo, debido, a los castigos tan crueles y los latigazos que le fueron propinados.

Al igual que aquella sangre la cual brotaba a partir de sus manos y de sus pies, al momento en el cual le fueron traspasados los clavos. Siendo esa misma sangre la cual mediante su costado comenzó a brotar, al momento en que era atravesado por una lanza.

Es entonces que, por esa misma Sangre, hago la entrega, de lo que son mis preocupaciones. A fin de que, al unirlas con tu dolor, y el que sintió nuestro Amado Maestro Jesús, pueda alcanzar la gracia que me encuentro esperando de ti mediante la intercesión. (En este momento se entregan las peticiones).

La oración de la Sangre de Cristo

Oh Amado Maestro Jesús, en el nombre tuyo, y con todo el sagrado poder que de tu preciosa sangre brota. Procedemos a sellar a toda aquella persona, situación, hecho o acontecimiento. Mediante el cual nos pretenda hacer daño el enemigo. Y te dedicamos la presente Novena a la sangre de Cristo.

Asimismo, procedemos a sellar con el gran poder de la Sangre de Jesús, toda aquella potestad, considerada como destructora, que se encuentre en:

  • El aire
  • La tierra
  • El agua
  • El fuego
  • Por debajo de la tierra
  • En los abismos del infierno
  • Y en el mundo en donde actualmente nos estamos moviendo.

Así es que también, mediante el poder de la Sangre de Jesús, procedemos a romper toda aquella interferencia. Al igual que cualquier acción que provenga del maligno. También mediante la presente Novena a la Sangre de Cristo.

Por lo cual, te hacemos el pedido Amado Maestro Jesús, para que a nuestros hogares. Así como también a nuestros sitios de trabajo, nos hagas el envío de la Santísima Virgen. Que, además, sea acompañada por los amadísimos Arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Así como también a toda la corte de los Santos Ángeles.

Asimismo, mediante el Poder que contiene la Sangre de Jesús, procedemos a sellar, tanto nuestra casa, como también a todos aquellos que se encuentran habitando la misma, (Se nombra a cada una de las personas).

De la misma forma, que a las personas que sean enviadas por el Señor Dios Padre a este hogar. Igualmente, que, a los alimentos y los bienes. Los cuales, de una forma tan generosa, son enviados por Él para nuestro mantenimiento, disfrute y sustento.

Sellando la casa y sus habitantes

Igualmente, con el poder de la Sangre de Jesús, es con la cual procedemos a sellar tanto la tierra, como también:

  • Puertas
  • Ventanas
  • Objetos
  • Paredes
  • Pisos.

Y hasta el aire que respiramos. Siendo todo ello colocado con toda la fe, en un círculo de la Poderosa Sangre de Jesús, en el derredor nuestro y de toda nuestra familia. Por lo que te ofrezco la Novena de la Sangre de Cristo.

Mediante el gran Poder de la Sangre de Jesús, procedemos a sellar todos aquellos lugares, donde vayamos a estar durante el día que tenemos presente hoy. Así como también a todas las personas, las empresas, y también a las instituciones, con la cuales tengamos que hacer algún trato o nos tengamos que relacionar. (Se nombra a cada una de las mismas).

De igual manera, con todo el poder que posee la Sangre de Jesús, es con la cual procedemos a sellar, todo lo que es nuestro trabajo. Siendo tanto el que es material, como también el espiritual. Asimismo, como los negocios que toda nuestra familia realice. Igualmente, que:

  • Los vehículos
  • Las carreteras
  • Los aires
  • Las vías
  • Cualquier medio de transporte el cual debamos utilizar.

Es así que, con tu Preciosa Sangre, procedemos a sellar todos los actos, así como también las mentes. Y además los corazones, de todos aquellos que son habitantes y dirigentes nuestra Patria. Con la finalidad de que sea tu paz, así como tu Corazón finalmente los que reinen en la misma.

Finalmente te queremos agradecer oh Padre Amado, por tu preciosísima Sangre. Y también por tu vida, dado a que mediante ellas es que hemos podido ser salvados y además somos preservados y protegidos de todo lo que es malo. Amén.

