Versículos Bíblicos de ofrenda y fortaleza

En este artículo te mostramos los mejores versículos de ofrenda y fortaleza en el cristianismo para compartirá con tus allegados en la iglesia.

versiculos-biblicos-de-ofrebda

Versículos de bendición sobre ofrenda y fortaleza espiritual

En algunas ocasiones más cruciales de la vida, las bendiciones ayudan a superar los momentos difíciles para una persona cuando decide rendirse a Dios y aceptar a Cristo como su salvador personal. La Palabra de Dios, la Biblia, confirma que nuestra mayor necesidad no es solo tener una guía para la vida eterna, sino también desarrollar una relación con Dios nuestro Señor.

Y qué mejor manera de desarrollar una relación con Dios, que no sea leyendo sus palabras, a través de bendiciones, que están llenas de los mayores tesoros que hemos imaginado que existen en la tierra.

Todos estos tesoros están hechos para nosotros, hijos del Dios Altísimo. Tenemos el privilegio de tener un libro tan hermoso para estudiar y leer como la Biblia. A continuación se presentan las bendiciones más dulces de las Escrituras.

El cual se analiza a través de experiencias propias y reales vividas por personas y cristianos en estos tiempos. Son los versos de bendición que la mayoría de los cristianos necesitan para crecer espiritualmente a la manera de Dios.

Hebreos 3.1

Hebreos 3.1 «Por lo tanto, considere hermanos que han sido santificados y que participan en el mismo llamado celestial de Jesús, el apóstol y sumo sacerdote en la fe que profesamos«.

Enseñanza: Dar el diezmo al amanecer es un misterio, mientras oramos con la gente, presentamos el diezmo y el sacrificio como parte de la adoración a nuestro Señor. Y no es que esas monedas vaya al cielo, pero sí, Jesús mostrara nuestra revelación al Padre, especialmente el propósito del corazón de que le demos a Dios lo que le pertenece.

versiculos-de-ofrenda

Muchos diezman por miedo, otros lo hacen porque los ven, y otros lamentablemente lo hacen de mala gana sin darse cuenta de que están maldiciendo su semilla.

Corintios 9.2-7

2 Corintios 9: 2-7 Por eso te digo; Los que siembran con moderación también cosecharán con moderación, y los que siembran abundantemente también cosecharán en abundancia. Todos deberían dar como su corazón sugiere: no con pena o necesidad, porque nuestro Señor Dios ama al dador feliz.

Enseñanza: En los días en que Dios mencionó este versículo de bendición, en ese momento había casas dedicadas solo al almacenamiento de granos. Los tesoros del rey eran grandes almacenes de granos que proporcionaban a sus muchos empleados, por lo tanto, podemos entender cómo almacené el templo donde llevamos la semilla que producirá fruto y que entregará la obra del reino de Dios, y alimentará a todos los que trabajan para el reino.

Debemos aprender como hijos de Dios, a dar con alegría y si Dios nos ha bendecido con abundancia, también a dar en abundancia. Por qué razón si Dios te bendice abundantemente, ya que ciertamente le has rezado para que sea bendecido financiera y espiritualmente, no puedes bendecir a Dios de la misma manera.

Muchos cristianos creen que Dios es el único que puede bendecir, y no es así que usted como cristiano y los hijos de Dios también puedan ser una fuente de bendición para un gran número de personas.

Cuando le das a Dios, Él te dará, el dinero no es la única forma en que Dios puede bendecirte. Si tienes una familia numerosa donde hay amor, salud y bendición, también es una razón para dar a Dios en abundancia, porque él ha cuidado especialmente a su familia y a todo lo demás que puedes rodearte.

Romanos 8.17

Romanos 8.17 «Y si los niños también son herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si sufrimos junto con él para que junto a él seamos glorificados».

Enseñanza: En ocasiones en la vida cristiana nos han explicado que ser humildes debemos ser primeros pobres, esa es la mentira del diablo. Los hijos de Dios fueron diseñados como la palabra dice que él es heredero de él, debemos ser representantes fieles de su reino y eso incluye las finanzas.

¿Por qué preguntarse quién seguirá un traje de siete años viejo, mal vestido, maloliente y evangélico cuando se convierta al Señor? Lo que sucede es que las personas a veces también quieren riqueza, pero no están dispuestas a pagar el precio por ella.

Proverbios 22.4

Proverbios 22.4 La riqueza, el honor y la vida son los beneficios de la humildad y el temor de Jehová.

Enseñanza: Si Dios está bendiciendo, no tiene miedo de mostrarlo al mundo sin ningún problema. Muchas personas dejan de hacer cosas por miedo a lo que van a decir, tal vez quién puede decir que estás haciendo para tener tantas cosas. Confía en Dios porque todo lo que estás viendo es porque Dios se complació en dártelo, no puedes ocultar las bendiciones que Dios te da, ya que viviste en tiempos difíciles, donde quizás no tenías nada.

Y hoy que ves que no te falta nada, por el contrario, es una razón para demostrarlo para la gloria y el honor de Dios, sin olvidar nunca a dónde te llevó mi señor. Sé que al compartir todos los misterios de la Biblia que hablan sobre las finanzas, podemos exponernos al juicio y las críticas de otras personas, pero eso no me importa, porque lo hago con el corazón para inspirar a otros que aún no se han conocido, aunque estoy Cristiano todos estos misterios de la Biblia.

Proverbios 11. 25-26

Proverbios 11. 25-26 Un alma generosa prosperará y el que satisface también estará complacido. El que atesora el grano será maldecido por la gente, pero la persona que lo venda recibirá una bendición.

Enseñanzas: Vivimos en tiempos difíciles en diferentes países, especialmente conozco lugares donde las personas en tiempos de crisis tienden a atesorar o conservar las cosas que tienen. Porque pueden tener miedo de dejar de fumar y ya no tendrán éxito. Esto ante Dios no está bien, no está mal vender la comida, sino atesorarla es decir tenerla y no dársela a nadie.

Si está esperando una bendición financiera, revise su corazón y piense si realmente continuaría sirviendo a Dios si Él pone millones en sus manos. Observe los casos de personas en congregaciones que han sido bendecidas financieramente por Dios, y cuando han sido bendecidas, dejan la iglesia, incluso Dios.

Desafortunadamente, estas personas tuvieron sus bendiciones transformadas de una bendición eterna a una bendición a corto plazo. Lo que significa que las bendiciones de Dios también deben nutrirse y protegerse. Hagamos cosas buenas abriendo las bendiciones de Dios en nuestras vidas, sin olvidar a la persona de Dios en nuestras vidas.

Cuando el hombre deja a Dios por dinero, simplemente coloca a un dios delante de él, el Dios verdadero, y esto se transforma en idolatría, por lo que podemos ver en la Biblia que la raíz del mal es el amor al dinero. Tenga en cuenta que no digo que La raíz de los problemas es el dinero, pero el amor al dinero es muy diferente.

Dado que la raíz de todo mal es el amor al dinero, que desea a algunas personas, perdieron su fe y fueron perforados con muchos dolores. 1 Timoteo 6.10

Génesis 4.4

Génesis 4.4 Y Abel también dio a luz al primogénito de su pueblo, el más gordo de ellos. Y Jehová miró favorablemente a Abel y, por lo tanto, ofreció sacrificios.

Enseñanza: para tener éxito, es necesario tener fe, humildad, obediencia y, especialmente, mantener el corazón correcto para darle a Dios lo que le pertenece a él sin esperar recibir nada a cambio, para reunir y manejar bendiciones cada vez mayores. en nuestras vidas .

