Preciosa oración de fe y esperanza al Dios del cielo

Todo ser humano necesita saber y conocer sobre la esperan y el amor de Dios para con la humanidad, por ello conoceremos sobre oración de esperanza pero únicamente al Dios verdadero.

oracion-de-esperanza

Esperanza en Dios

Toda persona en esta vida pasa por diversas etapas que te llevan a experimentar un sinfín de emociones.

En los momentos de felicidad, a la hora de una buena noticia, una meta cumplida o simplemente por el hecho de estar contento. Se experimenta una gran alegría y regocijo que puede ser reflejada en nuestro rostro, en el andar e incluso en lo que conversamos.

Caso muy diferente, cuando se experimenta completamente lo contrario. Cuando se experimenta una mala noticia, cuando vemos que nuestro mundo se derrumba o cuando sucede algo que nos desenfoca. Lleva a la persona a experimentar una gran tristeza y desosiego,  experimentando una gran angustia y dolor. La persona se somete a un estado de angustia y dolor, viviendo día a día por la angustia y el temor.

Cuando aparecen esos momentos en su vida las personas tienden a hundirse y a olvidar las cosas positivas de la vida. En este punto aparece el termino esperanza, se puede decir que es un estado de ánimo en donde en aquello que no se tiene pero cree que lo tendrá.

La esperanza en Dios, es creer en él, en su amor y su voluntad, es aprender a tener fe.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

(Hebreos 11:1)

oracion-de-esperanza

Por ello, esos momentos de dolor y angustia es bueno tomarlos como un ciclo que se cierra e inicia uno con nuevos retos y con la fe y la esperanza puesta en Dios.

Cada día expresa una oración de fe y esperanza a Dios reforzando tu corazón en su infinito amor.

El resultado del amor de Dios somos cada uno de nosotros y debemos recordar que siempre el querrá lo mejor.

El Secreto del Triunfo y la Felicidad

Es necesario que como personas nunca dejemos de tener confianza en Dios.

Hay momentos que la circunstancias empañan todo y nos ciega, no permitiéndonos ver al dios todo poderoso y haciendo que nos olvidemos de él. Toda circunstancia mala son situaciones difíciles que experimentamos y nos hunde. Pero la clave para levantarse de esas situaciones complicadas, es recordar siempre que Dios, nos ama.

Somos lo más importante para Él y tanto es así que dio a su hijo unigénito por toda la humanidad.

«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna».

(Juan 3:16)

Por, ello, estemos tranquilos, confiados que Dios vendrá a nuestro pronto auxilio y socorro, no nos abandonara.

En ese momento que sientes que estas abandonado, sin esperanza y sin solución es necesario repetir con ímpetu.

«Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».

(Filipenses 4:13)

Oración de esperanza

Aquí te dejamos una oración de esperanza que puedes repetir en esos momentos de angustia:

Padre Celestial, primero que todo deseo pedirte valor y fuerza para estar firme frente a todas las dificultades de la vida. Ayúdame a mantenerme fuerte y no decaigan mis fuerzas.

Tu eres el Rey de Reyes y Señor de Señores roca mía y mi escudo protector frente cualquier situación que se me presente.

Borra cualquier confusión que pueda haber en mi corazón y mantén firme mi fe y mi esperanza y a todos los que creemos en ti.

Mi corazón te clama y te pide que lo llenes de tu confianza que pueda sentir en todo momento tu mano sobre mi vida.

Lléname de tus fuerzas para poder servir en tu obra y nunca desistir con los sueños que tengo planteados para mi vida.

Ayúdame a ser lo mejor y a dar lo mejor de mi, que mi vida sea un pleno testimonio de tu voluntad sobre mi.

Enséñame a entregarme a tu bondad, a comprenderla y aplicarla y ademas de mantenerme en la pureza de tu gran amor.

Que tu palabra me abrigue, me sostenga, me impulse y me aliente sobre cualquier adversidad que se presente en mi vida.

Enséñame a conocer la profundidad de tu amor y a entender como ser testimonio de ti Padre.

Tu escudriñas y conoces los corazones, revelame los talentos que has sembrado en mi vida.

Guíame a tener éxito en tu orden y según tu voluntad, dame felicidad en cada una de las áreas de mi vida.

Que pueda tener paz en todas las cosas que me toque realizar en mi vida.

Padre, Rey de Reyes, Señor de Señores en tu nombre pido tu ayuda, se que si voy contigo saldre vencedor.

No me dejes sola porque lejos de ti nada podre hacer.

Confito en tu infinito amor y en tus grandes maravillas, tu nunca me has dejado ni me has abandonado.

Amén.

 

Ánimo, ¡ten fe! porque Dios actuará pronto en tu vida.

Salmo de Esperanza

Un salmo representa una composición lirica o poética para el creador.

Repite este salmo de esperanza y fe, memorízalo y veras una gran diferencia en tu vida:

«A ti, Señor, levanto mis ojos, a ti que habitas en el cielo y entre los hijos de los hombres.

Levanto mis ojos de donde viene mi esperanza.

La esperanza me llega a borbotones de tu inmenso amor, de que no te olvidas nunca de mí.

Muchos hombres ponen su esperanza en que tengan suerte en el juego, en que todo les salga bien, en la solución de sus problemas.

Mi esperanza es pronunciar tu nombre.

Mi alegría se llama conocerte, saber de tu bondad infinita, más allá de donde alcanza mi razón.

Tú eres una puerta abierta, una ventana llena de luz.

Cuando los hombres me miran, me preguntan por qué sigo creyendo, por qué tú sigues siendo mi esperanza, me digo: si te conocieran, si supieran sólo un poco de ti, si ellos descubrieran lo que tú me has dado, estoy seguro de que no dirían lo que dicen; pues tú eres maravilloso, acoges mis pies cansados.

Por eso, por todo y por siempre, tú, señor, eres mi esperanza.

Amén».

Oraciones de Esperanza en Dios

Nada mejor es la palabra de Dios en esos momentos de búsqueda de paz, fe y esperanza.

Aquí te dejamos algunos versos o textos bíblicos que te ayudarán:

«Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo».

(Juan 16:33)

 

«Que se alegren y se regocijen en Ti todos los que te buscan, y digan siempre los que desean tu victoria: ¡Qué grande es el Señor!»

(Salmo 40:17)

 

«Porque el Señor es sol y escudo; el Señor da la gracia y la gloria, y no niega sus bienes a los que proceden con rectitud. ¡Señor del universo, feliz el hombre que confía en ti!»

(Salmo 84: 12-13)

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, aquí te dejamos otros más que seguro te interesarán:

(Visited 1.371 times, 1 visits today)

Deja un comentario