De igual manera, otro protector que no falla en los momentos de tribulaciones, en los momentos de angustia, y con quien podemos contactarnos mediante el siguiente Rosario al Sagrado Corazón de Jesús, nos brindará todo el consuelo y ayuda que necesitamos, te invito a visitarle, seguro te va a servir de mucho.

La oración para el sellamiento

Aquí y ahora yo (Indicar el nombre), procedo a colocarme a los pies del Amado Jesucristo, y de esa forma he de rendirme a su señorío. De la misma manera, voy a atarme a lo que sea su voluntad santa. Y también me amarraré con los lazos de su infinita misericordia. Procedo, asimismo, a abrir mi corazón que, de par en par, permite que sea penetrado, e invadido todo mi ser por él.

Mediante el nombre de Nuestro Amado Señor Jesucristo, el cual fue muerto y luego resucitó. Yo clamo, así como también reclamo, que sea su preciosa sangre sobre mí. Así como también, sobre mi familia, además sobre todo lo que son mis bienes. Tanto de tipo espirituales como también los que son materiales. Rogando mediante la presente Novena a la Sangre de Cristo. 

De la misma manera yo, procedo a sellar mi corazón, a fin de que, con tu Preciosa Sangre, se puedan limpiar de todos aquellos odios. Así como también de resentimientos. Al igual que de:

  • Temores
  • Angustias
  • Soledad
  • Tristeza
  • Dolor
  • Penas
  • Y cualquier otra tribulación.

Personalizando

Yo (Indicar Nombre y Apellido) procedo a sellar mi espíritu, en la Preciosa Sangre de Jesucristo. Igualmente decir, Yo (Indicar Nombre y Apellido), procedo a sellar mi alma, en la Preciosa Sangre de Jesucristo. Yo (Indicar Nombre y Apellido) procedo a sellar mi mente. Así como mi voluntad, en la Preciosa Sangre de Jesucristo. Yo (Indicar Nombre y Apellido), procedo a sellar mi pasado. Así como también mi presente, en la Preciosa Sangre de Jesucristo.

Igualmente, Sello a mis Hijos (Indicar los nombres de cada uno). Con el fin de que ante lo que es, el poderoso sello de la Preciosa Sangre de Jesucristo, cualquier fuerza que proceda desde el mal, salga huyendo de inmediato. Es por todo ello que, además, procedo a aplicar la Preciosa Sangre de Jesucristo sobre mi casa. Y también sobre aquellos que están habitando en ella.

Por lo tanto, también derramo la Preciosa Sangre de Jesucristo, tanto en mi trabajo como también en mi negocio, a fin de que sean sellados. Y que ninguna potencia, que provenga desde el maligno, sea capaz de poder hacerme daño. Amén.

Oración del baño de sangre

Oh Amado Maestro Jesús, nuestro Salvador, hazle la presentación a Nuestro Amado Padre de esa tu Sangre, la cual, en virtud del Espíritu Santo, procediste a derramar por el amor hacia nosotros.

Así mismo, purifícanos de todos aquellos que son nuestros pecados, en lo que es el baño de esa, que es tu Sagrada Sangre. Siendo que nos encontramos esperando, el alcanzar por ella, lo que es la gracia, que en este momento te he pedido, mediante esta Novena a la Sangre de Cristo. (En este momento se hace la presentación de las peticiones). Amén

Aquel que ha sido enviado para cuidar de todos los humanos en vida, y para guiar sus almas al momento de su muerte, y liberarnos y cuidarnos de los demonios y de todo mal, lo podemos encontrar haciendo la Coronilla Angélica a San Miguel Arcángel, no dejes de hacerla, te servirá de mucha ayuda, ya lo verás.

Oración para entregar al Señor Jesús

Oh Amado Señor Jesús, te pido que me des de beber del torrente que son tus delicias. Que sea tu Preciosa Sangre la que apague mi sed.

Que me sea lavada toda la mancha, por tu Sangre Preciosa

Sea pues robustecida mi debilidad, mediante tu Preciosa Sangre

Que mi vida eterna me sea asegurada, a través de tu Sangre Preciosa

Oh Señor, que seas Bendito, por toda esa Sangre que por mi derramaste.

