Descubre todo sobre la venerada Rosa Mística

La devoción a la Virgen de la Rosa Mística se incrementa por millones de fieles, luego de cada aparición de esta advocación de la Virgen. En este post les presentaremos algunos aspectos interesantes sobre sus apariciones y sobre las personas ante las cuales se apareció. También ofrecemos algunas oraciones inspiradoras a esta Virgen.

Rosa Mística

Indice De Contenido

Devoción a la Rosa Mística a través de los siglos

En el ámbito religioso la rosa ha constituido un misterio que simboliza pureza para la fe cristiana y es, por ello, que se asocia la Virgen María a esta flor, por ser inmaculada y por sus dones de caridad, humildad, no tener mancha de pecado y por su obediencia absoluta a Dios al acceder a su llamado para que encarnara a su Hijo.

De allí que se haya constituido esta flor en símbolo mariano por excelencia y su utilización en las distintas celebraciones religiosas se han extendido por todo el mundo.

Ésta utilización se remonta a siglos antes de Jesucristo y se incrementó luego de la venida del Mesías. Así por ejemplo:

  • En el siglo III se encontraron rosas dibujadas en las paredes de las catacumbas en San Calixto, para simbolizar la fe y el deseo que tenían los allí enclaustrados a estar en un paraíso de flores y con el cual se sentían liberados del martirio en el que se hallaban.
  • Más tarde, en el siglo V la rosa ya era empleada como signo para referirse a la Virgen María, asociándola a su pureza y gracia.
  • Por otra parte, con esta flor se llegó a simbolizar la genealogía de David, indicando que el brote era María y la flor, rosa, era Cristo.
  • Posteriormente, en el Medioevo salió a relucir el texto de Isaías en el que revela que vendría un vástago del tronco de Jesé, de cuyas raíces un retoño brotaría. Con ello se hacía referencia a María y a Jesús.
  • Igualmente, en el libro de Sabiduría se reseñó: “He crecido como una palma de Engadi como un rosal en Jericó“.
  • Asimismo, se ha encontrado esta relación de María con la rosa en el himno “Akathistos Paraclisis”, que era cantado en las iglesias del Oriente. Éste se refiere al rosario de invocación de la Virgen que expresa: “María, Tú, Rosa Mística, de la cual salió Cristo como milagroso perfume”.
  • También en las Letanías Lauteranas del año 1587, dedicadas a la Santísima Virgen, incluyen el nombre de María Rosa Mística.
  • Por otro lado, en Alemania, en el Santuario de Rosenberg de la diócesis de Speyer se ha venerado desde el año 1738 la milagrosa imagen de la Rosa Mística, en cuyo pedestal tiene tres rosas; a saber: una blanca, una roja, una dorada. Y, además, un borde luminoso que rodea su cabeza en el que aparecen tanto a la derecha como a la izquierda 13 rosas doradas. Este hecho llevó a muchos a decir que eso se refiere a la que la Virgen es honrada cada 13 de julio como Rosa Mística.

Rosa Mística

Esto nos da cuenta de que, aun cuando la devoción a la Rosa Mística tuvo mayor auge a partir de las apariciones que se sucedieron en la población de Montichiari, Italia, ya ella estaba presente en el acontecer de la vida de la iglesia desde los primeros siglos del cristianismo. Igualmente, a través de dichas apariciones, conocemos la historia de la Rosa Mística.

Al respecto en la oración a la virgen de la luz se nos habla también de la presencia constante de la Virgen en la vida del hombre, lo cual ha inspirado a muchos a hacer la oración a la Virgen de la Rosa Mística. 

El comienzo de la Era Mariana, que es como se conoce esta época, estuvo marcado por la aparición de la Virgen a Santa Catalina Labouré en 1830. Fue a ella a quien le reveló la Medalla Milagrosa, regalo que ella hizo a la Iglesia del don de uno de los sacramentales marianos más importantes.

Desde entonces, la Santísima Virgen María se ha estado manifestando a la humanidad y cada vez con más urgencia y de manera más frecuente, y en cada una de sus apariciones hace un llamado a la conversión, a la oración y a la penitencia.

Las apariciones ante la enfermera Pierina Gilli en el convento en el que ella estaba prestando servicio en Montichiari, se sucedieron en cuatro etapas:

  • Primera etapa de 1945 a 1947: Apariciones en Montichiari.
  • Segunda etapa de 1960 a 1965.
  • Tercera etapa: 1966: Apariciones en Fontinelli.
  • Tercera etapa de 1969 a 1975.
Apariciones de Montichiari

 

Primera etapa: Apariciones en Montichiari

La Virgen de la Rosa Mística hizo sus primeras apariciones a partir del año 1945 en Italia, específicamente en la población de Montichiari, que se traduce como Monte Luminoso, la cual está ubicada al norte de Italia, al pie de los Alpes italianos, cerca de la sede diocesana de Brescia, llanura del río Po.

La Virgen se le presentó en esa región a Pierina Gilli, pero antes de las apariciones ella había sido visitada por la que en ese instante era beata María Crucificada de la Rosa, quien le traía mensajes de la Virgen.

Esta beata fue fundadora de la Congregación Siervas de la Caridad, donde Pierina habría de ser recibida al cumplir 33 años como postulante.

En vista de que Pierina había enfermado de meningitis, esta religiosa la visitó para ungirla en la cabeza y la espalda con un aceite que tenía la propiedad de sanar, el cual le había sido dado para ella por una “Señora”, quien le dejó el mensaje a Pierina de que debía cargar una cruz.

Esta “Señora” se asegura era la Virgen Santísima, cuya manera especial de sanar es a través de ese aceite sanador, el cual en muchas otras manifestaciones de la Virgen aparece exudándolo.

La beata María Crucificada de la Rosa, que luego fue exaltada a santa, se le apareció a menudo a Pierina para darle tranquilidad y fortaleza ante las muchas pruebas a las que tuvo que verse expuesta a causa de las manifestaciones de la Virgen y del mensaje que le dejó encargado transmitir.

Primera aparición de la Rosa Mística 23 a 24 noviembre de 1945

Esta sucedió cuando a Pierina se le apareció la Virgen Santísima en forma “transparente”, con una túnica color violeta y cubierta su cabeza con un velo blanco que la llegaba hasta los pies.

Sus brazos se encontraban abiertos por lo cual  se podía ver que su pecho estaba atravesado por tres espadas a la altura del corazón. Se podía intuir allí como había un rosario de la Rosa Mística de lágrimas y sangre.

La Virgen lloraba y su rostro expresaba mucha tristeza. Le pedía en su mensaje a Pierina mucha oración, penitencia y sacrificio para remediar por los pecados cometidos por tres categorías de almas que se habían consagrado a Dios pero que lo habían decepcionado; a saber:

  • Por aquellas almas religiosas que traicionan su vocación.
  • Para reparar el pecado mortal de estas almas.
  • Para reparar la traición de los Sacerdotes que se hacen indignos de su Sagrado Ministerio.

Segunda aparición – 13 de julio de 1947

Nuevamente se le apareció ese día, cuando estaba en el hospital. La Madre de Dios se le presentó, pero esta vez en lugar de las tres espadas, su pecho ahora estaba adornado con tres rosas; una blanca, una roja y una dorada.

Pierina asombrada le inquirió: “Por favor, dígame quien es usted.” Y la Señora con tierna sonrisa le dijo: “Soy la Madre de Jesús y madre de todos ustedes“.

Después prosiguió con su mensaje textualmente:

Nuestro Señor me envió para implantar una nueva devoción Mariana,  en todos los institutos tanto masculinos como femeninos, en las comunidades religiosas y en todos los sacerdotes.”

Agregó que prometía a todos que mostraban su veneración hacia ella, que les daría protección y procuraría que surgiera un florecimiento de las vocaciones religiosas.

Por ello señaló que desearía que el día 13 de cada mes se consagrara como un Día Mariano, haciendo una preparación los doce días precedentes mediante jornadas de oraciones especiales.

Y continuó:

En ese día derramaré sobreabundancia de gracias y santidad, sobre quienes así me hubiesen honrado.

Deseo que el 13 de julio de cada año sea dedicado en honor de Rosa Mística“.

Seguidamente la Virgen le quiso explicar que significaban las tres espadas y las tres rosas que Pierina había visto y le dijo:

  • La primera espada refleja la pérdida culpable de la vocación sacerdotal o religiosa.
  • La segunda espada está referida a la vida en pecado mortal de personas consagradas a Dios.
  • La tercera espada representa la traición de aquellas personas que al abandonar su vocación sacerdotal o religiosa, pierden también la fe y se convierten en enemigos de la Iglesia.

En cuanto al significado de las rosas, señaló:

La rosa blanca simboliza el espíritu de oración. La rosa roja, el espíritu de reparación y sacrificio. La rosa dorada o amarilla, el espíritu de penitencia.

Tercera aparición – 22 de octubre de 1947

Aconteció esta tercera aparición en la capilla del hospital de Montichiari, durante la celebración Eucarística a la cual asistían médicos, trabajadores y personas del lugar.

