Descubre todo sobre el fundador del Islam, cómo se llamó y más

El fundador del Islam fue Abu’I-asim Mohammed ibn Abd Allah, o mejor conocido como Mahoma en el año 620. El Islam es una de las tres religiones con más seguidores en el mundo, al igual que el cristianismo y el judaísmo, como las religiones más numerosas e importantes que hay. Sigue con nosotros, te interesará este apasionante tema.

Fundador del Islam

¿Dónde nació el fundador del Islam?

Mahoma, el fundador del Islam, nació en el año 570 d.C. en La Meca en Arabia. Su primera infancia estuvo llena de sucesos trágicos. Su padre, Abdullah, era un mercader que falleció antes del nacimiento de Mahoma.

Cumpliendo con la tradición local, la madre de Mahoma lo entregó a Halimah, una niñera beduina para que Mahoma fuera criado en el desierto de Arabia hasta que cumpliera los cinco años de edad. No obstante, Halimah, a los dos años, lo regresó a la madre, debido a que su esposo tenía miedo porque pensaba que Mahoma estaba poseído de un espíritu maligno.

A la edad de seis años de edad, su madre Aminah también muere, y Mahoma queda al cuidado de su abuelo paterno, Abdul Muttalib; quien a su vez, muere dos años después y Mahoma queda al cuidado de su tío, Abu Talib, con quien creció y quien tuvo una gran influencia en la vida de Mahoma.

Cuando tenía 25 años, el fundador del Islam, contrae matrimonio con una rica viuda Jadicha, para quien trabajaba como criado; con quien tuvo una hija, llamada Fátima, y se convierte en un comerciante respetado en la ciudad.

Debido a su poca preparación académica, Mahoma conoce de manera superficial las dos más grandes religiones monoteístas para ese tiempo como son el cristianismo y el judaísmo, por medio de visitas a las pequeñas comunidades cristianas y judías que vivían en La Meca y quizá también por sus viajes de negocios.

Cuando Mahoma cumple 40 años, empieza a hacer retiros en el desierto, específicamente en la cueva del monte Hira, en donde afirma haber recibido la revelación de Dios -Alá-, quien por medio del Arcángel le hablaba a través del arcángel Gabriel, y además de comunicarle el secreto de la verdadera fe, le ordenó predicar que Alá lo había elegido como Su Mensajero y Enviado.

Su esposa Jadicha lo apoya, y Mahoma empieza a predicar en su ciudad natal, mostrándose como heredero de los grandes profetas monoteístas anteriores, Abraham, Moisés y Jesucristo. Para ese tiempo, Mahoma predicaba sobre la vuelta a la religión de Abraham.

Mahoma muere en al año 632, y fue sepultado en su casa de Medina, en cuyos alrededores, fue construida la segunda mezquita más importante del Islam.

Resultado de imagen para ¿Dónde nació el fundador del Islam?

Historia del Islam

Los inicios del Islam como sistema social y religioso se remontan al siglo VI, aproximadamente. Para esa época, en Arabia existía una gran variedad de creencias e idiomas, por lo que no se consideraba un pueblo muy unido. La población principal estaba formada por tribus seminómadas, que se trasladaban a La Meca en la ruta de la peregrinación para adorar a muchos y diferentes dioses.

La ciudad era un recipiente de distintas culturas que acumula muchas deidades, en un edificio parecido a un cubo negro al que se le conoce como Kaaba. Justo en los alrededores de este centro de poder sagrado es donde surge el profeta de la religión Islam: Mahoma.

Kaaba

Como se menciona anteriormente, cuando Mahoma cumple sus 40 años de edad, mientras reflexionaba en las afueras de La Meca, siente el llamado divino a convertirse en Mensajero y Enviado. Para los años 610 al 622, Mahoma anuncia ante un cuantioso número de personas en La Meca, que era el elegido como profeta de un dios conocido como Alá.

Las prédicas de Mahoma se basaban en el anuncio de la necesidad de arrepentimiento la sumisión a este dios, pues era el único y verdadero, también hablaba sobre la llegada del fin del mundo, que es la conocida por todos en la actualidad. Este tipo de mensaje, no agradó a muchos, quienes se convirtieron en enemigos.

Para el Año 622 d.C. Mahoma, el fundador del Islam, es víctima de la persecución por lo que huye con muchos de sus discípulos más cercanos y musulmanes, a la ciudad de Medina, en donde se consagra como como líder religioso.

El Corán, es un libro sagrado que fue dado a Mahoma por Alá a través del ente de la revelación Yibril. En el Corán se encuentran plasmadas todas las creencias, leyes santas y dictámenes de la religión islámica.

