Conoce la Novena a San Charbel para peticiones urgentes y difíciles

Cuando tengas una necesidad especial, o estés pasando por un problema que te mantiene preocupado, no dudes en realizar la Novena San Charbel. Con el transcurso de los nueve días, lograrás que tu plegaria sea escuchada, y encuentres la solución que necesitas, de esa forma lo transmites para aquellos que también la requieran. Conócela acá.

novena-san-charbel

Novena a San Charbel

Una novena, es un rezo durante nueve días seguidos, en este caso es la Novena San Charbel, reconocido santo que intercede por las causas difíciles; él es conocido, por resolver todo tipo de problema, sin importar ámbito. Muchos admiten, que han encontrado al ser devotos a él, una tranquilidad y paz en su alma, incomparable.

Fue ejemplo, de una vida sencilla, renunciando a comodidades y a lujos, es por ello que además de usar a San Charbel novena para plegarias, debes buscar con ella que tu vida cambie; le pides a Dios, parecerte más a él, que sólo sea la fe lo que importe, cambiar las prioridades, y darte cuenta que lo material no te llenará nunca.

Cuando tenemos un problema olvidamos eso, dejamos que la preocupación nos consuma, incluso hacemos que la fe desaparezca, porque nublamos nuestro camino, no dejamos que la luz lo ilumine. Así que, si no logras verlo por ti mismo, busca consuelo y ayuda en la oración a San Charbel, como es el caso de su novena, para que te encamine.

Recuerda siempre, sea una novena o una oración normal, lo más importante es que estés concentrado en ello, coloca tu alma y mente en ello; conectarte con Dios lo consigues, cuando estás en tranquilidad y en la soledad, así que no permitas que nada te interrumpa. A continuación.

Oración a San Charbel diaria

Cada día de la novena, debes iniciar primero con la señal de la cruz, como símbolo de entrada en postura de rezo, de esa forma comienza la conexión con Dios, por intercesión de San Charbel. Posterior a ello, debes ejecutar el rezo inicial para cada día.

Importante, no debes faltar ningún día de la novena, debido a que Dios considera mucho el compromiso, el cual se aprecia con el cumplimiento de la novena. No importa la hora en la que la realices, pero sí que sean nueve días, escoge el momento apropiado, en el que estés en soledad, para conectarte con él.

El rezo a San Charbel, que abrirá la novena de cada día, es bastante sencillo, por lo cual no debes preocuparte del tiempo que emplees en la novena; puedes tenerla anotada en un lugar, y leerla con mucha fe, dicha oración diaria es la siguiente:

Dios santificado y bendito es tu nombre, por todos los santos eres glorificado,
tú lograste inspirar a San Charbel, a conseguir el camino de la vida santa,
vivió y murió a semejanza de la vida de tu hijo único, separándose de las tentaciones,
su sentido de pobreza, de obediencia, y castidad, lo llevaron a ser reconocido y alabado.

Desde ese día te sirve a ti, e intercede por cada uno de nosotros acá en la tierra,
hoy acudo a ti, rogando que me escuches por medio de San Charbel,
concédeme lo que necesito, tú que lo sabes todo, que se logre solucionar el problema
(MENCIONA TU PETICIÓN ESPECIAL)
Te alabaré hasta el último de mis días, gracias por escucharme,
mi corazón es tuyo para siempre, Amén.

Primer día

Luego de realizar la respectiva, oración a San Charbel de inicio para su novena, la cual mencionamos anteriormente; procedes, a ejecutar el rezo particular del primer día, con una meditación que la acompaña. Por ser el primero, recuerda especificar siempre el motivo por el que realizas la novena.

Milagroso eres San Charbel, de tu cuerpo emana el perfume de la vida eterna,
acude en mi ayuda, lleva mi súplica ante Dios,
si la solución de este problema, glorifica a Dios, que así sea.
Ruega por mí desde hoy, porque ruego porque tu don siga creciendo,
que Dios te siga concediendo su gracia y bendición,
así cumpliré la voluntad que dictamina. Amén.

Finalizas con un Padre Nuestro, un Ave María, y un Gloria; luego realizas la meditación, lo cual varía cada día, ya que nos recuerda una etapa de la vida de este santo, diferente, que nos servirá de ejemplo.

Meditación: La vida de San Charbel, es un ejemplo para  nosotros por su amor y confianza en Dios, es por ello que todos en su alrededor vieron su gracia, y lo veneraron.

Segundo día

Luego del rezo de todos los días, de inicio, continúas con la siguiente oración:

Tú, que fuiste mártir por la elección de religiosidad,
experimentaste el sufrimiento, el desconocimiento, la pobreza,
por ello ahora te encargas de ayudar, siempre a todo el que lo necesite,
hoy acudo porque soy uno de ellos, ilumina mi camino,
intercede por mí, ten piedad de mí.
Gloria a ti, hoy y siempre, te alabaré todos mis días.
Gracias por todo, Amén.

Tercer Día

Bendito seas San Charbel, que sigas iluminando el cielo,
brillas día tras día, porque ayudas a todo al que a ti acude,
fortalece mi espíritu, no permitas que decaiga,
que mi problema no me aleje de Dios.

Porque eres ejemplo de paciencia y de fe,
bríndame esos valores hoy, y siempre.
Te agradezco por escucharme, te alabo. Amén.

Cuarto día

Padre de gran afecto, San Charbel,
acudo ante ti porque necesito tu luz, ilumina mi camino,
intercede por mí ante el padre, para que mi súplica se escuche,
y él decida si la solución cumple su voluntad. Gracias,
te agradezco por atender mi llamado, Amén.

Quinto día

San Charbel, tú que eres amado por Dios, día y noche,
alcanzaste la gloria de la vida eterna, así como la gracia de interceder por nosotros,
Dios te pido escuches mi súplica, que llega por medio de San Charbel,
hijo querido por ti, que siguió el ejemplo de tu hijo único.
Salva mi alma, dame la paz que necesito. Te estaré agradecido por siempre, Amén.

Sexto día

San Charbel, intercesor preferido por los humanos en la tierra,
atiendes nuestras súplicas, nuestras necesidades,
hoy te quiero agradecer por escucharme.
Logra que Dios tenga piedad de mi alma, para alcanzar la salvación,
no puedo alejarme de la vida religiosa,
porque yo a él lo amo, consigue mi perdón y mi auxilio.
Amén.

Séptimo día

San Charbel, tú que ayudas a todos los necesitados cuando más lo necesitan,
hoy sigo con la firme esperanza de que Dios me escuchará,
me logrará auxiliar a través de tu gracia y poder,
confío en ti, y en la salvación de mi alma.
Dios, perdona mis pecados, porque soy una persona nueva, arrepentida,
con gran preocupación. Amén.

Octavo día

Bendito y glorioso eres San Charbel, nuestro auxilio en la necesidad,
tu vida fue ejemplo de sufrimiento, y amor a Dios,
Ruego que me ayudes, aumenta mi fe y mi fortaleza de fe.
Con ello conseguiré superar obstáculo, día tras día,
porque nunca me alejaré de Dios, porque lo amo,
estoy agradecido por su bendición. Amén.

Noveno día

Al llegar al último día de la novena, procedes a realizar también la oración diaria a San Charbel, como el resto de los días, sólo que nuevamente acá debes ejecutar una meditación al finalizar, para recordar un momento específico. Finalizas con un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Padre bendito, logré llegar al último día,
de la novena tan especial que a San Charbel he rezado,
tú Padre que escuchaste mi plegaria, por intercesión de él,
logra dar solución a mi problema.

Te agradezco San Charbel por escucharme, ruega por mí,
no olvides mi causa, mi necesidad. Te alabo hoy y siempre.
Amén

Meditación: Cada etapa de la vida de San Charbel, fueron demostración para cada seguidor de Dios, de que él debe ser nuestra única prioridad. Siempre nos ayudará, por ello intercede por nosotros cuando nuestra alma sufre.

Si este artículo te ayudó, no dudes consultar los siguientes enlaces, donde conseguirás otras oraciones:

(Visited 23 times, 1 visits today)

Deja un comentario