En ese momento hizo su aparición la Gran Señora de la cual todos sentían su presencia, mas no la veían. Solamente Pierina podía oírla y observarla.

En esa ocasión, María, Rosa Mística, pidió que se pusiera en práctica la devoción que ya había recomendado y reiteró:

Mi divino Hijo, cansado por las incesantes ofensas,  quiso descargar su justicia, pero me interpuse como mediadora entre él y los hombres, intercediendo especialmente por las almas consagradas.”

Pierina le dio las gracias en nombre de todos y ella se despidió expresando: “¡Vive de amor… amor al prójimo!” a manera de alabanza. También en el poderoso Rosario a la Rosa Mística se ofrecen formas de alabar al amor y a María Rosa Mística.

Cuarta aparición – 16 de noviembre de 1947

Esta aparición sucedió en una Iglesia parroquial de Montichiari.

En ese momento estaban presentes como testigos varias personas, aparte de los sacerdotes, a los cuales les dejó explícitamente el siguiente mensaje:

Mi divino Hijo Jesús y Señor Nuestro esta hastiado de las muchas y graves ofensas que se le infieren por tantos pecados contra la santa pureza.

Le provoca desatar un diluvio de castigos… pero mi intercesión se ha interpuesto,  para que tenga compasión una vez más,  por eso pido en desagravio oración y penitencia.

Suplico íntimamente a los sacerdotes que amonesten a los hombres, para que no sigan en la liviandad.

Yo regalaré mi gracia a quienes ayuden a explicar esos delitos.”

Ante la inquietud expresada por Pierina sobre si se perdonaría a los pecadores de sus faltas, la Rosa Mística le contestó: “Sí, en cuanto se las deje de cometer.” Diciendo esto se alejó.

Quinta aparición – 22 de noviembre de 1947 

En esa ocasión cuando se le presentó la Virgen, Pierina le preguntó sobre que debían hacer sus devotos para cumplir sus deseos de oración y penitencia.

Ella con toda humildad le dijo que orar era lo que todos debían hacer. También añadió que igualmente se debía cumplir con la penitencia, aceptando las pequeñas cruces diarias y realizar el trabajo cotidiano en espíritu de expiación.

Prometió en ese momento que el 8 de diciembre alrededor del mediodía se presentaría nuevamente en ese lugar, a la hora de gracia.

Este sería un momento de variadas y grandes conversiones en las que numerosas almas endurecidas por el mal, serían tocadas por la divina gracia y volverían a ser amantes y fieles a Dios, por lo cual se requería hacer una oración diaria a la María Rosa Mística.

Sexta aparición – 7 de diciembre de 1947

Para ese día la Virgen hizo una aparición serena. Se presentó con un manto blanco y un largo velo.

En sus brazos del lado derecho sostenía a un niño y del lado izquierdo a una niña, ambos con una cinta blanca sobre sus frentes.

La Madre de Dios dijo:

Mañana mostraré mi Inmaculado Corazón que es tan poco conocido por los hombres“.

Y añadió que ella en Fátima había hablado sobre la consagración a su corazón, en Bonate buscó entrar en el hogar de cada familia cristiana y aquí en Montichiari, esperaba poder instaurar la devoción a la Rosa Mística unida a la veneración de su Inmaculado Corazón, mayormente en los conventos e institutos dedicados a impartir la religión para que las almas consagradas a Dios obtengan aumento de gracia a su maternal Corazón.

Pierina le preguntó que representaban los niños que estaban a su lado y le dijo que eran Jacinta y Francisco, quienes la acompañarían desde ese entonces en todos los contratiempos que tuviera que enfrentar.

Al igual que Pierina, ellos también sufrieron, a pesar de haber sido mucho más pequeños que ella, y a través de ellos quería que Pierina mostrara más sencillez y bondad, tal como esos pequeños.

Acercando sus brazos hacia la tierra y luego hacia el cielo, pidió protección a la tierra exclamando: “Alabado sea el Señor” y desapareció.

Beatos Jacinta y Francisco

Séptima aparición – 8 de diciembre de 1947

En el día de la Festividad de la Inmaculada Concepción, tal como lo había anunciado, la Virgen se apareció, esta vez, en una amplia escalera vestida de blanco y adornada de rosas.

Al aparecer pronunció estas palabras:

¡Yo soy la Inmaculada Concepción!

Soy María de la Gracia, esto es, la llena de Gracia, Madre de mi Divino Hijo Jesucristo“.

Bajó por las escaleras y dijo que en esta venida a Montichiari quería se le invocara y venerará como Rosa Mística.

Señaló que deseaba que cada 8 de diciembre, día de la Solemnidad de la Inmaculada, se celebrara al mediodía en todo el mundo la hora de gracia. Por tal motivo:

  • Se podría, a través de esta devoción, alcanzar muchas gracias para el alma y el cuerpo, ya que su Divino Hijo Jesús concedería su más grande misericordia a los que siempre oren por sus hermanos pecadores.
  • Por medio del Supremo Pastor de la Iglesia Católica, el Papa Pío XII, se podía dar a conocer y extender por todo el mundo esa hora de gracia.
  • Se podía orar en los hogares en el mediodía para aquellos que, por alguna circunstancia, no pudieran asistir a la iglesia de manera tal que pudieran conseguir sus gracias.

Le mostró a Pierina su purísimo corazón exclamando:

Mira este corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios.”

Este llamado del Corazón de Jesús hace rememorar a Santa Margarita María Alacoque a quien él mismo se le quejó con términos parecidos refiriéndose a la frialdad, desprecio e ingratitud que recibía de los hombres.

Y pidió luego que todos los buenos y los malos se unieran en oración para que pudieran obtener misericordia y paz de ese corazón.

Santa Margarita María de Alacoque y el Corazón de Jesús

Gracias a su mediación, los buenos alcanzaron la misericordia del Señor, con lo cual logró que se detuviera un gran castigo que iba a sobrevenir. Esta hora de gracia puede ser de mucha ayuda y consuelo, por lo que es importante conocer su grandeza.

Al ver Pierina que la Virgen comenzaba a alejarse le imploró con mucho fervor:

“¡Oh hermosa y amada Madre de Dios, yo le doy gracias!

Bendiga a todo el mundo, especialmente al Santo Padre, a los sacerdotes, religiosos y a los pecadores”.

Ella le contestó que ya tenía preparada abundancia de gracias para todos los hijos que escuchasen y acatasen su voz. Y así se desvaneció.

Después de ese año 1947, no hubo apariciones y se sucedió lo que se ha llamado período de espera.

Prolongado período de espera

Luego de las distintas apariciones en la Catedral, transcurrieron 19 años en los que la Virgen no se apareció. No obstante, Pierina permaneció trabajando en ayuda humanitaria con las Monjas Franciscanas del Lirio en la región de Brescia. Allí prestó sus servicios como enfermera.

En dicho período, no obstante, le tocó atravesar varias etapas de muchas enfermedades, las cuales logró superar con mucho tesón y voluntad y siempre apegada a la oración y a María Rosa Mística.

Para estar en ese convento, Pierina no requería fuera monja, solo vivir allí cumpliendo sus votos de obediencia y siguiendo los consejos del padre espiritual del seminario.

Durante su permanencia en el lugar logró tener el consuelo y la orientación de Santa María Crucificada de la Rosa, quien se le aparecía frecuentemente para consolarla, sosegarle y darle el ánimo que de vez en cuando necesitaba para seguir con su vocación y devoción a la Virgen.

Segunda Etapa de las apariciones de la Rosa Mística: 1960- 1966

A continuación podremos encontrar un detalle de cada una de las apariciones de la Rosa Mística en este etapa.

Primera aparición – 5 de abril de 1960

En dicha ocasión se le volvió a aparecer a Pierina de la misma manera que en 1947, para advertirle que aún no había llegado el instante para revelar el secreto que le había dado, que le avisaría cuando hacerlo y que solo le pedía orar y pedir a los demás que también oren, que hagan las penitencias y sacrificios que les corresponde para el perdón de los hombres y su conversión.

Segunda y tercera aparición  – 6 de diciembre de 1961 y el 27 de abril de 1965

Esto sucedió al inicio y al final de los encuentros del Concilio Vaticano II, en los que se le presentó de la misma manera en ambas ocasiones; es decir, con un balón iluminado con luz rosa suave en la mano derecha y la punta orientado hacia arriba. Dentro se podían ver muchas manos juntas.

En su mano izquierda tenía otro balón, pero este tenía una luz blanca y una iglesia dentro con el campanario en la misma punta, y sobre él la palabra Paz.

Al momento Pierina no supo el significado de la visión, luego cuando apareció la tercera vez encontró que los dos balones se referían al símbolo del Concilio Ecuménico asociado a la oración que se hace en todo el mundo por la paz y la unidad de todos.

También es posible lograr los favores que María Rosa Mística ofrece en sus apariciones mediante la poderosa oración por la paz del mundo, la cual está dedicada a la paz de todos.

Tercera etapa – Apariciones en Fontanelli de la Rosa Mística

La vidente Pierina sirvió por un tiempo como ayudante en un convento de religiosas en Brescia, por orden del Obispo Diocesano Monseñor Giacinto Tredici y por el sacerdote el Franciscano Giustino, conocido por sus dotes de director espiritual.

Estando allí se inició la siguiente etapa de las maravillosas apariciones de la Rosa Mística en el año de 1966. Esto sucedió en Fontanelli, un campo en las afueras de Montichiari.

Exactamente el 27 de febrero 1966 Pierina recibió un mensaje de la Virgen mientras oraba en su cuarto ante su altar.

En el mensaje le dio consuelo y alegría, pero también le dijo que los días 12, 14 y 16 de abril, después de Pascua, debería llevar a cabo un peregrinaje de penitencia desde la Iglesia hasta Fontanelle, en el que se halla una fuente de agua escondida en una gruta.

Se trata de una vieja grada de piedra con unos diez escalones que dan entrada a la cueva. La Virgen le dijo que el 17 de abril, el segundo domingo de Pascua, haría su aparición en Fontanelli.

Al informar al Obispo de Brescia sobre ese anuncio de la Virgen, éste ordenó a Pierina a guardar absoluto secreto sobre el particular.

II Santuario di Maria Rosa, Fontanelle di Montichiari

Primera aparición – 17 de abril de 1966

Ese segundo domingo de Pascua, Pierina se dirigió a la gruta e iba rezando por el camino.

Cerca del mediodía, después del toque del Ángelus, se le presentó la Madre de Dios y le dijo que su Hijo Jesús le había enviado nuevamente con todo su amor a esa tierra de Montichiari para llevar consuelo a la humanidad y, además, un poder milagroso de sanación a la fuente del lugar.

Le pidió a Pierina que como penitencia y purificación se arrodillara y besara el primer peldaño de la escalera y que bajara un poco más de rodillas y besara otra vez el peldaño.

Así lo hizo la vidente bajando de espalda y arrodillada y la Virgen la siguió, con lo cual Pierina pudo apreciar sus pies descalzos.

Nuevamente le pidió volviera a besar los peldaños y que en ese lugar hiciera que se colocara una cruz, señalando con su mano izquierda el punto exacto donde hacerlo.

Luego, la Virgen se acercó a la fuente y mandó a Pierina a que cogiera barro en sus manos y luego se lavara con agua de la fuente.

Pierina Gilli

Con ello quiso demostrar como el pecado es lodo en el corazón de sus hijos, pero que al bañarse con el agua de la gracia, sus almas se purificarían y serían nuevamente dignas del favor de Dios.

Se inclinó, tocó con sus manos la fuente en dos lugares y prosiguió diciendo que era necesario que todos sus hijos conocieran los deseos que su Hijo Jesús comunicó en 1947, así como los mensajes que dio en la Iglesia de Montichiari.

Dijo, luego, que de ese domingo en adelante se llevarán hasta allí a todos los enfermos y a todos sus hijos, para que pidieran primeramente perdón a su Divino Hijo, besaran con mucho amor la cruz y que luego sacaran agua de la fuente y la bebieran por su salud.

Al respecto se ha hecho explícitamente la oración a María Rosa Mística por los enfermos que se ofrece pidiendo la sanación de los enfermos y ayuda a los necesitados.

Destacó que Pierina debía ofrecerles primero un vaso de agua y les lavara las llagas, pues esa sería su nueva misión de la acción que ella debía llevar a cabo, ahora de manera abierta, ya no encubierta, a fin de poder socorrer a los que necesiten su ayuda.

Ese domingo segundo de Pascua, apenas llegó la Virgen el agua quedó convertida en una fuente de purificación y de gracia.

La Virgen comenzó a elevarse, abrió sus brazos y con ellos su manto que ocupó un espacio muy grande, en el que cobijó a la derecha la iglesia de Montichiari y la fortaleza o Castillo de María.

Esta alusión al Castillo de María se debe a que dicho castillo estuvo a punto de ser vendido a personas que querían instalar allí un centro nocturno nada recomendable.

Monseñor Rossi, quien era párroco de Montichiari, buscó por todos los medios impedirlo invocando la ayuda de la Rosa Mística.

Le surgió, entonces, la idea de sugerir a sus superiores comprarlo para fines caritativos, por tal motivo pidió audiencia con Monseñor Luigi, fundador en Italia de varios asilos para enfermos y ancianos, planteándole la idea, la cual fue aprobada.

Se procedió a la compra del castillo para destinarlo a un hogar para sacerdotes, personas mayores y enfermos con una capilla y sitio para retiros espirituales.

Para Monseñor Francisco Rossi esto constituyó un milagro muy grande y visible de la Rosa Mística, ya que la vieja fortaleza de María que pudo haber sido un lugar de pecado, en la actualidad es sitio de oración, sacrificio y caridad.

Ese milagro se logró por la gran fe que la Rosa Mística inspiraba y que lo que llevó a orar tal como se señala en las mejores oraciones para un milagro.

Segunda aparición – 13 de mayo de 1966

Esta aconteció ese día en la mañana escogido por la Virgen por tratarse del aniversario de las apariciones en Fátima para presentarse nuevamente ante Pierina junto a la fuente.

Virgen de Fátima

En ese momento se congregaron en el lugar unas 20 personas y la Madre de Dios les dijo que traía el mensaje de que:

  • Se debía conocer su venida a la fuente en todas partes.
  • Le encomendaba a Pierina esa misión.
  • Sabía de las inquietudes de Pierina para llevar a cabo dicha misión, pero que le daría la fortaleza que le pedía para poder hacer entender sus palabras ante las autoridades eclesiásticas para que le prestarán atención.
  • El mundo iba hacia la ruina, pero gracias a la misericordia de su Hijo Jesús, a quien le pidió clemencia y que por eso aparecía allí en Montichiari para prodigar el amor de su Hijo, la humanidad sería salvada.
  • Para esa salvación se requería oración, sacrificio y penitencia.
  • En cuanto a la fuente, se debía instalar, hacia la derecha, un lugar apropiado lleno con el agua de la fuente para sumergir a las personas enfermas.
  • También colocar, hacia el lado izquierdo un sitio cómodo para beber el agua de la fuente.
Lugar para bañar enfermos en Fontanelli
Pierina le pidió a la Rosa Mística le dijera como llamar a la fuente y le contestó: “Que se llame la fuente de la Gracia.” Y agregó que esa fuente se había destinado para dar amor, misericordia, paz a las almas de sus hijos.

Asimismo, la vidente quiso también saber el significado de su gran manto y le respondió que significaba lo grande que es su amor por toda la humanidad.

Tercera aparición – 9 de junio 1966

Ese día en la Fiesta de Corpus Christi hizo una nueva presentación la Rosa Mística enviada por su Hijo Jesucristo durante esa festividad de unión y amor.

En esa ocasión quiso expresar su deseo de que ese grano, que allí se presentaba, se transformara en el Pan Eucarístico de muchas Comuniones Reparadoras.

Igualmente deseaba que ese grano llegase a Roma y que en la fecha del 13 de octubre se expandiera hasta Fátima.

Pidió se hiciera un lugar para colocar una imagen suya cuya mirada estuviera dirigida hacia la fuente y que esa imagen debería llegar en procesión a ese lugar el 13 de octubre.

Sin embargo, también acotó que primero desearía que el pueblo de Montichiari se consagrara a su Corazón.

Cuarta aparición8 de agosto 1966

Durante la Fiesta de la Transfiguración de ese día, nuevamente fue enviada la Virgen a la tierra por su Hijo para pedir:

  • Por la unión de Comunión Reparadora y que ello se hiciera para el 13 de octubre.
  • Que se difunda en todas partes la noticia de esta santa iniciativa que debe iniciar este año por primera vez y que se realize siempre cada año.
  • Que se trate de hacer llegar este grano al Papa Pablo y que se diga que ha sido bendecido con su visita.
  • Que es grano de su tierra de Brescia.
  • Que se diga lo que su Hijo Jesucristo desea, al igual que en Fátima.
  • Que con el grano sobrante se hicieran panecitos y se distribuyeran a los que acudían a la fuente como recuerdo de su venida y para agradecer a los hijos que trabajan la tierra.
  • Como fue Asunta al Cielo, ser reconocida como mediadora entre su Hijo Jesucristo y toda la humanidad, pero, a pesar de los favores concedidos, de los castigos recibidos, de los llamados a las almas, de sus venidas a la tierra para traer mensajes, aún los hombres siguen ofendiendo al Señor.
  • Por la unión mundial de la Santa Comunión Reparadora, que es un acto de amor y reconocimiento que pueden hacer los hijos hacia el Señor.

Cuarta Etapa: 1969 – 1975

Igualmente se detallarán a continuación cada una de las apariciones que tuvo la Rosa Mística en esta etapa, comprendida entre los años 1969 y 1975.

15 de mayo de 1969 – Obediencia en la Fiesta de la Ascensión

Sucedió esta visión en la Fiesta de la Ascensión, en la que la Virgen recalcó:

  • La obediencia como elemento esencial que trae la paz que viene del Señor.
  • Si no hay obediencia lo que se encuentra es discordia y ruina para todas las almas.
  • Es importante imitar el ejemplo que nos ha dado primero su Hijo Jesucristo, quien se humilló y se fue obediente hasta la muerte de Cruz.
  • La obediencia es, también, humildad, en diversas ocasiones es sacrificio, pero Dios Nuestro Señor sabe dar después al alma paz y docilidad, que es el verdadero amor que proviene de Él.

19 de mayo de 1970 – Medalla de la Rosa Mística

Recoge el momento de la visión en la que la Rosa Mística pidió a Pierina que acuñara una  Medalla de la Rosa Mística en la que por un lado apareciera la imagen y el título de la Rosa Mística y, por el otro, la inscripción “María, Madre de la Iglesia“.

Le indicó a la vidente que había sido enviada por el Señor y que se había escogido ese sitio de Montichiari para traer:

  • El don de su amor.
  • El don de la fuente de gracia.
  • El don de la medalla como símbolo de su amor maternal.

Le dijo que intervendría para lograr que se difundiera la medalla como una prenda de caridad universal, con la idea de que todos sus hijos la tuvieran sobre sus corazones y la llevaran a todas partes.

Por su parte, prometía dar su protección maternal, sobre todo en este tiempo en que se quiere acabar con la veneración que se le tributa.

La medalla se convertiría en el signo de que sus hijos están siempre con ella, pues ella es la Madre del Señor y Madre de la humanidad. En nuestra señora de la Medalla Milagrosa se puede obtener más información sobre dicha medalla.

Ella lo señala como un triunfo del amor universal y promete que la bendición del Señor y su protección estarán siempre con todos los que requieran su favor y acudan a ella.

17 de enero de 1971 – Muchos viven en tinieblas

Para este día la Rosa Mística exhortó encarecidamente que se rezara el Santo Rosario y que se convierta en anillo de fe y de luz y fuera un vínculo de unión, de gloria, de intercesión.

Cada vez que la Virgen aparecía, su rostro era reflejo de mayor tristeza y preocupación.

Por ello, le recomendaba a Pierina que orara sin cesar y que hiciera que los demás también lo rezaran, porque para ella muchos viven en tinieblas.

Señalaba que la humanidad se encuentra en una lucha contra el maligno y por eso buscaba cubrirla con su manto de amor.

Sin embargo, manifestaba que hay una urgencia de oración de amor y de expiación, pues la humanidad va camino a la ruina.

Reiteró que se debía hacer una unión por la oración y por amor al Señor, quien ha sido abandonado por tantos hijos suyos.

Además, que se debían rescatar las almas fieles para que demostraran su amor a su Hijo que se sacrificó en la cruz y cuyo corazón está lleno de amor y misericordia.

Pierina Gilli y la Rosa Mística

25 de julio de 1971 – Santo Rosario

En ese día el único mensaje que dejó a Pierina fue:

Aquellos que vengan a la fuente y me honren con su devoción, diles que recen el Santo Rosario“.

29 de junio de 1974 – Los Ángeles

Una aparición con un mensaje similar ocurrió años atrás el 13 de enero de 1951, en el que se mostraba una puerta de luz de oro y sobre ella la leyenda con colores distintos que decía:

  • Fíat de la Creación.
  • Fíat de la Redención.
  • María de la Corredención.

Es propicio leer en la devota Eucaristía las bendiciones y protección que nos ofrece la Iglesia, así como el mensaje de la Virgen a Pierina en el que le dijo:

Feliz el hombre que se confía a la protección de  su Ángel custodio y escucha sus inspiraciones…”

El Fiat de María cuando acepta la voluntad de Dios

22 de julio de 1974 – Rosa Mística y Cuerpo Místico

Para esta fecha Pierina pidió a la Virgen le indicara que oraciones hacer y ella le respondió que debían ser oraciones de fe, amor, alabanza, para obtener gracias y, sobre todo, rezar el Santo Rosario.

Luego, le preguntó porque ella se había manifestado como Rosa Mística y la Virgen le contestó que no es algo nuevo, pues eso ya estaba plasmado en el Fíat de la redención, el de su colaboración a la salvación, tal como se lo pidió el Ángel Gabriel.

Y agregó que:

Yo soy la Inmaculada Concepción, la Madre de Jesús el Señor, la Madre de la Gracia, la Madre del Cuerpo Místico: ¡La Iglesia!”

Cada vez que hablaba los ojos de la Rosa Mística se llenaban de lágrimas y añadió que la Gracia del Señor y su infinita Misericordia por la Iglesia buscará siempre que renazca la Rosa Mística.

Señaló que hay implícita una invitación de la Madre a que Montichiari sea el lugar de luz mística para el mundo y que así será.

Al respecto es propicio destacar que la rosa simboliza unión en sus múltiples pétalos dispuestos de forma ordenada, creando un conjunto armonioso de unidad. Se reflejan en ella la multitud de miembros en unidad con Cristo del Cuerpo Místico, que es la Iglesia.

8 de septiembre de 1974 – La Iglesia llena de belleza, bondad y de luz

En esta fecha la Rosa Mística expresó a Pierina que ella era María, la Madre de la Iglesia y que es por ella que pedía mucha oración, así como por el Santo Padre, sacerdotes y todos sus hijos.

Imploraba oración y más oración para que los corazones de sus hijos volvieran al amor de Dios y a la caridad.

También invocaba que la protección del Arcángel San Miguel se derramará sobre toda la Iglesia contra todo daño, engaño, amenaza y que la defendiera de todas las asechanzas del mal. Y ella lo señalaba porque nunca antes había visto tan amenazada la Iglesia como hoy.

23 de noviembre de 1975 – La imagen de Rosa Mística

En ese día de celebración de la Fiesta de Cristo Rey, Pierina le preguntó a la Virgen:

Virgen querida, os ruego,  ¿querríais decirme algo sobre las imágenes de  la Virgen Peregrina que fueron llevadas a Roma?”

A lo cual la Santísima Virgen le respondió que mucho se había orado ante esas imágenes, por lo que ella se ha presentado donde van las imágenes de manera especial en la ciudad del amado hijo Papa Pablo, Padre de la Iglesia para que se conserven.

Agregó que a donde ella llegue a través de esas imágenes, le acompañan siempre las Gracias del Señor y el Amor de su corazón materno, llevando consigo, además, la luz a los corazones, que aún están en tinieblas para que comprendan el amor que ha revelado en Montichiari.

Al respecto, indicó que necesitaba colaboración para con su amor, que había que dar al prójimo y sacrificar por amor, para estar siempre unidos a ella.

Hoy en día encontramos imágenes de María Rosa Mística por doquier en todo el mundo y con ellas su petición de: Oración, sacrificio y penitencia por las almas consagradas, petición que se repite constantemente.

Se han reportado, e incluso algunos hemos presenciado, como cientos de esas imágenes aparecen con lágrimas, así como también un gran número de ellas se muestran “escarchadas” o con brillos para la gloria de Dios, que impregnan al que las toca.

Muchos han señalado como significado de los brillos de la Rosa Mística que esa es su presencia latente entre nosotros.

Esto corrobora la promesa hecha a Pierina por la Virgen con respecto a sus imágenes al señalar que en cualquier lugar en el que se encuentre esas imágenes, allí estará ella junto con las Gracias del Señor y el Amor de su Corazón materno.

Mensajes a Pierina Gilli

De las apariciones que hizo la Rosa Mística ante Pierina podemos destacar mensajes contundentes para la humanidad. Entre ellos tenemos:

Tres espadas: Santa María Crucificada de la Rosa se presentó junto con la Virgen en la que ella exhibía en su pecho las tres espadas clavadas en el corazón. La Santa dijo a Pierina que indicara a la Superiora del convento que:

  • Se honrara a la Virgen en ese instituto religioso.
  • Que se formaran entre las religiosas muchas rosas vivientes.
  • Que haya en cada comunidad tres monjas que se ofrezcan como rosas místicas.
Tres rosas: La Virgen llorando le dijo a Pierina: “oración, sacrificio y penitencia”, que son las tres rosas prendidas en su túnica. Esto sucedió el 1 de junio 1947 cuando Pierina tuvo una visión en la que veía el infierno en el que estaban las personas consagradas divididas en tres espacios diferentes, referidas a las tres espadas de la visión y a las tres intenciones por las que se debían ofrecer: oración, penitencia y sacrificio.

Significado de las rosas: Cada una significa:

  • Rosa blanca: “espíritu de oración para la reparación de las ofensas de las religiosas que traicionan su vocación al Señor”.
  • Rosa roja: “espíritu de sacrificio para la reparación de las culpas de las religiosas que viven en pecado mortal”.
  • Rosa dorada: “espíritu de inmolación y penitencia total para reparar las culpas de los sacerdotes Judas hacia Nuestro Señor y por la santificación de los Sacerdotes”.

Llamado de la Madre a los hijos. Mediante estas rosas caerán las tres espadas de los corazones de Jesús y María.Es un llamado a los religiosos y a todo el que desee ser su fiel devoto.

Jornada Mariana: Pidió que el 13 de cada mes fuese día de Jornada Mariana, precedido de 12 días de oraciones de preparación. La misma debe ser de reparación por ofensas de las almas consagradas que habían ofendido a Nuestro Señor con lo cual se clavaron tres espadas punzantes en los corazones de la Virgen y de su Hijo.

Ese día se derramará abundancia de Gracias y santidad de vocaciones en los institutos que así la honrasen.

13 de julio: Celebración de este día cada año en las congregaciones e institutos religiosos con gran espíritu de oración para conseguir evadir la traición.

Almas consagradas en pecado: La Rosa Mística pidió también que otras almas vivan de generosidad y amor al sacrificio, a las pruebas de humillaciones y poder reparar el pecado mortal contra Nuestro Señor.

Traición: Señaló que se requería que otras almas inmolaran totalmente su vida para reparar las traiciones que los sacerdotes Judas habían hecho al Señor.

Inmolación de las almas en pecado: Estas almas recibirán del Corazón maternal de la Virgen la santificación y abundancia de gracias sobre sus congregaciones gracias a su inmolación y penitencia.

Petición de Pierina a la Virgen de la Rosa Mística

La vidente quiso que la Virgen intercediera ante su Hijo y lograra un milagro para con las almas consagradas en pecado.

A lo cual ella le dijo que no se haría ningún milagro externo, sino que el milagro sucedería cuando estas almas consagradas que habían caído en pecado casi hasta traicionar su vocación, que hizo que atrajeran graves ofensas y persecuciones, tal como sucede hoy contra la Iglesia, cesarán de ofender al Señor y retomaran su devoción con el espíritu primitivo de los santos fundadores.

Esta acotación en cuanto a que revivirán el primitivo espíritu de los Santos Fundadores que le dio la Virgen a Pierina se dice que fue una frase precursora de lo que sería más adelante el Concilio Vaticano II y que quedó documentado en el “Perectae caritatis“, que se dirigió específicamente a los religiosos.

Asimismo, la Virgen le indicó a la vidente que se manifestaba como la Madre de la Iglesia, el cual fue el título que más adelante el mismo Papa Palo VI le confirió al terminar la tercera sesión del Concilio que se celebró en noviembre de 1964. En dicho evento se declaró:

Así pues, para gloria de la Virgen y consuelo nuestro,  nos proclamamos a María Santísima, Madre de la Iglesia; es decir, Madre de todo el Pueblo de Dios tanto de los fieles, como de los pastores que la llaman Madre amorosa y queremos que de ahora en adelante sea honrada e invocada por todo el pueblo cristiano con este gratísimo título”.

Por tal motivo algunos investigadores de la materia han señalado que esta aparición de nuestra Señora a mediados del año 1947 preparó, de alguna manera, el camino para lo que se celebraría posteriormente: el Concilio Vaticano II.

Ese mismo año 1947 la Virgen, reiterando su llamado a Pierina, de vivir de amor, es el mismo llamado que ella les hace a todos sus fieles, resaltando que debe ser un amor que llegue hasta el sacrificio y la inmolación.

Concilio Vaticano II

Relación de la Rosa Mística con Fátima

Se han efectuado estudios y comparaciones en cuanto a la relación que pudiera existir entre la aparición de la Rosa Mística en Montichiari y el mensaje que dejó Nuestra Madre en Fátima.

Y al respecto se ha encontrado que existe una relación muy íntima entre ambos acontecimientos, que se ha resumido en los siguientes aspectos, basándose en la unión que la Virgen hace entre las dos apariciones y su mensaje.

  • Tanto en Fátima como en Montichiari, la Virgen revela su Inmaculado Corazón, tal como nos lo muestra en la oración al brazo poderoso del sagrado Corazón de Jesús.
  • Hace referencia explícitamente de Fátima sobre su deseo de exaltar la devoción a Rosa Mística en los institutos religiosos para mayor veneración a su Inmaculado Corazón.
  • Tal como hizo en Fátima, apareció con los beatos Jacinta y Francisco, videntes de Fátima, para proponerlos a Pierina como modelo de sacrificio.
  • En su tercera aparición en Fontanelli pidió por la reparación o penitencia, al igual que lo hizo en Fátima, pidiendo Unión de la Comunión Reparadora, que se debería efectuar todos los 13 de octubre de cada año.

Relación con la Divina Misericordia

Encontramos una estrecha relación entre la Rosa Mística y la Divina Misericordia, que se evidencia en los mensajes en los que Nuestra Señora alude muy a menudo a su intervención para que el Señor derrame su misericordia sobre todos los hombres.

Al respecto, se puede decir que la aparición en Fontanelle el día 17 de abril del 1966 resultó iluminadora en este sentido.

En primer lugar, la Virgen eligió el segundo domingo después de Pascua, el cual, como sabemos, fue la ocasión en que Jesús le pidió a Santa María Faustina que se estableciera la Fiesta de la Divina Misericordia el segundo domingo de Pascua.

Santa María Faustina Kowalska

Ello nos indica que María Rosa Mística se presentó el domingo de la Divina Misericordia para bendecir la fuente que con el correr del tiempo se convertiría en la Fuente de la Gracias y todo ello aconteció el mismo día de la Misericordia.

Haciendo una similitud entre ambos eventos, podemos sin lugar a dudas que el Corazón Misericordioso de Jesús es la misma fuente de Fontanelle de la cual brotan el agua y la sangre que dan gracia de la salvación y redención.

Se puede señalar que el Señor, a través de la Virgen Santísima, ha derramado sus bendiciones sobre esta fuente para que a través de ella lleguen a los hombres las gracias de su redención y su amor, lo cual ha sido rasgo común en la historia de la Rosa Mística. Ello ha dado lugar a que se haga con frecuencia la novena a Rosa Mística.

Vida de Pierina Gilli

Pierina Gilli nació el 3 de agosto de 1911 en la Villa de San Jorge, ubicada en la población de Montichiari, región de Brescia, Italia. Fueron sus padres Pancracio Gilli, quien hacia labores el campo de la región y Rosa Bartoli, dedicada a las labores del hogar y a la crianza de sus nueve hijos.

Fue una familia muy humilde, pobre, pero de arraigadas costumbres religiosas y que vivió siempre en el temor de Dios, tal como se nos pide en la mejor reflexión sobre la familia.

Pierina llevó una infancia, si se quiere, normal, con las vicisitudes, alegrías y aconteceres regulares para la época que le tocó vivir y en la zona en la que tuvo que compartir.

Montichiari, en Brescia

Fue la mayor de los hijos y, aparte de ayudar a su madre y a sus hermanos, era muy piadosa por lo que se dedicó a las actividades humanitarias y a la vida religiosa.

Se hizo enfermera porque le apasionaba poder ayudar y ser útil a los demás y en dicho rol se desempeñó en hospitales, albergues, conventos e instituciones religiosas.

Era muy disciplinada y llevaba un diario de las cosas impactantes que le ocurrían en su rutina diaria. De hecho, en el mencionado diario se puede leer textualmente:

Yo fui la primera de entre nueve hijos en gozar  de la alegría, de la felicidad  y de los cariños de mis padres. El día 3 de agosto fue el amanecer de mi vida terrena y  fui bautizada el día 5 de agosto, fiesta de Ntra. Sra. de las Nieves, ocasión en que mi madre me consagraría a la Madre del Cielo para que con su tierna protección conservase mi vida blanca y pura como la nieve“.

Así que la infancia de Pierina no tuvo ningún evento que se saliera de la normalidad.

Cuando tenía 7 años murió su padre, que debió servir como soldado durante la I Guerra Mundial y fue tomado prisionero. Al ser liberado regresó a su hogar, pero con la salud sumamente deteriorada, por lo que falleció al poco tiempo en un hospital del área.

Ese fue el primer gran sufrimiento de Pierina.

En el lapso comprendido entre 1918 y 1922 Pierina tuvo que ir a vivir en el orfanato de las Siervas de la Caridad, donde, a los 8 años de edad, recibió su primera comunión.

Siervas de la Caridad

Luego, cuando cumplió los 11 años de edad, estando cursando el 4 grado de primaria básica, debió regresar a la casa con su mamá, quien había se había vuelto a casar y sus nuevos hermanos necesitaban de los cuidados de su hermana mayor.

Al llegar a los 12 años, la condición de pobreza se agudizó por lo que la familia se tuvo que mudar a una casa más pequeña y que tenían que compartir con otra familia. En ese tiempo fue cuando sintió por primera vez el llamado de la vida religiosa.

Cuando llegó a los 16 años se fue a trabajar a un establecimiento. Sufrió varias crisis dominadas por las vanidades en el mundo, pero gracias al apoyo y consejos del padre confesor de la iglesia a la que asistía, superó esas crisis y decidió ser totalmente dedicada a Dios.