Como Dios nos ama tanto que si sabe que darnos algo que le hemos pedido simplemente nos llevará a la ruina, prefiere ir y no dárnoslo hasta el día en que estemos listos. Debemos dominar la riqueza y no dejar que el dinero nos domine. Al Señor tu Dios no le importa cuánto le das, sino el corazón con el que lo haces.

Mateo 23.23

Mateo 23.23 Hay escribas y fariseos entre ustedes, hipócritas. Porque diezman el eneldo, la mente y las vacas y usted deja de lado lo más importante de la ley, que es la justicia, la misericordia y la ley de Dios. Esto debe hacerse mientras lo sigas haciendo.

Enseñanza: en este versículo, Jesús habla claramente, esto debe hacerse sin dejar de hacerlo. Si usted es uno de los que dice que el diezmo proviene del Antiguo Testamento, medite bien en esta palabra y deje de buscar excusas que simplemente retrasen su bendición.

Si bien es cierto que nadie irá al infierno para no ser abolido tarde o temprano, el amor al dinero, la idolatría de las cosas materiales cesará en algún momento para alejarse completamente de Dios y finalmente el camino será una aniquilación total. Dios, entonces, para enviar las pruebas que quiere, para hacerlo si quiere, caerían dólares del cielo, porque él es todo poderoso y puede hacer lo que quiera cuando quiera.

Pero la razón por la que exige que el hombre le dé voluntariamente todas las áreas de su vida, incluidas las finanzas, es porque nos educa a su imagen y semejanza, pura, santa y verdaderamente dedicada a todo.

Levítico 27.32

Levítico 27.32 Y cada diezmo en la casa u oveja, de todo lo que pasa debajo de la vara, el diezmo se dedicará a Jehová.

Aprendizaje: imagine lo importante que es para el Señor, el tema del diezmo y la oferta que nos pide que lo demostremos, requiere que no le debemos nada a ninguno de nuestros hermanos y que examinemos el propósito del corazón que ofrecemos. La historia de Abel en la Biblia nos dice que este hombre le dio a Dios lo mejor de sus primeros frutos con todo su corazón, debemos ser como Abel y darle a Dios lo primero y lo mejor de todos nuestros corazones.

Es imperativo que seamos honestos con nuestras finanzas, he visto cómo las personas a veces van al templo a ofrecer, entran y se van y la ciudad sigue siendo la misma. Qué triste cuando Dios tiene que responsabilizarlos por lo que le hicieron a su pueblo. Cuando diezmas y ofreces con la actitud correcta, la fe y el corazón ideal, puedes garantizar la victoria, la división y la cosecha.

Hay poder en el comienzo de sembrar más de lo que podemos imaginar, exigir bendiciones y activar la semilla, cada pacto, diezmo y sacrificio que le has dado a Dios.

Lucas 6.38

Lucas 6.38 Tú das y ellos te darán una buena medida, presionados, sacudidos y sobrepoblados, darán en nuestro regazo, por la misma medida que tú mides, seguramente tú medirás.

Enseñanza: Si aún no eres un sembrador, o si aún no conoces a Dios en esta área y quieres comenzar a cumplir a Dios, este es el versículo de bendición para tu vida. Reflexione y medite en ello, todos los días declarando la palabra de Dios, cumpliendo con todas las promesas que Dios le ha hecho en el campo financiero, adorándolo con su semilla profética, en su negocio, y cuidando el reino de Dios y su justicia y la verdad que todo lo demás También vendrá.

Cuando entregue su ofrenda, sea humilde ante Dios y mantenga la actitud de darle lo mejor al Señor su Dios. Abel no tocó el corazón de Dios por su sacrificio, sino por el corazón que hizo antes de su presencia.

Pedro 4.12-19

Pedro 4.12-19 Amado, no te sorprendas por el fuego de prueba que te ha sorprendido.

Enseñanza: en la vida humana, siempre ha tenido que lidiar con algún tipo de problema, tal vez salud, cero cuentas bancarias, mal amor, ansiedad o pérdida de trabajo. Y la lista de cosas malas puede continuar, por lo que no debería sorprendernos que Dios permita que se agregue la evidencia de mentiras y odio a medida que seguimos a Cristo, 1 Pedro 4.12.

