Conoce la Letanía Lauretana del Santo Rosario

No existe una forma de orar, rezar, invocar o hacer una plegaria a Dios, la mayoría nacen del corazón y son dichas por las personas con una necesidad y un fin. En medio de esto nacieron las letanía, te invitamos a conocer mediante el siguiente artículo conoce la Letanía Lauretana de lo que es el rosario.

letania lauretana

¿Qué son las letanías?

Una letanía, es una forma de oración empleada en diversos servicios, reuniones, procesiones, entre otros. Proviene de diversas religiones principalmente del cristianismo, iglesias basadas en las enseñanzas y las doctrinas de Jesucristo.

También son muy usadas en la adoración judía, constan de un recitado de oraciones que los judíos realizan durante sus reuniones. El judaísmo es una religión del pueblo israelita, siendo una de las más antiguas religiones monoteístas.El judaísmo está basado en las enseñanzas del Torá o también conocido como Pentateuco, compuesto por cinco (5) libros.

Las letanías, consisten en un número de peticiones y repetición de las mismas. Estas provienen de la palabra griega λιτή, que tiene como significado súplica o ruego. Las letanías son aplicadas para Santos desde el siglo VII, pero principalmente se desarrollaron para María desde el año 1601.

Letanías Marianas

Las letanías lauretanas son oraciones repetitivas en forma de alabanza dedicadas exclusivamente a María, madre de Jesús de Nazaret.

María madre de Jesús de Nazaret, fue una mujer judía de Nazaret de Galilea, vivió entre fines del siglo I a.C.

Es adorada en el cristianismo por ser la madre de Jesús, otras religiones también la destacan como el islamismo conocido por su nombre árabe Miriam o Maryam.

Inicialmente, en el cristianismo primitivo se refleja su presencia durante la vida de Cristo. Con el pasar del tiempo y evolución de la religión cristiana fue adoptada como un personaje significativo.

La imagen de María es única y relevante, siendo participe en la historia de la salvación por llevar en su vientre al Mesías del mundo.

En las iglesias católicas y ortodoxas, le atribuyen actitudes de intercesión ante Dios Padre, destacando el evangelio de Juan 2:1-13, en las bodas de Caná:

“Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere”.

La devoción ante ella se ha manifestado de diversas maneras dogmáticas, también conocidas como doctrinas marianas.

Existen variedad de declaraciones y oraciones dedicadas a la madre de Dios, rezos o letanías marianas, también conocida como Bienaventurada Virgen María. Puedes conocer además todas las advocaciones marianas del mundo.

letania lauretana

Letanías Lauretanas

Las letanías Lauretanas fueron aprobadas por el papa Clemente VIII, las aprobó en el decreto Quoniam multi. Las letanías son súplicas dialogadas entre los sacerdotes y los fieles durante rezos, procesiones y reuniones.

Inicialmente eran dirigidas solo a Dios padre Celestial, con el pasar del tiempo se añadieron invocaciones a santos y destacando principalmente María

Las letanías lauretanas dedicadas a la Virgen María aplicadas principalmente para intercesiones.

Historia

Las letanías pueden variar según la religión y creencia que sea aplicada, destacando principalmente la cristiana.

Se destacan desde el siglo III, la composición empleada invocaban a María en tres (3) modos Sancta María, Sancta Dei Genetrix y Sancta Virgo Virginum.

Con el pasar del tempo los padres orientales constituyen nuevas futuras letanías marianas debido a la popularidad de la Virgen en diversas formas.

Existen un conjunto de letanías dedicadas a la Virgen destaca el Oficio de la Virgen Santísima, oficio fijo en algunos monasterios.

Luego fue abolido y reformado por el papa Pío V, llamándolo Oficio Parvo de la Virgen, esta corrección fue realizada debido a la relación que presentaban algunas de las letanías.

La letanía Mariana más antigua es conocida como Letania de Domina Nostra Dei genenetrice Virgine Maria. Ora valde bona, cotidie pro quacumque tribulatione dicenda est.

Originaria del siglo XII en el Maguncia; presenta alabanzas largas y en cada verso se repite Sancta Maria.

Las letanías marianas ganaron popularidad en el siglo XV y XVI, en el año 1500 se crearon las letanías en el santuario de Loreto, Italia.

Las letanías modernas surgen en el año 1575, con un conjunto de alabanzas netamente bíblicas, opacando las antiguas letanías, siendo olvidadas por los creyentes durante el tiempo.

Fueron aprobadas por Sixto V en el año 1587, siendo una creciente popularidad, al punto que el siglo XVII  tenían una letanía para cada día de la semana.

En el año 1601 con el decreto Quoniuam multi el papa Clemente VIII prohibió las letanías existentes con ciertas excepciones, ganándose el nombre letanías lauretanas.

Siendo cantadas en la basílica romana de Santa María la Mayor en días exclusivos a la Virgen o festividades referente a ella.

Letanías Lauretanas en la Iglesia Católica

Las letanías Lauretanas se componen de un conjunto de oraciones, invocaciones, repeticiones o suplicas a María, a santos Padres que les dieron sus títulos luego de ser beatificados y canonizados.

Las letanías se fundamentan principalmente en promulgar la incomunicable dignidad de María Madre de Dios.

La iglesia católica posee diversas formas de adoración a la Virgen, recomendadas por el Magisterio.

Finalidad de la Iglesia Católica

Consisten en prolongadas series de invocaciones, suplicas, oraciones y relatos dirigidos a la Virgen. La iglesia católica insiste en crear un flujo constante de oraciones, con la intención de hacer de forma distinta como alabanza-súplica. E los libros litúrgicos del rito Romano, existen dos tipos de letanías, las letanías lauretanas y las letanías para ritos.

Las letanías lauretanas, son características para los romanos Pontífices, siendo las preferidas para oraciones del vaticano.

Las letanías para rito, son empleadas para coronaciones de una imagen de la Virgen  María (virgen del Valle, Virgen  Madre, entre otras según la región).

La iglesia católica recomienda, tener una limitación con las letanías, tratando de no excluir las letanías antiguas.

Por ello, la Congregación para el culto Divino ha exhortado tomar en cuenta los formularios de letanías de regiones locales e institutos religiosos.

Las primeras invocaciones o suplicas eran dirigidas a la Santísima Trinidad, enfocándose en Cristo como redentor y salvador del mundo.

Las letanías, la Iglesia Católica y La Virgen María

Con transcurrir de los años, las invocaciones se enfocaron en la virgen María, siendo clasificadas en seis (6) grupos:

  • El primer grupo abarcan todas sus grandezas (Santa María, Virgen María, entre otras).
  • El segundo grupo continúa los atributos como Madre (Madre de Jesucristo, Salvadora, entre otras).
  • El tercer grupo corresponde al saludo a María Virgen (Virgen Prudentísima, Virgen Santa, entre otras).
  • El cuarto grupo tratan de las prerrogativas de nuestra Señora representada por imágenes u objetos (espejo de justicia, entre otras).
  • El quinto grupo se relaciona con la Iglesia Militante (Salud de los enfermos, Madre de los Necesitados, entre otros).
  • El sexto grupo celebra su gloria en la iglesia triunfante (Reina de los Ángeles, Reina de los Patriarcas, entre otros).

Recitar las letanías, es ante todo dar gloria a Dios donde ensalzó a su Madre Santísima, dándole gracias a Ella.

Corresponde en alabar a la Virgen María admirarla y pedirle de su protección, meditando y reconociendo sus virtudes.

Corresponde en pedir a Dios y a la Virgen María gracia y protección para todo aquello que se escapa de nuestras fuerzas.

