Meditación con cuencos ¡Relajate y Disfruta!

Meditación con cuencos, es una técnica poderosa que aporte enormes beneficios para quien la práctica, si desea conocer todo sobre esta técnica de meditación, le invitamos a continuar la lectura de este artículo, en el que podrá conocer sobre sus beneficios, como se realiza y más.

MEDITACIÓN CON CUENCOS

 

¿Qué son los cuencos tibetanos?

Para poder iniciar aprender sobre esta maravillosa técnica de meditación es importante conocer sobre los cuencos tibetanos, también son conocidos con el nombre de “tazón cantador”. Se trata de un cuenco o tazón que es elaborado con una aleación de al menos siete tipos de metales, cuya fusión  o unión permite conseguir una vibración que produce un sonido o resonancia muy especial y característica, lo que los hace únicos.

La fusión de los metales puede llegar hacer incluso de nueve tipos de metales diferentes. Estos cuencos utilizados para los ejercicios de meditación son fabricados desde tiempos ancestrales en el Tíbet, Corea, Nepal, Bután, China, India  y Japón. Dentro de los metales utilizados para la elaboración de los cuencos tibetanos se encuentra el oro, el cobre, la plata, el hierro, el plomo, el estaño y el mercurio.

Los que conozcan más en profundidad sobre este tema, podrán reconocer que el color de los metales, que son utilizados para hacer los cuencos tibetanos, se encuentra relacionados, con el color de los chakras, que son las zonas celestes de nuestro cuerpo.

Como podemos intuir la fabricación de los cuencos tibetanos originales es un proceso totalmente artesanal, muy complejo que amerita mucho trabajo. Las personas que elaboran los cuencos son conocedores del trabajo en metal, se cuenta que el primer cuenco tibetano elaborado, se hizo utilizando metal obtenido de un meteorito que había impactado en tierras del Himalaya.

MEDITACIÓN CON CUENCOS 2

Se dice que este cuenco tenía virtudes excepcionales y se debía a la composición de metales del meteorito. Es por ello, que para la elaboración de los cuencos, se realiza la aleación de los siete metales sagrados, como son el Oro que corresponde al astro Rey el Sol, la Plata representa a la Luna, el Hierro es el planeta Marte, El Estaño es Júpiter, el Plomo Saturno, el Cobre es Venus y el Mercurio representa a Mercurio. Conociendo entonces que son los cuencos tibetanos y sus características, podemos iniciar a comentar sobre la meditación con cuencos tibetanos o “tazones cantores del Tíbet”.

Este tipo de meditación con cuencos, es muy efectiva, debido a que la resonancia producida por los cuencos, produce la modificación de nuestras ondas cerebrales, lo que genera que podamos entrar en otros niveles de conciencia, lo que ayuda a las personas a lograr niveles de armonía y relación que contribuyen con su estado de salud física, mental y espiritual.

Es por ello de suma importancia, que las personas conozcan sobre esta efectiva técnica de meditación con cuencos, la cual contribuye de manera importante con el necesario equilibrio de los planos por los que estamos conformados.

Meditación con Cuencos

Los orígenes de la meditación con cuencos tibetanos son sumamente antiguos, se cree que la técnica proviene de una religión antigua, conocida como la religión Chamánica Bon, la cual era practicada en el Tíbet varios siglos antes del arribo del budismo. Adicionalmente se dice que los cuencos son conocidos desde la época de Gautama Siddartha de quien surge la enseñanza del budismo en los años 560 al 480 antes de Cristo.

MEDITACIÓN CON CUENCOS 3

La meditación con cuencos se ha convertido con los años en una reconocida terapia alternativa, que promueve los estados de salud de las personas que las practican.  Es probable que sientan la inquietud de conocer, la diferencia entre las técnicas de meditación sin cuencos y con cuencos. La gran diferencia se fundamentalmente en la inclusión de los niveles de resonancia que producen los cuencos.

Cuando las personas son expuestas a las vibraciones que se producen con los cuencos, el sonido generado permite elevar y mantener niveles de vibraciones saludables, lo cual contribuye a equilibrar los chakras y las emociones,  promoviendo un profundo estado de relajación y serenidad. La meditación con cuencos permite y facilita el encuentro con la paz interior, que es uno de los objetivos de realizar los ejercicios de meditación.

Con la práctica de la meditación con cuencos, se incrementa la capacidad de concentración, debido a que la atención mental está dirigida al sonido, un fenómeno físico que contribuye a mantenernos enfocados. Existen dos maneras de realizar la meditación con cuencos una es el baño de sonido y la otra es el masaje corporal de sonido.

Con la técnica de baño de sonido es posible meditar y recitar los mantras seleccionados, mientras escuchamos las vibraciones de los cuencos, en la medida que los escuchamos, las vibraciones van entrando y modificando.

Para ello debemos tomar una posición cómoda que nos permita en principio concentrarnos en nuestra respiración y de manera progresiva vamos permitiendo que los sonidos de los cuencos sustituyan la concentración en nuestra respiración y sea la armonía de sus vibraciones el foco central.

Por su parte el masaje corporal, se trata de permitir que la vibración del cuenco, toque una parte de nuestro cuerpo. Para ello, debemos colocar el cuenco en la zona del cuerpo que deseamos masajear con las vibraciones, de esta manera nuestras células estarán en contacto directo con las vibraciones emitidas por el cuenco, esta técnica sirve para dar vigor y energía.

Beneficios de la meditación con cuencos

En la actualidad, no es una cuestión de moda, son los resultados favorables y positivos obtenidos con la meditación con cuencos, los que han logrado su aceptación y popularidad. La meditación con cuencos es utilizada para procesos de sanación y sus efectos son tan comprobados, que se ha extendido su uso a nivel mundial. La meditación con cuencos al igual que otras terapias alternativas que utilizan el sonido, fundamentan sus principios en el efecto de las vibraciones o principio de la resonancia.

El objetivo que tiene el uso del sonido generado por los cuencos es lograr armonizar las vibraciones de la persona que realiza la técnica de meditación, en donde las ondas de vibración generadas con los cuencos, logra armonizar las ondas de vibración de la persona. El efecto físico se logra haciendo una vibración más fuerte e intensa que controle o modifique la vibración más débil que esta en desarmónica, es disonante y no saludable, que se encuentra presente la persona.

Como señalamos anteriormente la meditación con cuencos modifica nuestras ondas cerebrales y contribuye a que las personas ingresen en otros niveles de conciencia. Al ingresar a estos nuevos estados de conciencia, estamos modificándolos, cambiando nuestro estado de ánimo, haciéndolos más profundos, más receptivos de energías superiores y por ende promoviendo los estados de salud.

Es por ello, que sobre este principio la meditación con cuencos es también un efectivo método de sanación. La resonancia  producida por los cuencos hace que la persona que las escucha y siente, logre nivelar sus propias vibraciones y hacerlas saludables en todos los planos físico, mental y espiritual.

Existen experiencias que afirman que la meditación con cuencos, puede producir la autodestrucción de células cancerosas, siendo esta una de las enfermedades más temidas y que mayor inversión en investigación ha realizado el mundo para lograr su curación, la meditación con cuencos se suma como terapia alternativa, con resultados positivos.

En un plano  espiritual se habla que la meditación con cuencos, ayuda a equilibrar los chakras, lo que beneficia a estabilizar estados emocionales negativos, como la ansiedad, la tristeza, la ira, entre otros. La obtención de este tipo de resultados y cambios en los estados de ánimo, se obtiene debido al cambio de vibración generado por el sonido de los cuencos y elevando el nivel a estados sostenidos de serenidad.

Por lo  tanto, la meditación conduce a estados positivos de sanación, para reforzar esta aseveración, no podemos olvidar que cuando crecemos en espiritualidad por la presencia de energías positivas, se eleva la frecuencia vibratoria y logramos trascender. Si usted no ha tenido la experiencia de realizar la meditación con cuencos, le invitamos a que se permita tener esta maravillosa oportunidad, que le permitirá tener una estado mental saludable, por lo que tendrá  mayor capacidad creativa, un mejor estado de concentración.

Si conocemos las leyes cósmicas, sabremos que lo que es por dentro se refleja al exterior, por lo tanto, al estar más saludables a lo interno, estaremos también más saludables en lo corporal, seremos seres más armónicos, serenos y por ende más saludables. La meditación con cuencos contribuye con la reducción de dolor, es muy efectiva en los casos de fibromalgias, también contribuye a disminuir los estados de estrés, ansiedad, problemas de insomnio, entre otros.

Si aún duda de la capacidad vibratoria que producen lo cuencos, le sugiero que cuando tenga la oportunidad, en una sesión solicite que llenen con agua uno de los cuencos y lo hagan vibrar, podrá observar como las ondas iniciales se convierten en burbujas que comenzarán a saltar de manera vigorosa.

De la misma manera como se muestran las vibraciones en los cuencos, sucederá con las células y fluidos de nuestro cuerpo, es por ello que las vibraciones producidas con los cuencos, modifican los estados de vibración que poseemos, los armoniza y eleva.

Esa resonancia que se logra conseguir con los cuencos y que es transmitida a nuestro cuerpo, promueve el ajuste y equilibrio vibracional, pero adicionalmente, también cambia las ondas cerebrales llevándonos a estados de conciencia más elevados, lo que nos permite alcanzar estados de relajación más profundos y se incrementa nuestra capacidad de auto-curación.

Por lo tanto, a manera de resumen podemos señalar que la meditación con cuencos nos ayuda a reducir los estados de ansiedad, estrés, alivia los dolores, aumenta nuestros niveles de concentración, por lo tanto, aumentan nuestros niveles de memoria, entre otros beneficios.

¿Cómo usar los cuencos tibetanos?

Para realizar la meditación con cuencos, es esencial conocer cómo lograr el sonido de los mismos. Para hacer sonar los cuencos se debe golpear o frotar el cuenco con una baqueta de madera, se debe realizar en distintas partes del cuenco, para poder obtener una escala de sonidos, los cuales guardarán una relación armónica entre los sonidos que se producen.

El sonido generado con los cuencos va a depender de la fuerza que se imprime sobre el cuenco, por lo tanto podemos obtener sonido bajos y sonido altos. La persona que hace sonar los cuencos marcará el ritmo y la armonía dependiendo de la continuidad y fuerza que imprima en los golpes.

MEDITACIÓN CON CUENCOS

 

 

Debemos resaltar que la sonoridad de los cuencos tibetanos es muy grande, sobre todo aquellos que son elaborados de manera artesanal y son muy antiguos. No podemos pretender si somos principiantes obtener de los cuencos, todas la gamas de sonidos y de manera armónica, debemos estar conscientes, que se trata de un instrumento, por lo tanto, aquellas personas que conocen de ello y tienen experiencia  obtendrán sonidos maravillosos.

Para ello, como indicamos anteriormente se utilizan baquetas, también hay quienes utilizan mazos; estos implementos ayudan a obtener las particularidades sonoras del cuenco, con el uso adecuado podemos potenciar los sonidos, aislarlos, hacer tonos más graves, entre otros.

Son entonces de gran importancia las características de las baquetas y mazos, ya que de ellos dependerá el sonido obtenido. Las baquetas de madera son las más tradicionales; sin embargo, las hay elaboradas de cuero, recubiertas y más.

Por lo tanto, debemos comprender que los cuencos son como un instrumento musical, por lo que debemos practicar para obtener de ellos la mejor vibración. Existen diversas técnicas para sacarle sonido, tal como comentamos podemos obtener sonido con el golpe, que no es más que un toque seco en el borde superior del cuenco.

MEDITACIÓN CON CUENCOS

También está el giro, que se trata de frotar los bordes con la baqueta, el mismo se realiza en el sentido de las agujas del reloj, deben ser giros armónicos para obtener con la velocidad adecuada un sonido homogéneo.

No podemos tocar las paredes, solo debemos sostener el cuenco con la palma de la mano, tomar la baqueta a la mitad con la punta de los dedos y hacer el toque o el giro. Podemos con la práctica obtener la habilidad que nos permita obtener las vibraciones armónicas, que nos ayuden a obtener los estados de concentración en la meditación con cuencos.

Como podemos ver la meditación con cuencos es una terapia alternativa que contribuye a obtener niveles de energía, que nos ayudan a equilibrar nuestros chakras. No olvidemos que todo en el universo vibra, está en constante movimiento  y por ello, es de suma importancia que las vibraciones sean armónicas, que nos permitan los estados de serenidad y armonía, que nos ayuden a mantener nuestros aspectos físico, mental y espiritual en total equilibrio.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

(Visited 6 times, 1 visits today)
Categorías Religión

Deja un comentario