Mandrágora: Leyenda, propiedades y efectos

Desde tiempos inmemoriales la mandrágora ha sido unos elementos que se ha mencionado en numerosas leyendas, mitos e inclusos supersticiones y ritos mágicos, considerado uno de los ingredientes esenciales en los recetario tanto de pócimas calmantes como afrodisíacas, conoce más en este artículo.

mandragora

La Mandrágora

Las mandrágoras son pertenecientes a la familia de las Solanáceas (Es decir, que están relacionadas con el tomate, la patata e incluso con la berenjena), esto implicada, que la mandrágora contiene solanina y otros tipos de alcaloides, esto significa que contiene pequeñas moléculas que son toxicas aun estando en pequeñas cantidades. Se cree que la razón de esto es debido a que las propiedades mágicas que están ligadas a su composición química.

En cuanto a su composición química, esta es muy interesante en vista de las propiedades con que se le asocian a la mandrágora pero, para poder explicar esto tendremos que retroceder bastante en el tiempo, al Génesis 30: 14-24, el cual en resumidas cuentas no cuenta que:

Había existido alguna vez unas hermanas llamadas Raquel y Lea, las cuales estaban casadas con su primo de nombre Jacob. Un día Rubén el hijo de Lea y Jacob había vuelta de casa con las mandrágoras que había recogido del campo, su tía, es decir, Raquel quería algunas de estas, sin embargo, Lea no se las quería dar en vista de que sentía celos hacia su hermana porque Jacob la amaba más que a ella.

Por lo que llegó a un trato con Raquel, si ella dejaba que Lea se acostara con Jacob esa noche, ella le daría una mandrágora. Aquí hay que tener en cuenta que Lea tenía varios hijos de Jacob, en cambio, Raquel no tenía ninguno, a pesar de que había intentado por varios años, se cree que convencida de que las mandrágoras la ayudaría a lograr ponerle fin a su esterilidad, logró varios años después concebir 2 hijos.

mandragora

El grito

En algunas ilustraciones en las que la mandrágora aparece, se puede apreciar que la acompaña un perro atado junto a ella, se cree que por superstición, debido a un relato de la época romana que trata sobre que el hombre no debe de extraer el mismo la mandrágora, porque si lo hace su vida peligrará.

Es por esto que se tiene que atar un perro de pelaje negro a la parte superior de la planta y así azuzarlo hasta que la planta logre surgir de la tierra y esta a su vez se yerga. Es en ese mismo momento en el que la planta que tiene la figura humana va a proferir un horrible grito y el perro caerá muerto al instante. Por lo que si el humano quiere sobrevivir este tiene que tomar la precaución de tapar muy bien los oídos con cera.

Otras leyendas y grabados medievales, la aparición del hombre haciendo sonar los cuernos para poder enmascarar ese ruido ensordecedor; e incluso es referenciado en Romeo y Julieta de Shakespeare en su frase “¡Ay! ¡Ay! ¿Cómo es posible que al despertarme de improviso no enloquezca ante tan espeluznantes horrores y emanaciones tan pestilentes, y entre unos chillidos semejantes a los de la mandrágora al ser arrancada de la tierra, que hacen perder el juicio a los mortales que los escuchan?” la cual aparece en el acto cuarto, de la escena 3 de la obra.

La mandrágora: de la leyenda a la ciencia - Naukas

 

Leyendas

Durante bastante tiempo, la mandrágora ha sido considera una inspiración para diversas obras, entre ellas tenemos a “La Mandrágora” de Maquiavelo que fue escrito en el siglo XVI, esta obra no explica las capacidades que esta “planta” tiene como sanar la esterilidad.

Otro texto es el de “Antonio y Cleopatra” que es del siglo XVII y es de Shakespeare, este a diferencia del anterior, nos cuenta a las propiedades narcóticas que la mandrágora tiene, ya que, explica que Cleopatra se la pide a sus sirvientas que antes de que su amante la tuviera que dejar para dirigirse a Roma.

E incluso se tiene que Dioscórides  escribió una obra llamada “De Materia Médica” en el año 65, la cual se considera como precursora de la farmacopea moderna, y en ella se describía como él usaba el vino de mandrágoras como una especie de anestésico en las operaciones que llevaba a cabo, en donde le daba al paciente un trozo de raíz para que se la comiera antes de ser intervenido; convirtiéndose más tarde en costumbre en los doctores del siglo XI en la escuela de Salerno.