A los 18 años fue a trabajar en el Asilo Comunal como asistente de los niños. Estando en esos quehaceres un buen joven se interesó en ella y le propuso matrimonio, pero Pierina ya sentía que casarse no era su vocación, al contrario, sentía que El Señor la quería totalmente para sí.

Cuando cumplió 20 años, pudo confirmar esa vocación entrando en el convento de las hermanas Siervas de la Caridad. Lamentablemente, en esa época fue que contrajo pleuritis, lo que significó su no aceptación como postulante para el convento.

Voz de Pierina Gili, rezando con un grupo de pregrinos
Tuvo, entonces, que abandonarlo e irse a trabajar en el pueblo de Carpenédolo. Allí presto sus servicios como auxiliar en las diversas actividades de la Casa Parroquial que dirigía el P. José Brochini. Trabajó en esta institución hasta los 26 años.

Luego pasó dos años trabajando como empleada en la Casa de la Salud de Villa Blanca en el área de Brescia.

A los 29 años fue contratada en el Hospital Civil de Desenzano del Garda, el cual era regentado por las Siervas de la Caridad. Le tocó prestar labores y asistencia a los pacientes durante cuatro años, los cuales transcurrieron con bastante tranquilidad.

Cuando llegó a la edad de 32 años, pudo volver al convento de las Hermanas Siervas de la Caridad. Esto sucedió en abril de 1944 donde aplicó como postulante.

Al cumplir los 33 años cuando ya tenía siete meses en el convento se enfermó de gravedad por una meningitis severa. Esto fue en diciembre de 1944. Fue ese entonces que se inició la primera etapa de las apariciones. Estamos hablando del período entre 1944 y 1947.

En dicho período de los varios mensajes que recibió de la Virgen, resalta el de “Vive de amor.” Y fue la misión que le encomendara cumplir con lo cual Pierina se dispuso a vivir del amor y para el amor.

Sin embargo, los años que se sucedieron fueron de muchas y frecuentes provocaciones y sufrimientos. Se tornó en un largo período de espera que transcurrió de 1949 a 1960.

El día 8 de agosto de 1951 fue recibida por Su Santidad, el Papa Pío XII según solicitud que le hiciera para tratar lo referente a la Virgen. Más tarde en el año 1960 comenzó un nuevo período de apariciones, las cuales se sucedieron de 1960 a 1966.

Durante el año 1966 fue que Pierina visitó por última vez el área de Fontanelli, lugar en el que se apareció en una tercera etapa de visitas y mensajes de la Rosa Mística.

Pierina para esa época había regresado a vivir a Montichiari en la localidad de Bosqueti,  donde tuvo la oportunidad de cumplir fielmente la misión que le había sido encomendada de socorrer dolientes y necesitados.

Pierina en Montichiari

Un  poco más tarde, en el año 1969 hubo un cuarto período de apariciones que se presentaron hasta el año 1991.

Ya en el año 1971 la Virgen le había dicho a: “Pierina, tu misión… Oración y caridad, el amor en el perdón y exquisita caridad.”, misión que ella siempre procuró llevar adelante para la Gloria del Señor y complacencia de la Rosa Mística.

Con este mensaje de la Virgen siempre presente en su mente y sus acciones, vivió Pierina desde el mismo comienzo de las apariciones, procurando cumplir su cometido, amando al Señor y al Virgen y buscando ofrecer su ayuda y consuelo a los más necesitados y al prójimo en general, a los que dio su vida, sus oraciones dedicadas a las vocaciones sacerdotales y religiosas.

Pierina Gilli falleció el 12 de enero de 1991 luego de mucho trajinar, regresando finalmente a la casa del Padre.

Es propicio para puntualizar su relación y logros alcanzados con varias de las autoridades eclesiásticas más importantes del momento que le tocó vivir. Veamos:

Con el papa Pio XII

Con este papa tuvo Pierina una audiencia de relevancia y significado celebrada el 9 de agosto de 1951. Se hizo en la localidad de Castel Gandolfo a la cual asistió acompañada únicamente de una amiga y de un señor de Roma, quien fue el que le había tramitado este privilegio.

En dicha ocasión se le había anunciado al papa Pio XII que se entrevistaría con la “vidente de Montichiari”.

Durante la entrevista el Santo Padre posó sus manos bondadosamente sobre su cabeza diciéndole:

“¡Animo, amada hija!

¡Trata de corresponder bien a una gracia tan grande y maravillosa!

Para esto, te daremos ahora nuestra especial bendición apostólica“.

Así que procedió a impartirle la bendición y le colocó nuevamente las manos sobre la cabeza y le dejó que besara el anillo del Pescador.

Al finalizar la audiencia, el Santo Padre se acercó a Pierina, quien estaba de rodillas, para pedirle con toda humildad: “¡Por favor, reza también por Nosotros!”

Papa Pío XII

Con el papa Juan XXIII

Este encuentro se realizó a principios del año 1962, poco de que se celebrara el Concilio Vaticano II.

Como sabemos, en dicho concilio Su Santidad Juan XXIII exhortó al mundo entero, pero de manera especial y directa a los sacerdotes y religiosos, para que invocaran y pidieran a la Madre de Dios en la advocación de la Rosa Mística.

Debían pedir encarecidamente porque, en dicho evento a celebrarse pronto, se alcanzaran los resultados y el éxito esperados, resaltando con la misma intención que se difundiera la devoción del Santo rosario.

Con el papa Pablo VI

Pablo VI exhortó, durante la alocución que hizo el 5 de mayo de 1969, que se incrementara el rezo del Santo Rosario, así como también que se invocara a María dándole el título de Rosa Mística.

No obstante, lo más significativo que ofreció Su Santidad Pablo VI fue la proclamación que hiciera el 21 de noviembre de 1964. En dicha ocasión al terminar la tercera jornada del Concilio, el papa en el discurso final declaró a María, Madre de la Iglesia.

Rosa mística
Papa Pablo VI
Los estudiosos y entendidos en la materia religiosa hacen notar aquí la estrecha relación que se establece entre las advocaciones de Rosa Mística y Madre de la Iglesia.

Esto es porque cuando la Virgen pidió en Montichiari dedicar el 13 de julio de cada año que se le honre y venere como Rosa Mística, allí ya ella afirmaba que era la Madre del Cuerpo Místico de Cristo; es decir, la Santa Iglesia.

Además, ello queda corroborado fehacientemente con la Medalla de la Madre Dios que ella mostró a Pierina para que la hiciera.

En dicha medalla, como ya se dijo, se observa por un lado la imagen de la Virgen y por el otro, la inscripción: “María, Madre de la Iglesia”.

Vemos ese reconocimiento que se hace a Rosa Mística y tal como hemos visto se trata de una veneración que proviene de tiempos tan antiguos como el cristianismo primitivo en sus primeros siglos de existencia.

Así nos lo muestra el ya conocido Himno “Akathistos Paraclisis”, que es entonado de pie en las iglesias del oriente y que constituye una especie de rosario cantado, en el que se invoca a “María, Tu, Rosa Mística, de la cual salió Cristo como milagroso perfume“.

Asimismo en las Letanías Lauretanas, de 1587 ya incluían en sus partes la invocación de ‘Rosa Mística.

Nos encontramos, entonces, que tanto en los escritos de los Padres de la Iglesia, así como en el culto mariano del pueblo de Dios, siempre ha aparecido, a través de los siglos, el título de Rosa Mística para exaltar y reconocer a María Santísima.

También en el Santuario de Rosenberg, en Alemania, encontramos evidencias de veneración desde el año 1738 a la milagrosa imagen de María Rosa Mística.

Lo corrobora el pedestal que la sostiene en el cual, tal como se describió antes, están las tres rosas: la blanca, la roja y la dorada e igualmente el halo luminoso que la rodea, que coincidentemente son 13 rosas doradas que recuerdan la fecha del 13 de julio que la misma Virgen pidió para que se le honrara como Rosa Mística.

En cada una de sus apariciones la Madre de Dios nos ha dejado sus promesas que dan consuelo a nuestras almas afligidas. Así tenemos:

  • Se incrementarán las vocaciones sacerdotales y religiosas, y se reducirán las deserciones y traiciones de las almas consagradas a la vida del Señor.
  • Asimismo, proporcionará santidad y sobreabundancia de gracias a las personas consagradas a Dios de manera que vuelvan al espíritu primitivo de sus santos fundadores.
  • Nos ofrece muchas conversiones, sobre todo de aquellos pecadores reincidentes y de los sacerdotes y personas consagradas a Dios.
  • Proporcionará una mayor intensidad en la salvación de todas las almas siempre bajo su protección maternal y gracias.
  • Brindará salud el alma y el cuerpo desde la fuente de Fontanelli, tal como lo expresó: “Que vengan a esta fuente los enfermos y con ellos todos mis hijos”
  • Específicamente se refirió a que Fontanelli sería un centro que proporcionará fe, oración y penitencia.
  • Destacó también que Montichiari será la montaña que irradiará la luz mística que el mundo necesita y que eso se cumplirá.
  • No obstante, según las palabras de la Virgen, el mayor milagro será el retorno de los hijos a la verdadera fe y al amor de Dios, que traerá concordia y paz para todos.
Esta es la sinopsis que nos resumen lo que nos ofreció la Virgen Santísima como el auxilio salvador que necesitamos y que la Iglesia espera con ansiedad y fervor, así como también lo esperan los sacerdotes, las instituciones religiosas y, en general, el mundo entero.

Dijo María Rosa Mística:

“Mi Amor abraza a toda la humanidad”

Síntesis de los mensajes de las apariciones de la Rosa Mística

En esta parte del artículo podremos encontrar un resumen dedicado a cada una de las apariciones de la Rosa Mística.

Primera etapa: Apariciones en Montichiari 

Primera aparición – 23 a 24 noviembre de 1945

Petición por oración, penitencia y sacrificio para remediar por los pecados cometidos por:

  • Aquellas almas religiosas que traicionan su vocación.
  • Para reparar el pecado mortal de estas almas.
  • Para reparar la traición de los Sacerdotes que se hacen indignos de su Sagrado Ministerio.

Segunda aparición – 13 de julio de 1947

Anunció que:

  • Es la Madre de Jesús y madre de todos nosotros.
  • Que habrá una nueva devoción Mariana en todos los institutos tanto masculinos como femeninos, en las comunidades religiosas y en todos los sacerdotes.
  • Dará protección maternal a todos y un florecimiento de las vocaciones religiosas.
  • El 13 de cada mes será un Día Mariano.
  • El 13 de julio de cada año se haga honor a Rosa Mística.
  • Las tres espadas significan: Pérdida de vocación sacerdotal o religiosa, vida en pecado de muerte de personas consagradas a Dios y traición de las personas que abandonan su vocación sacerdotal o religiosa.
  • Las tres rosas significan: la blanca es oración, roja, sacrificio y dorada, penitencia.

Tercera aparición – 22 de octubre de 1947

  • Pidió devoción y vivir en amor y ayuda al prójimo.

Cuarta aparición – 16 de noviembre de 1947

  • Anunció que intercedería ante Jesucristo para que tenga compasión por nosotros.

Quinta aparición – 22 de noviembre de 1947 

  • Su mensaje: Qué todos debemos orar sin cesar y cumplir con la penitencia, aceptando las pequeñas cruces diarias que se nos imponen.

Sexta aparición – 7 de diciembre de 1947

  • Habló de la consagración de su inmaculado Corazón para lograr el aumento de su gracia y protección para la tierra.

Rosa mística

Séptima aparición – 8 de diciembre de 1947

  • Anunció que ella era la Inmaculada Concepción, María llena de Gracia, Madre de Jesucristo y que se le invocara y venerará como Rosa Mística.
  • Señaló que deseaba que cada 8 de diciembre, día de la Solemnidad de la Inmaculada, se celebrara en todo el mundo la hora de gracia, en horas del mediodía.

Segunda Etapa: 1960-1966

Primera aparición – 5 de abril de 1960

  • Pidió seguir orando con mucho fervor para lograr el perdón de los hombres y su conversión.

Segunda y tercera aparición  – 6 de diciembre de 1961 y el 27 de abril de 1965

  • La Rosa Mística se apareció con el símbolo del Concilio Ecuménico asociado a la oración que se hace en todo el mundo por la paz y la unidad de todos.

Tercera etapa: Apariciones en Fontanelli

Primera aparición – 17 de abril de 1966

  • Ofreció su mensaje de amor y consuelo y, además, anunció el poder milagroso de sanación de la Fuente de Gracia para obtener purificación y ser almas dignas del favor de Dios.
Lugar en Fontanelli donde la Virgen tocó el agua con sus manos.

Segunda aparición – 13 de mayo de 1966

Su mensaje fue que:

  • Se debía conocer en todas partes su venida a la Fuente de Gracia.
  • El mundo iba hacia la ruina, pero por la misericordia de su Hijo Jesús, la humanidad sería salvada.
  • Para ello se requería oración, sacrificio y penitencia.

Tercera aparición – 9 de junio 1966

  • Pidió que ese grano del lugar en Montichiari se transformara en el Pan Eucarístico de muchas Comuniones Reparadoras.
  • Igualmente deseaba que ese grano llegase a Roma y que en la fecha del 13 de octubre se expandiera hasta Fátima.

Cuarta aparición – 8 de agosto 1966

Pidió:

  • Por la unión de Comunión Reparadora y que ello se hiciera para el 13 de octubre.
  • Que ese grano llegue al Papa Pablo VI.
  • Que se transmita el mensaje de su Hijo Jesucristo, al igual que el de Fátima.
  • Como fue Asunta al Cielo, ser reconocida como mediadora entre su Hijo Jesucristo y toda la humanidad.
  • Por la unión mundial de la Santa Comunión Reparadora.
El Papa Francisco habla sobre Maria

Cuarta Etapa: 1969 – 1975

15 de mayo de 1969 – Obediencia en la Fiesta de la Ascensión

  • Recalcó:
    • La obediencia como elemento esencial que trae la paz que viene del Señor.
    • Si no hay obediencia, se crea discordia y ruina para todas las almas.
    • Seguir el ejemplo de su Hijo Jesucristo, quien se humilló y se hizo obediente hasta la muerte de Cruz.
    • Tener humildad, muchas veces hacer sacrificio.

19 de mayo de 1970 – Medalla de la Rosa Mística

  • Pidió se hiciera la Medalla de la Rosa Mística.
  • Indicó que se había escogido a Montichiari para traer: El don de su amor, el don de la fuente de gracia, el don de la medalla como símbolo de su amor maternal.
  • Pidió se difundiera la medalla como prenda de caridad universal para estar sobre los corazones de todos sus devotos.
  • Prometió protección maternal.

17 de enero de 1971 – Muchos viven en tinieblas

  • Pidió que se rezara constantemente el Santo Rosario y fuera un vínculo de unión, de gloria, de intercesión.
  • Reiteró que se debía orar sin cesar, porque había muchos viviendo en tinieblas.
  • Señaló que la humanidad está en lucha contra el maligno y por lo que buscaba cubrirla con su manto de amor.
  • Reiteró que se debía hacer una unión por la oración y por amor al Señor, quien había sido abandonado por sus hijos.

Rosa mística

25 de julio de 1971 – Santo Rosario

  • Pidió que sus fieles acudieran a la fuente, la honraran con su devoción y rezaran el Santo Rosario.

29 de junio de 1974 – Los Ángeles

  • Su mensaje estuvo relacionado con el Fíat de la Creación.

22 de julio de 1974 – Rosa Mística y Cuerpo Místico

  • Anunció que había que hacer oraciones de fe, amor, alabanza, para obtener gracias y, sobre todo, rezar el Santo Rosario.
  • Agregó de nuevo que es la Inmaculada Concepción, la Madre de Jesús el Señor, la Madre de la Gracia, la Madre del Cuerpo Místico: ¡La Iglesia!”.

8 de septiembre de 1974 – La Iglesia llena de belleza, bondad y de luz

  • Exhortó que se siguiera la oración por el mundo, por ella, Madre de la Iglesia, por el Santo Padre, por los sacerdotes y todos sus hijos para que sus corazones volvieran al amor de Dios y a la caridad.
  • Invocó la protección del Arcángel San Miguel sobre toda la Iglesia contra todo daño, engaño, amenaza y asechanzas del mal.

23 de noviembre de 1975 – La imagen de Rosa Mística

  • Pidió que las imágenes ante las que se había orado tanto fueran presentadas al papa Pablo VI, para que se conserven.
  • Agregó que donde estén las imágenes allí está ella con las Gracias del Señor y el Amor de su corazón materno.
  • Pidió colaboración para dar amor al prójimo y sacrificio.
Hoy en día encontramos imágenes de María Rosa Mística por doquier en todo el mundo y con ellas su petición de: Oración, sacrificio y penitencia por las almas consagradas, petición que se repite constantemente. Igualmente en la poderosa oración por la paz del mundo encontramos peticiones de este tipo.

Rosa mística

Oraciones a la Rosa Mística

Primera oración milagrosa

Se hace esta oración de petición para pedir la intercesión de la Rosa Mística ante su Hijo Jesucristo por el perdón de los pecados cometidos. Es importante tomar una actitud de reflexión al elevar las plegarias a la Virgen para que rápidamente acuda a la concesión de lo solicitado. Asimismo, se puede celebrar una novena a la Rosa Mística.

Oración por el perdón por los pecados

¡María, Rosa Mística!

Es un honor infinito poder contar con tu amor,

tu consuelo y con tu intercesión ante tu Amado Hijo.

Ante ti me arrodillo para agradecer tus bendiciones,

y para implorarte no me abandones en estos momentos de tanta confusión y aflicción.

Necesito le exhortes al Santo Padre derrame su infinita misericordia,

que perdone mis pecados y faltas que he cometido contra Él.

Sé de tu compasión para con los enfermos, los necesitados,

los débiles de corazón y los pecadores, por ello hoy acudo a ti,

a tu bondadoso corazón maternal para que me concedas tu gracia con la seguridad de escucharás mi ruego.