Aunque los problemas son comunes en todos los hombres, no son exclusivamente cristianos o personas de fe. Nunca he visto un campo de golf, sin obstáculos porque son parte del juego, los golfistas incluso dicen que los campos que tienen más dificultades son los más desafiantes, por lo que viajan largas distancias para probar su habilidad durante sus 18 hoyos complicados de todo el juego.

Un hombre dijo una vez en su vida que si tuviera la fórmula para evitar problemas, no los evitaría. No haría ningún beneficio. Los problemas crean la capacidad de lidiar con ellos, recibirlos como si fueran sus amigos, porque aprenderá muchas cosas de esa relación entre usted y el problema.

No nos sorprendamos cuando surjan problemas, porque Dios los usa para probar la resistencia de nuestras almas. La mejor manera de vencerlos es confiar nuestras almas a Dios y al creador del universo entero.

Apocalipsis 5.5

Apocalipsis 5.5 «No llores, he aquí, el león de la tribu de Judá, la raíz de David ha vencido».

Enseñanza: Mucha gente conoce a San Francisco de Asís u otros tal vez la primera vez que escuchan sobre este hombre. Te tomo como ejemplo para analizar este versículo de bendición y fortaleza. Este hombre no amaba a la humanidad, pero a los hombres, del mismo modo, no amaba al cristianismo, sino a Cristo.

El lector no puede comenzar a comprender el significado de una historia, que puede haber sido extremadamente extravagante para él, comprender que para este gran místico su religión no era una simple teoría, sino algo parecido a un amor. Cuando se le pidió a Jesús que mencionara el mandamiento más importante de la ley, respondió: Amarás al Señor tu Dios con toda tu mente, toda tu alma y todo tu corazón.

Este es el primer y gran mandamiento de la Biblia. Quien le hizo la pregunta a Jesús quería intentarlo, pero él respondió con el elemento clave para agradar a Dios. En primer lugar, nuestra relación con él es una cuestión de corazón.

Salmo 3.4

Salmo 3.4 «Clamé al Señor con mi voz, y Él me respondió desde su monte santo».

Enseñanza: una de las cosas que pueden hacer que los nuevos empleados no tengan valor en un trabajo es la crítica a los ancianos. Los buenos gerentes de personal saben cómo cuidar a los nuevos empleados y rodearlos de instructores que estén dispuestos a protegerlos.

Para nosotros, Ana es una mentora para lidiar con las críticas y los deseos más profundos del corazón 1 Samuel 1.1-18. Rodeada por un hombre que no entendía, una mujer que se burlaba de ella, describió que confiar en Dios era la mejor manera de cruzar la tormenta. Si bien ahora sabemos que Dios respondió la oración de Hannah y le dio un hijo, no estamos seguros de que la bendición de su Eli fuera un deseo o una promesa del Señor

Me parece que su rostro terminó siendo más triste que nada, porque tenía paz al confiar en Dios. Fuimos creados para tener comunicación con Dios y cuando hubo comunicación se hizo íntima, no solo conectándonos con Su presencia sino también con Su fuerza. Sin lugar a dudas, Dios da la bienvenida a las oraciones que expresan, nuestras preocupaciones y emociones al demostrar que confiamos en Él.

A menudo obtenemos una nueva perspectiva de las situaciones y casi siempre nos sentimos cómodos porque sabemos que le hemos confiado las cosas que nos preocupan a diario. Cuando oras, es mejor tener un corazón sin palabras, que palabras sin un corazón apropiado e integrado.

Salmo 120:1

Salmo 120:1 «Al señor clamé estando en angustia, y él me respondió».