Siendo que, mediante la eucaristía, me es dada tu Sangre Sagrada. A fin de que pueda embriagarme, de gran gozo celestial.

Gozos para cada uno de los días de la Novena

El Coro dice:

¡Oh! Adorable Sangre de Jesús, procede a limpiar tanto mi mente como mi corazón. Y también procede a romper, cualquier tipo de atadura que mi bendición se encuentre impidiendo. Este día voy a cubrirme con tu Sangre y así voy a sellar todo mi ser, por eso líbrame de lo que es el hambre, así como también de cualquier tipo de escasez.

Se dice El Coro…

Dado al poder de tu sangre, mediante ella sana mi ser, tu sangre procede a limpiar mi alma, y también a proteger todo mi ser.

El Coro…

Oh sangre que redimes, ven a mí, y haz la transformación en este día de mi hogar. Para que sea liberada de cualquier tipo de influencia del mal.

El Coro…

Oh Señor Jesús, procede a rociarme con tu redentora sangre. Así es que voy a entregarte todas mis deudas. A fin de que pueda alcanzar de esa manera, la victoria acerca de cualquier tipo de atadura. La cual me cause aflicción, y que también me destruya, o que traiga hacia mi vida, cualquier tipo de amarguras.

Coro…

Con fe se pide la protección y sanación

Te pido que fluyas oh redentora sangre, que fluyas sobre mi vida, y que apartes de mí, de mi casa, de mi negocio, cualquier tipo de fuerza que sea opresora, y que no me permita dormir ni tener tranquilidad ni felicidad.

El Coro…

Seguro de que tu sangre es redentora y destruye todo indicio de maldad. Acudo a ti, para pedirte que en esta necesidad que hoy te expongo, me brindes toda tu ayuda.

Coro…

Te pido hoy sangre de Cristo, que hagas la construcción de aquellas áreas de mi vida, que se encuentran afectadas en mi pasada vida. A fin de que sean sanadas, todas las heridas en mí. Las cuales dejaron como cascadas, una fuerza de amargura, así como de tristeza y de dolor.

El Coro…

Es tu sangre una fuente de poder, y también de liberación. Siendo que por ella fuimos limpiados, a fin de obtener la bendición.

Coro…

Oh sangre de Cristo, que eres el precio de rescate, el sello que nos hace la marca, la garantía de que eres tú el que nos entregaste. Hoy deseo pedirte que con esa preciosa sangre, vengas en mi ayuda a fin de que me libres de este angustia que hoy tengo.

Coro…

Siempre tener en cuenta que la Novena a la Sangre de Cristo, tiene una duración de nueve días. Es recomendable que se realice, de ser posible a la misma hora.

Día primero

Se debe tener muy en cuenta, que el primer paso, para que se obtenga la victoria en la vida, se trata de aceptar que la obra de Amado Maestro Jesús, es completamente redentora.

Efesios 1,7: Dice textualmente: “En su gran amor, Dios nos ha liberado por la sangre que Jesús derramó y ha perdonado nuestros pecados”. (Luego de esto se continúa con los gozos).
Novena a la Sangre de Cristo día primero

Día segundo

Es necesario, para que la Novena a la Sangre de Cristo, tenga su mejor resultado, que nos relacionemos con todo aquello que se encuentra rodeándonos, en todo lo que es la creación. Así como también, con nosotros mismos. De igual manera, que con aquellos que se encuentran a nuestro derredor. De mucha importancia es también, con nuestros familiares, etc.

Y para solicitar que siempre sea sanado, cualquier miembro de la familia, o nosotros mismos te invito a rezar el Rosario de Sanación, lleno de una belleza inigualable. Y el poder de devolver la salud, en momentos de enfermedad. Recuerda poner toda tu fe cuando lo reces, pues el motor que enciende el favor es la fe verdadera.

Colosenses 1,20: Es donde indica textualmente: “Y por medio de Cristo, quiso poner en paz consigo al universo eterno, tanto lo que está en la tierra como lo que está en el cielo, haciendo la paz mediante la Sangre que Cristo derramó en la cruz” (Luego de esto se continúa con los gozos).

