Conoce la Sagrada Familia de Jesús de Nazaret

El mejor ejemplo de unión y amor, lo encontramos en la Sagrada Familia de Jesús, esa que acogió en su seno, al Jesús hombre. El que con su ejemplo y comportamiento como hijo de José y María, demostró lo que es mantener la solidaridad con sus padres. Continúa leyendo, de seguro te va a encantar esta información tan interesante.

La Sagrada familia de Jesús

La sagrada familia de Nazaret

La fiesta que se celebra, de la Sagrada Familia de Jesús, María y José es aquella desde donde se encuentran propuestos, una serie de ejemplos muy santos. Siendo estos para todas aquellas familias cristianas, y los cuales pueden ser invocados a fin de que nos brinden su auxilio oportunamente.

Esta festividad es celebrada los días domingo que caen entre la octava de Navidad que corresponde desde el 25 de diciembre hasta el 1 de enero, o el día 30 de diciembre. En el caso de que no se encuentre algún domingo entre los dos días mencionados.

Así es que en la festividad que corresponde a la Sagrada Familia, es recordado y celebrado el hecho de que dios quiso tener su nacimiento dentro de una familia la cual fuera normal, y que a su vez le diera los cuidados y protección correspondientes a cualquier niño normal de esta tierra. Así como también para que lo aceptaran tal como era,

Luego entonces, al momento de que Jesús naciera en una familia normal, fue santificado como el Hijo de Dios, en una familia humana. Motivo por el cual, es venerada la Sagrada Familia de Jesús, como una familia de Santos.

¿Cómo era la Sagrada Familia de Jesús?

María y José fueron los encargados de cuidar a Jesús. Siendo que se esforzaban y también trabajaban a fin de que no le faltara nada, tal como es hecho por todos aquellos que se consideran como los buenos padres para con sus hijos.

En este caso, quien tenía la figura paterna era José. El mismo era un carpintero, siendo el caso que Jesús le brindaba la ayuda, en todos los trabajos que el mismo realizaba. Es así como posteriormente es reconocido como el “hijo del carpintero”.

En relación a la madre, era María. En este caso ella estaba dedicada a cuidar de que no faltara nada en su casa en Nazaret. Asimismo, como era la costumbre en aquella época, los hijos se encargaban de ayudar a sus madres, haciendo la molienda del trigo.

Así como también, acarreando el agua desde el pozo. Y en cuanto a sus papás, les brindaban su ayuda en el trabajo que ellos realizaban. Fue así que, en el caso de Jesús, no resultaba ser de ninguna forma diferente. Puesto que Jesús aprendió a realizar el trabajo y también a ayudar con mucha generosidad a su familia.

Siendo el caso que aun cuando él era el Todopoderoso, le brindaba obediencia tanto a sus padres humanos, como también confiaba plenamente en ellos, y les brindaba toda la ayuda, así como también todo su amor.

Es así como Jesús, nos entrega tan maravillosa enseñanza. Siendo que el pudiera reinar en el mayor y más suntuoso palacio ubicado en Jerusalén. Además de que todos, serían obedientes a sus órdenes.

La fidelidad en la Sagrada Familia de Jesús

Mientras tanto, en cambio él, procedió a rechazar todo eso. A fin de esconderse de lo que era el mundo normal. Siendo completamente obediente y fiel, a quienes eran sus padres terrenales, María y José. Así como también, entregando toda su dedicación, a todos aquellos trabajos muy humildes, que realizaba diariamente en el taller que era de San José, en su casa de Nazaret.

Es bueno señalar que en la actualidad, las familias requieren seguir este maravilloso ejemplo tan hermoso, que fue dejado por Jesús. Tratando e hacer la imitación, en cuanto a las virtudes, que fueron vividas en la Sagrada Familia de Jesús, donde prevaleció en todo momento, entre muchas otras cosas:

  • La sencillez
  • Bondad
  • Humildad
  • Caridad
  • Laboriosidad.

Es bueno tener siempre presente, que la familia debe convertirse en una escuela, donde prevalezcan las virtudes. Así como un lugar en donde los hijos crecen y tienen su formación de lo que son los cimientos para su personalidad, que prevalecerá por el resto de su vida, y donde también aprenden a ser buenos cristianos.

Siendo que es en la familia, en donde se procede a la formación de lo que es la personalidad. También la inteligencia, así como también la voluntad del niño. Por lo cual, se trata de una labor que además de ser muy hermosa, resulta también ser bastante delicada.

Puesto que enseñar a los niños a caminar por el buen camino, que les conduzca hacia Dios, para que sus almas logren llegar hasta el cielo, no es tarea fácil. Requiere pues de mucho amor, respeto y cariño, entre otras cosas.

El primer ambiente para el amor

Debido a que la familia se consolida, como la primera comunidad de vida y de amor. Siendo que es el primer ambiente, en donde el hombre puede entonces aprender a amar. Y también a sentirse que es amado. No solamente por otras personas, sino que también ante Dios.

En este sentido de la Sagrada Familia de Jesús, el Papa Juan Pablo II, en lo que fue su carta a las familias, nos indica que resulta ser muy necesario. El hecho que los esposos hagan la orientación, desde el principio de lo que es su corazón.

Y también sus pensamientos todos hacia Dios. A fin de que tanto la paternidad como también la maternidad, encuentren siempre en su presencia, la fuerza que le es tan necesaria. A fin de que se mantengan constantemente renovados, en lo que es la mayor fuerza del mundo, la cual es el amor.

Siendo que, así como Jesús, creció con su maravillosa sabiduría y la gracia divina ante Dios y también ante los hombres. Debe también suceder de igual forma en nuestras familias esto mismo.

Lo cual quiere decir, que hay que poner en práctica también a la sagrada familia de Jesús para niños. Siendo el caso que los niños, tienen que aprender lo que es la amabilidad, y así ser amables. Y también aprender lo que es el respeto, y así ser respetuosos, con todas las personas.

Asimismo, a ser estudiosos y a brindar obediencia a sus padres. También resulta necesario el hecho de que confíen en ellos. Ayudarlos en todo momento y quererlos. Al igual que orar para su bienestar y el de toda la familia.

El ejemplo de la Sagrada Familia de Jesús, siendo la familia Célula fundamental de la Sociedad

Procurando hacer esto estando en familia. También es necesario recordar, y mantener presente, que la salvación del mundo se manifestó, a través de lo que fue el corazón de la Sagrada Familia de Jesús.

Debe mantenerse muy presente, que la célula fundamental de cualquier sociedad, es la familia. En la actualidad se ve como se ha fracturado la sociedad, en la misma media en la cual las familias se encuentran fracturas. Puesto que se debilitan y pasan a formar parte de la vorágine que arrastra a todos a la locura que ahora se vive.

Por lo tanto, el compromiso, radica en seguir el ejemplo que fue dado, de mantener la unión familiar en todo momento.

Oración

Hoy vamos a orar por todas aquellas familias que se encuentran en todo el mundo, a fin de que logren dar la respuesta a su vocación, tal como fue respondida por la Sagrada familia de Jesús de Nazaret.

Igualmente oremos, de forma especial por todas aquellas familias, las cuales sufren, que se encuentran pasando muchas dificultades. O las que se encuentran tal vez amenazadas, en lo que es su indisolubilidad. Y también en el gran servicio, que dan al amor y a la vida.

A fin de que Dios les bendiga y provea, de una amplia abundancia, una perfecta salud, y el mayor de los amores, entre todos sus miembros. Amén. Así Es.

Para que sigas llenando de amor, fe y esperanza tu espíritu, te van a encantar, los artículos que te invito a que visites a continuación:

Tema la niñes de Jesús y la Sagrada Familia
(Visited 692 times, 2 visits today)

Deja un comentario