¿Sabes Qué es el Cristianismo Liberal?: Apréndelo aquí

El Cristianismo, como religión monoteísta, cuyo origen se remonta a las enseñanzas de Jesús de Nazaret a partir de sus experiencias de vida, llega a estas a través de los evangelios. Sin embargo, los derechos dados por Dios son únicos, por lo que te explicaremos la libre naturaleza existente dentro de esta filosofía, partiendo con el Cristianismo Liberal.

Cristianismo Liberal

Concepto del Cristianismo Liberal

Para realizar el abordaje ante el concepto de Cristianismo Liberal y todo lo que enmarque a esta corriente, es necesario definirlo a partir de su origen. Motivado que existen un sinfín de posturas que critican al Cristianismo, pero otras muy pocas consideran las razones medulares que sustentan con especial atención a esta religión.

Por lo que es necesario aprender de los puntos de vista para así tomar una postura más objetiva ante este planteamiento.

En este sentido, del latín liberalis, el Cristianismo Liberal es una corriente enmarcada dentro de la teología, es decir en el estudio de Dios, así como también en la filosofía o en comprender las razones fundamentales de aquello que no tiene respuesta y en la ética o código burgueses. Estos fueron ampliamente difundidos durante el siglo XIX (19 después de Cristo), y continúan propagándose en la actualidad. Puedes ver también la Liturgia Cristiana.

Estas concepciones del Cristianismo Liberal fueron construidas por un grupo de hombres, ubicados entre los espacios de Europa y Estados Unidos de América. Cabe mencionar entonces quienes fueran los representantes del Cristianismo Liberal: Ritch, Troeltsch y Harnack así como Peabody y Rauschenbusch, los cuales se concentraron en convertir a este modo de cristianismo en un elemento concreto para la resolución de conflictos morales y sociales.

Por consecuente, estos reafirmaron que las creencias en el cristianismo deben ser libres. De este modo, el Cristianismo Liberal como ideología estimula en sus seguidores consolidar la causa y enaltecerse fortificando el movimiento. Aunado a esto, los libertarios (nombre con el que pueden reconocerse quienes militen en el Cristianismo Liberal) soportan sus postulados ante la prohibición de cualquier forma de violencia, desfalcos, timos y agresiones.

Correspondiendo entonces, el Cristianismo Liberal va a marcar su diferencia en relación a otras doctrinas religiosas por tener una visión u enfoque más optimista que otros.

Estas muestran una argumentación optimista, por lo que consideran que las relaciones entre el hombre, la sociedad y la fe se encuentran en la misión de salvador ante el avance, crecimiento y desarrollo de la sociedad como del progreso científico- técnico.

Por consiguiente, quienes compaginan con el Cristianismo Liberal, estos aspiran el modernismo de la doctrina correspondiendo al nivel de las modernidades de la ciencia. Por lo que permite concentrar especial atención ante demostrar la razón lógica-racional, además del beneficio social que lleva consigo la doctrina de Jesús. Siendo así, que la sociedad avance va depender de cuan convencible es la prédica para quienes crean y para quienes no.

De este mismo modo, quienes profesen el Cristianismo Liberal respetando los códigos de ética, aspiran aproximar los mandamientos de la Santa Biblia ante la conceptualización de la contemporaneidad de la moral laica, esto siempre que se considere los servicios para el hombre y la sociedad de la forma más comunicativa y positiva ante el servicio que se aspira dar a Dios. Es decir, que la mejor forma será la manera en la que se hace llegar el camino de Dios.

Ahora bien, vale mencionar que la interpretación del reino de Dios para el Cristianismo Liberal se orienta hacia considerar el ideal social intrínseco en la sociedad durante el transcurrir de su historia. Por lo que la imagen de Cristo es la de un ser cuyo ideal moral es el mejor modelo a seguir para el hombre justo. En este conjunto de ideas, el Cristianismo Liberal es un poco emotivo, puesto que para ello la unión de la sociedad burguesa constituye su apología.

De esta acepción, es de mencionar que los tiempos históricos donde se gestaron las doctrinas que corresponden al modelo del Cristianismo Liberal, se vieron involucradas ante la crisis general que ocasionó el capitalismo. Esto debido al proceso de socavación en sus bases, siendo así que las ideas planteadas en las mismas fueran sometidas ante una muy rígida critica por parte de la derecha político-socioeconómico, es decir por el neo protestantismo.

Representantes del Cristianismo Liberal

Para finiquitar este argumento, vale plasmar que dentro de los orígenes del Cristianismo Liberal, uno de sus principales referentes es Martín Lutero. Esta figura es el referente inmediato de libertario junto a Juan Calvino. Orientados dentro del tiempo de la Reforma y Contrarreforma Europea, sus ideologías eran totalmente diferentes al liberalismo de ultraderecha realizado en Estados Unidos de Norte América.