El Corán o libro sagrado de los musulmanes

La expansión de la religión cristiana por parte del emperador Constantino, consistía en que Constantino obligaba a los pueblos conquistados a inscribirse en el cristianismo, motivo por el cual, el islam empezó a obtener más seguidores, lo que tiene como consecuencia que las tribus árabes se unen en la fe para estar en contra de la fe cristiana. (Ver artículo de Constantino y el cristianismo).

Es en el año 629 d.C. cuando Mahoma conquista la ciudad de La Meca sin tener que recurrir a la guerra y elimina la adoración de múltiples dioses estableciendo la religión islámica.

Después que sucede la muerte del profeta Mahoma, el fundador del islam, en el año 632 d.C. se creía que la religión iba a desaparecer, pero por el contrario, los sucesores de Mahoma se hicieron cargo de la conducción de la religión. A estos sucesores se les conoció como califas y se encargaron de fortalecer la fe y dirigir al pueblo árabe según las enseñanzas de su maestro, lo que logró la expansión aún más de su influencia en toda la región.

Para el año 636 d.C. consiguen invadir con éxito Persia, la cual se opone a ser invadida, hasta su derrota cuatro años más tarde, en el año 640 d.C.

Los países y regiones que rodean Persia serían invadidos también, desde el año 644 al 654 d.C. durante este tiempo, se establece el carácter político de la religión, determinando bases políticas en Siria, Persia, Judea y Egipto, encargadas a califas ortodoxos de alta confianza.

Califas que sucedieron a Mahoma

Chiitas y Sunitas

Aunque los Chiita y Sunni reconocen a Alá como su único dios, tienen grandes diferencias en cuanto a la importancia de distintos valores.

La división se remonta al año 632, al poco tiempo de la muerte del profeta Mahoma, fundador del Islam, quien al no nombrar un sucesor, se genera una lucha por el derecho a liderar a los musulmanes que, de alguna manera, continua hasta el día de hoy. A pesar de las dos ramificaciones tienen siglos compartiendo algunas creencias, y hasta prácticas religiosas, existen entre ellos, diferencias inmensas en cuanto a la doctrina, rituales, leyes, teologías y organización.

Sunitas

Los sunitas forman el mayor número de los musulmanes, debido a que, aproximadamente el 86% y el 90% son adeptos a esta corriente, y se sienten que son la rama más tradicional y ortodoxa del Islam.

El significado del nombre suní, o sunita, se deriva de la expresión Ahl al-Sunna, es decir: la gente de la tradición.

En este caso, la tradición se refiere a prácticas que se derivan de las propias acciones del profeta Mahoma y sus discípulos. Los sunitas veneran a todos los profetas que se nombran en el Corán, pero especialmente a Mahoma, a quien consideran como el profeta definitivo.

Y los líderes musulmanes que vinieron después de Mahoma, son vistos como figuras transitorios.

Por otro lado, a diferencia de los chiitas, los maestros y líderes religiosos sunitas han estado históricamente bajo el control del estado.

Chiitas

El inicio de los chiitas fue más como una facción política, la cual se conoce como Shiat Ali o el partido de Ali.

El mencionado Ali se trataba del yerno del profeta Mahoma, fundador del Islam, por lo que los chiitas exigen el derecho y el de sus descendientes a ser los líderes de los musulmanes.

Ali, el yerno de Mahoma, muere producto de un asesinato, debido a las intrigas, violencia y guerras civiles que fueron características durante su califato. Y a sus hijos, Hassan y Hussein, no se les permitió lo que ellos pensaban su derecho legítimo de sucederlo.

Se cree que Hassan, hijo de Alí, fue intoxicado por Muawiyah, el primer califa, quien para entonces era el líder de los musulmanes de la dinastía Umayyad. Por otro lado, a su hermano Hussein lo matan, peleando en la batalla, al igual que muchos de sus familiares.

Estos sucesos son los que componen el concepto chiita de martirio y de sus ritos de duelo; la fe chiita también tiene características de tener un elemento mesiánico. En los chiitas también hay una jerarquía de religiosos que ponen en práctica un análisis abierto de manera constante de los escritos islámicos.

Se cree que los chiitas en la actualidad, alcanzan una población que está entre 120 a 170 millones de seguidores, lo que significa un aproximado a una décima parte de todos los musulmanes.

Lo chiitas son la mayor parte de la población en Irán, Irak, Bahréin, Azerbaiyán y, según algunos cálculos, también en Yemen.

Pero además, existen otras comunidades que son importantes  comunidades chiitas en Afganistán, India, Kuwait, Líbano, Pakistán, Qatar, Siria, Turquía, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos. (Ver artículo de Expansión musulmana).

(Visited 2.813 times, 2 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario