Conoce los Misterios del Santo Rosario del día Lunes

El Santo Rosario del día lunes está constituido por los misterios gozosos, rezan la anunciación del  nacimiento de Jesús y de su infancia. Conoce cada uno de ellos en este artículo.

SANTO ROSARIO DEL DIA LUNES

Los misterios del santo rosario

Los misterios que conforman el Santo Rosario son cuatro, los misterios Gozosos que se rezan los días lunes y sábado, los Misterios Dolorosos que se rezan los días martes y viernes, los Misterios Gloriosos que se rezan los días miércoles y domingo y los Misterios Luminosos que se rezan los días jueves.

Los misterios dolorosos (martes y viernes)

Los Misterios Dolorosos nos permiten reconocer y meditar sobre la aceptación de la voluntad de Dios fundamentados en el ejemplo de Nuestro Señor, sentirnos agradecidos por la entrega y sacrificio para obtener el perdón de nuestros pecados.

Los misterios gloriosos (miércoles y domingo)

En los misterios gloriosos Jesús ha resucitado, nos permite fortalecer nuestra fe, porque dejamos atrás la oscuridad de la Pasión para adentrarnos en la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Los misterios gloriosos del santo rosario se rezan solamente los días miércoles y los días domingos y al rezarlos tenemos la oportunidad de revivir el gozo por la Gloria llenando de bendiciones nuestra vida.

Los misterios luminosos (jueves)

Los misterios del rosario luminosos nos cuentan sobre el bautismo de Jesús, de su primer milagro en las Bodas de Caná. También en los misterios luminosos se reza la evangelización para el anuncio del Reino de Dios, reconocemos la transfiguración de Jesús y se institucionaliza la Eucaristía. En el rosario del jueves podemos pedir al Señor, por nuestras necesidades y deseos.

SANTO ROSARIO DEL DIA LUNES

Los misterios gozosos (lunes y sábado)

Los misterios gozosos del rosario se rezan los días lunes y sábado, cuando rezamos el santo rosario del día lunes tenemos la oportunidad de interiorizar y aceptar la voluntad de Dios. Siempre Dios tiene sus manos extendidas hacia nosotros, él guía nuestros pasos y en los misterios gozosos podemos reconocer el inmenso amor de Dios cuando salvó a Nuestro Señor Jesucristo cuando entregó su vida para obtener el perdón de nuestros pecados.

Podemos rezar el santo rosario el día lunes o el día sábado nos permitirá a todos nosotros agradecer a nuestro Padre amado Jesucristo, su intercepción ante Dios para que podamos vivir en un mundo mejor, el cual lograremos si nos mantenemos en el camino por el señalado y en recompensa tendremos la vida eterna.

Podemos identificar que todos los misterios que conforman al santo rosario nos dejan un mensaje que se repite de alguna manera en cada uno de ellos, la obediencia a la voluntad de Dios, nos señalan que Dios nos ama y sus planes siempre serán mejores que nuestros planes, sus planes son espirituales, nuestros planes son humanos terrenales, por lo tanto,  cuando obedecemos los planes de Dios, es que podemos darnos cuenta que sus planes son perfectos.

Recordemos que al orar el santo rosario del día lunes, estamos transitando un camino de agradecimiento, es una demostración de amor y reconocimiento del sacrificio hecho por Nuestro amado Padre Redentor.

¿Cuáles son los misterios gozosos del rosario?

Los misterios gozosos, que se rezan en el santo rosario del día lunes, son la visitación, el nacimiento del hijo de Dios, la presentación en el templo, el niño Jesús perdido y hallado en el templo. Comentaremos y desarrollaremos cada uno de estos misterios para conocer el mensaje y lo vivido durante el nacimiento y la infancia de nuestro Padre Jesucristo.

¿Cuándo se rezan los misterios gozosos?

Como hemos hecho de su conocimiento, los misterios gozosos se rezan en el santo rosario del día lunes y en el santo rosario del día sábado. Cada uno de ellos debe ser meditado porque nos permite identificar en cada uno de los pasajes a que se refiere y cuál es el mensaje.

Misterios gozosos (Lunes y sábado)

Para realizar la oración del santo rosario del día lunes que contiene cada uno de los misterios gozosos podemos hacerlo acompañados o en solitario, tampoco es importante el lugar en donde oremos, en realidad lo importante es nuestra consagración cuando iniciemos la oración del santo rosario del día lunes.

Oraciones preliminales

Debemos prepararnos para realizar la oración del santo rosario del día lunes y debemos hacerlo iniciando la Señal de la santa Cruz: “Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Amén.

Santo rosario: Misterior¡s Gozosos (Lunes y Sábado)

Debemos también rezar un Credo: Creo en el Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, Creo en Jesucristo su único hijo, que fue concebido por la obra y gracia del Espíritu Santo y nació de Santa María Virgen. Padeció bajo el Poder de Poncio Pilatos.

Fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos y al tercer día resucitó, subió a los cielos y se encuentra sentado a la derecha del Dios Padre. Creó en el Espíritu Santo, en la iglesia, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén. Luego del Credo rezamos un Padre Nuestro y tres Ave María y un Gloria. Estamos entonces preparados para iniciar a rezar el santo rosario del día lunes y cada uno de los misterios gozosos que los conforman.

Primer misterio: La encarnación del Hijo de Dios

Llegó a Nazareth, una ciudad de Galilea un ángel enviado por Dios, este ángel se llamaba  Gabriel, llegó a la casa de una mujer virgen que se encontraba comprometida con un hombre llamado José. El Ángel Gabriel entró en casa de María, así se llamaba la virgen y le dijo: “¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo”. Por su puesto que su primera reacción fue de desconcierto y no lograba entender lo que el Ángel Gabriel le dijo.

Pero el Ángel continuó diciendo: “No temas, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamarás Jesús; él será un hombre grande y lo llamarán Hijo del Altísimo. María le indicó al Ángel que eso no era posible ya que ella se mantenía virgen, a lo que el Ángel respondió: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá, es por ello que el niño será Santo y lo llamarán Hijo de Dios. María dijo “soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho”. Y el Ángel se alejó.

Segundo misterio: La visitación de nuestra señora a su prima santa Isabel

Cuenta Lucas 1, 39-45 que María fue a Judá, al llegar a la casa de Zacarías, saludo a su prima Isabel, quien al escucharla sintió como el niño saltó en su seno. Isabel le dijo a María “Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. Me encuentro feliz por ti por creer en el mensaje enviado por el Señor, pero quién soy yo para que la madre del Señor venga a visitarme.”

Tercer misterio: El nacimiento del Hijo de Dios en Belén

Lucas 2, 1-7 reza que el emperador Augusto ordenó hacer un censo, José debió salir de Galilea ya que el primer censo se realizó cuando Siria era gobernada por Quirino y debía entonces inscribirse en donde se había censado originalmente.  Así parte José junto con María hacia Belén de Judea. Estando en Belén, María comenzó a sentir los dolores del parto, era el momento de dar a luz a su primogénito. Buscaron posada pero no encontraron, trayendo al hijo de Dios en un  humilde pesebre.

Cuarto misterio: La presentación de Jesús en el templo

La Ley de Moisés para la purificación indicaba que todos los niños varones y primogénitos debían ser presentados ante el señor y ofrecer un sacrificio. Llevaron entonces al niño a Jerusalén para consagrarlos al Señor. En esa ciudad vivía un hombre en el que se encontraba el Espíritu Santo, ese hombre era Simeón, el espíritu lo guió al templo ya le había confesado que no moriría sin conocer al Mesías. Al llegar el niño al templo Simeón lo tomó en sus brazos y le bendijo.

Simeón le dijo a María él está aquí para caída y elevación de muchos y será señal de contradicción, incluso tú sufrirás el dolor de una espada traspasando tu alma, quedando al descubierto la intención de los corazones.

Quinto misterio: El  niño perdido y hallado en el templo

Lucas 2, 40-52. Era evidente que la Gracia de Dios residía en el niño, él crecía lleno de sabiduría. Era una tradición que José y María fueran a Jerusalén para estar en la fiesta de Pascua. Ya Jesús tenía 12 años, cuando como de costumbre visitaron la ciudad de Jerusalén  y cuando terminaron las fiestas regresaron en la caravana, pero José y María no se percataron que Jesús se había quedado en Jerusalén.  Comenzaron a buscarlo y preguntar por él entre los parientes y personas conocidas, al no encontrarlo regresaron a Jerusalén.

A los tres días lo encontraron en el templo se encontraba con los doctores de la Ley, con ellos conversaba y le hacía preguntas. Todos los que oían a Jesús quedaban sorprendidos de  su inteligencia y sus respuestas.  Sus padres quedaron maravillados y María le dijo: “Hijo mío, ¿por qué has hecho esto? No imaginaste lo angustiados que estábamos, Jesús respondió: “¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que debo atender los asuntos de mi Padre?” .

Plegarias finales

Al culminar los misterios gozosos, luego de rezar el santo rosario del día lunes debemos rezar la oración de la Salve.  Ruega por nosotros, para ser dignos de alcanzar la promesa de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

Conoce más oraciones. Te invitamos a ingresar a los siguientes enlaces:

(Visited 76 times, 1 visits today)

Deja un comentario