Las letanías son oraciones cortas, fáciles de recitar para todos aquellos que deseen meditarlas, es una oración de santos pensamientos y afecto sobrenatural.

Letanías y el Vaticano II

El Vaticano, es conocida oficialmente como la Ciudad del Vaticano, corresponde al Estado soberano dentro de la Ciudad de Roma (Italia).

Es un territorio sin salida al mar, donde se realiza el enclave, con la máxima autoridad que es el Papa.

El sumo pontífice delega funciones de gobierno, considerada como la última monarquía aún vigente en Europa.

El Estado de la Ciudad del Vaticano nació con el objeto de ser instrumento y de independencia sobre las decisiones tomadas para la iglesia católica. El Vaticano es el centro de la iglesia católica a nivel mundial, en ella se desarrollan eventos o concilios característicos para el avance de la iglesia.

Concilio Vaticano II

El Concilio Vaticano II, fue un concilio ecuménico (asamblea por obispos para reconocer  la verdad en materia de doctrina o de práctica).

Fue convocado por el papa Juan XXIII en el año 1959 culminando en el año 1965, siendo uno de los eventos que marcaron el siglo XX.

El concilio consto de cuatro (4) sesiones principales en la primera fue solicitada por el papa regente pero murió en el transcurso del año.

Las tres (3) siguientes sesiones solicitadas por el nuevo papa Pablo VI, abarcando los diversos temas a destacar:

  • Promover el desarrollo de la fe católica a nivel mundial, abarcando lugares ajenos a la fe.
  • Lograr una renovación moral de la vida cristiana de los fieles creyentes.
  • Adaptar disciplinas eclesiásticas a las necesidades.
  • Lograr mayor y mejor interrelación con las demás religiones, principalmente las religiones orientales (continente asiático).

Concilio que abarcó mayor y más diversa representación de lenguas y etnias, con una asistencia de dos mil (2000) padres.

Finalidad del Concilio

Se pretendía  proporcionar una apertura al dialogo del mundo moderno, actualizando normas, vidas de la iglesia, incluso nuevo lenguaje conciliatorio.

Además destacaba la intervención de la iglesia en los problemas sociales, ya que existían los rumores de guerras.

Además la iglesia trató los problemas sin desarrollar del concilio vaticano I debido a al estallido de la guerra franco  prusiana

Tales como, el trató de la iglesia católica a nivel mundial, la revelación corresponde al acceso de secretos o verdades místicas.

La liturgia, forma de llevar acabo ceremonias o rituales religioso, la libertad religiosa debido a la aparición de diversas religiones que atraen a las personas.

Luego del Concilio Vaticano II surgieron letanías que reflexionaban en torno a María madre de Dios como Lumen Gentium o la Marialis Cultus.

Apareciendo nuevos libros en el año 1981 llamados Rito de Coronación de las imágenes de la Virgen María.

Las letanías propuestas en este libro emplean términos de Señora y Reina, dada la liturgia de tono glorioso donde se recitan.

Letanía Lauretana a la Virgen

“Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo óyenos, Cristo óyenos.
Cristo escúchanos, Cristo escúchanos (se repite).

Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo redentor del mundo.
Dios Espíritu Santo.
Santísima Trinidad, que eres un solo Dios (ten misericordia de nosotros).

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios.
Santa Virgen de las vírgenes. (Ruega por nosotros).

Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,

Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,

Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,

Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al cielo,
Reina del santísimo rosario,
Reina de las familias,
Reina de la paz,

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.  (Perdónanos, Señor)

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.  (Escúchanos Señor)

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.  (Ten misericordia de nosotros)

Jesús, Óyenos.

Jesús, escúchanos (Se repite)

Oremos:
Te rogamos, Señor, que nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada Virgen María, seamos librados de la tristeza presente y disfrutemos de la eterna alegría. Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

Esperamos este articulo haya sido de tu agrado, te invitamos que visites las siguientes entradas

(Visited 362 times, 1 visits today)

Deja un comentario