Hay momentos en los que necesitamos de ser sanados, por algún tipo de problema de salud, así que el encargado de sanar las heridas que la vida nos produce, sean físicas o espirituales, lo contactamos en la Oración a San Rafael Arcángel para la sanación y los problemas, es el enviado especial de Dios, para nosotros. No dejes de visitarle, te va a ayudar de seguro.

Día tercero

Una de las situaciones más difíciles de superar, en la vida del ser humano, resultan ser la culpa y el perdón. Siendo que cuando se ha exacerbado la culpa, es posible que no sea aceptado, el merecimiento del perdón. Sin embargo, para este tercer día de la Novena de la Sangre de Cristo, justamente se pide, que sea aceptado el perdón, que sea necesario para los pecados que se hayan cometido.

1 Juan 1,7: En donde nos dice, de manera textual: “Pero si vivimos en la luz, así como Dios está en la luz, entonces hay unión entre nosotros, y la sangre de Su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado”. (Luego de esto se continúa con los Gozos).

Cuarto día

Resulta algo increíble, que sea tan poderosa la Sangre de Cristo. Siendo que son muchos los que ponen en duda, que exista tal poder. Es por eso que para este día cuatro de la Novena a la Sangre de Cristo, se pide precisamente que se vaya en pos del descubrimiento, de tan magno y grande poder, que posee la preciosa Sangre de Cristo. Lo podemos ver reflejado muy claramente en lo siguiente.

Hebreos 9, 13-14: Donde se indica textualmente: “Es verdad que la Sangre de toros y chivos, y las cenizas de la becerra que se quema en el altar, las cuales son rociados sobre los que están impuros, tienen poder para consagrarlos y purificarlos por fuera. Pero si esto es así, ¡Cuánto más poder tendrá la Sangre de Cristo!  Pues por medio del Espíritu eterno de Cristo, se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha, y su sangre limpia nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que podamos servir al Dios Viviente”. (Luego de esto se continúa con los gozos).

Quinto día

Donde se imprime todo el gran poder que tiene la Sangre de Cristo. Y nos es revelado mediante la lectura del Apocalipsis, como sigue:

Apocalipsis 5,9: Donde reza de forma textual: “Porque fuiste sacrificado; y derramada tu sangre compraste para Dios gentes de toda raza, lengua, pueblo y nación”.

Apocalipsis 1,5: “Y también de parte de Jesucristo, testigo fiel, que fue el primero en resucitar, y tiene autoridad sobre los reyes de la tierra. Cristo nos ama, y nos ha librado de nuestros pecados derramando su sangre. (Luego de esto continuar con los gozos)

Sexto día

En este día santo, es necesario que se acepte que se ha comenzado a entrar en la bendición mediante la Novena de la Sangre de Cristo, hecho de suma importancia al momento de hacer las peticiones que más necesitemos. Tal como es indicado en lo que sigue:

Hebreos 10,19: Donde textualmente está indicado: “Por tanto, hermanos, ahora podemos entrar sin ningún temor, en el santuario por medio de la sangre de Jesucristo” (Luego de esto continuar con los gozos).

Día séptimo

Este es un día en la Novena Sangre de Cristo, en la cual ha de estarse muy claro en el poder que tiene la preciosa Sangre de Cristo, en cuanto a realizar la expulsión de Satanás en cualquier aspecto de su vida.

Puesto que su poder resulta máximo ante el mal. Por lo tanto, habrá de expulsarlo no solamente de su vida. Sino que también lo hará, de su negocio y de su hogar. Y de cualquier lugar, en el cual se encuentre perturbando, en su vida, para que usted logre su completa liberación y felicidad.

Apocalipsis 12,9-11: Aquí nos indican textualmente lo siguiente: Así que fue expulsado el gran dragón, aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña a todo el mundo. Él y sus Ángeles fueron lanzados a la tierra. Entonces oí una fuerte voz en el cielo que decía: ya llegó la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de sus Mesías; porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos.