Enseñanza: No hay nada mejor que saber, que uno está protegido y seguro, al ir a dormir por la noche, te tranquiliza que las puertas estén cerradas con llaves, y todo esté en silencio. Te hace sentir a salvo, sin embargo muchos pueden estar despiertos en sus camas pensando en miedos en el presente y en el futuro. Algunos les temen a los disturbios fuera de la casa, o aún cónyuge violento, otros no pueden dormir porque tiene en la calle un hijo rebelde.

En estos casos nuestro Dios amoroso nos insta a clamar a él. A aquel que No se adormecerá ni dormirá salmo 121.4 salmo 34.15 nos recuerda que a la vista del señor están sobre las personas que sean ecuánimes, y atentos a la escucha del clamor de ellos. Podemos dormir en paz cuando recordamos que Dios está despierto cuidando de cada uno de nosotros.

Romanos 8.28

Romanos 8.28 «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien».

Enseñanza: En algunas oportunidades las personas que están al servicio de Dios, lo hacen con una por contrato. Como dan tiempo y energía para la obra de Dios, piensan que tienen que merecen ser retribuidos con un trato especial. Cuando aparecen los problemas y surgen las dudas, debes leer romanos 8 ¿Quién nos separa del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia o persecución, o hambre o desnudez o peligro o espada? Estas frases Pablo resumió la biografía de toda su vida.

Soportó pruebas a causa del evangelio de Dios, sin embargo tenía la clase de fe, que creía que Dios podía aprovechar todos esos males que le estaban pasando, para su bien. Había estudiado como mirar más allá de las dificultades para contemplar, a un Dios amoroso que un día prevalecerá sobre todo eso. Escribió Pablo, estoy seguro de que nada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús señor nuestro.

Este tipo de seguridad puede llegar hacer de muchísima ayuda, para vencer el pesimismo al de que la vida no ha sido como nosotros fuésemos querido que fuese. El que comenzó en cada uno de ustedes la buena obra la perfeccionará hasta el día de su venida solo confía en Dios.

Otros proverbios

A continuación otros proverbios que te acercaran a Dios:

2 Corintios 9:7

«Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría».

Mateo 6:3-4

«3 Más bien, cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha, 4 para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará».

Proverbios 31:9

«9 ¡Levanta la voz, y hazles justicia! ¡Defiende a los pobres y necesitados!»

Nehemías 8:10

«10 Luego Nehemías añadió: «Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza»».

Mateo 10:8

«8 Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente».

Salmos 37:21

«21 Los malvados piden prestado y no pagan, pero los justos dan con generosidad».

Mateo 19:21

«21 —Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme».

1 Corintios 13:3

«3 Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, a pero no tengo amor, nada gano con eso».

Proverbios 21:26

«26 todo el día se lo pasa codiciando, pero el justo da con generosidad».

Salmos 37:4

«4 Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón».

Lucas 6:30

«30 Dale a todo el que te pida y, si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames».

Mateo 6:2

«Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa».

Malaquías 3:10

«Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde».

Proverbios 3:27

«No niegues un favor a quien te lo pida si en tu mano está el otorgarlo».

2 Corintios 9:11

«Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios».

2 Corintios 9:8

«Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes».

2 Corintios 9:10

«El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia».

Proverbios 3:9

«Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas».

Lucas 6:38

«Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes».

2 Corintios 8:12

«Porque, si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien recibido según lo que tiene, y no según lo que no tiene».

Proverbios 11:25

«El que es generoso prospera; el que reanima será reanimado».

Proverbios 18:16

«Con regalos se abren todas las puertas y se llega a la presencia de gente importante».

1 Crónicas 29:14

«Pero ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que podamos darte estas ofrendas voluntarias? En verdad, tú eres el dueño de todo, y lo que te hemos dado, de ti lo hemos recibido».

Génesis 4:4

«Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, los primogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda».

Mateo 23:23

«¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello».

Éxodo 30:15

«Al entregar la ofrenda alzada para el Señor, ni el rico dará más de seis gramos, ni el pobre dará menos».

