Dios del Islam, entérate de todo lo que no sabes sobre Alá

EL Dios del Islam es un ser omnipotente y omnisciente que creó y sostiene el universo. El islam hace énfasis en la formación de un concepto de Dios rigurosamente singular; a esta disciplina de estudio se le llama tawhid. Sigue leyendo y podrás conocer de quién se trata, y  su importancia para los seguidores y/o creyente de la religión islámica

Dios del Islam

Los musulmanes estiman que su dios es el mismo que es venerado por el cristianismo y el judaísmo, o lo que es lo mismo decir: el Dios de Abraham.

¿Quién es Alá?

Alá es la traducción al castellano de la palabra árabe Al-lāh (الله), cuyo significado es Dios.​ Aunque el término es más común en las regiones occidentales, debido a su uso por parte de los musulmanes chiítas y sunitas cuando se refieren a Dios. La palabra Alá es empleada por las personas que hablan árabe en todas las religiones abrahámicas, incluyendo los cristianos y judíos.

La forma de adoración es agachándose y rezar el Sala-ah, o lo que se conoce como la oración de los islámicos. La palabra Alá fue usada también por los paganos de La Meca, cuando se referían al Dios creador y perpetuo, probablemente la deidad suprema en la Arabia preislámica.​

Al Dios del Islam se le conoce con diferentes nombres, como el Justo, el Clemente, el Creador, etc, no obstante, según El Corán, Alá es el nombre en árabe que Dios ha escogido entre los demás. La raíz lingüística de “Alá”, señala que Él es el Único digno, y que merece ser adorado y obedecido.

Alá, Dios del Islam

Las nociones relacionadas con el término como una deidad son diferentes entre las tradiciones. En la Arabia preislámica, Alá no era el único dios, sino que le relacionaban colaboradores y compañeros, hijos e hijas.

Sin embargo, en lo que se refiere al Dios del Islam, Alá es el superior, insuperable y abarca toda mención divina. Alá es único, el único Dios, trascendental y Creador del universo además de Omnipotente.

Los árabes cristianos en la actualidad, no señalan palabra alguna para Dios, más que Alá, utilizan términos tales como Al-lāh al-ab (الله الآب), cuando nombran a Dios padre. Hay semejanzas y diferencias entre el concepto de Dios tal como lo presenta el Corán árabe, y la Biblia hebrea. (Ver artículo de El Fundador del Islam)

Resultado de imagen para Alá

Dios del Islam

Los musulmanes adoran a un solo Dios, esto se pone en evidencia cuando observamos que en otros idiomas hay diferentes formas de mencionar la palabra Dios, que incluso se aplican a deidades que son consideradas inferiores.

Sin embargo, cuando se refieren a Dios con la palabra Alá, los musulmanes sienten que están hablando del Único Dios verdadero, pues a ninguna otra deidad se le puede nombrar con ese término.

Alá es el nombre de Dios en arameo, que era la lengua natal de Jesús.

El término o palabra Alá, es la evidencia de un concepto único en el Islam. Para los musulmanes, seguidores del Islam, Alá se reconoce por sus cualidades únicas; Alá es Todopoderoso, el Creador y el Sostenedor del universo. Alá no es semejante a nada, y nada puede ser comparado con él.

Dios del Islam

Los que vivieron en tiempos del profeta Mahoma, le preguntaban respecto a Alá y la respuesta la encontraron proveniente de Alá, en un capítulo corto del Corán, el cual está considerado como la esencia del Dios Único, o lo que es lo mismo,  el concepto del monoteísmo.

Por lo general, se piensa, equivocadamente, que Alá es un Dios malo y estricto al que hay que hacerle caso sin dudar, además de que no es afectuoso y generoso. Pero eso está muy lejos de la realidad.; solo basta con hacer referencia a todos los 114 capítulos del Corán, con la excepción de uno, que comienza con el verso: En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. De Alá, el profeta Mahoma dice:

Alá es más afectuoso y generoso de lo que es una madre con sus amados hijos.

Dios del Islam Justo

Alá, no solo es el Misericordioso, sino que es también Justo. Haciendo referencia a un sistema judicial igualitario y justo, es necesario que los pecadores o los que actúan mal, sean castigados de forma apropiada y ajustada a sus faltas, así como los honrados y honesto reciban su justa recompensa.