¡Dios te salve por siempre, Santa Madre!

Eres luz para mi camino, Rosa Mística, Madre de Jesús.

¡Oh Reina Celestial, Reina del Santo Rosario y Madre de la Iglesia te alabo y te alabaré!

¡Sálvame! Te suplico me concedas la gracia que imploro.

Pero, también quiero rogarte socorras a nuestro mundo,

inmerso en tanta discordia, odios y guerras.

¡Envuélvelo!, Santa Madre, en tu manto de paz, amor y cordura,

derrama todas tus gracias para que puedan cambiar los corazones de todos tus hijos.

¡Dios te salve, Reina!

¡Rosa Mística, Madre de la Iglesia, ruega por nosotros!

Amén.

Rosa mística

Segunda oración milagrosa a la Rosa Mística

Siendo María Rosa Mística sanadora excepcional por los dones que el Dios Padre le concedió a través de sus manos, de sus aceites milagrosos y del poder de su Palabra, podemos acudir en su ayuda cuando estemos pasando por momentos de dificultad y dolor a causa de enfermedades.

La Rosa Mística nos pide que, en tales situaciones:

  • No dejarnos vencer por la tristeza, la desesperanza, el dolor y la desesperación.
  • Nos ruega que en tales ocasiones es cuando más debemos orar, dirigirnos a ella, al Padre, a su Hijo Jesucristo en busca de la sanación de nuestra salud.

Por tal motivo, deseamos compartir esta oración de curación por la salud de todos los enfermos.

Es propicio agregar que se deben rezar con mucha fe y devoción, pues así se logra superar el desasosiego, tener tranquilidad de alma y alcanzar el consuelo que necesitamos.

Oración por la salud de los enfermos

¡María Rosa Mística, Madre Santa!

Sabemos de tu devoción de Madre,

sobre todo de aquellos afligidos por la enfermedad.

Rogamos intercedas por ellos para alivien sus dolores.

Tú que siempre te has involucrado en el misterio del dolor,

que eres la luz de salvación y de esperanza celestial para los enfermos que buscan tu ayuda,

intercedas por nuestros hermanos en pena de nuestra región.

Posa tus manos sanadoras, úntalos con tu aceite milagroso de vida y de amor.

Te suplico, Virgen Bondadosa, que pongas tu mirada de Madre especialmente en:

(decir el nombre de la persona enferma),

quien ha visto deteriorada su salud por el mal que la aqueja desde hace dos años

y que ha cargado esta cruz con mucho dolor y sufrimiento.

Te ruego, Santa Madre,

dale a través de tu intercesión salud, fe y toda la fortaleza que necesita para que logre superar esta enfermedad

que la aqueja lo antes posible, pues su vida se ha visto destruida,

tanto para ella como para sus familiares que tienen que auxiliarla en estas penurias.

¡Madre de la Salud!

Tú que eres consuelo de los enfermos,

derrama todas tus bendiciones hasta alcanzar su total recuperación luz para su sanación.

Amén.

Al finalizar, es importante rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Rosa mística

Tercera oración milagrosa

Hay situaciones en la vida en las que las fuerzas humanas se desvanecen y quedamos agotados y desesperanzados al no poder resolver los problemas que se nos presentan, sobre todo los concernientes a la salud.

En esos momentos de desesperación pensamos que ya no podremos superar esa situación tan difícil por la que atravesamos con nuestra salud, o la salud de un ser querido, y que nos hace caer en una profunda depresión.

Al respecto, la Virgen siempre recalca que es en esa situación cuando requerimos rezar oraciones poderosas dirigidas a ella, para obtener sus favores y para que ella pueda interceder ante el Dios Padre para alcanzar prontamente la sanación de manera efectiva y duradera.

La Rosa Mística es la que nos ayuda a encontrar la curación que tanto anhelamos. Para esos casos difíciles se nos aconseja:

  • Orar con mucha fe, al igual que los hacemos con la oración al Ángel de la guarda.
  • Encender una vela de color blanco, amarillo y rojo para acompañar nuestras oraciones
  • Recibir con confianza las bendiciones de la Virgen Rosa Mística.

Es bueno señalar que debemos valorar los beneficios que aportan las oraciones de sanación a los pacientes. Ellas brindan consuelo, paz y fortaleza ante el sufrimiento que se está sufriendo.

Oración por la sanación

¡Oh Virgen Rosa Mística!

Recurro en este día a ti para pedir tu bondadosa intercesión amorosa,

para la purificación del alma y la sanación milagrosa que aqueja a mi cuerpo extenuado por tanto dolor.

Te ruego que me concedas salud y sanación a:

(decir el nombre de la persona enferma).

Ruego escuches esta sentida plegaria de dolor y angustia,

pero también de mucho amor a tu Divinidad.

Ayúdame a no desviarme de la fe,

a seguir por Tu Sagrada Senda, y pon esperanza en mi de que pronto venceré este mal.

¡Qué el Espíritu Santo me guíe junto a ti, Madre Siempre Venerada!

Consuélame y dame las fuerzas necesarias, para seguir adelante.

Amén

Al finalizar, debemos rezar tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria.

Rosa mística

Evidencias de milagros

Estas poderosas oraciones a la María Rosa Mística han logrado muchas sanaciones en diversos casos en los que la ciencia humana no ha podido hacer nada.

Queremos dejar plasmado algunos de los más resaltantes de manera de documentarlos y dejarlos como referencia tanto para los devotos de la Rosa Mística como para cualquier persona que con devoción, fe y deseos de sanación se acerquen a la Virgen y pidan sus favores. Veamos estos ejemplos:

Caso de fecha 13 de octubre de 1990: Se refiere al caso de una persona que estaba atravesando por una etapa de agotamiento físico y nervioso debido a una gran adicción al alcoholismo que tenía. El hecho aconteció en la primavera durante la Santa Comunión Mundial.

Se acercó a un altar de la Virgen en el que logró oler un perfume intenso de un aceite colocado en dicho altar y al regresar a su casa se dio cuenta de que estaba completamente recuperada, pues ya no sentía el nerviosismo que la atacaba cada vez que su cuerpo le pedía por alcohol, tampoco se sentía agotada, al contrario, estaba más animada con más fuerza.

Al año siguiente, durante la misma celebración, regresó a Fontanelli para agradecer a la Santa Virgen por el milagro concedido.

Otro caso: Se ha reportado también el caso de una persona cuya pierna estaba gangrenada por lo que debía ser amputada en 24 horas. La persona oró y se encomendó a la voluntad del Señor y le oró con gran fervor a la Virgen. Sucedió que la persona se sintió como bañada con un agua milagrosa y a partir de allí se fue recuperado inmediata y completamente.

Caso de una niña: En este caso se trata de una niña de dos años que presentaba una descalcificación muy grave de sus piernas. Sus padres devotos de María Rosa Mística, confiados en su infinita misericordia y por la segura intercesión ante Nuestro Señor Jesucristo, la hicieron sumergir en la cuenca del manantial con lo cual se ha ido recuperando completamente.

Rosa mística

  • También se ha reportado un niño también de dos años, quien se estaba muriendo por beber accidentalmente ácido muriático. El niño se ha sanado milagrosamente y sin sufrir ningún daño después de haber sido tocado por unas gotas del agua de la Santa María Rosa Mística.
  • Se hace referencia aquí a un padre de treinta años, quien padecía una enfermedad incurable en el hombro, de la cual se ha recuperado totalmente su salud cuando fue bañado con el agua milagrosa de la Rosa Mística.
  • Igualmente se han registrado muchos casos de niños, que nacieron de mujeres estériles, que se encomendaron a María Rosa Mística.
  • Se habló también de una niña de dos años con distrofia, de la cual se ha recuperado de forma inmediata luego de tocarla con el agua de la Rosa Mística.
  • También están los casos de creyentes que han encontrado buenos trabajos, así como casas cómodas después de años atravesar por numerosos problemas y vicisitudes diversas.
  • Está el caso de un sacerdote que había alejado del Señor y había dejado de lado la tarea que le había encomendado Jesús, pero sucedió que con la ayuda de su hermana que había rezado con gran fe a la Santísima Virgen María Rosa Mística, no sólo ha regresado a la Iglesia, sino que también ayuda a socorrer a los pobres y necesitados.
  • Se señaló también el caso de una niña cercana a la adolescencia, quien después de una peregrinación a Montichiari, sintió el llamado del Señor y pidió entrar a un monasterio para dedicar su vida al Todopoderoso.
  • Así también está el caso del niño de la misma edad adolescente siempre inclinado hacia las cosas del Señor, por lo que se ha convertido en sacerdote misionero.

Son innumerables los casos que engrosan la lista de los hechos prodigiosos de fe derivados de la devoción a la Rosa Mística, Su ayuda es evidente, no sólo en Montichiari en la Fuente Milagrosa, sino también en todas las casas de las familias que la veneran y la tienen en un lugar especial en sus corazones.

(Visited 2.251 times, 1 visits today)