El que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios. Nuestros hermanos lo han bendecido con la Sangre Derramada del Cordero y con el mensaje que ellos proclamaron: no tuvieron miedo de perder la vida, sino que estuvieron dispuestos a morir. (Luego de esto continuar con los gozos)

Octavo día

De los más grandes beneficios, que son recibidos por la Preciosa Sangre de Cristo, se encuentra el de la protección. Uno de los que más son requeridos por nosotros, para que nos libre de cualquier mala influencia, intención o daño que pueda venir en nuestra contra. Así es que para este día ocho de la Novena a la Sangre de Cristo, debemos concentrarnos en que es la mayor protección la que recibimos de la Preciosa Sangre de Cristo.

Es de señalarse que todos nosotros poseemos la Sangre de Jesús. Sin embargo, solamente algunos han logrado la comprensión del valor que esto tiene. Por lo que son muy pocos los que tienen el conocimiento de cómo utilizarla a fin de protegerse a sí mismo y también a todas sus pertenencias. Es como una persona que tiene un carro, sin embargo, si no sabe cómo se conduce, pues nunca podrá llegar a donde necesite en su carro. Igualmente pasa, con quien tiene algún tipo de sistema de alarma, pero que no tiene idea de cómo se debe utilizar. Por lo tanto es imposible que dicho sistema le pueda brindar protección alguna.

Hebreos 11,28: “Por Fe, Moisés celebró la Pascua, y mandó rociar las puertas con sangre, para que el ángel de la muerte no tocara, el hijo mayor de ningún israelita”.

Éxodo 12,13: “La Sangre les servirá para que ustedes señalen las casa donde se encuentren, y así, cuando yo hiera de muerte a los egipcios, ninguno de ustedes morirá, pues veré la sangre y pasaré de largo” (Luego de esto continuar con los gozos)

Noveno día

Este día nos invita a recibir lo que todos conocemos como la Eucaristía.

Mateo 26, 27-28: “Luego tomó en sus manos una copa, y habiendo dado gracias a Dios, se la pasó a ellos, diciendo: Beban todos ustedes de esta copa, porque esta es mi sangre, con la que se confirma el pacto, la cual es derramada a favor de muchos para perdón de sus pecados”.

Resulta inimaginable, el poder que tiene la Sangre Preciosa de Jesús. Siendo el caso que él mismo, cuando estaba en su última cena con sus discípulos, hizo la declaración de que su Sangre había sido derramada, para el bien de toda la humanidad. Es por lo tanto instituido, por el mismo Jesús, lo que es el Sacramento del Eucaristía. Siendo que cada vez que se realiza la comunión también se hace la toma de la Sangre de Jesús.

Son muchas las personas que solicitan el consejo de la forma como es posible que se evite la contaminación que surja, mediante la influencia que proviene desde las brujerías. Siendo que una de las principales maneras es mediante la Eucaristía.

Es así que este acto se convierte, en una protección que ninguna fuerza del maligno puede tocar, ni hacer daño. Dado a que allí se encuentra todo el poder de la sanación, y la liberación que fue ofrecida mediante la última cena, por el mismísimo Jesús.

Signo de protección

Seguramente que podemos darnos cuenta, que, desde el antiguo testamento, lo que se relaciona con la Sangre de Cristo, siempre se ha caracterizado por ser un signo de suma protección. Siendo el caso que, en Egipto, fue el mismísimo Dios, el que instruyó a Moisés. A fin de que supiera la manera, de darle protección a su pueblo, ordenando que se salpicara de Sangre de cordero sobre las puertas de las casas.

Éxodo 12,7: “Tomarán luego la Sangre del Animal y la untarán por todo el marco de la puerta de la casa donde comen el animal”.

Luego entonces ellos colocaron de una manera física la Sangre sobre lo que eran las puertas de sus casas. Así es que ahora nos preguntamos cómo se puede aplicar la Sangre de Cristo en nuestros hogares, y la respuesta es, a través de la Fe.

Así es que, a través de la oración, ha de decirse, en el caso de que se desee vivir protegido por la Sangre de Cristo: Hago la aplicación de la Sangre de Cristo en mi vida, en mi hogar, en mi negocio, y en (todo aquello que se desea proteger). Bajo la protección de la Sangre de Cristo. Siendo que podrá ser aplicada en todo aquello que se desea que sea protegido por la Preciosa Sangre de Cristo.

(Visited 65 times, 1 visits today)

Deja un comentario