Hechos 21:26

«Al día siguiente Pablo se llevó a los hombres y se purificó con ellos. Luego entró en el templo para dar aviso de la fecha en que vencería el plazo de la purificación y se haría la ofrenda por cada uno de ellos».

Filipenses 4:6-7

«No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús».

2 Tesalonicenses 1:3

«Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, como es justo, porque su fe se acrecienta cada vez más, y en cada uno de ustedes sigue abundando el amor hacia los otros».

Romanos 11:36

«Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén».

Salmos 9:1

«Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas».

Colosenses 4:2

«Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento».

Colosenses 3:16

«Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón».

Jonás 2:9

«Yo, en cambio, te ofreceré sacrificios y cánticos de gratitud. Cumpliré las promesas que te hice.¡La salvación viene del Señor!»

1 Crónicas 16:34

«¡Alaben al Señor porque él es bueno, y su gran amor perdura para siempre!»

Salmos 118:24

«Este es el día en que el Señor actuó; regocijémonos y alegrémonos en él».

Mateo 26:27

«Después tomó la copa, dio gracias, y se la ofreció diciéndoles: Beban de ella todos ustedes».

Juan 11:41

«Entonces quitaron la piedra. Jesús, alzando la vista, dijo: Padre, te doy gracias porque me has escuchado».

1 Corintios 15:57

«¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!»

Colosenses 2:7

«Arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud».

Colosenses 3:17

«Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él».

Apocalipsis 5:13

«Y oí a cuanta criatura hay en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra y en el mar, a todos en la creación, que cantaban:

Al que está sentado en el trono y al Cordero, sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos!»

Isaías 12:4

«En aquel día se dirá: Alaben al Señor, invoquen su nombre; den a conocer entre los pueblos sus obras; proclamen la grandeza de su nombre».

Rut 2:10

«Rut se inclinó hacia la tierra, se postró sobre su rostro y exclamó: ¿Cómo es que le he caído tan bien a usted, hasta el punto de fijarse en mí, siendo solo una extranjera?»

1 Crónicas 23:30

«Cada mañana y cada tarde debían estar presentes para agradecer y alabar al Señor».

Salmos 106:1

«¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre».

Salmos 107:1

«Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre».

Hechos 24:3

«En todas partes y en toda ocasión reconocemos esto con profunda gratitud».

Salmos 100:4-5

«Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre.

Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre».

Efesios 5:20

«Dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo».

Hebreos 12:28

«Así que nosotros, que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos. Inspirados por esta gratitud, adoremos a Dios como a él le agrada, con temor reverente».

Colosenses 3:15

«Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos».

Génesis 12:2-3

«2 »Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición. 3 Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!»»

Deuteronomio 12:28

«28 »Ten cuidado de obedecer todos estos mandamientos que yo te he dado, para que siempre te vaya bien, lo mismo que a tu descendencia. Así habrás hecho lo bueno y lo recto a los ojos del Señor tu Dios».

Éxodo 32:13

«13 Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac e Israel. Tú mismo les juraste que harías a sus descendientes tan numerosos como las estrellas del cielo; ¡tú les prometiste que a sus descendientes les darías toda esta tierra como su herencia eterna!»

Génesis 27:27-29

«27 Jacob se acercó y lo besó. Cuando Isaac olió su ropa, lo bendijo con estas palabras:

«El olor de mi hijo es como el de un campo bendecido por el Señor.

28 Que Dios te conceda el rocío del cielo; que de la riqueza de la tierra te dé trigo y vino en abundancia. 29 Que te sirvan los pueblos; que ante ti se inclinen las naciones. Que seas señor de tus hermanos; que ante ti se inclinen los hijos de tu madre. Maldito sea el que te maldiga, y bendito el que te bendiga»».

Puedes pasar por algunos artículos de tu interés, que te servirán de mucha ayuda, así que te invito especialmente a visitar:

(Visited 2.585 times, 1 visits today)

Deja un comentario