La Misericordia de Dios, se pone de manifiesto en pleno, cuando se aplica en su atributo de Justicia. Las personas que padecen durante su vida en el nombre de Dios, y las personas que esclavizan, humillan y explotan a otras durante toda su vida no deben ser tratadas de manera parecida por parte de su Dios.

Los musulmanes creen que, los que han sido malos no deben esperar de Alá un trato parecido al que daría a los buenos, pues no sería justo, ya que esto haría que se perdieran todos los estímulos para vivir una vida moral y recta en este mundo.

Los musulmanes creen que hay una próxima vida y que habrá un juicio en donde toda la humanidad tendrá que rendir cuentas de sus obras en esta vida.

El Islam no caracteriza a Dios con alguna forma humana ni lo caracteriza en función de ciertos individuos o naciones, basado en riqueza, poder o raza. Alá creó los seres humanos como iguales. Cada individuo se diferencia de otros y se gana su favor a través de la virtud y la devoción solamente.

Dios del Islam Justo

Dios del Islam Creador

Para los musulmanes, el Creador debe ser de una naturaleza distinta a las de las criaturas que han sido creadas, porque si fueran de la misma naturaleza de Él, se estaría frente a un dios temporal y por lo tanto necesitaría de un Creador. En conclusión, nada es como Él.

Si el Creador no es provisional entonces significa que es inmortal. Pero si es inmortal, su naturaleza no es causal y si nada ocasionó su existencia, nada externo de Él lo creó ni interviene en que continúe existiendo: lo que se traduce como que Él es autosuficiente.

Si no necesita de nada para continuar existiendo, entonces su existencia no puede tener fin, por lo que el Creador es eterno: Él es el Primero y el Último, el Externo y el Interno: y tiene pleno conocimiento de todo. [Noble Corán 11:6].

Dios del Islam Creador

El Dios del islam es independiente, se sostiene por sí mismo o como dice en el Corán: Él es Al-Qayyum (El Subsistente). El Creador no solo crea, también lo protege todo y les termina la existencia también y Él es la causa de lo que pueda suceder a las las cosas vivas creadas.

Alá es el Creador de todas las cosas, y sólo Él tiene el poder de decidir el destino de todas las cosas creadas. El posee las llaves de los cielos y la tierra: y quienes no quieran ver o entender la verdad de los mensajes de Dios ¡ésos, precisamente, son los perdedores! [Noble Corán 39: 62-63]

Comportamiento de un creyente

El comportamiento de un creyente en el Dios del Islam, tiene que ver mucho con el significado de la palabra musulmán: el que se somete y precisamente se somete a la voluntad de Dios.

Para convertirse al Islam se necesita creer en la Unicidad de Dios, lo que significa que Él es el Único Creador, Protector, Alimentador, etc.

Sin embargo, creer en un solo Dios no es suficiente. Los idólatras sabían y creían que solo el Dios Supremo podía hacer esto. A los musulmanes se les exige también que reconozcan de que es solo Dios quien merece y es digno de adoración, por lo que está prohibido adorar cualquier otra cosa o ser.

Cuando la fe en el Dios del Islam penetra el corazón de una persona, ésta produce una intensa impresión emocional que produce cambios en la perspectiva de la persona y sus prácticas. El profeta Mahoma dijo que la fe es la que entra y se queda en  el corazón y que se prueba a través de las obras.

Entre las reacciones más notables en cuanto la fe entra en los corazones es el sentimiento de gratitud hacia Dios, lo cual podría decirse que es, es el elemento fundamental de la adoración. El sentimiento de gratitud es muy importante.

La gratitud es tan importante que si un converso se atreve a  negar la Verdad se le llama kafir, que significa infiel o lo que es peor, no creyente. Por lo tanto, los musulmanes deben siempre, amar y dar gracias a Alá, el Dios del Islam, por las bendiciones que Él ha prodigado sobre ellos.

Los musulmanes, sin excepción, deben estar conscientes que cualquiera de las buenas obras que realicen, están muy lejos de poder ser comparadas con los favores Divinos. (Ver artículo de Islam en Europa)

Para finalizar, antes de que Mahoma naciera, los cristianos árabes, cuando hablaban de Dios, se referían a Él con el nombre de Alá, y en la actualidad, todavía hay millones que continúan haciéndolo.

Pero es necesario señalar, que el Alá del Islam, no es el Dios de la Biblia cristiana, pues a pesar de que los musulmanes defienden con vehemencia la unicidad de Dios, niegan Su Trinidad.

(Visited 181 times, 1 visits today)
Categorías Islam

Deja un comentario