Además, se puede mencionar que a comienzos de la Edad Media, en el momento en el cual se llevaron a cabo Las Cruzadas, apareció un leyenda alemana, en la cual se afirmaba que el semen que era vertido por los ahorcados en ocasiones, cuando este semen era debido a un eyaculación postmortem (es decir, después de muerto), fecundaba la tierra en la que caía y la preparaba para que nacería mandrágora, la cual tendría la apariencia de un hombrecillo o de una mujercilla.

El producto de esto generaría el amuleto perfecto contra la brujería y a su propietario mucho dinero, sin embrago, para el resto de los habitantes de la casa de ese propietario pura desdicha.

Otra leyenda que es necesario mencionar son aquellas que giran en torno a la mismísima Juana de Arco, la cual cuenta que ella llevaba una mandrágora bajo su escudo, por lo que gracias a ellos, logro manejar el dolor al ser quemada viva en la hoguera. En otras se narra que no la ocultaba en el escudo sino en el pecho, porque esto significaba que le daría una prospera, riqueza, fortuna y otros bienes.

Otros aseguran que cuando la juzgaron de escuchar voces que según argumentaban eran pertenecientes a Satanás, se cree que no eran más que delirios producidos bajo los efectos de una sobredosis de mandrágora; sin embargo, esto todavía no se sabe a ciencia cierta.

 

Mandrágora, la Planta Mágica que Grita y Llora - Tierra de Misterios

También se puede mencionar, recientemente las leyendas y las supersticiones de hoy en día, como sería el caso del Laberinto del Fauno de Guillermo del Toro, aparece en una escena en donde tanto la madre como la niña discuten entre ellas, la madre le dice que no cree en la magia y que tiene que parar con lo que a la niña le estaba pasando, mientras lo decía, esta tiraba la raíz de una mandrágora al fuego de la chimenea, sin embargo, mientras esta se está quemando de repente cobra vida y empieza a gritar y a agitarse.

Esta la novela de 2003 de Laura Gallego de nombre Mandrágora, la cual desarrolló en l época medieval, y se centra en que la protagonista usa a esta planta como una pócima de amor, pero que sin embargo, es acusada de brujería.

Lo más probable es que a estas alturas, reconozca el nombre de mandrágora gracias a la saga de libros de Harry Potter, cuando el Colegio Hogwarts de Arte y Hechicería, en el segundo libro “Harry Potter y la Cámara de los Secretos” la profesora Sprout les enseña en la primera clase de Herbolaria a los alumnos de segundo año las precauciones que tienen que tener con esta planta, describiendo sus propiedades como de volvedora de vida a aquellas personas que fueron petrificadas por un hechizo.

Usos mágicos

La mandrágora tiene muchos usos mágicos en vista de que es considerada como la representación del cuerpo y de la naturaleza del ser humano; la cual desde la antigüedad es una de las plantas mágicas más interesantes y misteriosas, entre los usos mágicos tenemos los siguientes:

En cuanto a la mandrágora para el amor se cree que era utilizada por los romanos con la finalidad de crear filtros de amor y así las personas que la adquirieron podrían enamorar a quien lo desearan.

Esta planta se suele usar como catalizador, a pesar de que encontrar esta planta es difícil el aceite de mandrágora sirve para realizar diversos rituales, con uno de ellos y en conjunto de unas velas como elementos para darle más fuerza al ritual se puede usar con otros aceites los cuales preparados sirven dependiendo de lo que se vaya a realizar.

Como su uso para contrarrestar el mal de ojo el cual se tendría que untar en los amuletos que se preparen o incuso como ritual de prosperidad, en donde en conjunto de las velas y de otros talismanes se llevara a cabo el ritual.

En cuanto a la raíz de mandrágora hechizos podemos mencionar los rituales para la sexualidad y la pasión, con la cual se necesitara de una raíz de mandrágora la cual se tendrá que meter en una bolsita de tela de color ya sea blanca o roja, ahora bien se tiene que colocar debajo del colchón en que se va a dormir tu pareja normalmente.

En el caso d que quieras que exista una gran pasión tendrá que tener contacto con el cuerpo que está en la bolsita, los resultados son de gran poder e impresionantes. Otro caso podría ser agarrar la raíz de mandrágora, en donde la empanaras con la esencia o el aceite de la mandrágora para después envolverla en el paño de tela blanca o roja.

En el caso de esta, tendrás que llevarla contigo durante el día, para posteriormente colocarla en la almohada por la noche, en cuanto a la esencia de dicha plana solo tendrá que ser colocada al principio del día.

Mandrágora real

La Mandrágora real, es decir, la Mandrágora officinarum, es una planta perenne que no es tan alta, ya que logra medir solo unos 30 centímetros, genera unos frutos que son muy similares a las de sus primas cercanas, es decir, que tienen una baya de color roja que se le asemeja a los pequeños tomates.

Esta planta tiene la curiosidad de ser muy toxica con solo, incluso tocarla, ya que no se le pueden manipular ni las hojas, ni los frutos y sobre todo la raíces, en vista de que producen ciertos efectos nada placenteros como lo serían los mareos, la dificultad de respirar, la bradicardia (es decir, el ritmo cardíaco por debajo de lo normal).

Si lo que desea es encontrar esta planta puede visitar tanto el centro como el sur de Europa, en el Mediterráneo e incluso en el Campo de Gibraltar, sin embargo, se aconseja no cultivarla en vista de lo peligroso que puede ser.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la familia de la que viene la mandrágora, es decir, las solanáceas es muy amplia, en ella se pueden encontrar diversas especies que son sumamente importantes para la alimentación como lo sería: la patata, el pimiento, la berenjena y el tomate.

mandragora

También se pueden encontrar otras que son ornamentales como la petunia, y otras que son consideradas mundialmente importantes por sus efectos psicotrópicos y para usos tradicionales. Todas ellas cuentan con un componente muy importante: los alcaloides, y de hecho, en grandes cantidades, al igual que la solanina, nombre que se le da a esta familia. Es importante tener en cuenta que en cuanto a los alcaloides.

Estos tienen una acción fisiológica estando aun en bajas dosis, uno de estos alcaloides es la nicotina que se encuentra de forma mayoritaria en la planta del tabaco, pero incluso aunque no se crea está presente en una menor concentración en las patatas, en las varengas y en los tomates.

Ahora bien, con relación a la raíz de la mandrágora esta tiene alcaloides que son muy toxicos, como sería el caso de la hiosciamina, la atropina, la cuscohigrina, la escopina y la conosida como la droga de los violadores: la escopolamina.

Esto implica que su consumo es verdaderamente dañino con efectos alucinógenos y narcóticos incluidos. En la medicina de la edad antigua se usaba en muy bajas dosis para inducir a un estado de olvido, como una especie de anestésico, como tratamiento para la melancolía, para las convulsiones, entre otros efectos.

Es también sabido, que los indios americanos utilizaban la raíz como una especie de laxante con la finalidad e tratar los gusanos, los parásitos y para inducir el vómito; de igual forma era aplicada como tópico gracias a los propiedades antisépticas y como calmante para el dolor. Pese a ello, en dosis masivas, provoca varias consecuencias como diversos estados de delirio y locura, y la muerte.

ORACIONES, MAGIA Y RITUALES: LA MANDRÁGORA, LA MÁS MÁGICA Y ...

 

¿Dónde crece y como se cultiva las mandrágoras?

Las mandrágoras crecen generalmente en los bosques sombríos así como también en los ríos y en los arroyos en donde la luz de sol no penetre. Su raíz que es de color blanco y es larga y gruesa y está dividida en unas dos o tres ramificaciones, las cuales se extienden por el suelo.

En cuanto a sus hojas, estas son de un color verde oscuro y sus flores son de un color blanco con un poco de purpura, su fruto es como se mencionó anteriormente parecido a una baya y destila un olor muy desagradable y fuerte.

A pesar de que la mandrágora es considerada una planta prohibida en España y en toda Europa, debido a sus frutos que son venenosos y que sus hojas son alucinógenas; se sigue cultivando si es con fines tanto médicos como esotéricos.

Ya que las tiendas esotéricas venden el aceite de mandrágora, así como también la esencia de mandrágora y la raíz seca de la mandrágora la cuales e puede usar como talismán y para la magia en productos tanto legales como autorizados dependiendo del país en donde se encuentre.

Si te gusto el articulo te recomiendo leer también

(Visited 55 times, 1 visits today)

Deja un comentario