Por lo que Martin Lutero es considerado por su conducta igualitaria y comunista. Otros grandes libertarios que bien vale mencionar fueron Harro Hopfl y Lord Acton.

Acton, de origen anglosajón, quien fungiera como historiador católico demandó que debe existir una libertad dentro de lo que corresponde a política. Es decir que la libertad debe ser esencial, tanto como lo es la libertad de religión. Te sugerimos leer La Venida de Cristo.

Cristianos Liberales y Conservadores

Durante los últimos siglos, los grandes bloques que han puesto en vilo los basamentos de la religión cristiana surgieron dentro de la misma iglesia. De allí surge el Cristianismo Liberal, que pretende negar prácticamente lo que se enseña en la palabra de Dios. Con ello, este movimiento incidió en que muchos de los creyentes desertaran de gran parte de las iglesias en Europa durante los siglos XIX y XX después de Cristo.

Ahora bien, ya se ha relatado el término liberal, en consideración a la concepción conservadora, esta al igual que el Cristianismo Liberal, surge en el siglo XIX en el contexto de la Revolución Liberal.

En este sentido es cuando vale recordar que el conservadurismo es político, social, económico e intelectual, el cual guarda correspondencia a no permitir desviaciones de las interpretaciones bíblicas ni mucho menos poner en duda la existencia de Dios.

Diferencias entre Cristianismo Liberal y Conservador

Por ejemplo, para poder entender de una manera más sencilla las diferencias enmarcadas dentro de las definiciones de liberal y conservador desde las posturas religiosas, es que el conservadurismo remite a mantener los valores, éticas y elementos morales de los tiempos contemporáneos.

Defiende la fidelidad conyugal, la promiscuidad y el aborto son señalados negativamente. Todo el contrario a ello refiere al liberalismo progresista.

Entendiendo entonces que esta gran división entre conservadores y Cristianismo Liberal surge por entender quién tiene la razón en cuanto a los dogmas se refiere. En defensa ante estos planteamientos, la reacción de algunos clérigos ante la interpretación de otros se denominó liberal, en la cual se relativizan los problemas y contradicciones bíblicas, adaptándolos a nuevos e innovadores descubrimientos científicos para la época. (Ejemplo de ello la teoría de evolución de las especies).

Ante esto, surge el fundamentalismo o conservadurismo, el cual toma este nombre porque contrapondrá las bases y fundamentos de toda interpretación bíblica que para ellos no sea correcta. Parte de este inició de yuxtaposiciones surge a partir de la elucidación de la creación divina según el Génesis, así como el nacimiento virginal de Jesús, los milagros y resurrección, oponiéndose totalmente a las ciencias modernas.

Estos fundamentalistas se opusieron a la enseñanza de la teoría evolutiva y a la creación del universo en las instituciones educativas. Además de ello se oponen a prácticas como interrumpir el embarazo, la homosexualidad, el divorcio, lo que les permitió aliarse política y moralmente con las bases de Conservadurismo como postura.

Es desde esta concepción, que el fundamentalismo guarde relación con aquellos que desean mantener sus dogmas frente a otras posturas.

Correspondiendo entonces que mantener las creencias puede implicar para los Conservadores confrontamientos agresivos y violentos ante creencias alternativas que surjan e inclusive ante cualquier critica que resulte. Entendiendo entonces que existen realidades que no pueden negarse por lo que deben ser aceptadas. Ejemplo de ello es que los conservadores se niegan derechos como el divorcio o el matrimonio homosexual.

Por su parte, el Cristianismo Liberal relativiza los dogmas anteriormente plasmados. Intenta realizar una interpretación orientada a la ciencia, a los avances políticos, procurando que la interpretación de los textos bíblicos se realice para unir no para separar. De esta forma, el Cristianismo Liberal admite elementos como la teoría de le evolución interpretando que el relato del Génesis no es un relato histórico, ni poético, si no una muy profunda realidad.

Ahora bien, a sabiendas que estas posturas consideran dogmas totalmente opuestos, ambos tienen un punto de unión. Para ambos, la creencia en que existe una profunda verdad, que no puede moverse ni mucho menos ponerse en duda. Jesús de Nazaret existió por ejemplo, y ninguno pone en duda su modelo moralista. Pero su problema común es qué es literal o qué es conservador en la religión y sus escrituras.

Por consecuente, ambas posturas aunque extremas, ninguna responde a que la Biblia y escrituras sean únicamente de un bando o del otro, e inclusive que no pertenezca a ninguna.

Admitir por ejemplo que maldecir a los padres, el adulterio o que una mujer menstrúe debe ser castigado, ¿o no?, para Levítico en su capítulo 20, el castigo debe existir, pero ninguno pone en duda la existencia de la vida de Jesús de Nazaret como ejemplo a seguir.

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario