Agradezco infinitamente todas tus bendiciones, por estar siempre conmigo, enseñándome a amarte y adorarte.

Deseo me permitas seguir conociéndote más ampliamente, que me reveles tu grandeza y poder y me des la capacidad de discernimiento para poder comprender tu palabra.

Necesito tu luz y fortaleza para enfrentar los males que nos asechan día a día.

Aguardo con mucha devoción los dones esenciales que me brindas para vivir en libertad, experimentando una vida de abundancia material, pero sobre todo llena de tus bendiciones, que son alimento para mi alma.

Gracias a la protección que Jesucristo nos brindó con su sacrificio, hoy me siento protegida, salvada y limpia de todo mal.

Te pido me perdones mis flaquezas, descuidos y ofensas y por no haberte puesto en primer lugar en mi vida, que es el sitial que te mereces.

Necesito de tu mano fuerte, solidaria y amable que me infunde ánimo, entereza y bríos para enfrentar todas y cada una de las vicisitudes que nos encontramos en el diario trajín.

Te pido también perdón por las veces que me he vuelto incrédula y fría espiritualmente, por lo que en este mismo instante me pongo en oración para buscar tu presencia en mí y ponerte en lugar privilegiado en mi vida.

Te entrego todos esos vacío que aún hoy hay en mi vida para que seas tú el que lo llenes con tu Amor y Misericordia y los bendigas.

Asimismo, quiero entregarte todo proyecto, emprendimiento, trabajo, actividad, estudio, meta y relación que haga con personas para que con tu Santa Bendición prosperen y que sean para tu Gloria, sin miedos, ni temores.

Agradezco toda intercesión tuya para que elimines de mi vida toda maldad, malas intenciones y todo yugo que me quiera atar y llevar por el camino oscuro del mal.

Te pido me concedas vida, libertad y que me llenes del Espíritu Santo en este mismo instante y en nombre de Jesús, Nuestro Señor y Redentor.

Declaro que desde este momento viviré libre de todo miedo y temor, que seré feliz, sana, próspera con fe y esperanza en todo lo que emprenda siempre bajo tu luz protectora.

Recibo con amor todas las bendiciones que bien puedas brindarme en este tiempo. Te doy la honra, gloria y alabanza para siempre.

Esto es lo que pido, declaro, creo y recibo en el nombre del Todopoderoso.

Amén.”

Oracion para no tener miedo ni ansiedad